TRADUCTOR-TRANSLATE

DANIEL 9 (8): LAS SETENTA SEMANAS DE DANIEL (4), Dr. Stephen E. Jones

11 de julio 2015

Cuando estudiamos Daniel 9:24, se puede ver claramente que el propósito de este marco de tiempo es para llevarnos a la obra de Cristo que se logró en la cruz. Esto podría extenderse también al Día de Pentecostés, sobre todo si tenemos en cuenta que este es el día que el "lugar santísimo" del Nuevo Templo fue ungido. Este fue el Templo del Nuevo Pacto hecho de piedras vivas. Se encuentra en contraste directo con el antiguo templo de Jerusalén, que Dios abandonó en la misma manera que a SiloJeremías 7:14 ). Cuando Dios abandonó Silo, el niño recién nacido fue nombrado Icabod, "la gloria se ha apartado". Así también Ezequiel vio salir la gloria de Jerusalén ( Ezequiel 11:23 ).

La gloria de Dios nunca volvió a Silo, y también nunca volverá a Jerusalén. Esta es la razón por la que la gloria de Dios nunca llenó el segundo templo, a pesar de que fue construido de acuerdo a las instrucciones divinas. Tampoco hubo en esa casa-templo Arca de la Alianza, porque el Arca había desaparecido, y sólo hubo un pilar de piedra en pie en su lugar en el Lugar Santísimo en el segundo templo. No hubo Propiciatorio para que el sumo sacerdote lo rociara todos los años en el Día de la Expiación. Lo que se hizo con la sangre es una incógnita. El verdadero templo de Dios iba a ser mayor que el templo de Salomón ( Hageo 2: 9 ), pero fue sólo un tenue reflejo del templo original. Lo más importante, sin embargo, fue que no hay constancia de que el segundo templo se llenara de la gloria de Dios, en la forma en que el tabernáculo de Moisés y el templo de Salomón se habían llenado.

Dios ha cambiado su morada de casas hechas por manos a un Templo Nuevo construido sin la mano del hombre, "edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular" ( Efesios 2:20 ). Incluso Salomón reconoció que su templo, con todo su esplendor, sin embargo, era insuficiente ( 1 Reyes 8:27 ), lo que significaba que un mayor templo de "piedras vivas" tendría que ser construido después ( 1 Pedro 2: 5 ). Este es el templo que Dios habitará para siempre y nunca declarará que sea Icabod. Ni lo desamparará para volver a un templo terrenal en Jerusalén que resultó ser inadecuado en tiempos pasados.

Conocer esta verdad es de vital importancia con el fin de evitar malos entendidos de la profecía de las setenta semanas. Del mismo modo, debemos entender que si las setenta semanas culminaron con los logros de Cristo en la cruz, como se describe en Daniel 9:24 -entonces esto significa que no hay "brecha" entre el 69 ª semana y el 70 ª semana. En otras palabras, toda la estructura del pensamiento Dispensacionalista, que surgió recientemente en los mediados de los años 1.800, se basa en escatología defectuosa.

Como veremos, las setenta semanas de años comenzaron en la época de la Pascua en el 458 aC y terminaron en la Pascua, cuando Jesús fue crucificado en el año 33 dC. Esto es precisamente 490 años hasta el mes de la Pascua.


El Principio y el Fin de las setenta semanas
Daniel 9:25 dice,

25 Por lo que deben conocer y discernir que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas y sesenta y dos semanas, será construido de nuevo, con plaza y foso, incluso en tiempos de angustia.

Si bien esta revelación contiene algunas profecías muy específicas, las incertidumbres también son inherentes a ella. El punto de partida es "la emisión de un decreto". El punto final es" hasta el Mesías Príncipe". El problema es que hay dos o tres decretos a estudiar como posibilidades para el punto de inicio. El punto final nos lleva al Mesías, pero no nos dice en qué momento de la vida del Mesías vendrá el fin. Las setenta semanas fueron para llevarnos a la cruz, ¿pero cual es el evento que se produce una "semana" antes, después de 7 y 62 semanas?


El Decreto de Ciro y los Años de Reposo
La caída de Babilonia se produjo en el año 537 antes de Cristo, y Darío el Medo fue nombrado por Ciro para gobernar por un tiempo y reorganizar el imperio. Este tomó algunos años para lograrse, después de lo cual Ciro asumió formalmente el trono, mientras que Darío volvió a Media. Así leemos en Esdras 1: 1 que "en el primer año de Ciro" el rey emitió una "proclamación" (decreto) que permitió a los exiliados de Judá volver a su tierra.

Este decreto no fue emitido en 537 a 536, para esta era, sino el primer año de Darío el Medo. El decreto fue hecho en 534, y cuando la primera ola de inmigrantes regresó, se restableció su sistema de años sabáticos de descanso para la tierra. Cada siete años a partir de entonces, las autoridades de ellos llamaron a un año de descanso, dividiendo el tiempo en sietes. Esto hace que sea más fácil establecer la fecha de decreto de Ciro, ya que se habría producido en el primer mes (abril), y el año siguiente (septiembre de 534 a 533 aC) fue el primero de sus ciclos sabáticos.

El primer sábado registrado históricamente (después de la cautividad de Babilonia) es el que se produce a partir de septiembre del 164 a 163 aC. Se menciona en 1 Macabeos 6:484953,

48 Entonces el ejército del rey se fue a Jerusalén para reunirse con ellos, y el rey lanzó sus tiendas de campaña contra Judea y contra el monte de Sion. 49 Sin embargo, con los que estaban en Betsura hicieron la paz, porque ellos salieron de la ciudad, porque no tenían víveres allí para soportar el asedio, siendo un año de descanso para la tierra … 53 Sin embargo, al final, sus vasijas estában sin vituallas (por que era el séptimo año, y en Judea se entregaron a los gentiles, acabando de comer el resto de la tienda …

Anteriormente, en el versículo 20, se trata de la fecha "en los ciento cincuenta años" del calendario griego. El primer año del calendario seléucida estaba en 312-311, por lo que el 150º año fue entre 163-162 aC. Este sábado se registra a partir de la independencia de Jerusalén de Siria después que Antíoco Epífanes había profanado el templo.

Entonces Judea fue gobernada por los sacerdotes asmoneos, y su gobierno terminó cuando el rey Herodes tomó Jerusalén y encarceló a Antígono en el 37 antes de Cristo. Tres años más tarde Antígono fue ejecutado, y así comenzó la dinastía medo-edomita de los Herodes. Adam Rutherford nos dice,

Josefo nos informa que los gobernantes asmoneos continuaron durante 126 años ( Antiq. XIV, XVI, 4). De acuerdo a los datos en el libro I de la Macabeos esta gobernación Hasmonea comenzó con Judas Macabeo después de la muerte del sumo sacerdote Menelao en 163 antes de Cristo y 126 años después de eso nos lleva al 37 aC, la fecha de la cautividad de Antígono y acceso de Herodes el Excelente. ( Biblia Cronología, p. 426)

El segundo año sabático, registrado por Josefo, ocurrió en 37-36 antes de Cristo, mientras que Herodes estaba sitiando Jerusalén. Josefo nos dice,

"... Y esto lo hicieron, mientras que un poderoso ejército estaba en derredor de ellos, y mientras estaban afligidos por el hambre y la falta de lo necesario, porque esto pasó siendo un año sabático" ( Antigüedades de los Judíos, XIV, XVI, 2).

Un tercer Año sábatico ocurrió en 68-69 dC justo antes de la destrucción de Jerusalén. Y 278 Años sabáticos más tarde nos lleva a 2014-2015.

En cuanto a la final de las setenta semanas de Daniel, vemos que los años sabáticos cayeron en 26-27 dC y otra vez el 33-34 dC. Pero tenga en cuenta que los años sabáticos están fechados a partir de Tishri (septiembre), mientras que el real decreto de Ciro se emitió algunos meses antes en Abib (abril).

La semana 69ª, entonces, terminó en abril del 26 dC, y el Año sábado comenzó pocos meses después, en septiembre.

Del mismo modo, Jesús fue crucificado el 3 de abril del año 33 dC, que era el día de preparación para la Pascua, mientras que los corderos estaban siendo sacrificados.

El punto de esta historia de años sabáticos es mostrar que hay un registro histórico consistente de años sabáticos que se remonta a la vuelta de Judá del exilio en 534 aC. Sus días de reposo comenzaron a tenerse en cuenta en septiembre del 534. Siete Sábados más tarde la dinastía Hasmonea comenzó a gobernar Judá en el 163 aC. Dieciocho días de reposo más tarde el rey Herodes tomó Jerusalén en 37 aC. Cinco días de reposo después, Jesús nació en 2 aC.

La semana 70ª de Daniel fue a partir de abril, del 26 a abril al 33 dC, pero el Año sábado de aquellos en realidad comenzó en septiembre de ese año.

Sin embargo, las setenta semanas no se fechan desde el decreto de Ciro en el 534 antes de Cristo, sino desde un decreto posterior del rey Artajerjes en el 458 antes de Cristo y un segundo decreto en 445 aC.


Una teoría refutada
Hace un siglo, algunos maestros de la Biblia plantearon una teoría alternativa de la cronología, diciendo que el decreto de Ciro fue el que comenzó la semana setenta y la cuenta atrás. Argumentaron que Ciro vivió en el 450 antes de Cristo, en lugar de en el año 530. Para "probar" su teoría, se postula que algunos de los reyes en la lista de reyes persas eran en realidad el mismo rey con diferentes nombres o títulos. Por lo tanto, sacaron la historia adelantada cerca de 80 años.

Desafortunadamente, el Dr. Bullinger fue influenciado por esta visión alternativa de la historia, por lo que su cronología en el Apéndice 51 de la Companion Bible es en gran medida inútil. Ese punto de vista fue totalmente desacreditado cuando los arqueólogos excavaron Persépolis, la capital de Persia, en la década de 1930, donde se descubrieron los palacios, tumbas, e incluso inscripciones listando cada uno de los reyes de Persia por separado. En otras palabras, los reyes de los que se dijeron ser diferentes títulos para el mismo rey, fueron probados como reyes separados por derecho propio, cada uno gobernó Persia durante un determinado número de años.

En el capítulo 8 de mi libro, Secretos del Tiempo (en castellano: http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2014/04/libro-secretos-del-tiempo-dr-stephen-e.html), cito algunos de sus conclusiones históricas. También muestro cómo los reyes persas fueron fechados por la astronomía, especialmente el rey Darío I de Persia (no de Media), bajo cuyo reinado el segundo templo fue terminado. El templo fue terminado en el año séptimo de este Darío (15 de marzo de 515 aC). La historia fecha su reinado por dos eclipses lunares, uno que se produjo en su 20º año (19 de noviembre, 502 aC) y la otra en su 31º año (25 de abril de 491 aC).

Puesto que Ciro fue el primer rey de Persia en Babilonia y el rey persa Darío I reinó algunos años después de su muerte, es obvio que Ciro debe de haber gobernado antes del primer año de Darío (521 aC). No es posible que Ciro pudiera haber gobernado décadas más tarde en 450-460 aC.


Es importante entender esto, porque algunos han sido influenciados por los maestros de la profecía de hace un siglo, sin saber que su teoría cronológica se demostró equivocada en la década de 1930.

Categoría: enseñanzas

El Dr. Stephen Jones
- See more at: http://www.gods-kingdom-ministries.net/daily-weblogs/2015/07-2015/daniel-9-daniels-seventy-weeks-part-4/#sthash.Al8sr4BY.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario