TRADUCTOR-TRANSLATE

COMPRENDIENDO LA HORA ACTUAL (Cap. I de "Shabat"), Joseph Herrin


Cap. I: Comprendiendo la hora actual

Antes de proceder a la materia objeto de este libro, es necesario abordar algunas cuestiones que podrían causar la dificultad al lector. Gran parte de lo que está escrito en este libro es contrario a lo que comúnmente se acepta y se enseña en el cristianismo de hoy. Esto, sin duda provocará cierta preocupación a ciertos lectores. A menudo es difícil recibir algo de verdad que no hemos oído anteriormente, pero es aún más difícil cuando la verdad está en clara contradicción con lo que se ha predicado por miríadas de pastores, evangelistas y maestros hasta que se ha convertido en el estándar aceptado, o norma, de nuestros días. Por desgracia, hay pocos santos que entiendan realmente lo que está claramente predicho en las Escrituras, que los últimos días antes del regreso de Yahshua sería un momento en que existiría un gran error entre los santos de Dios. Una vez que uno entiende esto, entonces se puede apreciar que cuando se proclama la verdad será muy común encontrar que va en contra de las creencias aceptadas de la época en la que nos encontramos. Veamos algunas escrituras que revelan este entendimiento, que los días precedentes a su retorno de Yahshua serían días de profunda decepción y error.
II Timoteo 3: 1-7 Y debes saber esto: que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más bien que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos también evita. Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento pleno de la verdad
Tenga en cuenta con mucho cuidado aquí que Pablo identifica el día del que se está hablando a Timoteo. "Pero debes saber esto, que en los últimos días vendrán tiempos difíciles". ¿Cuántos ministros de hoy están proclamando que vivimos en los últimos días? Parece que muchos reconocen que la hora es tarde, pero han fallado en discernir cuál sería el estado del cristianismo en estos días. Pablo comienza este pasaje diciendo, "en los últimos días vendrán tiempos difíciles", y concluye diciendo que la gente "siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad". En medio de estos dos estados Pablo describe el corazón de la humanidad en estos días, y es debido al estado corrupto del corazón del hombre que estos días son difíciles.
Timoteo fue encargado por Pablo de predicar la palabra, y las cosas estaban ya difíciles en esos días, pero tenga en cuenta la dificultad de cualquier ministro que tenga que proclamar la verdad a los descritos en este pasaje. De hecho, su tarea sería muy formidable. Sin embargo, Pablo no se detiene aquí. Pablo sigue manteniendo la misma línea de pensamiento cuando habla con las siguientes palabras
II Timoteo 4:1-4. Te encargo solemnemente, en la presencia de Dios y de Cristo, que ha de juzgar a los vivos y los muertos, por su manifestación y por su reino: Predica la palabra; insiste a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina; sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propios deseos; y se apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas.
¿Cuándo se debe esperar este tiempo en el futuro cuando los hombres no soportarán la sana doctrina? Pablo ya nos ha informado de que está hablando de los últimos días, los días en los que ahora vivimos. Si los hombres no están prestando atención a la sana doctrina, ¿qué están escuchando? Ellos están escuchando a grandes acumulaciones de maestros que están hablando las cosas que sus corazones caprichosos quieren oír. Ellos están recurriendo a otra parte, a los mitos y fábulas.
Debería ser obvio que los días que vivimos son el tema del discurso de Pablo a Timoteo, ya que estamos en los últimos días, sin embargo, ¿qué predicador admitiría que es su congregación la que le ha contratado para contarles las cosas que quieren oír? ¿Qué predicador confesaría que simplemente está haciendo cosquillas a los oídos de los que escuchan, que está enseñando falsedad y mito?
Vivimos en días muy difíciles, para las masas de la cristiandad que se han apartado de la verdad y prefieren escuchar cosas que están de acuerdo con sus propios deseos. Pablo dijo que en los últimos días los hombres serían "amadores de sí mismos, avaros ... amadores de los placeres en vez de amadores de Dios". ¿Qué tipo de cosas se supone que a tales hombres les gustaría escuchar?
Tal vez les gustaría escuchar un mensaje de prosperidad financiera. Tal vez les gustaría escuchar un mensaje que dice que Dios quiere derramar bendición tras bendición de bienes materiales a los que son sus hijos. ¿No es esto lo que está siendo escuchado hoy desde tantos púlpitos? Sin embargo, los hombres no se dan cuenta de que Pablo estaba ADVIRTIENDO a Timoteo acerca de los que están dentro del cristianismo en el día de hoy, las personas que  han acumulado maestros para sí mismos para que les cuenten las cosas que quieren oír.
Por el contrario, la sana doctrina no tiene cabida entre esos santos que son amadores de sí mismos, del dinero y el placer. Es con dificultad que las palabras de Yahshua se comparten con ellos;
Lucas 16:13 "Ningún siervo puede servir a dos señores, porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y a las riquezas.
"Mammón es el sistema del mundo materialista  y se identifica con el amor al dinero y todo lo que el dinero puede comprar. Miríadas de santos hoy en día se encuentran en esa condición trágica de tratar de estar a horcajadas entre ambos lados de la valla. Ellos quieren servir a Dios y al dinero al mismo tiempo. Para lograr esta hazaña han desarrollado falsas doctrinas que proclaman que es voluntad del Señor que todo santo debe estar girando alrededor de los bienes de este mundo. Yahshua, sin embargo, dijo que sus seguidores del Reino no deben preocuparse de los problemas de lo que iban a comer y beber, o con lo que iban a vestirse, sino que deben buscar primero Su Justicia y Su Reino.
Los fariseos que escucharon estas palabras se burlaron de Yahshua, porque amaban el dinero. Las multitudes también se burlan hoy porque comparten la misma aflicción.
Lucas 16:14-15. Y oían también todas estas cosas los fariseos, que eran avaros, y se burlaban de él. 15 Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; pero Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por muy estimable, delante de Dios es abominación.
Vivimos en un día en que los hombres están proclamando aquellas cosas que estiman, dejando de lado las cosas que estima Dios. He recogido un solo tema, aunque importante, de los que se enseñan falsamente hoy, para demostrar que los hombres se han apartado de la verdad y han buscado maestros que les digan cosas de acuerdo con sus deseos. Los hombres en su amor propio y amor al dinero han ideado todo tipo de falsas interpretaciones de las Escrituras para justificar su ansia de cosas. Ausente está el mensaje de la cruz del discípulo y la proclamación de las palabras del Cristo que si queremos salvar nuestra vida del alma, debemos perderla, pero que si la perdemos vamos a ganarla. Ausente está el mensaje de tomar nuestra cruz cada día y seguir a Yahshua.
Mateo 16: 24-27. Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. Porque, ¿qué provecho sacará el hombre de ganar el mundo entero, si pierde su alma? ¿O qué dará un hombre a cambio de su alma?Porque el Hijo del Hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a su conducta.
El mensaje de la negación no se encuentra en la actualidad en las casas de la prosperidad. Todo hombre será recompensado por sus hechos, sin embargo, la recompensa será muy dolorosa para los que se han acumulado para sí maestros para contarles las cosas que desean escuchar. El mismo tema de la negación de sí mismo está en el corazón de un verdadero entendimiento del sábado, porque en Hebreos leemos estas palabras de Pablo.
Hebreos 4:10 Porque el que ha entrado en su reposo [sábado], él mismo ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.
Si vamos a entrar en el Reposo de Dios, debemos dejar de hacer nuestras propias obras. Esta es la negación propia. Esta es la obra de la cruz en la vida de los santos. Debido a que los hombres no han cesado de sus propias obras, y prefieren disfrutar de los deseos egoístas de sus corazones, se han desviado de la verdad y han abrazado la falsedad y los mitos. La cuestión de servir a las riquezas (Mammón) es más que un asunto en el que esto ha sucedido. No hay prácticamente ninguna zona de la verdad que se haya mantenido al margen, debido a la dificultad de los días que vivimos. En el libro de II Tesalonicenses, Pablo describe el estado calamitoso de estos días con la palabra "apostasía".
II Tesalonicenses 2: 1-3 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Yahshua el Mesías, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os alarméis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor ha llegado. Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición,
Una vez más Pablo está escribiendo sobre los días que preceden al regreso de Yahshua. Él está escribiendo de los días en que vivimos, y afirma que Yahshua no volverá a menos que la apostasía se produzca primero. El Diccionario de Strong de palabras griegas define la apostasía de la siguiente manera ;
646 apostasia (ap-os-tas-ee'-ah). femenino de la misma como 647; defección de la verdad (correctamente, estado) [ "apostasía"]:
Cuando uno mira más adentro el sentido de esta palabra griega, se ve que comparte una raíz similar con la palabra griega que significa el divorcio. La apostasía de la que habla Pablo es, literalmente, un repudio de la verdad. Tomada en relación con otras declaraciones de Pablo podemos discernir que los últimos días serán un momento en que los que se dicen ser seguidores de Yahshua se divorciarán de la verdad, y que a su vez serán llevados a mitos y fábulas. Que en sentido figurado se amontonarán maestros que les proclamarán el error y la mentira.
Esta es la circunstancia peligrosa que nos encontramos hoy en día. No es que las masas estén proclamando la verdad, sino el Remanente. La verdad no es ampliamente predicada y recibida, sino que más bien se rechaza en gran parte, al haber sido sustituida por la falsedad. ¿Cómo surgió esta circunstancia? Una vez más, el apóstol Pablo nos informa de la razón,
II Tesalonicenses 2: 10-12. Debido a que no recibieron el amor de la verdad para ser salvos ... Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que puedan creer la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la iniquidad.
Porque los hombres han preferido las mentiras sobre la verdad, el Padre ha enviado un poder engañoso sobre ellos para que pudieran creer lo que es falso. Este pasaje y los otros que hemos visto no están hablando del mundo, sino de los que dicen ser seguidores de Dios. Pablo anteriormente dijo que tendrían "una apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella". Esto está hablando de la Iglesia. El verdadero poder de la piedad es el poder de transformar la vida de los hombres, pero los hombres han preferido no ser transformados. En su lugar, han deseado transformar las Escrituras para apoyar la búsqueda de su vida del alma y de sus deseos.
Los que leen este libro y otros escritos que están proclamando la verdad en esta hora, deben darse cuenta de que lo que está escrito aquí está fuera de sincronía con las masas de la cristiandad, porque las masas de la cristiandad están en sí mismas fuera de sincronía con Dios. Yahshua dijo que era la verdad, pero la verdad no es amada en los últimos días antes del regreso de Yahshua, y como resultado, el Padre ha enviado el engaño sobre la humanidad para que pudieran creer la mentira, que es lo que prefieren.
Cuando se examina las Escrituras con un corazón comprensivo se percibe que este ha sido el caso con la humanidad, que sólo un Remanente realmente conocía lo que el Padre estaba haciendo en el día en el que vivían. En los días en que Moisés condujo a los hijos de Dios a salir de Egipto y al desierto, había realmente una gran cantidad de personas que fueron conocidos como pueblo escogido de Dios, pero no todos entendieron lo que deberían haber conocido,
Salmo 103:7. Sus caminos notificó a Moisés, sus actos a los hijos de Israel.
Existe un abismo entre conocer los caminos de Yahweh, y ser testigo de Sus actos. De los millones de Israel, se decía que sólo un hombre había conocido los caminos de Jehová en el día el que envivía.Vemos lo mismo en los días de Daniel, de Jeremías, de Elías, etc … Sin duda este fue también el caso en el día en que el Padre envió a Su Hijo para nacer y caminar en esta Tierra en forma de hombre. Había miríadas de judíos que habitan en Jerusalén y sus alrededores. El templo y las sinagogas eran un centros para que las personas aprendieran las cosas de Dios. ¿Fue a estos centros que el Señor envió a Su mensajero para preparar la venida de su Hijo?
Juan 1:6. "Hubo un hombre enviado por Dios: se llamaba Juan ..."
¿Cuál fue el mensaje de Juan? ¿No fue preparar el camino para la venida del Mesías? Si, hubo millares de devotos judíos en ese día, un sacerdocio, así como muchos maestros de la Ley, entonces ¿por qué Dios no utilizó a esos hombres para proclamar Su verdad y para preparar el camino para Su Hijo? ¿Por qué Él no proclamó el mensaje por todas las sinagogas?
Es que siempre el Señor obra por medio del Remanente. Se escogió a un hombre que era poco apreciado. Tenía que crecer en el desierto, no en los centros de poder. Y Él le hizo cumplir su ministerio fuera de las sinagogas y en el templo. ¿Por qué debería sorprender el santo entendimiento escuchar que los que van a preparar el camino para la segunda venida de Yahshua seguirán un patrón similar?
En los evangelios se nos dice que Yahshua "vino a los suyos, pero los suyos no le recibieron" ( Juan 1:11). Sabiendo que este fue el caso en Su primera aparición a la humanidad, y que la historia siempre se repite, la importancia de la siguiente Escritura debe dar lugar a una seria consideración, ya que habla de su segunda venida
Lucas 18:8. "Sin embargo, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará fe en la Tierra?
Yahshua está hablando aquí de su segunda venida a la Tierra. En su primera venida había toda una nación de personas que afirmaban ser seguidores de Su padre. Había un bien utilizado sistema religioso centrado alrededor del templo y las sinagogas. Las personas estaban estudiando las Escrituras de forma continua, y decían estar a la espera de la aparición del Mesías.
¿No tenemos un escenario similar en la actualidad? Hay un grupo de personas, muy importante en número que afirman ser seguidores de Yahshua (Jesús). Hay un sistema religioso que se utiliza con regularidad. En lugar de sinagogas hay edificios de iglesias en cada esquina y en cada cruce de caminos. Este gran cuerpo de creyentes también afirma estar esperando el regreso de Su Mesías.
Con toda esa estructura docente y religiosa en su lugar, aquellos que decían estar esperando al Mesías no reconocíeron el día de su visitación cuando apareció hace 2.000 años. Yahshua fue despreciado y rechazado. Ciertamente, los judíos y sus líderes nunca habrían admitido tener una comprensión equivocada del Mesías y como sería Su aparición, como tampoco lo harían los que están en el cristianismo de hoy. Sin embargo, Yahshua pregunta si Él encontrará fe en la Tierra cuando regrese. Increíblemente, Yahshua describe los últimos días antes de Su regreso, a Sus discípulos de la siguiente manera,
Mateo 24: 10-13. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y debido al aumento de la iniquidad, se enfriará el amor de la mayoría. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
Muchos tropezarán, muchos serán inducidos a error, el amor de muchos se se enfríará, los hombres serán amadores de sí mismos, avaros, los hombres no soportarán la sana doctrina, los hombres se volverán a mitos y fábulas; Yahshua de ninguna manera volverá a menos que la apostasía ocurra primero; ¿encontrará fe en la Tierra?
Estas cosas deben hacer recuperar la sobriedad a cualquier sincero seguidor de Cristo. Es el Remanente el que será salvo. El verdadero rebaño de Yahshúa es llamado el "pequeño rebaño" (Lucas 12:32). ¿Por qué entonces las iglesias predican que habrá una gran cuerpo de creyentes en todo el mundo que serán arrebatados en la aparición del Señor? ¿No están engañados? Yahshua mismo cuestionó si Él encontraría fe en la Tierra a Su regreso.
Insto al lector a mantener estas cosas en mente a medida que empieza a leer las páginas de este libro. El Gran Engaño ha caído sobre la Iglesia en esta hora, y se predijo una y otra vez que esta sería la situación en la Tierra antes del regreso de Yahshua. No se sorprenda tanto de que lo que está escrito aquí esté en contradicción con que se está predicando en miles de púlpitos en todo el mundo hoy en día. Uno no debería esperar menos cuando las Escrituras son correctamente discernidas y las descripciones de los días en que vivimos se perciben con razón.

Que tengan ojos para ver y oídos para oír al estudiar las cosas escritas en el presente documento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario