TRADUCTOR-TRANSLATE

SOMBRA Y SUSTANCIA DE LA MARCA DE LA BESTIA (Cap. I del libro "La Marca dela Bestia" ), Joseph Herrin)


Sombra y sustancia
(Cap. I del libro "La Marca dela Bestia" de Joseph Herrin)
La iglesia está fascinada con los asuntos relativos a los últimos días antes del regreso de Cristo. Los maestros de profecía de los tiempos finales son legiones, y sus mensajes salen en las ondas de radio, mientras que sus libros llenan las estanterías de las librerías y los principales centros comerciales. Las películas se hacen inspiradas en muchos de estos libros y enseñanzas, y las salas de chat de Internet están dedicados a la discusión de los diversos tiempos finales, doctrinas, profecías y escenarios. Una profecía particular, que ha cautivado a muchos es la relativa a la marca de la bestia. Las Escrituras revelan lo siguiente acerca de esta marca:
Apo 13:15-18 LBLA Se le concedió dar aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia también hablara e hiciera dar muerte a todos los que no adoran la imagen de la bestia. (16) Y hace que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les dé una marca en la mano derecha o en la frente, (17) y que nadie pueda comprar ni vender, sino el que tenga la marca: el nombre de la bestia o el número de su nombre. (18) Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, que calcule el número de la bestia, porque el número es el de un hombre, y su número es seiscientos sesenta y seis.
Una gran cantidad de enseñanzas han salido al cuerpo de Cristo con el efecto de hacer que los santos se centren en el número 666 y que tengan cuidado con las tecnologías nuevas y futuras que permitirán a la humanidad que se imprima con algún tipo de marca física, como la computadora o chips, que serán necesarios con el fin de comprar o vender.
La especulación con respecto a lo de esta marca se ha cambiado a lo largo de los años conforme la tecnología ha avanzado. Recuerdo años atrás, cuando los códigos de barras se convirtieron en populares, y muchos empezaron a enseñar la teoría de que los hombres y las mujeres se les daría algún tipo de código de barras como marca.
Más recientemente, con el advenimiento de tecnologías como el Chip Ángel Digital, chips inteligentes y etiquetas RFID que se pueden escanear desde la distancia, la opinión se ha desplazado a estas tecnologías más avanzadas.
¡Trágicamente, después de conducir a los santos a centrarse en el peligro de recibir una marca física, estos maestros de la profecía del tiempo del fin se han retirado de la iglesia para dormir y no han logrado advertirles del peligro real!
El libro de Apocalipsis es altamente simbólico y las cosas físicas y tangibles que se describen en el libro se emplean con mayor frecuencia para hablar de las realidades espirituales, y son estas realidades espirituales las que son más importantes.
La marca de la bestia que se habla en el pasaje anterior es en realidad un tipo y sombra de la humanidad que recibe la impronta de la naturaleza de la bestia, para que la humanidad pueda traficar en las cosas de un mundo corrupto y caído. Nunca he oído un profesor de la profecía de los tiempos del fin hablar de la sustancia espiritual, y de que la marca física no es más que una sombra. Hay infinitas especulaciones sobre tecnologías físicas que se requieren para comprar y vender, y el mundo está sin duda corriendo hacia adelante para poner en práctica este control de toda la humanidad. Sin embargo, como gran parte de lo que es físico en la Biblia, esta marca sirve como una parábola de la sustancia espiritual mucho más profunda. Al centrarse sólo en la sombra física, y haciendo caso omiso de la sustancia espiritual, los maestros de profecía han hecho mucho daño a la comprensión de los santos. Que las cosas en este pasaje son símbolos de las realidades espirituales es evidente si se considera el contexto de la carta. A continuación se presentan los primeros ocho versículos del Apocalipsis capítulo 13, seguido de una lista de los símbolos físicos descritos en estos versículos.
Apo 13:1-8 LBLA El dragón se paró sobre la arena del mar. Y vi que subía del mar una bestia que tenía diez cuernos y siete cabezas; en sus cuernos había diez diademas, y en sus cabezas había nombres blasfemos. (2) La bestia que vi era semejante a un leopardo, sus pies eran como los de un oso y su boca como la boca de un león. Y el dragón le dio su poder, su trono y gran autoridad. (3) Y vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada. Y la tierra entera se maravilló y seguía tras la bestia; (4) y adoraron al dragón, porque había dado autoridad a la bestia; y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién es semejante a la bestia, y quién puede luchar contra ella? (5) Se le dio una boca que hablaba palabras arrogantes y blasfemias, y se le dio autoridad para actuar durante cuarenta y dos meses. (6) Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre y su tabernáculo, es decir, contra los que moran en el cielo. (7) Se le concedió hacer guerra contra los santos y vencerlos; y se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. (8) Y la adorarán todos los que moran en la tierra, cuyos nombres no han sido escritos, desde la fundación del mundo, en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado.
Miremos algunos de los símbolos aquí:
Una bestia • Un mar • Diez cuernos • Siete cabezas • Diez diademas • Nombres de blasfemia • El cuerpo de un leopardo • Pies de un oso • Boca de león • Un dragón que concede poder, trono y autoridad • Una cabeza herida que se cura • Una boca que hablaba grandes cosas y blasfemias • Autoridad para actuar durante 42 meses • Blasfemias contra el Señor, su nombre y su tabernáculo • Un Cordero • El libro de la vida del Cordero.
Todas estas cosas son símbolos que representan algo de verdad. Sería erróneo pensar que estas cosas son para ser entendidas literalmente. De hecho, de todas las cosas en la lista, entendemos que la mayoría de ellas no se puede tomar literalmente. El libro de Apocalipsis es altamente simbólico, y todo lo que se revela es en señales y tipos.
Así vemos a Cristo como el Cordero que fue inmolado, vemos a los vencedores a los cuales se refiere como vírgenes, y la iglesia a su vez representada por un candelabro. Leemos de una gran ramera que monta en la parte posterior de una bestia, y vemos revelado todo tipo de criaturas fantásticas con múltiples cabezas y cuernos.
No debemos tomar estas cosas literalmente, porque son tipos meramente proféticos que representan la verdad. Esas cosas que tienen algún cumplimiento literal, también sirven como tipos proféticos de la verdad espiritual. En las palabras de apertura del Apocalipsis nos dice que lo que está escrito se transmite en señales y parábolas, y estas cosas son sombras de las realidades espirituales.
Apo 1:1-2 (Recobro) La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para mostrar a Sus esclavos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró en señales enviándola por medio de Su ángel a Su esclavo Juan…
La palabra traducida como 'señales' es la palabra griega 'semaino' y ocurre 23 veces en el Nuevo Testamento. De estas 23 apariciones, 16 veces se ha traducido como la palabra "señales" por los traductores de la KJV. A continuación se muestra un ejemplo:
Lucas 21:25 Y habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas...
Ahora, un señal es algo que apunta a otra cosa. La señal no es la realidad de una cosa. Una señal en el sol, la luna o las estrellas es algo que da la advertencia de alguna verdad espiritual del reino de Dios, un acto de Dios, como un juicio venidero. Supongamos que alguna señal celestial, tal como una gran llamarada solar, se dijo que indicaba que un gran juicio iba a venir, pero todos los hombres quisieran hablar de la llamarada solar. Si fueran a centrarse en la señal física, haciendo caso omiso de la verdad espiritual que representaba, habrían quedado muy por debajo de la voluntad de Dios y sus acciones no representarían la sabiduría de Dios. Qué locura sería para la iglesia hablar sin parar alrededor de las erupciones solares, y nunca mencionar el juicio por el cual se les dio la señal para advertirles.
Apocalipsis es un libro cuyo mensaje se entrega en señales. Pensemos por un momento en el propósito de una señal de tráfico. Una señal de tráfico le puede decir que hay una parada delante, o que una sección del camino de peligro de arrollamiento está próxima. La señal, aunque es una realidad física y tangible, no debe confundirse con la sustancia a la que apunta. Sería desastroso para el conductor y pasajeros de un coche hablar sin cesar de los signos que están viendo mientras conducen a través de la intersección en la que se suponía debían parar.
La marca de la bestia puede realmente hacer aparición como algunas tecnologías empleadas para regular a aquellos que puedan comprar y vender. Como tal, es real y tangible, como las señales de tráfico son reales, y el sol y la luna y las estrellas son reales, pero estas marca físicas sirven como una señal que apunta a una verdad espiritual mucho más profunda.
¡Me gustaría gritar en voz alta, donde cada santo pueda escuchar mi grito! :
¡Que hay una realidad espiritual! ¡Estos signos apuntan a algo mucho más importante que una marca física!
Si los santos se centran sólo en la señal (y lo están haciendo), y dejan de prestar atención al mensaje de la señal, se encontrarán con el desastre. Multitudes de santos están en peligro de ser impresos con la marca espiritual de la bestia, y esta marca no tiene nada que ver con las tecnologías que se están desarrollando. Si ellos reciben la impronta espiritual de la bestia caerán bajo el juicio de Dios con más seguridad que si reciben una marca física en la frente o en la mano. Las consecuencias de la recepción de esta marca son terribles.
Apo 14:9-11 LBLA Entonces los siguió otro ángel, el tercero, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe una marca en su frente o en su mano, (10) él también beberá del vino del furor de Dios, que está preparado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y en presencia del Cordero. (11) Y el humo de su tormento asciende por los siglos de los siglos; y no tienen reposo, ni de día ni de noche, los que adoran a la bestia y a su imagen, y cualquiera que reciba la marca de su nombre.
No debemos creer que tal juicio se aplicó simplemente porque los hombres y las mujeres utilizaban una nueva tecnología para poder comprar y vender. A algo mucho más siniestro se hace referencia en esta marca. Si un hombre o una mujer reciben la impronta de la naturaleza de la bestia, a la que la flecha de esta señal está señalando como realidad espiritual, estarían en una oposición grotesca a la voluntad de Dios, el cual desea que sus hijos lleven la imagen de la naturaleza divina.
Si los maestros de profecía compararan las palabras relacionadas con recibir la señal de la bestia a palabras similares que se encuentran en estrecha proximidad en el texto del Apocalipsis ellos entenderían que este símbolo físico sirve como un presagio profético de una profunda verdad espiritual.
En Apocalipsis 13, versículos 16-18, leemos acerca de la marca de la bestia siendo dada en la frente o la mano derecha. INMEDIATAMENTE después de estas palabras que leemos, otra marca se le da a un grupo diferente de personas que también va en la frente.
Apo 14:1 LBLA Miré, y he aquí que el Cordero estaba de pie sobre el Monte Sion, y con El ciento cuarenta y cuatro mil que tenían el nombre de El y el nombre de su Padre escrito en la frente.

¿No es sorprendente que la iglesia no gasta tanto tiempo tratando de descifrar qué forma tendrá esta marca que va en la frente de los vencedores? No han teorizado que Dios usará tinta permanente, o que Dios implantará un chip en la frente de los santos que llevan el nombre del Padre y del Hijo.
Nadie está hablando de la tecnología inteligente de chip, o códigos de barras, o discutir en qué idioma se escribirán estos nombres, o lo grande que serán las letras, o de qué color serán. -¿Por qué?- Debido a que la mayor parte de la iglesia se da cuenta que lo que está escrito son verdades espirituales transmitidas por medios simbólicos.
Cuando decimos que los vencedores tendrán el nombre del Padre y del Hijo escrito en la frente, entendemos que están siendo sellados con la mente de Cristo. Sus mentes se han renovado, y así como el Sumo Sacerdote de la Antigua Alianza llevaba una banda de color azul con letras de oro en toda la cabeza con las palabras "santo para el Señor" escritas en ella, estos santos se han separado a Yahwéh para vivir para sus propósitos y ser conformados a la imagen de Cristo.
En este texto del Apocalipsis leemos que los vencedores tendrán los nombres de Dios "escrito" en sus frentes. La palabra griega real es "grafo", que significa "escribir ", y es la misma palabra que se usa cuando un escultor esculpe una imagen de madera o piedra.
Del mismo modo, la palabra que se representa como "marca" al referirse a la marca de la bestia es la palabra griega "járagma", y el Diccionario de Strong define de esta manera:
Járagma 548: De lo mismo que G5482; rasguño o picazón, i.e. sello (como etiqueta de servidumbre), o figura esculpida (estatua):- escultura, marca.
La elección de las palabras que el apóstol Juan empleó revelan que de lo que se habla no es algo superficial, como tomar un marcador y escribir algo en la frente de una persona, sino que es permanente, indeleble y profundamente formado. Juan está describiendo dos tipos de personas. Un grupo ha sido alterado hasta que llevan la imagen de la naturaleza de la bestia, y el otro grupo se ha transformado hasta que llevan la imagen de la naturaleza divina.
Estas imágenes se forman tan profundamente que es como si un escultor ha cincelado una imagen en piedra y la imagen se fija de forma permanente. Las Escrituras emplean imágenes similares en otros lugares, por Pablo escribe:
Efe 2:10 LBLA Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.
La palabra traducida como "hechura" es "poiema" en el griego y esta palabra habla de algo que se ha formado como obra maestra. ¿Qué es lo que Dios busca en su obra maestra, cual es el modelo del Señor? El primer capítulo de este libro revela, que Dios determinó que el hombre debe ser formado a Su imagen, a Su semejanza, y cuando Juan escribe que hay un grupo de vencedores que tienen los nombres del Padre y del Hijo grabado en la frente, lo que indica es que habrá primicias de los creyentes que vienen a ser una plenitud de la expresión de la imagen de Dios. Habrá santos en plena estatura que han alcanzado a la imagen de Cristo (Efesios 4).
Leemos antes sobre los terribles juicios de Dios que serán derramados sobre aquellos que reciben la marca de la bestia. La ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia (Colosenses 3: 6), y esta marca de la bestia es más que una señal, apunta a hombres y mujeres que se han dado a sí mismos en totalidad a la desobediencia. Se han vendido a sí mismos para servir a los apetitos naturales. Su dios es el vientre, y su fin es la destrucción. Los que reciben una marca física serán los que ya se han sellado con la marca espiritual de la naturaleza bestia. Son los que negociarán las bendiciones de Dios con el fin de satisfacer su vientre, imitando el error modelado por Esaú.
En este libro vamos a explorar el deseo de Dios para los hombres de que lleven Su imagen y Su semejanza, y también vamos a examinar el plan del enemigo para formar en el hombre su propia naturaleza bestial dañada. A medida que el fin del mundo se acerca veremos como estos planes vienen a una plenitud y como la luz que se ve en los vencedores se hace más brillante y la oscuridad de un mundo caído crece más oscura. Tanto la naturaleza divina como la naturaleza bestial llegarán a una plena expresión. Un grupo estará sellado en sus frentes por ser una expresión madura de la imagen divina de Dios, mientras que un grupo mucho más grande estarán sellados en sus frentes por ser una expresión madura de la naturaleza bestia.
La iglesia en general no se da cuenta del peligro del momento. La iglesia de esta hora es representada como una gran ramera que monta sobre una bestia, y esto no es más que otra señal dada por nuestro Señor para dar una sabía comprensión de los días en que vivimos. En lugar de someter y gobernar sobre la naturaleza animal, la iglesia ha hecho una alianza impía con la bestia. La carne de pecado está protegida por la iglesia, y la predicación de la cruz del discípulo ha sido tan diluida, y en muchos casos eliminada, que incluso el más grosero de los pecados se tolera y abraza por la ramera.
2Ts 2:7-12 LBLA Porque el misterio de la iniquidad ya está en acción, sólo que aquel que por ahora lo detiene, lo hará hasta que él mismo sea quitado de en medio. (8) Y entonces será revelado ese inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; (9) inicuo cuya venida es conforme a la actividad de Satanás, con todo poder y señales y prodigios mentirosos, (10) y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, porque no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. (11) Por esto Dios les enviará un poder engañoso, para que crean en la mentira, (12) a fin de que sean juzgados todos los que no creyeron en la verdad sino que se complacieron en la iniquidad.
Muchos son los santos que han estado caminando en el pecado. Muchos han sido descuidados en su caminar en este mundo, jugando con la tentación, y a veces incluso abrazándola totalmente. Pocos han trabajado sus cuerpos en crucificar la carne, y el juicio de Dios quitará repentinamente la influencia restrictiva del Espíritu Santo en sus vidas, y serán entregados totalmente a su depravación, sus fantasías pecaminosas, y su naturaleza egoísta.
La voz suave y apacible que ha instado a los hijos de Dios al arrepentimiento de repente se retirará, mientras que al mismo tiempo la naturaleza de la bestia se levantará en todo su poder, y multitudes de aquellos que una vez profesaron a Cristo caerán a distancia y ya no harán cualquier pretensión de tratar de agradar a Dios. Ellos vivirán sólo para satisfacer los deseos carnales de un mundo depravado. La hora está a la mano, y el Espíritu está haciendo una apelación final. Es el momento de tomar una posición decisiva:
Apo 18:4 LBLA Y oí otra voz del cielo que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis de sus plagas;
Jos 24:15 LBLA Y si no os parece bien servir al SEÑOR, escoged hoy a quién habéis de servir: si a los dioses que sirvieron vuestros padres, que estaban al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa, serviremos al SEÑOR.
1Pe 4:1-3 LBLA Por tanto, puesto que Cristo ha padecido en la carne, armaos también vosotros con el mismo propósito, pues quien ha padecido en la carne ha terminado con el pecado, (2) para vivir el tiempo que le queda en la carne, no ya para las pasiones humanas, sino para la voluntad de Dios. (3) Porque el tiempo ya pasado os es suficiente para haber hecho lo que agrada a los gentiles, habiendo andado en sensualidad, lujurias, borracheras, orgías, embriagueces y abominables idolatrías.
Un grupo de personas que viven por las concupiscencias de los hombres, mientras que el otro vive por la voluntad de Dios. Un grupo está marcado por la naturaleza bestia, el otro con la naturaleza divina. Hay un gran grupo de personas hoy en día que han buscado un término medio. Prestan servicio de labios a Dios, llamando a Cristo 'Señor' y 'Maestro', mientras que al mismo tiempo tratan de cumplir sus propias concupiscencias, para satisfacer los muchos deseos de la carne y el alma.
Cifras inmensas de santos representan a Dios como ayudante divino que les ayudará a encontrar la prosperidad terrenal, facilidad y satisfacción. Sus mentes no están establecidas en la voluntad de Dios, sino en su propia voluntad y deseos. Muchos de los que están llamados a ser vírgenes puras, dedicados sólo a Cristo, se han convertido en rameras cabalgando sobre la bestia.
Vivimos en una hora en que todas las cosas están llegando a su plenitud y madurez. A esta hora usted está aumentando, ya sea en su reflejo de la imagen de Dios, o la imagen de la bestia. Todas las cosas deben llegar a la madurez, a una plenitud de la estatura, ya sea de Cristo o de la bestia. Le insto a que lea este libro con oración al tiempo que permite al Espíritu buscar en sus entrañas y revelar si hay camino de perversidad en usted. Muchos saldrán vencedores, victoriosos sobre la bestia, su imagen y el número de su nombre.

(Taducción de Bayron Mansilla)

Nota del administrador: Con independencia de que pueda haber o no un soporte físico de tal marca, el autor interpreta la marca como la naturaleza de la bestia o la naturaleza de Dios en el caso de los vencedores, al igual que lo hace el Dr. Stephen E. Jones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario