TRADUCTOR-TRANSLATE

LA CRUZ PERDIDA, Kevin Barret, (AÑO 2016)

ADMINISTRADOR:
"¡Déjate de excusas, el problema es tu desobediencia, tu incredulidad! ¡Dios no va a obedecer por ti, esa es tu parte! Si no entiendes esto ya estás endurecido y en riesgo de quedarte fuera del Reino"...

Creemos que este artículo es una sería advertencia a aquellos que conocen muy bien, hasta la hartura, la teoría de cruzar el Jordán y entrar en Su reposo, abandonando la voluntad y obras propias, pero se han endurecido, ¡por años en el pecado de desobediencia!

El Señor lleva un tiempo hablándonos de esto, por lo que catalogamos el artículo como una de las consignas para este 2016, para quienes están en peligro de no ser contados con el Remanente de los Vencedores.

Queridos Santos,
Estoy escribiendo este artículo hoy en un esfuerzo por ampliar mi última palabra profética dada al Cuerpo de Cristo en relación con la comunión del corazón con el mundo. En esa palabra profética, nuestro Padre celestial nos advierte por las últimas doctrinas de los días pasados que nos enseñan que debemos sólo descansar en las obras terminadas de Jesús y que no tenemos parte responsable en nuestra salvación del pecado y de la carne de pecado.
Si bien es cierto que debemos descansar en las obras acabadas de Jesús, completadas por Su muerte y resurrección (el lugar llamado "Consumado"), nos apropiamos de Sus obras acabadas en nuestras vidas mientras tomamos nuestra cruz y le seguimos (obedecemos), siempre confiando en Él y descansando en Él y Sus mandamientos para nosotros (tanto en la Escritura como hablándonos personalmente a nosotros con Su pequeña voz).
Para ilustrar mejor mi punto, deseo compartir un evento en mi vida que sucedió hace unos años, en el que el Señor usó el suceso para enseñarme algo importante acerca de nuestro descanso en las obras terminadas de Jesús, el lugar llamado "Consumado".
Hace unos años, cuando todavía vivía en el área de Dallas; una querida hermana en Cristo me invitó a unirme a ella asistiendo a un estudio bíblico en un hogar. El estudio de la Biblia estaba bajo el paraguas de un ministerio muy conocido, y a pesar de que nunca había seguido este ministerio en particular, me pareció que el ministerio enseñaba la doctrina verdadera. Por lo tanto, decidí ir a por lo menos el estudio de la Biblia y unirme a mi hermana en Cristo.
Después de asistir a mi primera sesión, yo estaba entusiasmado con el estudio de la Biblia, ya que su atención se centró en aprender a descansar en las obras terminadas de Jesús y entrar en el Reino de Dios. El líder del estudio, presentó muy buenas enseñanzas basadas en esta doctrina y la gente de allí era muy cariñosa. Por lo tanto, disfruté de los estudios y el compañerismo y decidí seguir asistiendo.
Con todo eso, después de un tiempo, tuve un chequeo en mi espíritu sobre los estudios bíblicos, aunque, no pude poner mi dedo en nada que estuviera fuera de orden. El líder estaba enseñando la verdad con el apoyo de las Escrituras y no pude señalar nada que estuviera en error con respecto a sus enseñanzas. Entonces, empecé a buscar al Señor para que me aclarase el asunto.
Poco después, un  auto-proclamado profeta bajo el ministerio programó una visita a uno de nuestros estudios bíblicos. Por lo tanto, me aseguré de asistir para que pudiera escuchar lo que este hombre enseñaba, en la esperanza de descubrir cualquier posible error que confirmara el chequeo en mi espíritu.
Sin embargo, en consonancia con el líder, este hombre tenía una gran enseñanza sobre descansar en las obras terminadas de Jesús y entrar en el Reino de Dios, por lo que no pude encontrar ningún error en su enseñanza.
Con todo eso, tal vez una semana después de que este hombre había visitado el estudio de la Biblia; misteriosamente cayó enfermo y murió en muy poco tiempo después, posiblemente dentro de un día o dos. Como resultado, el líder del estudio de la Biblia envió un correo electrónico al grupo para informarnos de la trágica muerte y afirmó que ella creía que el hombre (en su enfermedad) alcanzó a ver el Cielo y no quería quedarse aquí en la Tierra ningún tiempo más, por lo que el Señor lo llevó a Casa.
Aunque eso sonaba muy bien, sentí en mi espíritu que ese no era el caso. Entonces, le pregunté al Señor en relación a la misteriosa muerte súbita de este hombre, y el Señor me respondió con esta escritura: "Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema". Gálatas 1: 8.
Después de que el Señor me dio esta escritura en relación con la muerte del hombre, supe con certeza que algo andaba mal con las enseñanzas de estudio de la Biblia, sin embargo, todavía no podía poner mi dedo en que era exactamente. Comparé las enseñanzas con las Escrituras y no pude encontrar nada de eso que estuviera en error. Sin embargo, después de un tiempo de buscar al Señor en la materia, Él amorosamente me mostró lo que era. No era lo mucho que se está enseñando, sino en su lugar, lo que no se estaba enseñando.
En otras palabras, es cierto que hemos de trabajar para descansar en las obras terminadas de Jesús tal como lo ordena la Escritura (Heb 4:11 "Por tanto, procuremos entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia"). Sin embargo, lo que no estaba siendo enseñado de entrar en ese descanso es tomar nuestra cruz y la obediencia a Cristo.
La continúa obediencia a Cristo (tomando la propia cruz y siguiéndole a Él a toda costa) es la clave para la apropiación y permanencia en las obras acabadas de Jesús. "Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia". Hebreos 4: 9-11.   Uno no puede entrar en aquel reposo, mientras que todavía está funcionando en la voluntad propia.
Descansar en Sus obras acabadas y nuestras bendiciones del Pacto sólo puede obtenerse SI tomamos nuestra cruz para la voluntad propia y le obedecemos (obedecer Sus impulsos y el testimonio de Su Espíritu y Su pequeña voz).  "Y acontecerá que, si tú obedecieres cuidadosamente a la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te mando hoy, que Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra: Y todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te alcanzarán, si le dieres oído a la voz de Jehová tu Dios". Deuteronomio 28: 1-2. 
Por lo tanto, sólo podemos descansar en Sus obras terminadas cuando tomamos nuestra cruz para nuestra voluntad propia y le obedecemos. Cualquier dependencia de la voluntad propia es incredulidad, y por lo tanto, uno no puede entrar en aquel reposo, mientras que todavía está en incredulidad"Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo. Antes exhortaos los unos a los otros cada día, tanto que se dice Hoypara que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. Porque somos hechos participantes de Cristo, si retenemos el principio de nuestra confianza firme hasta el fin; en tanto que se dice: si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones como en la provocación. Porque algunos de los que la habían oído, me provocaron, sin embargo, no todos los que salieron de Egipto por mano de Moisés. ¿Y con quiénes estuvo él disgustado cuarenta años? ¿No fue con los que pecaron, cuyos cuerpos cayeron en el desierto? ¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieronY vemos que no pudieron entrar a causa de su incredulidad", Hebreos 3: 12-19.
Al igual que el estudio de la Biblia al que me he referido, hay muchos ministerios hoy que enseñan a entrar en Su reposo, a nuestras bendiciones del Pacto y al Reino de Dios. Sin embargo, esto no se puede lograr por los que todavía viven una vida para sí mismos (siguiendo la voluntad propia)"Y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo", Mateo 10:38 y Lucas 14:27.
Debemos tomar nota de que la vieja ley de la observancia del sábado nos estaba apuntando a nuestro verdadero descanso en las obras acabadas de Cristo. "Porque si Josué les hubiera dado el reposo, ¿no hablaría después de otro día. Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios", Hebreos 4:   8-9.  "Si apartas tu pie del sábado, de hacer tu voluntad en mi día santo; y al sábado llamares delicias, santo del SEÑOR, honorable; y deberás honrarlo, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha dicho. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia", Isaías 58: 13-14 y Hebreos 4: 8-11.
En consecuencia, estamos en el último de los últimos días en los que habrá un remanente de creyentes que entrarán en el reposo y en Su Reino, mientras que todavía están aquí en la Tierra. Proféticamente hablando, estamos en el tercer día después de la muerte y resurrección de Cristo, porque mil años es como un día para el Señor (2 Pedro 3: 8), y han pasado más de dos mil años desde el tiempo de Cristo y nosotros ahora estamos en los restantes "terceros" mil años (tercer día) desde el tiempo de Cristo, o año siete mil  (séptimo "día de reposo" de Cristo). "Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; él ha herido, y nos vendará. Después de dos días Nos dará vida: en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de élHáganos saber, y proseguiremos en conocer a Jehová: su ir adelante se prepara como la mañana; y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra", Oseas 6: 1-3.
Por lo tanto, este es el momento de que un remanente de creyentes realmente entre en ese descanso y viva en Su presencia (Su presencia interior), mientras que todavía están en la Tierra. Estamos en días emocionantes mientras que la última gloria de la casa del Señor será mayor que la primera, sin embargo, tenemos que ser muy cautelosos con las muchas enseñanzas falsas que nos pueden llevar a caer en error. Tenemos que estar atentos en la meditación de Su Palabra y siempre en alerta para que no dejemos que nadie tome nuestra corona a través de enseñanzas vanas.  "Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de modo que, si fuera posible, aun a los escogidos. "He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona", Mat. 24:24 y Apocalipsis 3: 1.
Ruego que cada uno sea capaz de recibir esta verdad de descansar en Sus obras terminadas tomando nuestra cruz, creyendo, confiando y siguiéndole (obedeciendo) a Él hasta el fin. Que el Señor los bendiga a todos.

Artículos relacionados:

¡CONFUSIÓN POR NEGARSE A ANDAR EN LA LUZ!, David Wilkerson

RECHAZAR LA LUZ POR INCREDULIDAD, David Wilkerson


No hay comentarios:

Publicar un comentario