TRADUCTOR-TRANSLATE

CARISMÁTICO MUERE (Discernimiento profético), God's Kingdom Ministries



22 de Feb, 2017

¿Recuerda el caballo que ganó el Derby y el Preakness y luego se rompió la pata justo antes del final del Belmont en 1999?
Carismático (el caballo) murió el pasado domingo 19 de febrero, mientras que la tormenta Lucifer estaba golpeando California.
Como se recordará de nuestro relato, Carismática representaba Pentecostés, ganando dos de tres carreras en la Triple Corona. No llegamos a ver cómo Carismático podría ganar la Triple Corona, pero seguro que parecía que iba a ganar hasta el último segundo. Él fue por delante hasta el final, pero se rompió la pierna justo antes de la línea de meta y terminó en tercer lugar.
Tal vez haya implicaciones de que el caballo muera en este momento a la edad de 21 años.

Dr. Stephen Jones

EL REY DE BABILONIA ACUSADO DE TRAICIÓN (Discernimiento profético), God's Kingdom Ministries




22 de Feb, 2017

Durante muchos años, he creído que Nouri al-Maliki, el ex primer ministro de Irak, era un tipo del rey de Babilonia, y que su caída sería un indicador de la destrucción de Babilonia.
Él perdió su posición como primer ministro hace unos años, pero eso fue sólo el principio. Ahora, el nuevo primer ministro dice que va a ser acusado de traición.
BAGDAD / Red de Noticias de Irak, el primer ministro de Irak, Haider al - Abadi dijo el martes que hasta el momento no se entiende por qué dio Nuri al - Maliki, "la retirada" a las tropas del ejército en Mosul el 09/06/2014 específicamente para que las tres divisiones del ejército iraquí se retirasen de Mosul, dejando sus armas y tanques para el Daesh y volver a Bagdad.

Ebadi dijo en un comunicado de prensa de hoy: Nuri al - Maliki cometió traición en esta retirada, que hizo que el ejército iraquí perdiera su totalidad, por dar órdenes para retirar tres divisiones del ejército iraquí, hasta más de 60 mil soldados, y dejar los vehículos y tanques y vehículos blindados y armas con municiones para que viniera Daesh y tomara la provincia de Nínive, la provincia de Mosul y el conjunto de las armas de los tres equipos militares y de más de $ 12 billón Dolar. Abadi dice que la caída de Mosul por Daesh, sin embargo  Maliki ordenó la retirada de las tropas del ejército y el desplazamiento resultante y el asesinato, desplazamiento y perder más de $ 300 mil millones debido a la caída de las provincias de Mosul, Anbar, Salah región. Nuri al - Maliki es responsable  y líderes del momento. En breve eliminarán a al - Maliki por los cargos de "alta traición".

El Dr. Stephen Jones

PRIMERA DE CORINTIOS – Cap. 1 (5): El bautismo y la Iglesia Verdadera, Dr. Stephen E. Jones


22/02/2017




13 ¿Está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?

Pablo estaba preocupado por la mentalidad de pensar denominacionalista. Cada facción pensaba de sí misma como la "verdadera iglesia", sin darse cuenta de que estaban usurpando el lugar de Cristo. El punto de vista católico es que ellos son la "verdadera iglesia" y que su obispo es el "vicario de Cristo". Un vicario es un sustituto o adjunto, quien toma el lugar el lugar del otro.

Hay dos tipos de vicarios, usurpadores y administradores. Saúl fue un usurpador del trono de Cristo; David era un mayordomo del trono. Saúl gobernó Israel por su propia voluntad; David buscó la voluntad de Dios en todas las cosas. El reinado de Saúl profetizaba de la condición de la Iglesia en la era pentecostal, comúnmente conocida como la "Era de la Iglesia"; por lo que las denominaciones durante este tiempo son, inevitablemente, de la casa de Saúl, el usurpador.

El cristianismo en su conjunto ha sido poco más que una religión carnal la mayor parte del tiempo. La división es el síntoma; la incapacidad para escuchar la voz de Dios y conocer la voluntad de Dios es la causa. Pero cada uno piensa que está correcto y que los demás están equivocados. El problema no es más que una extensión de lo que vemos en la iglesia de Corinto.

Pablo puso el dedo en la llaga diciéndoles que Pablo no había sido crucificado por ningún hombre. Por extensión, tampoco lo fueron Pedro ni Apolos. Seguir a los hombres es atribuir a ellos lo que Cristo ha hecho por nosotros, por lo tanto usurpar el lugar de Cristo. Ninguna denominación en la Tierra es la "verdadera Iglesia", debido a que los hombres que fundaron estas organizaciones no fueron crucificados por el pueblo, ni tampoco pagaron el castigo por el pecado de ningún hombre. No importa lo bueno que puedan haber sido, no han sido corderos sin mancha, por lo que no estaban calificados para tomar el lugar de Cristo.


El elemento vicario en el bautismo
Pablo encuentra necesario recordar a los creyentes de Corinto del significado del bautismo. Ninguno de ellos había sido bautizado en el nombre de Pablo, sino en el nombre de Jesucristo. Romanos 6:3 dice,

3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

El bautismo es una declaración pública de que un creyente se identifica con Cristo en Su misión de morir en la cruz para pagar el castigo por el pecado. En ese sentido, Jesús fue nuestro Vicario, nuestro sustituto, que fue llamado a morir en nuestro lugar para pagar el castigo por el pecado de cada hombre y mujer en el mundo. Él fue prefigurado por todos los sacrificios en milenios anteriores, por quien corderos, cabras, toros, y las palomas habían sido muertos en los altares para cubrir los pecados del pueblo.

Un vicario es el objeto de fe. En tiempos pasados, los hombres tenían fe en el sacrificio de animales como tipos de Cristo. Hoy tenemos fe en Cristo como nuestro sacrificio vicario. Pero cuando los hombres hacen a otros hombres sus vicarios, implican fe en los hombres, en lugar de en Cristo. La fe se transfiere de Cristo a los hombres y sus organizaciones. Esto se observa principalmente en la exigencia organizativa de que uno debe unirse a su denominación y someterse a sus líderes (como vicarios) con el fin de tener una relación genuina con Cristo. Está prohibido tener una relación independiente y directa con Cristo. El fin último de una denominación que se hace llamar la "verdadera iglesia" para mantener su autoridad de estar en la puerta con las "llaves del reino",para permitir o prohibir el acceso a Cristo.

El patrón del Antiguo Testamento establece un sumo sacerdote terrenal para representar a Dios ante la gente y para representar a la gente ante Dios. Jesucristo tomó ese papel como nuestro Sumo Sacerdote fiel. Pero los hombres ambiciosos codiciaban la misma posición, por lo que crearon un segundo sumo sacerdote entre los hombres, en contra del patrón bíblico. Sólo había un sumo sacerdote en las instrucciones del Antiguo Testamento. Del mismo modo, en el Nuevo Testamento Pablo dice en 1 Timoteo 2:5,

5 Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

No hay dos mediadores. Si un segundo es instalado, es un usurpador. Por lo tanto, la Virgen María, Dios la bendiga, se ha establecido como una Mediadora, no porque usurpó la posición, sino porque los hombres la instalaron como una usurpadora. Lo mismo que se hacía en la iglesia de Corinto con Pablo, Pedro y Apolos. Por lo tanto, Pablo les recordó que no había muerto por ningún hombre, ni nadie había sido bautizado en su nombre. No hay duda de que sus seguidores pensaron que estaban honrando Pablo, pero Pablo no quería tal honor, ya que usurparía el lugar de Cristo.


La Iglesia Verdadera
Así que Pablo siguió, diciendo en 1 Corintios 1:14-17,

14 Doy gracias a Dios que no bauticé a ninguno de vosotros, excepto a Crispo y a Gayo, 15 para que ninguno pudiera decir que fuisteis bautizados en mi nombre. 16 También bauticé a la familia de Estéfanas; más allá de eso, no sé si he bautizado algún otro. 17 Pues Cristo no me envió a bautizar, sino a predicar el evangelio, no con palabras elocuentes, para que la cruz de Cristo no se desvirtúe.

Pablo tenía todo el derecho a bautizar a la gente, y lo hacía de vez en cuando. Pero cuando surgió el problema de la denominación, estuvo contento de haber permitido que otras personas bautizaran a los nuevos creyentes. Al parecer, la gente pensaba que debían seguir al que los había bautizado. Parece que la gente pensaba que eran bautizados en una iglesia denominacional, en lugar de en el cuerpo de Cristo, que es "la asamblea general e iglesia de los primogénitos que están inscritos en los cielos" (Hebreos 12:23).

Lo mismo sucede a menudo hoy en día. Las personas son bautizadas en la iglesia denominacional que piensan que es la "verdadera iglesia", confundiendo así los títulos de miembros de iglesia con estar inscritos en el Cielo. De hecho, las denominaciones menudo dejan claro que sus propias listas de miembros son idénticas a los registros de los miembros en el Cielo. Es contra este tipo de pensamiento con lo que Pablo luchó, ya que usurpaba el lugar de Cristo y causó que la iglesia se dividiera en facciones, que decían ser la "verdadera iglesia".

Ninguna denominación en la Tierra es la "verdadera Iglesia". Ningún líder terrenal tiene el derecho de determinar quién es y quién no es un verdadero creyente cuyo nombre está escrito en los registros celestiales. Los hombres pueden discernir estas cosas, si Dios revela los corazones de los hombres, pero los hombres no tienen la autoridad para determinar quién es y quién no es un verdadero creyente.

Pablo llega a la conclusión de que no se le envió a bautizar, sino a predicar el Evangelio. Esta afirmación puede parecer un poco extraña, porque el bautismo tiene su importancia en la difusión del Evangelio. Pablo estaba dejando que los Corintios supieran que él no tenía el deber de bautizar a los que creían el Evangelio por medio de su predicación. Podrían ser bautizados por cualquiera, porque no era el Bautista lo que era importante. Nadie iba a ser bautizados en el nombre del Bautista. El Bautista bautizaba a la gente en el nombre de Cristo Jesús, no en su propio nombre.

Cuando las denominaciones reclaman el derecho exclusivo a bautizar, están usurpando el lugar de Cristo. La mayoría, por supuesto, negaría esto, pero en la práctica, esta afirmación de exclusiva en realidad significa que las personas están siendo bautizados en la organización de esa iglesia. Ese es precisamente el problema que surgió en los días de Pablo.

Luego Pablo describe su Evangelio diciendo, "no con palabras elocuentes, para que la cruz de Cristo no se desvirtúe". Pablo no estaba tratando de competir con Pedro y Apolos por ver quién podría ser el orador más elocuente y con más talento. Los buenos oradores tienden a reunir la mayoría de los seguidores. Pablo no quería atraer seguidores por una buena retórica, sino por la pura verdad y el testimonio del Espíritu Santo. Porque atraer a la gente con "palabras elocuentes" era animar a la gente a seguir a los hombres. Esto a su vez provocaba que los nuevos creyentes pensaran que estaban siendo bautizados en los nombres de los hombres, quienes no son Cristo Jesús y por lo tanto en facciones o denominaciones. Esto es lo que hace nula o desvirtúa la cruz de Cristo, porque si los hombres son bautizados en organizaciones de iglesia, entonces ellos no son realmente bautizados en Cristo Jesús, excepto de una manera secundaria.

Estas distinciones pueden parecer sutiles, pero son vitales. Debemos entender la objeción de Pablo aquí y ver por qué Pablo se ocupó de este problema por primera vez en esta carta a Corinto. Esto le alarmó aún más que los problemas de la inmoralidad, la disciplina en la iglesia, la carne sacrificada a los ídolos, y otras disputas. Pablo no quería que los creyentes le tendieran una trampa como vicario de Cristo, y por implicación, lo mismo podía decirse de Pedro y Apolos.

Incluso la facción de "Cristo", aunque correcta a simple vista, era igual de mala si la gente la usaba para establecer otra denominación, llamándola la "verdadera iglesia". Llamar a una organización terrenal “Iglesia de Cristo”, no significa que sea la verdadera Iglesia cuya lista de miembros está en el Cielo. Tener una etiqueta correcta no significa que se es la verdadera Iglesia. Prácticamente todas las organizaciones de la Iglesia terrenal afirman a Cristo como la cabeza de la iglesia, pero la mayor parte lo hacen solo de boquilla. Al final, dan a sus propios líderes el derecho de determinar quién es y quién no es un verdadero creyente, por lo general en base a sus propios registros de membresía.

Este problema ha caracterizado a la religión cristiana durante muchos siglos. Lo que comenzó en el primer siglo sólo ha empeorado en los siglos siguientes. Ha habido muchos avivamientos, donde el Espíritu Santo ha tratado de hacer del cristianismo una forma de vida, pero los hombres han encontrado formas de institucionalizar al Espíritu Santo y volver Su buen trabajo en otra forma de religión cristiana. Se dice que una denominación es un monumento a un avivamiento que ya ha pasado, una denominación es un monumento a un renacimiento pasado que ahora está muerto.


La solución es ser un mayordomo (administrador) del evangelio, no un usurpador. La solución es señalar a Cristo, no a uno mismo como un ministro de la palabra. La solución es enseñar a las personas a escuchar la voz de Dios por sí mismos, de modo que no dependan de los hombres para que escuchen a Dios para ellos. La solución es enseñar a la gente que el pueblo es la Iglesia, y que cualquiera y todas las organizaciones terrenales deben liberar a los hombres, en lugar de ponerlos en la esclavitud espiritual a sí mismos.

Etiquetas: Serie Enseñanza
Categoría: Enseñanzas

Dr. Stephen Jones

DEUTERONOMIO-DISCURSO 5: Cap. 2: La importancia de Justicia, Dr. Stephen E. Jones



Después de decirle a Israel para designar a los jueces y escritores, o registradores, Moisés nos dice en Deut. 16 el tipo de jueces que debían elegir.

18 ... los cuales juzgarán al pueblo con justo juicio. 19 No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos. 20 La justicia, la justicia seguirás, para que vivas y heredes la tierra que Yahweh tu Dios te da.

Distorsionar la justicia significa estirar o doblar la justicia. La palabra hebrea para distorsionar es natah, que se utiliza también para "doblar" un arco. A menudo usamos esta metáfora en castellano y la vemos a menudo en programas de crímenes de televisión, donde incluso los abogados "buenos" o la policía doblan la ley con el fin de atrapar a presuntos "criminales". Estos programas están enseñando al público que es una buena cosa doblar la ley si sirve para un buen propósito. Pero Dios no aprueba esto. Uno no puede pecar para que la gracia crezca, ni tampoco es una obra justa para doblar la Ley de Dios en el nombre de la justicia.


Justicia imparcial

Un juez debía ser imparcial en su juicio. Se dice más de esto en Ex. 23:1-9, donde un juez no debía dejarse llevar por la opinión popular (v. 2), o por la pobreza de un hombre culpable (v. 3), o negarse a asumir la causa de los oprimidos (vs. 4-6), o tomar un soborno (v. 8), u oprimir a los extranjeros (no-israelitas) al negarles la igualdad de justicia (v. 9).

Los jueces debían juzgar de acuerdo a la Ley de Dios, y representar a Dios en la Tierra mediante la dispensación de sentencias conforme a Su corazón y Su mente. De hecho, leemos de la justicia y el carácter de Dios en un discurso previo en Deut. 10:17-19,

17 Porque el Señor tu Dios es Dios de dioses y Señor de señores, grande, fuerte, y temible, Dios que no hace acepción de personas, ni acepta soborno. 18 Que hace justicia al huérfano ya la viuda, y muestra su amor al extranjero dándole pan y vestido. 19 Así que mostrad amor al extranjero, porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto.

En otras palabras, los jueces debían conocer la mente de Cristo y juzgar a la gente como Dios la juzgaría. Dios no hace acepción, por lo que tampoco deben hacerla los jueces. Dios no acepta soborno, por lo que tampoco deben hacerlo los jueces. Dios "muestra su amor al extranjero", y por lo tanto los jueces deberían hacer lo mismo. Dios no tiene un doble rasero en Su Ley. La Ley se aplica a todos los hombres por igual, porque Dios no es esquizofrénico (doble rasero, doble ánimo, parcial).

Muchas personas creen erróneamente que la Ley era para Israel o sólo para los judíos. Esa forma de pensar hace pensar que Dios es parcial. Muchos dispensacionalistas del siglo pasado pusieron a los judíos en una categoría separada y los elevaron como "elegidos" por encima de los demás. Muchos incluso fueron tan lejos como para decir que los judíos se salvan siguiendo la Ley, mientras que los "gentiles" se salvan por la fe en Cristo. Tal pensamiento destruye la base imparcial de la Ley y no representa la mente de Dios como se ve en Jesucristo.

Cuando Jesús ministró en la Tierra, a menudo enfureció a los escribas y sorprendió a los discípulos por Su tratamiento imparcial a los extranjeros. Pedro fue aún más sorprendido por esta revelación en Hechos 10, como él mismo testificó en los versículos 34 y 35,

34 Y abriendo su boca, Pedro dijo: "En verdad comprendo ahora que Dios no hace acepción de personas, 35 sino que en toda nación, el que le teme y hace justicia, es bienvenido a él.

Aunque el propio Pedro dio este testimonio, él no escribió de él en sus cartas, tal vez porque era todavía un tema muy volátil en su día. La renuencia de Pedro se ve en Gal. 2:11-14, cuando Pablo enfrentó la hipocresía de Pedro en esta materia. Estamos en deuda con Lucas, que registró esa revelación temprana y el testimonio de Pedro en el libro de Hechos con el fin de socavar la credibilidad de los judaizantes que objetaron el evangelio de Pablo y su misión a las naciones.


Ser elegido para gobernar

Toda esta cuestión de la imparcialidad nos lleva a la cuestión del "pueblo elegido". ¿Qué significa ser elegido? ¿Establece esto parcialidad en la Ley? En mi opinión, en efecto, hay un pueblo elegido, pero si definimos esto en una forma que establezca parcialidad, entonces hemos entendido mal la mente de Dios. Para ser elegidos debemos ser llamados por Dios y capacitados para hacer una misión particular.

Vemos muchos profetas escogidos por Dios para predicar la Palabra. Sus llamados eran exclusivos en el sentido de que no todo el mundo fue llamado a ser profeta. Vemos a Moisés y Aarón llamados a guiar a Israel, cada uno a su manera, y cuando Coré cuestionó el llamado de Moisés y Aarón, Dios mostró Su descontento en Números 16.

El término "elegido" se explica en el Nuevo Testamento bajo el término "elegido" o "elección", tal como lo vemos en Romanos 11:5-7. Allí Pablo limita los elegidos a solo 7.000 de toda la nación de Israel. Israel fue llamado en su conjunto, pero sólo un remanente de ellos fue en realidad "elegido", dice Pablo. Su estado de elegido fue probado por su fe, no por su genealogía. Pablo dice en el versículo 7 que "los que fueron escogidos alcanzaron [la promesa], y el resto [de] los hijos de Israel fueron endurecidos".

En otras palabras, Coré, un levita, no fue elegido para gobernar. Tampoco Datán y Abiram, hijos de Rubén, que se unieron a Coré al objetar el liderazgo de Moisés. No podían apelar a su descendencia genealógica de Abraham o de Jacob-Israel como motivos para ser "elegidos" porque su condición fue revelada por su falta de fe y su condición "endurecida o empedernida", e impenitente. Dios siempre ha buscado la fe. No cambió su definición de "elegido" bajo el Nuevo Pacto. Bajo el Nuevo Pacto el Espíritu Santo corrige los errores que la gente creía después de haber sido enseñados en las tradiciones de los hombres durante tantos años.

El punto de Pablo en Romanos 11 era mostrar que la fe era un requisito imparcial para todos los hombres que entran en una relación de pacto con Dios por medio de Cristo. No hace ningún bien a nadie a tener buenos genes si no tienen fe, porque los buenos genes no colocan ningún hombre en una relación de pacto con Dios. Sus genes simplemente los pusieron en una ventajosa ubicación en donde la Palabra de Dios se podía encontrar. Eso en sí mismo les dio una enorme ventaja, pero de ninguna manera les aseguró una relación personal con Dios. Su genealogía y la ciudadanía en las tribus no podían servir como un sustituto de la fe.

En última instancia, la promesa genealógica a Abraham fue la promesa de que el Mesías vendría de su linaje, especialmente a través de su nieto Judá, y más en particular a través de un descendiente de Judá, el rey David. Todos los demás de ese linaje no fueron escogidos para dar a luz al Mesías.

En ese sentido, el linaje tenía una promesa exclusiva. Pero una vez más, vemos que esta promesa se basaba en la fe, no solo en la genealogía, incluso siete hermanos de David fueron excluidos de esa promesa. David era un hombre conforme al corazón de Dios. Sus hermanos no lo eran.

Como individuos, sin embargo, todos somos elegidos si somos hermanos Cristo e hijos de Dios. Pero debido a que Cristo murió sin hijos, debemos dar descendencia a nuestro hermano mayor como ordena la Ley en Deut. 25:5-10. Cristo es concebido en nosotros por el Espíritu Santo, y esa semilla santa en nuestro interior no sólo es el verdadero “yo”, sino que también es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria (Colosenses 1:27). Usted es, por así decirlo, la madre biológica de ese niño santo, pero usted está criando descendencia a su Hermano Mayor, Jesucristo, y por la Ley el niño es Suyo.

Si la Ley hubiera sido enseñada a la Iglesia adecuadamente durante los últimos siglos, podrían haber entendido esto. Esta comprensión entonces, puede haberles impedido la base y la naturaleza de ser "elegido". La Ley de Imparcialidad habría impedido a los hombres que pensaran que Dios favoreció un cierto linaje por encima de los demás (exceptuando el linaje que daría lugar al nacimiento de Jesús El mismo Cristo). La comprensión de la Ley de Imparcialidad habría impedido a los hombres esclavizar a otros y enriquecerse a costa de los demás.

En otras palabras, no entender la Ley de Imparcialidad ha causado la Iglesia en su conjunto que ponga a los hombres en servidumbre, pensando que el principio del Jubileo se aplica sólo a ellos de una manera parcial. Por lo tanto, la Iglesia no reflejaba la mente de Cristo, y pocos eran capaces de manifestar el carácter de Cristo al mundo. El evangelismo fue obstaculizado en gran medida, por que la Iglesia a menudo adoptó el principio de la conversión mediante la conquista y la esclavitud. Esto, creo, Dios lo encontró detestable.


Justicia y Misericordia

Deut. 16:20 dice, "La justicia, la justicia, seguirás". El texto hebreo dice tsedeq tsedeq, "la justicia, la justicia" o la justicia perfecta seguirás. Sin imparcialidad, tal justicia perfecta no es posible. Los jueces debían condenar al culpable y absolver (dar gracia a) los inocentes. La gracia está integrada en la verdadera justicia, porque significa favor y se refiere al fallo favorable dado a la parte inocente.

Pero, ¿qué acerca de la misericordia? ¿Qué pasa con el perdón? No es una prerrogativa de los jueces. El derecho a mostrar misericordia se le da a la víctima, no el juez. Así las instrucciones de Moisés a los jueces fueron que buscaran la justicia solamente, y luego permitieran a la víctima el derecho de extender la misericordia y el perdón.


El derecho de perdonar la totalidad o parte de la deuda se dio sólo a la víctima. El juez es amonestado a buscar la justicia perfecta. Después de eso, la víctima puede usar su discreción y ser guiada por el Espíritu de perdonar o exigir cuentas al pecador. Si verdaderamente es guiada por el Espíritu, la víctima discernirá la mente de Cristo en cada materia, pues habrá ocasiones en que un pecador (como un niño que es espiritualmente inmaduro) debe hacer frente a su responsabilidad con el fin de ser entrenado en justicia. En otras ocasiones, el pecador debe ser perdonado por completo. Dios le deja este criterio a la víctima de un delito, no al juez.

http://www.gods-kingdom-ministries.net/teachings/books/deuteronomy-the-second-law-speech-5/chapter-2-the-importance-of-justice/

Libro: BREVE BIOGRAFÍA DE C. T. STUDD Y ESPOSA (El joven rico que si lo vendió todo) (pdf)



2 años antes de morir



TORMENTA LLAMADA LUCIFER GOLPEA CALIFORNIA (Discernimiento profético), God's Kingdom Ministries




20/02/2017

El pasado viernes y sábado, una tormenta que el servicio meteorológico llamó Lucifer golpeó el sur de California, vertiendo de 3-4 pulgadas de lluvia en 24 horas y causando inundaciones repentinas. Aquí está el informe del tiempo.
Cada año, las tormentas se nombran de A a la Z por consentimiento popular. Este año Lucifer recibió la mayoría de votos para la tormenta "L". Me parece que esto tuvo que ser pre-planificado. O bien el servicio meteorológico pretendió que Lucifer fuera el voto más popular, o (más probablemente) la palabra se extendió entre las brujas y los satanistas para enviar sus votos sobre Lucifer.
En cualquier caso, esta tormenta Lucifer tiene orígenes y connotaciones espirituales. Hace unos treinta años, habíamos discernido que había tres puertas de la Costa Oeste: Seattle, San Francisco y San Diego. San Francisco fue llamada la Puerta de las Ovejas. Tengo que tratar de encontrar la revelación original de estas puertas, porque ya no me acuerdo de todo lo que aprendimos en aquellos días. Lo que sí recuerdo, sin embargo, es que el propósito espiritual de la puerta en San Diego era la curación. La llamamos "Puerta de la Curación".
Como escribí en el primer capítulo de mi libro, Las Guerras del Señor (en castellano: http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2014/06/libro-las-guerras-del-senor-dr-stephen.html), durante el período 1981-1982 estábamos comprometidos en la guerra espiritual para cerrar la brecha en la Puerta de las Ovejas (San Francisco). Esta obra se realizó correctamente, pero el problema era que las fuerzas espirituales demoníacas, ya habían invadido el país, por lo que tuvieron que pasar muchos años para hacer frente a ese problema. Todavía estamos viendo los efectos de ello en la actualidad. En julio de 2000 ocho de nosotros caminamos a través del puente Golden Gate en San Francisco para inspeccionar la puerta. Se encontró que estaba completa y segura.
Sin embargo, en 1986 un nuevo portal se abrió en Anoka, Minnesota, que pronto se convirtió en la capital mundial de Halloween, un título dado a ellos por el Congreso de Estados Unidos. Tuvieron que competir con Salem, Massachusetts por el título. Diez años más tarde, en 1996 Dios nos trajo a Minneapolis, donde se nos hizo comprar una casa al lado de Anoka.
En diciembre el año 2016 comencé a reunirme semanalmente con un grupo para hacer frente a la toma de posesión demoníaca de Anoka. El proyecto revelado a ellos se llama el Proyecto Nehemías. Fueron conducidos a tomar de nuevo las puertas, una por mes, a partir de finales de diciembre de 2016. Vi esto como una extensión de la obra original que se inició en 1981, por lo que me sentí guiados a unirnos con ellos y compartir lo que sabía acerca de la historia de esta obra.
Ahora estamos viendo una brecha en la puerta de curación en San Diego. Es algo comparable a la brecha en la puerta de las ovejas en 1981. No comenzó con la tormenta Lucifer. La tormenta identificó el problema de un año después de que hubiera comenzado. En realidad, comenzó 18 de de febrero de de 2016 cuando el Dalai Lama llegó a las ciudades gemelas y realizó un espectáculo de Shen Yun en el Teatro Orpheum el 19 de febrero de 2016, abriendo un portal demoníaco.
Mike Davis, uno de nuestros amigos aquí, declaró que este portal era una violación de la ley, y se puso de pie contra el Dalai Lama. El inmediatamente fue abatido con un tumor cerebral y pasó la mayor parte del año luchando por su vida. No obstante, venció al final con una combinación de oración y tratamiento y ahora está bien.
Ahora está claro que el Dalai Lama abrió el portal en la Puerta de Curación en San Diego, sin duda con vítores de muchos en California. Por lo tanto, este año pasado hemos tenido numerosos problemas de enfermedad. Mark Iversen es al parecer una víctima de la guerra, en ese sentido, pues aunque hizo todo bien, su cuerpo no respondió al tratamiento. Partió de entre nosotros en la noche del 17 de febrero de 2017, mientras la tormenta Lucifer estaba golpeando San Diego.
Por lo tanto, parece que tenemos dos resultados de este problema espiritual. Mike fue llamado a vencer el problema; Mark fue llamado a revelar el problema. Ambos, sin embargo, estaban en el Plan Divino, aunque era difícil para nosotros entender lo que Dios estaba haciendo con esto hasta que se terminó.
El nombre Diego es una variante en español de James (https://es.wikipedia.org/wiki/Jacobo). Si buscamos el nombre de James en una concordancia, es Iakobos, la forma griega de Iakob, o Jacob. No es casualidad que el libro de James contenga un pasaje acerca de la sanidad (Santiago 5:13-16). "¿Está alguno enfermo entre vosotros? Que llame a los ancianos de la iglesia ... " Tanto Mike como Mark lo hicieron. Hemos tenido problemas con el hecho de que Mark no estaba siendo curado, ni su cuerpo respondía de alguna manera, a pesar de mucha oración. Pero ahora el entendimiento empieza a venir, revelándosenos por la tormenta Lucifer.
Ayer hablé con David por teléfono. Él es de la zona de Sacramento, y a pesar de que vive en una colina, está rodeado por una zona de inundación. Si la presa de Oroville se rompe, estaría a salvo, pero los caminos probablemente sufrirían mucho daño. Él y los intercesores de Sacramento se reunieron ayer y pidieron a Dios que ponga Su mano sobre la presa de Oroville y evite que se rompa.
También reconocieron que parte del problema era que San Diego es St. Jacob, por lo que se le cambió el nombre a San Israel. El lugar necesita un cambio de nombre espiritual de un impostor/suplantador a un vencedor que reconoce la soberanía de Dios ("el Gobierno de Dios"). Como Jacob, que era carnal, pensaba que Dios necesitaba que él mintiera y engañara con el fin de cumplir con Su palabra profética. Como Israel, fue humillado cuando reconoció que había estado luchando contra Dios toda su vida sin darse cuenta. Cuando se dio cuenta de que Dios no necesitaba su ayuda carnal, descansó y sólo puso su fe en Dios. Su fe dejó de apoyarse en sí mismo, para hacerlo sólo en Dios.
Vamos a seguir de cerca esto, y sin duda vamos a obtener una mayor comprensión más tarde. Pero por ahora, estoy seguro de que la presa de Oroville no se romperá, aunque la amenaza es muy real. Por el momento, hemos hecho todo lo que hay que hacer sobre la presa y también para la recuperación de la Puerta en la ciudad de St. Israel. Se necesitó un año para ver y entender el problema, pero una vez que se puso de manifiesto por la tormenta Lucifer, se necesitó sólo un día para recuperar la Puerta y sellarla.
Aun así, hay algo que todavía no está claro. Las fuerzas oscuras han tenido un año de plazo para penetrar a través de la brecha en San Diego. Cuando esto sucedió en la puerta de las ovejas en 1981, pasamos muchos años en la guerra espiritual frente a las fuerzas demoníacas que habían invadido este país. No estoy seguro de cuánto tiempo va a necesitarse para lidiar con el problema actual, pero los tiempos han cambiado, y no creo en absoluto que se tardará mucho tiempo .
En 1981, los vencedores seguían viviendo bajo el gobierno del rey Saúl, que "murió" el 30 de mayo de 1993, sobre el 40º Jubileo de la Iglesia (desde 33 dC). Recuerdo aquellos días, en los que nos vimos limitados por la "decisión iglesia". En otras palabras, la eficacia de David en la lucha de las batallas de Saúl estaba limitada por el hecho de que David aún no era rey. David ganó todas sus batallas, pero nunca pudo ganar la guerra, porque Saúl estaba todavía en autoridad.
Pero esto comenzó a cambiar en 1993, cuando proféticamente murió Saúl, y a David le dio autoridad parcial por 7 años y medio. El 30 de noviembre, el año 2000 David (los vencedores) recibieron la plena autoridad, por así decirlo, "sobre todo Israel y Judá" (2 Samuel 5:5). La iglesia Saúl desafió la autoridad de los vencedores 'dos meses más tarde, el 29 de enero de 2001, pero Dios confirmó Su voluntad después de unas pocas semanas.
Todo lo que se ha hecho desde entonces ha sido más fácil, porque el resultado de la guerra espiritual ya no dependía de "la decisión de la iglesia". Saúl está muerto, y la transición de la autoridad espiritual a la Compañía de David está ahora completa. Por esta razón, nuestra victoria en el presente conflicto por la Puerta de la Curación y la presa de Oroville parece asegurada, a menos que haya más que aún no entendemos.
Voy a mantenerles informados a medida que aprendamos más o de como se desarrollan los acontecimientos. Mientras tanto, permanezcan en modo de oración y manténganse firmes a medida que se ocupan las puertas alrededor de la América del espiritual.
Por cierto, tengo la esperanza de que mediante la escritura de estas cosas, los vencedores de otras naciones serán levantados para defender sus propios países de manera similar. Todas las naciones se enfrentan a las fuerzas oscuras, pero en la mayoría de los casos hay muy pocos intercesores y vencedores para hacer frente a la defensa nacional. Lo que hacemos en Estados Unidos es sólo un ejemplo de lo que podría hacerse en todo el mundo. Pero alguien debe tener la unción para tomar la iniciativa
Sé de esas personas que Dios está levantando en varios otros países, como Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Filipinas, Nigeria y los Países Bajos. Actualmente estamos haciendo planes para hacer una obra en Camboya, también, que pueda extenderse a toda la zona (Vietnam, Laos, Tailandia). Un contacto clave de Camboya vive aquí en Minneapolis. "Sobrevivió a los Campos de la Muerte" en la década de 1970. (Ver la película con ese nombre.) Él es parte de la familia real y tiene la autoridad para construir el Reino de Dios en Camboya. Dos de nosotros estamos planeando tentativamente para ir con él a Camboya este verano para sentar las bases para el Reino.
El trabajo del Reino continúa, y estamos haciendo nuestra parte para la medida de nuestras posibilidades. A medida que más guerreros de oración se unan a nosotros en la obra, y sean capaces de pedir con mayor comprensión, seremos capaces de hacer nuestra parte en esto. Así que por favor sigan apoyándonos en la oración, porque eso es lo que nos da el poder para hacer lo que estamos llamados a hacer.

Dr. Stephen Jones

PRIMERA DE CORINTIOS - Cap. 1 (4): Dos problemas de autoridad


18/02/2017



El liderazgo siempre tiene riesgos potenciales. Tal vez el principal riesgo es que cuanto mejor hace su trabajo el líder es más probable es que la gente lo vaya a seguir, en lugar de Cristo. Hay una línea muy fina entre la honra y la idolatría, y discernir esto puede ser difícil, ya que comienza en el corazón. Es importante que los líderes continuamente apunten hacia Cristo, en lugar de hacia sí mismos, porque de esta manera se mantienen como administradores, en lugar de como propietarios del ministerio.

Al parecer, la carta de Cloé reveló que algunos estaban siguiendo a Pablo en lugar de Cristo, por lo que Pablo renunció a esto primero. Sólo entonces dio la lista de los otros líderes que tenían el mismo problema. Por supuesto, algunos dijeron, "yo soy de Cristo", que era la respuesta correcta, aunque es posible que incluso sus corazones estaban siguiendo una denominación que llevaba el nombre de Cristo.


Moisés como líder denominacional
Moisés se enfrentó a dos problemas opuestos con respecto al espíritu denominacional mientras conducía a Israel por el desierto. Haríamos bien en entender estos dos problemas hoy.

El primer problema se manifestó en el Monte Horeb, donde las personas quisieron que los representara ante Dios y escuchara Su palabra en su nombre (Éxodo 20:18-21). Este es el problema del confesionalismo, donde la gente quieren un hombre para escuchar en su nombre y que luego les digan lo que Dios dijo. El problema con esto es que las personas no pueden desarrollar oídos para oír a Dios por sí mismos. Su relación es, entonces, con el hombre, en lugar de con Dios. Su relación con Dios es indirecta, porque un hombre se interpone entre ellos y Dios. Esto conduce a la esclavitud, es decir, la sumisión a los hombres. Los hombres son su cobertura espiritual, en lugar de Jesucristo. En tales casos, las personas no pueden progresar más allá de sus líderes, porque si lo hacen, los líderes les reprenden y obligan a someterse a sus enseñanzas. En otras palabras, las personas no tienen el derecho de escuchar a Dios por sí mismos, a menos que lo escuchado confirme la interpretación del líder.

Israel tuvo la suerte de tener a Moisés como su líder, porque instó a la gente a acercarse a Dios y escuchar Su voz de forma independiente. Él quería que cada israelita desarrollara una relación independiente y personal con Dios. Pero temían al fuego y pensaron que la presencia de Dios los mataría.

Hoy en día, los creyentes ya no temen la presencia de Dios, porque Jesucristo ha revelado que Su presencia es una buena cosa. Pero sin embargo, hay un residuo de miedo que persiste en la Iglesia. Es el temor de que el fuego de Dios, o el bautismo de fuego, mata la carne y da muerte al viejo hombre. Me dijeron hace muchos años en una iglesia que no hay que tratar de escuchar la voz de Dios, ya que podría conducir a la decepción.

Mi respuesta fue que los líderes deben enseñar la Palabra de modo que no fueran inducidos a engaño. El conocimiento de la Palabra es la principal defensa contra el engaño cuando una persona oye la Palabra dentro de su propio corazón. Las Escrituras nos dan un registro de la Palabra de la verdad que se le dio a los profetas y hombres de Dios en el pasado. Si usamos las Escrituras como la base de la verdad, entonces cuando oímos la voz de Dios, podemos discernir mejor la diferencia entre la voz de nuestro hombre carnal, un espíritu falso, o el Espíritu de Dios.

Dios ha levantado algunos como maestros para enseñar la Palabra, de modo que podamos comparar nuestra propia revelación a la que ya se ha establecido en la Palabra. La dificultad aquí es que siempre hay que tener en cuenta que la Palabra no es lo mismo que nuestra comprensión de la Palabra. La genuina revelación personal no está diseñada para contradecir la Palabra, sino que altera nuestra comprensión de ella, de modo que pueda ajustarse mejor a la mente de Dios.


Moisés como un líder Ungido
El segundo problema que Moisés enfrentó en lo que se refiere al liderazgo se encuentra en Números 16. Aquí nos encontramos con ciertos líderes que afirmaban que debido a que Dios está en todas las personas, Moisés debía renunciar a su posición de autoridad. Números 16:3 dice:

3 Y se juntaron contra Moisés y Aarón, y les dijeron: "Habéis ido demasiado lejos, porque toda la congregación son santos, cada uno de ellos, y Yahweh está en medio de ellos; ¿por qué os levantáis vosotros sobre la congregación de Yahweh?"

Su argumento era cierto en su superficie. Sí, cada uno de la congregación (Iglesia) era santo, porque Dios les había puesto aparte y les había santificado como nación. Dios les había dicho en Éxodo 19:6 que iban a ser "un reino de sacerdotes y una nación santa. Pero, Coré, primo Moisés lo estaba utilizando para destruir la verdad de que Moisés había sido llamado como el líder". Su apelación era que Moisés debería ser más democrático, pero Dios vio la ambición en su corazón (Números 16:10).

La disputa entre los levitas era que todos los levitas debían ser sacerdotes -no sólo los hijos de Aarón. Los levitas se habían establecido como los funcionarios públicos, jueces, magistrados, y para llevar los registros, mientras que los de la familia de Aarón habían sido designados como sacerdotes dentro de Israel. Pero dado que toda la nación se había convertido en "un reino de sacerdotes", dijeron, sin duda todos los levitas estamos calificados para servir como sacerdotes en el tabernáculo.

Moisés apeló el caso a Dios, que lo había ungido con la autoridad para dirigir a Israel. Cuando los líderes son desafiados, hay que apelar a quien nombró al líder para su posición de autoridad. Si el pueblo habría elegido a Moisés y Aarón, entonces, el pueblo habría tenido el poder de elegir a alguien que fuera más atractivo para ellos. Pero ellos habían sido nombrados por Dios, no por los hombres. Sus unciones eran del Cielo, no de la Tierra. Por lo que apelaron el caso ante Dios, antes que a los hombres.

Coré y los 250 levitas que buscaban el sacerdocio fueron instruidos para llevar cada uno su incensario al tabernáculo y para llevar a cabo el deber de los sacerdotes. De esta manera, verían si eran realmente llamados (Números 16:16,17). Así lo hicieron al día siguiente, y "la gloria del Señor se apareció a toda la congregación" (Números 16:19). Moisés sabía lo que sucedería, por lo que instruyó a todos a alejarse de los aspirantes a sacerdotes y a mantenerse alejados de sus tiendas de campaña. Entonces la Tierra se abrió y se tragó a los levitas rebeldes (Números 16:31,32,33).

A continuación, "también el fuego salió de Yahweh y consumió a los doscientos cincuenta hombres que ofrecían el incienso" (Números 16:35).

Así mismo Dios confirmó el liderazgo de Moisés y Aarón en cuanto al llamado sacerdotal se refiere. En el siguiente capítulo Dios confirmó el liderazgo civil, al decir Moisés a los jefes de las tribus que pusieran sus varas en el tabernáculo para ver cual daría sus frutos (Números 17:4).

El punto de esto es mostrar que la autoridad es válida siempre y cuando venga de Dios, porque Romanos 13:1 dice: "no hay autoridad que no provenga de Dios", o más literalmente, "no hay ninguna autoridad si no es de Dios". Así como todos los creyentes son santos y están llamados a escuchar a Dios por sí mismos, sin embargo, también hay autoridad legítima en la Tierra. Estos principios no son contradictorios para los que entienden que Cristo es la Cabeza de la Iglesia. Se le ha dado "toda autoridad", y a todos los demás se les da autoridad bajo Él.

Por lo tanto, cuando un hombre o una mujer ejerce la autoridad dentro de los confines de su llamado, todos deben someterse a esa autoridad. Esencialmente, nadie debe someterse al hombre, pero todos deben someterse a Cristo en los hombres. No importa lo pequeña que sea la autoridad de uno, cuando se ejerce, todos están obligados a someterse a ella, desde el más pequeño hasta el más grande. Si el Espíritu de Dios viene sobre una niña de cinco años de edad, que luego profetiza, incluso el más grande apóstol entre ellos debe someterse a la Palabra que se encuentra en esa niña.

Este es el gobierno de Dios. No es una democracia, donde las personas tienen el derecho a votar sobre si aceptan o no la Palabra de Dios. El único derecho otorgado a las personas es el derecho de escuchar la voz de Dios y, por tanto discernir si la Palabra que está saliendo es de la carne o del Espíritu de Dios. Los levitas que fueron dirigidos por Coré estaban siguiendo la voz de la ambición y la rebelión. Ellos no lo veían de esa manera, por supuesto, pero el juicio de la Corte Divina probó todas las cosas.


Cuando los líderes difieren
Desde un punto de vista práctico, sabemos que todos los líderes difieren en su entendimiento de la Palabra. Con suerte, esas diferencias son menores, pero el problema más importante es el espíritu de ambición, disfrazado de un sentido del llamado de uno. Coré deseaba un llamado que no era de él. Tal vez no estaba al tanto de ello. Tal vez él realmente pensaba que tenía una llamado sacerdotal. Si es así, era porque carecía de la capacidad de discernir el ídolo en su propio corazón.

Como mostré en mi libro, Escuchando la Voz de Dios (en castellano: http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2014/04/oyendo-la-voz-de-dios-dr-stephen-e-jones.html), no es suficiente escuchar Su voz. Una vez que empezamos a desarrollar nuestra audición, el próximo gran proyecto es hacer frente a la idolatría del corazón. Esto sólo es posible mediante el bautismo de fuego cuando Dios nos conduce a través de la experiencia, para que veamos claramente la condición de nuestro propio corazón. Cuando caen los ídolos, pueden causar grandes terremotos personales que nos desestabilizan durante un tiempo; pero al final, vale la pena el esfuerzo, el dolor y la humillación. Tales ídolos caen solamente cuando se ven, no que los vean los demás, sino el que tiene el ídolo en su corazón. Hay que ver el ídolo con el fin de arrepentirse y ser liberado de él.

En Corinto, había por lo menos cuatro facciones, cada una de las cuales deseaba seguir a los hombres, en lugar de a Dios. Pedro no estaba allí, pero tal vez algunos de los seguidores de Pedro había llegado a enseñar cosas que Pedro estaba enseñando. Apolos era un filósofo de Alejandría, que era muy culto y elocuente, por lo que atrajo a algunos de la clase educada.

Pablo también era culto, pero difería de Pedro. El llamado de Pedro fue a los judíos; el llamado de Pablo fue principalmente para los no-judíos. Pedro se mostró reacio a ofender la sensibilidad judía; Pablo fue rápido para reprender a los judíos que pensaron que eran más que los no elegidos y que consideraban a los no-judíos como ciudadanos de segunda clase del Reino.

Los mismos apóstoles tuvieron que hacer frente a sus propias diferencias de llamado y comprensión. Ellos tuvieron más éxito que sus seguidores. A medida que pasaba el tiempo, la Iglesia se dividió cada vez más, y se establecieron nuevas normas y enseñanzas para tratar de resolver el problema. Por desgracia, en los últimos años utilizaron el miedo, la coacción y las amenazas para mantener la unidad, sin darse cuenta de que es mejor tener desunión que dejar de amarnos unos a otros. Pero el amor fue sacrificado en el altar de la unidad, y por lo tanto la Iglesia perdió su primer amor. Se convirtió en una religión de creencias y rituales, en lugar de una forma de vida que manifiesta el carácter de Cristo.

Del mismo modo, los líderes de la Iglesia pronto aprendieron que dar a todos el derecho a escuchar la voz de Dios sólo parecía causar más división, y les quitaron ese derecho a las personas. Entonces, los cristianos estaban obligados a escuchar a los sacerdotes, que habían aprendido los credos de la iglesia y los rituales y se encontraban en sumisión a otros hombres en la jerarquía. Una vez más, los beneficios de Pentecostés se perdieron, y los creyentes cometieron la misma necedad que se ve en Éxodo 20 de no querer escuchar a Dios por sí mismos.


Etiquetas: Serie Enseñanza
Categoría: Enseñanzas

Dr. Stephen Jones