TRADUCTOR-TRANSLATE

EL ESTADO DE ISRAEL: TERRORISMO AUTOAMNISTIADO, "La Lucha por el Derecho de Nacimiento" - Dr. Stephen E. Jones


Capítulo 12
El Estado de Israel


En la primavera de 1947, el gobierno británico se dio cuenta de que su presencia en Palestina era insostenible. El trabajo de los terroristas judíos se había vuelto demasiado exitoso. Debe tenerse en cuenta que no era el terrorismo árabe lo que hizo que los británicos abandonaran Palestina. Fue el trabajo de los terroristas judíos, sobre todo de Menachem Begin e Yitzhak Shamir.

El gobierno británico dejó el problema palestino en manos de las Naciones Unidas recién formadas, que debatió la resolución del 21 a 29 noviembre 1947. Los estados árabes se opusieron a que a los judíos se les diera tierra alguna en un estado particionado, pero esta objeción no era factible, ya que había en ese momento cientos de miles de judíos que ya vivían a lo largo de la costa de Palestina y difícilmente podrían ser expulsados ​​en este punto.
Era bien sabido que la inmigración y el asentamiento en sí era el medio más eficaz de ganar una guerra. Es difícil desplazar a muchas personas que ya están viviendo en un área. Por esta razón, el sionismo luchó ferozmente para traer más colonos judíos a Palestina. Por esta razón, los líderes sionistas estaban incluso dispuestos a sacrificar a cientos de judíos humildes para el "bien mayor" de asegurar la tierra.

Cuando la ONU aprobó la resolución de partición de la tierra de Palestina, el conflicto se intensificó. Ambas partes comenzaron una batalla para obtener más tierras. Los árabes atacaron a los colonos judíos y los colonos judíos comenzaron a destruir aldeas árabes y expulsar a sus ciudadanos. Un ejemplo de ello fue Deir Yassin, cuya historia dijimos en el capítulo 11. Al día de hoy cerca de 400 aldeas árabes han sido destruidas, y muchos de los sobrevivientes aún viven en campos de refugiados.

Las tropas británicas finalmente abandonaron Palestina el 13 de mayo de 1948, y los dirigentes de la Agencia Judía (liderados por Ben-Gurion) inmediatamente declararon el estado judío. Los países árabes vecinos les declararon entonces la guerra. En el intento de poner fin a los combates, la ONU envió como su oficial mediador al conde Folke Bernadotte, el sobrino del rey sueco. Él era también el jefe de la Cruz Roja Sueca.

El asesinato del Conde Folke Bernadotte

El 17 de septiembre 1948 Bernadotte y su ayudante, el coronel Andre Pierre Serot, fueron asesinados en Jerusalén por defender el plan de la ONU para la partición de Palestina y la internacionalización de Jerusalén. Yitzhak Shamir, el jefe de Lehi (Stern Gang), justificó este asesinato terrorista en razón de que la política de la ONU "representaba un desastre". En la p. 75 de su libro, Resumiendo, escribió,

"El Plan Bernadotte fue un acontecimiento que habría abierto el camino, sin duda, a poner fin al estado judío a pocas semanas de su nacimiento... Lehi tomó responsabilidad por la escritura, la idea fue concebida en Jerusalén por Lehi... miembros que operaban allí más o menos independientes. El asesinato se atribuyó a un grupo disidente, El Frente de la Patria, 'Gobierno' Provisional de Israel actuó con rapidez, declaró ilegal Lehi, detuvo a todos los miembros que pudo encontrar y rompió las unidades de Jerusalén; durante un tiempo ambos fuimos procesados y nos perseguían. Gera fue encarcelado; Eldad y yo pasamos a la clandestinidad, fuera de la ley una vez más, de vuelta al subsuelo, pero decididos a no luchar contra el Estado de Israel".

Shamir no dice específicamente que fuera culpable del asesinato de Bernadotte, pero Alfred Lilienthal, escribe en la página 360 de su libro, La Conexión Sionista II, acerca de tres hombres que fueron responsables de este acto de terrorismo:

"Durante febrero de 1977 una conferencia de prensa marca la publicación en Israel de un nuevo libro sobre David Ben-Gurion. La vida secreta de Heinrich Roehm, el difunto Primer Ministro, tenía los nombres de los tres que habían llevado a cabo el asesinato, uno de ellos, Yehoshva Zeitler, fue uno de los mejores amigos de Ben Gurion. Zeitler explicó que “ejecutamos a Bernadotte porque era una institución unipersonal que puso en peligro el estatus de Jerusalén por su declarada intención de convertirla en una ciudad internacional"... La decisión de matar al conde Bernadotte había sido tomada por los tres líderes de Banda Stern, Nathan Yelin-Mor, el Dr. Israel Eldad-Sheib y Zeitler, comandante de las actividades en Jerusalén y un amigo inmediato del primer presidente del Gobierno".

En ese momento, sin embargo, el nuevo gobierno israelí no sabía que en realidad había cometido este asesinato. Hicieron la pregunta a Shamir en 1948, sin embargo, después de que él había dispuesto negociar con Shaul Avigur, el viceministro de Defensa, una amnistía general. Avigur quería saber -para el registro- quienes eran responsables, pero Shamir se negó a revelar sus nombres (p. 75, 76, resumiendo). Pronto los asesinos que habían sido detenidos fueron liberados. Después de algunas negociaciones,

"... Ben Gurion, entró por la maraña a proclamar una "amnistía general" y el Gobierno Provisional aprobó una ley especial para que todos los miembros del Irgún y Lehi fueran liberados, incluidos los ya condenados". (P. 76)

"Más tarde, se emitió una orden que ponía fin a este tipo de juicios, al decretar la destrucción de los expedientes de todos los 'disidentes'-e instruir las oficinas de gobierno a tratarlos como a cualquier otra persona". (P. 77)

Tal vez el gobierno israelí tenía miedo de los terroristas judíos entre ellos, o Ben Gurion descubrió que su amigo, Zeitler, fue uno de los asesinos. Cualquiera sea la razón, el gobierno decidió asimilar a los terroristas de Irgun y Lehi en la corriente principal de la vida política y social de Israel, en lugar de procesarlos por sus actos criminales en todo el año 1940. Al hacerlo, ellos prepararon el terreno para el día en que estos mismos terroristas, dirigidos por Menachem Begin, formarían el Partido Likud en 1975 y, finalmente, se hicieran cargo del propio gobierno israelí.

La persecución de los Judíos sionistas iraquíes

Los sionistas han perseguido a sus compañeros judíos en el extranjero con el fin de inducirlos a moverse al Estado judío. Ya hemos visto la forma en que estuvieron dispuestos a hundir el SS Patria en 1940, matando a cientos de inmigrantes incautos. Pero se han hecho otras cosas también. Dr. Israel Shahak escribió en la página 47 de su libro, el fundamentalismo judío en Israel,

"El gobierno israelí indujo la inmigración judía de Irak para sobornar al gobierno de Irak, para despojar a más judíos iraquíes de su ciudadanía y confiscar sus bienes".

Alfred Lilienthal, escribe en la página 360 de su libro, La Conexión Sionista II,

"En 1950 los agentes sionistas en Bagdad lanzaron bombas en una sinagoga y en otros objetivos judíos con el fin de presionar a los judíos a emigrar a Israel".

Naeim Giladi, un judío iraquí, sin duda, no tenía ni idea de que sus compañeros sionistas harían una cosa así. Formó parte del movimiento clandestino sionista en sus primeros años, y sufrió dos años de prisión y tortura en un campamento militar iraquí por sus convicciones sionistas. Luego escapó y fue a la tierra prometida, llegando en mayo de 1950. Allí pronto descubrieron la realidad del sionismo. Encontré su historia en línea en http://www.jewsnotzionists.org/iraq.html. Él cuenta cómo la Oficina de Trabajo le contrató para conseguir que los palestinos firmaran peticiones -escritas en hebreo- a la ONU pidiendo ser transferidos fuera del judío Estado de Gaza, que estaba bajo control egipcio de la época.

"Leí sobre la petición. En la firma, el palestino estaría diciendo que tenía la mente y el cuerpo sano y estaba haciendo la solicitud libre de presión o coacción de transferencia. Por supuesto, no había forma de que consintieran sin ser presionados para hacerlo. Estas familias habían estado allí cientos de años, como agricultores, artesanos primitivos, tejedores. El Gobernador General les prohibió la consecución de sus medios de vida, sólo los encerraron hasta que perdieron la esperanza de reanudar su vida normal. Esto es cuando firmaron a irse.

"Yo estaba allí y escuché su dolor". 'Nuestros corazones están doloridos cuando nos fijamos en los naranjos que plantamos con nuestras propias manos. Por favor, deja que nos vayamos, vamos a dar agua a los árboles. Dios no se complace con nosotros si dejamos Sus árboles sin atención'. “Le pregunté al Gobernador Militar para darles alivio, pero me dijo”: 'No, queremos que se vayan'.

"Yo ya no podía ser parte de esta opresión, y me fui. Esos palestinos que no se inscribieron para las transferencias fueron llevados por la fuerza -sólo hay que ponerlos en camiones y abandonarlos en Gaza. Unas cuatro mil personas fueron expulsadas de al-Majdal en de una manera u otra. Los pocos que se quedaron eran colaboradores con las autoridades israelíes”...

"Estaba desilusionado por lo que encontré en la Tierra Prometida, desilusionado personalmente desilusionado con el racismo institucionalizado, desilusionado por lo que estaba empezando a aprender acerca de las crueldades del sionismo”.

"Y empecé a averiguar sobre los métodos bárbaros que se utilizaban para eliminar del estado incipiente a la mayor cantidad posible de palestinos. El mundo retrocede hoy ante la idea de la guerra bacteriológica, pero Israel era probablemente el primero que realmente la utilizó en el Medio Oriente. En la guerra de 1948, las fuerzas judías vaciaban las aldeas árabes de sus poblaciones, a menudo por medio de amenazas, a veces sólo por matar a tiros a una media docena de árabes desarmados como ejemplo para el resto. Para asegurarse de que los árabes no podían volver a hacer una vida nueva por sí mismos en estos pueblos, los israelíes pusieron las bacterias del tifus y la disentería en los pozos de agua”.

"Uri Mileshtin, historiador oficial de la Fuerza de Defensa de Israel, ha escrito y hablado sobre el uso de agentes bacteriológicos. Según Mileshtin, Moshe Dyan, un comandante de la división en ese entonces, dio órdenes en 1948 para eliminar los árabes de sus pueblos, arrasar sus hogares y hacer pozos de agua inutilizables con bacterias del tifus y la disentería”.

"Acre estaba situado de modo que prácticamente podía defenderse con un arma grande, por lo que el Haganah puso bacterias en el manantial que alimenta la ciudad. El muelle se llamaba Capri y salió corriendo del norte, cerca de un kibutz. La Haganah puso la bacteria del tifus en el agua que va a Acre, la gente se enfermó, y las fuerzas judías ocuparon Acre. Esto funcionó tan bien que ellos enviaron una división Haganah vestidos como árabes a Gaza, donde había fuerzas egipcias, y los egipcios los cogieron poniendo dos latas de bacterias , del tifus y la disentería, en el suministro de agua, en desprecio gratuito de la población civil. En la guerra no hay sentimiento, uno de los hombres de la Haganá capturado fue citado diciendo".

Esta es sólo una muestra de las cosas que los sionistas han hecho a los palestinos en el nombre de Dios y, supuestamente, para el bien de todos los judíos. Los extremistas no pueden entender por qué los judíos disidentes no les aprecian a ellos por todo lo "bueno" que han hecho por su país y por los judíos en general. Ellos no entienden que no todos los judíos toleran el asesinato, el terror y la guerra biológica para el bien del estado.

Actitudes de zelotes sionistas contra pacíficos

El Likud, junto con el movimiento de los asentamientos cada vez más violento y radical (llamado Gush Emunim), ha intimidado a muchos israelíes más moderados al silencio por temor a sus vidas. De hecho, si el propio gobierno israelí se atreve a sugerir hacer la paz con los árabes, o a limitar el número de nuevos asentamientos israelíes en tierra árabe, corren el peligro de ser asesinados.

En realidad, esto ocurrió en 1995 cuando el primer ministro Yitzhak Rabin fue asesinado por Yigal Amir. En el libro de Dan Kurzman sobre Rabin, Soldado de la Paz, en la página 432, escribe acerca de la promesa de campaña de Rabin en 1992,

"Se comprometió a hacer la paz con los árabes dentro de los nueve meses, y detener la construcción de asentamientos "políticos", fortaleciendo al mismo tiempo el ejército que había construido y llevado a la victoria".

Ya en 1975, mientras que Rabin era primer ministro por primera vez, él estaba ocupado en negociaciones de paz con Egipto, sentando las bases para el acuerdo de paz que fue firmado finalmente por Anwar Sadat de Egipto y el israelí Menachem Begin en 1978. A principal ingrediente de esta paz era devolver el Sinaí a Egipto, donde los israelíes ya habían iniciado la construcción de asentamientos ocupados con el fin de hacer un retorno imposible. Kurzman escribe en la página 323 de este acuerdo de paz:

"Para la mayoría de los israelíes, el acuerdo ofrece el relieve de una tormenta de arena violenta disipándose en un tranquilo viento del desierto. Pero los extremistas de derecha, especialmente los miembros del Gush Emunim, un grupo religioso extremista, se indignaron por el acuerdo. Cuando Kissinger había visitado anteriormente Israel, Rabin y otros 'horrorizados' miembros israelíes llorando epítetos antisemitas como 'judío-boy', mientras que un rabino se refirió a Kissinger como "el marido de una mujer gentil". Ellos demostraron ante la Knesset, y un periodista de derechas escribió, que el secretario de estado merecía el destino del mediador de la ONU Conde Folke Bernadotte, quien fue asesinado durante la guerra de 1948 . Rabin lo haría más tarde por ferrocarril”:

"Me sentí completamente sorprendido y avergonzado ante Kissinger -de hecho antes que el mundo entero, que no tenía palabras para expresar mi angustia. Dudo que vaya a presenciar nunca más tan deplorable comportamiento o equivocación de parte de mis compatriotas”.

"Estaba equivocado, por supuesto".

Cuando escribió que Rabin era "malo", Kurtzman se refería al asesinato de Rabin el 4 de noviembre de 1995. Ese acto fue aún más lamentable y equivocado. Cualquier oposición a las políticas de terrorismo o al robo legalizado de tierras árabes es demonizada inmediatamente como "antisemita" o "auto-odio judío". Los que deben recurrir a los insultos han perdido el argumento.

Esta represión violenta de cualquier persona que habla en contra de la injusticia de los sionistas no es un fenómeno nuevo. En un artículo escrito 26 de mayo 2000, G. Neuburger habla de la organización judía llamada Agudath Israel, "Unión de Israel", fundada en el año 1912…

"Para representar al verdadero pueblo judío en el mundo y para desenmascarar las pretensiones injustificadas e injustas de los sionistas, Rabinos de todas partes se unieron en Agudath Israel, al igual que las masas de judíos observantes.

"Poco después, Jacob de Haan, un ex diplomático holandés distinguido que era entonces jefe de Agudat Israel en Palestina, inició conversaciones con los líderes árabes con miras al establecimiento eventual de un estado en el que judíos y árabes tendrían los mismos derechos. De esta manera se espera prevenir la creación de un estado sionista. A pesar de las amenazas a su vida, de Haan, plenamente consciente de los peligros últimos de un estado sionista, continuó sus conversaciones y negociaciones. En la víspera de su partida en 1924 para reunirse en Gran Bretaña con autoridades de ese país, fue asesinado por la Haganá, la fuerza paramilitar sionista, en el centro de Jerusalén, como el vino de la oración de la tarde...

"El líder más grande del Neturei Karta [una rama de la Agudat Israel- ed. ] era el rabino Amram Blau, un líder inspirado y dedicado cuya compasión igualaba su coraje. Él no podía guardar silencio ante la injusticia, la inmoralidad o la hipocresía. Él fue amado por los judíos y respetado por cristianos y musulmanes. Nacido en Jerusalén, él nunca dejó la Tierra Santa durante toda su vida. En sus escritos, subrayó muchas veces que judíos y árabes habían vivido en armonía hasta el advenimiento del sionismo político. El rabino Blau fue encarcelado en Jerusalén, y no por las autoridades otomanas, no por los británicos, y no por los árabes, sino por los sionistas".

Así vemos que el sionismo tiene una historia de represión e incluso de asesinatos de disidentes judíos ya en 1924. El objetivo final de esta violencia es obligar a todos los judíos a ser sionistas y por lo tanto a equiparar el sionismo con el judaísmo. Así que, no es de extrañar que tal asesinato y persecución se produjeran ya en 1983 con el asesinato de Emil Grunzweig, cuando los judíos protestaron las políticas injustas y criminales de Ariel Sharon en Líbano.

Paz Ahora organizó una manifestación para protestar por la masacre de Sharon en el Líbano en los campos de Sabra y Chatila, reuniendo más de 400.000 israelíes que se manifestaron contra Sharon. Estos defensores de la paz fueron atacados por partidarios violentos de Sharon. En la página 212 de Fanáticos de Sión, Robert Friedman escribe,

"Varios meses más tarde, una manifestación contra la guerra de Líbano organizada por Paz Ahora, en frente de la Oficina del Primer Ministro en Jerusalén, fue atacada violentamente por matones derechistas que usaban kipá de punto y coreando, "Begin, Begin, rey de Israel'. Escupían a las mujeres manifestantes y les decían, '¡Tu eres mujer árabe!. Deberías haber estado en Sabra y Chatila'. A continuación, una granada fue lanzada contra la multitud, que incluía a muchos oficiales de las unidades de combate de élite. Emil Grünzweig, un joven profesor de matemáticas de la escuela secundaria del kibutz Revivim en el Negev, fue muerto en la explosión. Más tarde, en el hospital los manifestantes fueron atacados, heridos y golpeados, al igual que los médicos; los extremistas judíos gritaban: '¡Es una pena que sólo hubo un muerto!' Desde los enfrentamientos entre Begin Irgun y Haganah con Ben Gurion en la década de 1940, los graves enfrentamientos entre judíos en Israel no parecían tan grandes”.

"En los meses posteriores a la muerte de Grunzweig, destacados académicos israelíes liberales, artistas y periodistas se convirtieron en blanco de la violencia de extrema derecha. Casas y coches fueron destrozados y bombas incendiarias. En un caso, el apartamento de un encuestador político, que informó de que la mayoría de los israelíes estaban dispuestos a negociar tierras por paz, fue incendiado. Dede Zucker fundador de Peace Now fue golpeado frente a su casa de Jerusalén por los matones derechistas. Zucker se trasladó a Tel Aviv. El clima de intimidación y temor se sintió alentado por los funcionarios del gobierno como Sharon, quien calificó públicamente a los miembros de Paz Ahora de 'derrotistas' y 'traidores'. El belicoso ex general Kahane hizo algo mejor haciendo un llamamiento a sus seguidores para liquidar judíos liberales cuyos puntos de vista se encontraron perniciosos".

Es evidente que la mentalidad terrorista de la década de 1940 todavía está viva y bien, y que ha sido asumida en gran parte la política israelí actual. Los del Partido Likud corearon, "Begin, Begin, el Rey de Israel", cuando mataron a los que se opusieron a la parte violenta del sionismo.

A los terroristas de la década de 1940 se les dio amnistía total después de establecer su nación, por lo que en lugar de ser llevados ante la justicia, pudieron finalmente tomar el poder y mantener a todos los disidentes en línea a través del terror y el miedo. Los terroristas se han convertido en hombres de estado del Estado judío. Tienen poca autoridad moral para condenar a los terroristas árabes modernos por hacer lo que ellos mismos hicieron en los años 1940 y 1950 y han seguido haciendo hasta nuestros días.

La definición de Yitzhak Shamir de un terrorista se dio en la radio en 1991, citada por la autora judía, Robert Friedman, en la introducción a su libro, Fanáticos de Sión, página xxxii,

"El terrorismo es una forma de combatir, esto es aceptable en determinadas condiciones y por ciertos movimientos", dijo, y agregó que mientras que el terrorismo era apropiado para los judíos que luchan por su patria, no lo es para los palestinos que "están luchando por la tierra que no es suya. Esta es la tierra de los hijos de Israel".

Esto se llama un "doble estándar". En una nota al pie, se observa que el Irgun y Stern Gang mataron al menos a 40 judíos para saldar cuentas personales. Al parecer, esto también estaba dentro de los derechos de Shamir como un "luchador por la libertad" y no constituye terrorismo o asesinato.


Sospecho que las familias de las víctimas pueden sentirse de forma diferente.

http://gods-kingdom-ministries.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario