TRADUCTOR-TRANSLATE

APOCALIPSIS 4 - Parte 7: LOS 4 SERES VIVIENTES (Apocalipsis, Nuevo Estudio), Dr. Stephen E. Jones

14 de enero 2016




6 ... y en el centro y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos por delante y por detrás. 7 Y el primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como el de un hombre, y el cuarto era semejante a un águila volando. 8 Y los cuatro seres vivientes, cada uno de ellos con seis alas, estaban llenos de ojos alrededor y por dentro …

Estos cuatro seres vivientes representan todos los seres vivos en la Tierra. Cada uno es el "rey" de su propia división. El león es el rey de las bestias (predadores). El segundo es el "becerro" (Moschos); esta palabra griega es la que utiliza la traducción de la Septuaginta para significar "un toro"; el toro es el "rey" de los ganados. El tercero es el hombre, que es el "rey" global de la Tierra. El cuarto es el águila volando, que es el "rey" de las aves.

Estos seres vivos se ven adorando a Dios, y así, "cuando todo lo creado que está en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra y en el mar" (Apocalipsis 5:13) da gloria a Dios, dicen los cuatro seres vivientes "Amén" (Apocalipsis 5:14). Esta puesta en escena prevé que toda la Creación está de acuerdo con Dios, un momento en que todas las cosas se reconcilian a Él (Colosenses 1:20).


Las cuatro divisiones de las tribus de Israel
Cuando Israel se organizó como un reino en el Monte Sinaí, cada tribu estaba acampada en su propio lugar alrededor del Trono de Dios, es decir, el Arca de la Alianza en el Tabernáculo. Cada una tenía su propio "estándar", o estandarte/bandera, y en cada bandera estaba dibujado un "ser viviente" diferente. Números 2: 2 dice:

2 Los hijos de Israel acamparán, cada uno junto a su bandera, con las banderas de sus casas paternas; que acamparán alrededor del tabernáculo de reunión a distancia.

En cada uno de los cuatro lados había tres tribus de Israel, y en medio de cada lado estaba la líder entre esas tres tribus. La colocación de cada tribu se da en Números 2. Al este estaba Judá, con su estandarte de un león. Junto a él a cada lado estaban Isacar y Zabulón (Números 2: 3-9).

ORIENTE:
Isacar
Judá (León)
Zabulón
SUR:
Simeón
Rubén (Hombre)
Gad

OESTE:
Manasés
Efraín (Toro)
Benjamín

NORTE:
Aser
Dan (Águila)
Neftalí

Las banderas de tres principales tribus fueron determinadas por la bendición de Jacob en Génesis 49. Jacob llamó a Judá "cachorro de león" (Génesis 49: 9). Rubén significa "He aquí, un hijo", y Jacob lo llamó "mi primogénito" (Génesis 49: 3). Jacob se refirió a Dan como "una serpiente en el camino" (Génesis 49:17), y su bandera era un águila volando llevándose una serpiente.

La bandera de la última tribu (Efraín) se tomó de la bendición de Moisés en Deuteronomio 33:17, donde Moisés llama a Efraín "el primogénito de su toro" (es decir, el buey José, cuyos dos cuernos eran Efraín y Manasés ).

Las tribus de Israel (y su colocación alrededor del trono) estaban destinadas a representar a todos los seres vivos. Las cuatro tribus fueron las principales tribus de Israel, pero también eran los líderes de la Creación misma.


Visión de Ezequiel de los cuatro seres vivientes
El libro de Ezequiel empieza con la visión del profeta del Trono de Dios, alrededor del cual estaban representaciones de los cuatro seres vivientes se ven en las banderas de las cuatro tribus principales de Israel. Ezequiel 1:10 dice:

10 En cuanto al aspecto de sus caras era la cara de un hombre, los cuatro tenían cara de león a la derecha y la cara de un toro a la izquierda, y los cuatro tenían cara de águila.

La descripción del profeta muestra que había cuatro representaciones idénticas en los cuatro lados de un objeto central que parecía "metal refulgente en medio del fuego" (Ezequiel 1: 4). Muchos en los últimos años han afirmado que el profeta estaba viendo una nave espacial. Ese tema, por supuesto, está fuera del alcance de este estudio. Lo que está claro es que el profeta estaba viendo algo similar a lo que Juan vio en Patmos, con sólo unas pocas diferencias.

Juan vio a los cuatro animales como seres separados y distintos, mientras que Ezequiel vio cuatro seres vivientes que tienen cada una de las cuatro caras en sus cuatro lados. De cualquier manera, el significado es el mismo, porque ellos representan a toda la Creación.

Cada una de las cuatro caras de la visión de Ezequiel se colocaron para que coincidieran con la colocación de las tribus de Israel alrededor del Tabernáculo (Ezequiel 1:10). El profeta vio su visión mientras miraba hacia el norte (Ezequiel 1: 4). Por lo tanto, este extraño objeto se movía del sur hacia el profeta, y así el primer rostro que vio fue el del hombre. La bandera de Rubén ondeaba en el sur del Tabernáculo.

El profeta entonces vio al león a la derecha. El lado derecho sería el lado este, cuando miramos hacia el norte. En el lado este estaba la bandera de Judá representando el león.

El profeta entonces vio el buey a la izquierda. El lado izquierdo sería el lado oeste cuando se mira al norte. En el oeste estaba la bandera de Efraín representando el buey. (Más tarde, en Ezequiel 10:14, el buey se llama un "querubín").

Por último, la cara norte apareció a la vista, y Ezequiel vio que representaba un águila. La tribu de Dan se encontraba en el lado norte del Tabernáculo, ondeando su pabellón que representaba el águila volando llevándose la serpiente.

Es claro, entonces, que todo lo que Ezequiel vio también se reveló años después a Juan. Ezequiel vio estos seres vivos que tienen "cuatro alas(Ezequiel 1: 6), mientras que Juan los vio con "seis alas(Apocalipsis 4: 8). Algunos pueden creer que Juan vio una nave espacial con tecnología actualizada, pero estamos preocupados por su significado espiritual y cómo se presenta el Plan Divino de la Creación.

Cuatro es el número de la Tierra, o la creación material, y seis es el número del hombre. (Véase mi libro, El significado bíblico de Números del uno al cuarenta, en castellano: http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2014/06/libro-significado-biblico-de-los.html) Por lo tanto, podemos decir que Dios estaba revelando a Ezequiel un patrón de la Creación, mientras que Juan vio a las criaturas de seis alas en términos del liderazgo del hombre, específicamente, el hombre como una criatura totalmente reconciliada. La revelación se desplaza de lo general a lo específico, desde la Creación hasta el hombre.

La alas para trabajar ellas mismas dependen del viento para su utilidad. La palabra hebrea para el viento es ruaj, que significa "el espíritu, el aliento, el viento, el aire en movimiento". La palabra se puede utilizar para describir el viento natural o el espíritu de uno. Ezequiel 1:12 describe estas cuatro criaturas, diciendo, "hacia donde el espíritu les movía a que anduviesen, andaban; y cuando andaban, no se volvían". Este debe ser un detalle importante, ya que se repite en Ezequiel 1:17 y de nuevo en Ezequiel 10:11.

Espiritualmente hablando, esto demuestra que los cuatro seres vivientes no se desvían de la acción del Espíritu. Al estar en perfecta armonía y acuerdo, van dondequiera que el Espíritu les envía. En tal estado perfeccionado, cada criatura tiene los cuatro llamamientos, de manera que si se lleva a cabo la función de Judá, va en esa dirección sin tener que girar. Si él llevó a cabo algo dentro de la convocatoria de Efraín, va en esa dirección sin tener que girar.

Juan nos dice en Apocalipsis 4: 6 que los cuatro seres vivientes estaban "en el centro y alrededor del trono". ¿Estaban en dos lugares al mismo tiempo? ¿Había dos grupos de seres vivos? No se nos ha dado ninguna pista, pero si tuviéramos que imaginar la escena en términos físicos, tendríamos que describir las criaturas vivientes que decoran el Trono mismo y otro grupo más activo de cuatro personas alrededor del trono.

En cualquier caso, en el resto de esta sección de la revelación de Juan, él trata de los cuatro seres vivientes, como si sólo hay un grupo que rinde culto a Dios activamente.

Los Ojos de Dios
Ezequiel 1:18 dice, "y los bordes (llantas, aros) de los cuatro estaban llenos de ojos alrededor"Ezequiel 10:12 dice que "las ruedas estaban llenas de ojos". Juan afirma esto en Apocalipsis 4: 6, 8, diciendo: "los cuatro seres vivientes ... están llenos de ojos alrededor y por dentro". Algunos dicen que estos "ojos" son en realidad ventanas en una nave espacial. Zacarías vio una piedra, que tenía siete ojos (Zacarías 3: 9). Más tarde, se dice que "estos siete" son "los ojos del Señor, que van de aquí para allá por toda la tierra" (Zacarías 4:10).


Los ojos lo que nos muestran es que no hay nada oculto para Él. Todo lo que sucede en la Tierra es totalmente conocida y entendido por el Dios del Cielo.

Categoría: enseñanzas

El Dr. Stephen Jones

No hay comentarios:

Publicar un comentario