TRADUCTOR-TRANSLATE

LOS HIJOS TIENEN DOS PADRES (Diferencia entre ENGENDRADO y NACIDO de nuevo), Dr. Stephen E. Jones

Concepción o justificación; somos cubiertos por el Espíritu como María (Fe-Pascua)


Los hijos tienen dos padres

El quinto mandamiento dice que los hijos honren al padre y a la madre. La larga vida es la bendición asociada con tal honor, como señala Pablo en Efesios 6:2 y 3,

2 Honra a tu padre y a tu madre (que es el primer mandamiento con promesa), 3 para que te vaya bien, y que tus días se alarguen en la tierra.

Este mandamiento es el fundamento de la filiación, la promesa de la inmortalidad dado a los hijos de Dios. Sin embargo, cada hijo tiene dos padres: el padre y la madre. Los hijos de Dios no son diferentes. Tienen un padre celestial y una madre terrenal, tal como lo hizo Jesús.

Juan escribió en Juan 1:12,

12 Mas a todos los que le recibieron, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre.

Si tenemos el derecho de ser hechos hijos de Dios, ¿cómo podemos conseguirlo? La respuesta simple es tener fe en Jesucristo, que es un requisito previo para recibir el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es la semilla del Padre, y cuando (como "madres") somos cubiertos por el Espíritu Santo, Cristo es engendrado en nosotros. Pablo dice en 1 Cor. 4:15, "pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio" (KJV). En un sentido, Pablo era su padre, pero en el mayor sentido, Dios era su padre, que los había engendrado por el Evangelio. Además, le dice a la iglesia de Galacia, "estoy de nuevo en trabajos de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros" (Gal. 4:19). Por lo tanto, Pablo habla como si estuviera embarazado de la iglesia de Galacia, sufriendo dolores para verlos venir a un completo parto al final. Es así, también, con los creyentes individuales que han sido impregnados por el Espíritu.

Cuando una persona ha sido engendrada por el Espíritu, se dice que Cristo está vivo dentro de esa persona, como si él o ella estuviera embarazado de Cristo. Pablo describe esta condición en Colosenses 1:27 como "Cristo en vosotros, la esperanza de gloria". En otras palabras, como creyentes somos como María, que fue cubierta por el Espíritu Santo (Lucas 1:35) y que más tarde dio a luz a Cristo de ella.

Gestación o Bautismo en Espíritu Santo y Fuego (Obediencia-Pentecostés) 


Los cristianos a menudo han perdido esta verdad, porque la mayoría de los traductores de la Biblia no distinguían claramente entre el parto y la procreación (y gestación). El problema es lo que en el original griego, la palabra gennao podría significar. Si se aplica a una mujer, significaba "dar a luz", ya que eso lo hacen las mujeres. Pero, dónde la palabra se aplica a el hombre, significa "engendrar", porque eso es lo que hacen los hombres.

En la Companion Bible, en las observaciones del Dr. Bullinger sobre la palabra "engendrado" en los primeros 17 versos de Mateo, señala:

Begat. Gr. Gennao. Cuando se usa del padre – engendrar o generar; y cuando se utiliza de la madre significa dar a luz en el mundo, pero no tiene el sentido intermedio, concebir.

Y así, por ejemplo, Juan 3:3 debería decir,

3 Respondió Jesús y le dijo: "En verdad, en verdad os digo, que el que no es engendrado de lo alto, no puede ver el reino de Dios".

La imagen hablada por Juan muestra a Dios como el Padre en el Cielo que está engendrando hijos en la Tierra. Lo que ha sido concebido en nosotros es "Cristo en vosotros". Tiene un Padre celestial y una madre terrenal. Somos la madre de ese niño, pero esa semilla Santa es también el verdadero yo de usted, porque es en lo que se está convirtiendo.

Por lo tanto, Pablo habla de los dos "yoes" en términos de diferentes identidades en Romanos 7:20. El "Yo"carnal no puede evitar el pecado, porque fue engendrado por Adán. El "Yo" espiritual no puede pecar, porque es nacido de Dios. Sabiendo esto, podemos entonces entender 1 Juan 3: 9 correctamente, que voy a parafrasear:

9 Lo que es nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y [Cristo en ti]no puede pecar, porque es nacido de Dios.

Pablo, entonces, muestra su lucha entre las dos identidades dentro de él. El "Yo" de Adán sigue la Ley del Pecado, porque su deseo es violar la Ley de Dios. El "Yo" de Cristo, sin embargo, sirve a la Ley de Dios. Romanos 7:25 dice,

25 ... Así que, por un lado, yo mismo con la mente [del espíritu] sirvo a la ley de Dios, pero por el otro, con mi [mente de la] carne a la ley del pecado.

Cada uno de los dos “Yo” de Pablo tiene una mente propia. El adánico "Yo"de Pablo ha sido condenado a muerte con Adán, mientras que el "Yo" Cristo de Pablo está destinado a la gloria.

Parto-Nacimiento o cruce del Jordán (Acuerdo o unión de las voluntades-Tabernáculos)
Gálatas 4:19
Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros,


(Extracto de "Los Diez Mandamientos": 5º Mandamiento. Las imágenes y sus leyendas no son del autor)

No hay comentarios:

Publicar un comentario