TRADUCTOR-TRANSLATE

UNA NUEVA IGLESIA MUNDIAL (TRIGO Y CIZAÑA), George H. Warnock



Jesús nos dijo que en el día de la cosecha, Él enviaría a los ángeles y recogerían la “cizaña” de la cosecha en manojos. No sólo se involucrarán los ángeles, sino también los corazones de los hombres y los espíritus malos que los dominan. Vamos a sorprendernos por lo rápido que todo esto va suceder. Pero no pensemos que es increíble cuando descubramos que las fuerzas espirituales están obrando para producir esto. Al acercarse a nosotros el día de la cosecha, Dios ordena la separación del TRIGO de la CIZAÑA. Hay una separación inminente de lo verdadero y lo falso. Él ordena que la cizaña sea atada en manojos para ser quemada, y que el trigo se junte en el granero (Mateo 13:30). Entendemos que en el proceso de crecimiento el trigo y la cizaña son muy difíciles de distinguir al ojo que no discierne. AHORA BIEN, SI EL TRIGO HABLA DEL PUEBLO DE DIOS LAVADO POR LA SANGRE, LOS QUE REALMENTE LE CONOZCAN… SABEMOS TAMBIÉN QUE LA CIZAÑA ES UN PUEBLO RELIGIOSO QUE PASA INADVERTIDO COMO SI FUERAN VERDADEROS CRISTIANOS. La cizaña tratará de ser como lo auténtico, de la mejor manera que pueda; y ante todas las apariencias, son cristianos humildes, sinceros y piadosos. Pero no conocen nada de la limpieza de la sangre de nuestro Señor Jesucristo ni del fruto de Su Espíritu. (¿? Dado que el juicio comienza por Su Casa creo que quizás la cizaña pueda abarcar a todos los religiosos: los no salvos y los salvos en desobediencia que no quisieron madurar. Éstos últimos junto con aquellos serán echados al fuego, es decir, pasarán por la Gran Tribulación, que separará lo verdadero de lo falso, destruyendo a los no salvos y purificándolos a ellos. Los vencedores primeros, las primicias, para este entonces ya estarán en el Templo; 1 Corintios 3:15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego).
Todas las religiones falsas se reunirán como MANOJOS como preparación para el Día del SEÑOR. ¿Quiere esto decir que habrá una gran “Iglesia” que abrace a Cristianos, Judíos, Musulmanes, Hindúes… etc.? No necesariamente. Pero Dios dice “MANOJOS”. Tanto si son llevados bajo una misma estructura o no, no lo sabemos. Pero Dios no ve ninguna diferencia en ninguno de ellos si la sangre de Jesucristo es quitada como el único camino de la salvación; si Él, el Señor Jesús, no tiene Su señorío en sus corazones y vidas (y también sabemos que no todos los lavados por Su sangre están sometidos a Su señorío).
Recuerda que los materiales de construcción de la primer Babel fueron el “ladrillo” en lugar de la “piedra”. Y que usaron “lodo” en lugar de “argamasa” para unir las piezas. Es decir, no la unión de los cristianos verdaderamente nacidos de nuevo (y rendidos) que han recibido el don gratuito de la gracia de Dios y que han sido “lavados en la sangre del Cordero”. Están unidos por una clase muy distinta de unidad: con el “lodo” de las estructuras de iglesia, los dogmas de iglesia y las tradiciones de la iglesia. La “Iglesia” tiene autoridad suprema sobre los corazones y las mentes del pueblo y la relación personal e individual con el Señor importa poco o nada… ¡Mantén tus culturas, mantén tu adoración al diablo si no hay más remedio, ¡solo tienes que pertenecer a la “Iglesia”! ¡Únete a nosotros y pertenece a nosotros, paga lo que de debes a la “Iglesia”… y entonces podemos perdonar todos tus pecados!
Usan “ladrillo” en lugar de “piedra”. No esa “piedra” cuidadosamente formada y cincelada por la mano de Dios y por Su gracia redentora y transformadora… que une para formar “una morada para Dios en el Espíritu”… Sino que son “ladrillo”, arrojado a un molde, y de este modo, todos iguales, en estricta semejanza a las normas y reglas de la “Iglesia”. Todos ellos hechos de los campos de barro de Sinar, y arrojados al molde de la religión. Tu conciencia hacia Dios y tu relación con Él son meramente anecdóticas. Si concedes lealtad incuestionable a la IGLESIA, a la SOCIEDAD, a la DENOMINACIÓN  a la ORGANIZACIÓN—dale el nombre que quieras… eso es lo único que importa. Pero los genuinos hijos de Dios deben amarle y honrarle como Su Padre, y jurar una fidelidad y una lealtad personal incuestionables al Cordero, y seguirle por donde quiera que Él vaya.
No tenemos que llegar a poseer mucho conocimiento sobre temas que tengan que ver con el “misterio de la iniquidad”. Pero de vez en cuando, el Señor nos dará lo que necesitemos conocer y comprender sobre el BIEN y el MAL. Porque Dios no quiere que ignoremos la maquinaciones de Satanás.

("¿Quienes Sois?-George H. Warnock"- salvo anotaciones parentéticas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario