TRADUCTOR-TRANSLATE

EL MENSAJE DE NAVIDAD: PAZ EN LA TIERRA, God's Kingdom Ministries


ADMINISTRADOR:
Estimados hermanos lectores de nuestro blog:
El pasado día 25 nos sorprendió la publicación de una felicitación de Navidad en la página web de God's Kingdom Ministries, por lo que le enviamos el siguiente correo:


Amados hermanos:
Me sorprende y entristece mucho saber que ustedes, con tanto conocimiento y sabiduría de Dios, celebren una fiesta pagana tal; más aún sabiendo, que el Señor Jesús no nació en esta fecha (nacimiento de Tamuz) sino en septiembre. 
Yo no me atrevo a juzgar a hermanos de de tanta madurez, pero me gustaría conocer sus razones para hacerlo. ¿Podrían ser tan amables de publicar algo al respecto de su postura sobre la Navidad?
Muchas gracias. Dios les bendiga.
NAVIDAD: Después de decirle a una anciana el por qué yo ya no celebraba la Navidad, ella respondió, “Pero no pienso en dioses paganos cuando miro mi árbol de Navidad. Yo pienso en Jesús”. Eso me pareció razonable. Pregunté a Dios al respecto. El contestó: “¿Qué pensarías tú si sorprendieras a tu esposa en adulterio y ella te contestara: ‘¡pero cariño, estaba pensando en ti todo el tiempo!' ”
Nuestros lugares altos son nuestros amantes babilónicos, y la "iglesia", es la cautividad babilónica del Pueblo de Dios de hoy día. (C. Newbol)

Respuesta de Stephen E. Jones:

No celebro una fiesta pagana. Si imito lo que Nicolás de Éfeso hizo en el 335 dC, dando algunos regalos a los demás, es un acto cristiano. Y espero que algunas personas estén "felices" en esta época del año, sin degenerar en el libertinaje de los paganos. Sin duda, hay muchos que celebran una fiesta pagana, al mismo tiempo, pero yo no soy uno de ellos. La fiesta pagana, por cierto, se hacía en el solsticio de invierno, diciembre 21/22. La Navidad no se celebra en esas fechas. Me doy cuenta de que la iglesia romana trató de "cristianizar" a los paganos incluyendo partes de sus tradiciones en Navidad, pero yo no siento ninguna obligación de hacerlo o incluso estar de acuerdo con ello.

Durante mi vida he estado en ambos lados de esta pregunta. He estudiado muy ampliamente en los últimos años al respecto. Mi presente conclusión es que un día de fiesta es lo que hacemos de ella. La adoración es un asunto del corazón, ya sea para bien o para mal. Lo mismo es cierto para la "Pascua". Celebramos la Pascua, la muerte de Cristo y Su resurrección. La celebramos sin conejitos o huevos. Otros pueden celebrar la fiesta pagana llamada Pascua, pero nosotros no lo hacemos. El hecho de que sus vacaciones y las nuestras se produzcan en el mismo momento del año no significa que ellas sean la misma fiesta.

Dios te bendiga. Espero que tú ya no estés triste. He publicado un breve artículo hoy sobre este tema. He escrito mucho sobre él en el pasado.

Stephen

Dado que ustedes saben que seguimos este ministerio, através del cual Dios nos está trayendo tanta luz, creemos que debemos publicar este artículo (post). 
Aún a pesar de la amable respuesta de Stephen, y si la historia de que comenzó con Nicolás de Éfeso es cierta, pensamos que, buena o mala, sigue siendo una tradición y no una fiesta bíblica. Oramos que el Señor traiga luz y especialmente amor sobre este delicado y controversial tema y que cada cual actúe en conciencia, conforme a su corazón delante de Dios, porque como Stephen dice, la adoración es una cosa del corazón.
Nosotros mientras el Señor no nos muestre lo contrario seguiremos sin celebrar la fiesta de Navidad. Aún así entendemos que nuestro hemano Stephen nos precede en madurez y conocimiento espiritual, por lo que estamos abiertos a crecer y cambiar en todo aquello que el Señor quiera mostrarnos.

26 de diciembre 2015

Durante muchos siglos la iglesia ha creído que Jesús nació en la noche del 24/25 diciembre justo antes del inicio del año 1 dC. Estaban errados por alrededor de un año y tres meses, ya que nació el 29 de septiembre del año 2 aC. Esto fue en la Fiesta de las Trompetas, Rosh Hoshaná, no sólo el inicio de un nuevo año, sino también de una nueva era.
Los magos llegaron tres meses más tarde en diciembre 24/25, dando al "rey recién nacido" regalos. Los magos luego se fueron a su casa por otro camino, en lugar de informar al rey Herodes. Al mismo tiempo, José llevó a su esposa e hijos a Egipto para su protección. Jesús tenía tres meses de edad en el momento, la misma edad con que Moisés fue llevado a la casa de Faraón para su protección (Éxodo 2: 2).
En el siglo IV, San Nicolás de Éfeso comenzó a dejar pequeños regalos en los escalones de la puerta de la gente pobre en la noche del 24/25 diciembre, siguiendo el ejemplo de los Reyes Magos, quienes le dieron a Jesús regalos en esa fecha. Otras personas pronto siguieron su ejemplo, y de esto se desarrollaron las tradiciones navideñas. No pasó mucho tiempo antes que el 25 de diciembre también llegara a ser vista como la fecha real del nacimiento de Jesús, aunque en realidad sólo era el tiempo en que los Reyes Magos habían llegado unos tres meses después de Su nacimiento.
Es lamentable que el nacimiento de Jesús se celebre el día en que los magos llegaron, porque abre la celebración a la crítica. Además, la imagen estándar de San Nicolás (es decir, Santa Claus) está lejos de ser un retrato exacto de la clase de este hombre humilde del siglo IV. La adición de otras tradiciones utilizadas por los paganos han convertido la escena original en un día en el que poco se asemeja a la escena bíblica original.
En décadas más recientes, la Navidad se ha secularizado hasta el punto donde la mayoría de las canciones son ahora meros informes meteorológicos sobre la nieve y renos voladores, dirigidos por uno llamado Rudolph.
Sin embargo, todavía hay una verdad básica que podemos recordar, si conocemos la historia original. Una de las verdades más importantes se encuentra en el mensaje de los ángeles de "paz en la tierra" (Lucas 2:14). Este mensaje es una revelación básica sobre el método de Cristo de establecer Su reino en la Tierra. Como el Príncipe de la Paz, profetizado en Isaías 9: 6, se declaró Su capacidad, no como un gran guerrero que podría conquistar el mundo por la fuerza, sino como un Mesías pacífico que conquista por el amor y por la espada del Espíritu.
Los judíos no querían un Mesías tan pacífico, por su preocupación en la recuperación de la independencia de Roma y con destrozar a todos sus enemigos por el poder de Dios. Otras religiones, sobre todo el Islam en el siglo VII, también enviaron ejércitos para conquistar el mundo por la fuerza de las armas. Incluso el cristianismo sucumbió a la tentación de la fuerza de las armas después de que perdió su espada espiritual.
Ninguno de ellos cumplió el ideal del Mesías o Su voluntad. Después de todo, es sólo cuando uno pierde la espada del Espíritu, que la fuerza de las armas se hace necesaria. Tales métodos contundentes pueden parecer funcionar, pero nunca podrán establecer el Reino de Dios; sólo pueden establecer reinos carnales religiosos, facultados por el brazo de carne.
Tales personas religiosas quieren sinceramente la paz, pero sólo después de que hayan matado a todos los enemigos, destruido todas las otras religiones, y sometido por la fuerza a todos los hombres a sus ideales religiosos. En esas guerras, se dice que "el que es más despiadado gana". Siempre es la paz a través de la guerra. El problema es que las guerras no cesan. Siempre hay más enemigos para luchar. E incluso cuando todo el mundo se suscribe a la misma religión, hay divisiones dentro de la religión misma. Y así las razones de la guerra son infinitas.
Hasta que la conquista del mundo se haga por espadas espirituales por los que están de acuerdo con el Príncipe de la Paz, nunca habrá paz en la Tierra. Nunca podremos quemar suficientes disidentes, bombardear suficientes infieles, o lavar el cerebro a la gente lo suficiente para traer el Reino de Dios a la Tierra. Debido a que los métodos carnales han dominado la historia, todavía tenemos que ver el Reino de Dios establecido en la escala profetizada en las Escrituras. Jesús dijo en Mateo 11:12,
12 Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.
Lo mejor que hemos visto es cuando el poder de Dios se manifiesta, sobre todo durante el ministerio de sanación de Jesús, en Él que liberó a los cautivos de su cautiverio. ¿Cómo hizo esto? Fue por los métodos pacíficos de curación y echar fuera demonios. Mateo 12:28 dice,
28 Pero si yo expulso los demonios por el Espíritu de Dios, entonces el reino de Dios ha llegado a vosotros.
En algún momento de la historia, el Reino se extenderá desde el corazón del hombre a la Tierra misma, y naciones enteras se convertirán en parte del Reino a gran escala. Esto significa que el Espíritu de Dios será derramado sobre "toda carne" (Joel 2:28 RV), porque es sólo por el Espíritu que todas las cosas van a ser sometidos al gobierno del Príncipe de Paz. No se llevará a cabo a través de los medios violentos del Antiguo Pacto, que se vieron en la conquista de Canaán por Josué.
Bajo el Antiguo Pacto, se utilizó el poder de Dios para ganar guerras y matar cananeos. Pero bajo el Nuevo Pacto, la Gran Comisión es lo que vence al mundo. "Muerte a los infieles" se sustituye por "bautizarlos". Es una forma diferente de muerte, una muerte que se identifica con la muerte de Cristo en la cruz, para que nosotros también podamos identificarnos con Su vida de resurrección.
Todo esto es inherente en el mensaje de los ángeles de la "paz en la tierra".
-See more at: http://www.gods-kingdom-ministries.net/daily-weblogs/2015/12-2015/the-christmas-message-peace-on-earth/#sthash.HldP8ofj.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario