TRADUCTOR-TRANSLATE

BENDICIÓN DE GAD (Cap. 19-Deuteronomio-Discurso 10-Profecías Finales), Dr. Stephen Jones






De Gad, Moisés dijo en Deut. 33:20,21,

20 Y de Gad dijo:
Bendito el que agranda a Gad;
se acuesta como un león,
y arrebata el brazo, y también la testa.

21 Entonces le dio la primera parte [de la tierra],
porque le allí estaba reservada la porción del gobernante;
y vino con los jefes del pueblo;
Ejecutó la justicia de Yahweh y sus ordenanzas con Israel".

El versículo 20 habla de Gad como un león que come su presa. El versículo 21 lo representa como una fuerza militar que está apoyando a los líderes para ejecutar "la justicia deYahweh".


Gad, los asaltantes

Anteriormente, cuando Jacob bendijo a Gad en Génesis 49:19, él dijo:

19 En cuanto a Gad, los invasores [ghedud] le asaltarán [gude],
pero él asaltará [gude] su retaguardia.

Gad significa "una tropa" (o "asaltantes"). Gad fue nombrado por Lea, pero en realidad era hijo de la sierva de Lea, Zilpa. La NASB para Gen. 30:11 traduce,

11 Entonces dijo Lea: ¡Qué suerte! ...

El nombre de Gad viene del gude hebreo, que generalmente significa “tropa”, pero también significa "fortuna o afortunado". Tal vez Lea tuvo este doble significado en mente cuando lo llamó Gad. Ella tuvo la suerte de haber tenido cuatro de sus propios hijos ya, pero cuando dejó de tener hijos, dio Zilpa, su sierva, a Jacob para obtener más hijos. Gad era primer hijo de Zilpa, pero legalmente el quinto hijo de Lea. Por lo tanto, se sentía lo suficientemente afortunada de tener toda una tropa de niños asaltando la familia.

La profecía de Jacob sobre Gad es más un juego de palabras. La NASB traduce las palabras de Lea "¡Qué afortunado!", pero luego las cambia por "asaltantes" al traducir la profecía de Jacob. Moisés entonces imagina Gad como un león que "arrebata el brazo" y "la testa". Un brazo representa la fuerza, y la testa representa el liderazgo. Gad iba a vencer ("comer") la fuerza (ejército) de otras personas y consumir militarmente a sus líderes.

Colonias de Gad en España

Sabemos por la historia que muchos de los israelitas formaron una alianza temprana con Tiro y Sidón, por lo que su destino se entrelazó con los fenicios, que dominaron la alta mar. De hecho, los israelitas reforzaron la influencia de los fenicios con su alianza, ya que proporcionaron marineros y colonos a lo largo del mar Mediterráneo e incluso en Irlanda y las islas británicas.

Un punto principal a medio camino de Canaán a Gran Bretaña estaba España. España fue antiguamente conocida como la Península Ibérica (Traductor: España y Portugal, que entonces estaban unidas. Además sigue conociéndose como Península Ibérica en la actualidad). Iberia simplemente significa "Tierra de los Hebreos". Del mismo modo, el nombre clásico latino para Irlanda era Hibernia, usado por el historiador romano, Tácito. Había otro puesto avanzado en el extremo del este del Mar Negro también conocido como Iberia. Es evidente que los hebreos tenían asentamientos en muchos lugares.

Una ciudad en España, asentada por los hebreos era Gades, o Gadeira en griego jónico, que lleva el nombre de Gad. Es hoy la moderna ciudad de Cádiz, situada en el sur de España en el lado Atlántico. La ciudad está en el río Guadalquivir, que antes era conocido como el Wadi al-Hibri, "Río de los Hebreos". Fue una importante parada a mitad de camino para los buques que llevan el estaño de Gran Bretaña a las colonias a lo largo del mar Mediterráneo. Las notas de Wikipedia: "La ciudad israelí Gedera comparte una etimología similar" como Gades. (Http://en.wikipedia.org/wiki/Cadiz).

Otra ciudad hebrea se localizó en el suroeste de España y fue llamada Tarsis. Es probablemente el lugar donde Jonás pensó escapar de su llamado (Jonás 1:3).


Gad, el ejecutor

La bendición de Moisés sobre Gad lo convierte en el ejecutor de la justicia divina. No hay evidencia de que Gad fuera particularmente instrumental en tal llamado durante su estancia en Israel. Su territorio asignado era el pastizal en el lado este del río Jordán, junto con Rubén y la media tribu de Manasés (Números 32:33). Esto era conveniente para ellos, ya que tenían muchos ganados (Números 32:1).

Parece que la profecía de Moisés acerca de Gad se cumplió por medio del profeta y vidente de David, cuyo nombre era Gad. Después de que David hubo contado al pueblo sin recoger el medio siclo de plata para cubrirlos, de acuerdo con la Ley de Éxodo 30:11-16, Dios envió a Gad a anunciar el juicio divino. Leemos esto en 2 Sam. 24:11-13,

11 Cuando David se levantó por la mañana, la palabra de Yahweh vino al profeta Gad, vidente de David, diciendo: 12 Ve y habla a David: "Así dice Yahweh: 'Te doy tres cosas; escoge para ti una de ellas, la cual yo pueda hacer contigo". 13 Entonces Gad se acercó a David, y le dijo: -¿Habrá siete años de hambre en tu tierra? ¿O huirás tres meses delante de tus enemigos mientras te persiguen? ¿O habrá tres días de pestilencia en tu tierra? Ahora considera y mira qué respuesta daré a aquel que me envió".

No sabemos la afiliación tribal del profeta, pero su nombre sugiere que él era de Gad. Independientemente, sin embargo, desde un punto de vista profético, su nombre lo hace elegible para cumplir la bendición profética de Moisés. Él administró la justicia divina sobre Israel, que debía ser tres días de pestilencia, en la que murieron 70.000 hombres (1 Sam. 24:15).

David era el instrumento del juicio divino, pero la ira de Dios se dirigía a la casa de Israel como un todo, porque leemos en 1 Sam. 24:1, la ira del Señor se encendió contra Israel. Como mostré en Secretos del Tiempo (http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2015/10/libro-secretos-del-tiempo-traduccion.html), el pueblo no había guardado ningún año de reposo o Jubileo desde su Cruce del Jordan, por lo que le debían a Dios 62 años de descanso y ocho Jubileos, o un total de 70 años. Dios entonces juzgó a Israel ejecutando a mil israelitas por cada año de descanso que ellos debían.


Por lo tanto, podemos ver que Gad "ejecutó la justicia de Yahweh, y Sus ordenanzas en Israel" (Deuteronomio 33:21).

http://www.gods-kingdom-ministries.net/teachings/books/deuteronomy-the-second-law-speech-10/chapter-19-gads-blessing/

No hay comentarios:

Publicar un comentario