TRADUCTOR-TRANSLATE

EL PATRÓN DE LA IGLESIA EN EL DESIERTO REPETIDO EN EL NUEVO TESTAMENTO, Dr. Stephen E. Jones


El patrón que se repite en el Nuevo Testamento

Jesús fue crucificado como el Cordero Pascual, que representa nuestro éxodo de la esclavitud del pecado. Entonces les dijo a sus discípulos que se quedaran en Jerusalén hasta el cumplimiento de Pentecostés -el día que Dios habló a Israel y les dio los Diez Mandamientos en el Monte Horeb.

Más tarde Esteban fue apedreado, mientras que él vio la gloria de Dios que se le apareció ( Hechos 7:56 ). Este incidente fue el paralelo a la casi lapidación Caleb y Josué cuando instaron a la gente a tener fe en Dios y entrar en la Tierra Prometida. Num. 14:10 dice:

10 Pero toda la congregación habló de apedrearlos con piedras. Entonces la gloria del Señor se apareció en la tienda de reunión a todos los hijos de Israel.

Las personas dejaron sus piedras, y luego Moisés oró por el perdón en el versículo 19, diciendo: "Perdóna, te ruego, la iniquidad de este pueblo”, del mismo modo hizo Estaban al orar en Hechos 7:60 mientras era apedreado:

60 Y cayendo de rodillas, clamó a gran voz: "¡Señor, no les tomes en cuenta este pecado!" Y habiendo dicho esto, durmió. 1 Y Saulo estaba en completo acuerdo con ellos poniéndolo a muerte …

Era necesario que este incidente se produjera con el fin de justificar el segundo retraso del Reino, así como Israel se retrasó por 40 años. La principal diferencia es que Israel se retrasó 40 años por su intención de apedrear a Caleb y Josué, mientras que la iglesia NT se retrasó 40 Jubileos cuando Esteban fue apedreado.

¿Por qué la iglesia fue considerada responsable por la lapidación de Esteban? ¡Sin duda, los creyentes en Cristo no estaban de acuerdo con los judíos, ya que ellos le apedrearon! La respuesta está en el hecho de que la iglesia aún no estaba separada del templo. Por lo tanto, las decisiones de los líderes judíos de apedrear a Esteban implicaban todas las personas, incluyendo a los que creían en Jesucristo.

La separación de la iglesia del judaísmo fue un proceso doloroso. El apóstol Pablo fue el principal defensor de la separación, aunque su argumento se limitó al rechazo de la circuncisión física y la igualdad de los creyentes de todos los grupos étnicos. No fue hasta que los romanos comenzaron su sitio de Jerusalén que la iglesia huyó de la ciudad. Eusebio nos dice en su Historia Eclesiástica, III, 5,

"Además, los miembros de la iglesia de Jerusalén, por medio de un oráculo dado por revelación a personas aceptables allí, recibieron la orden de salir de la ciudad antes de que comenzara la guerra y se establecieran en una ciudad en Perea llamada Pella. A Pella, emigraron desde Jerusalén los que creían en Cristo...

Cuando la ciudad y el templo fueron destruidos en el año 70, la separación era completa, pues ni cristianos ni judíos tuvieron por más tiempo una ciudad y un templo como su centro religioso. Los Judíos forcejearon durante un tiempo, pero los cristianos llegaron a apreciar la enseñanza anterior de Pablo de que Jerusalén era Agar y no debería ser considerada la "madre" de la iglesia. Gal. 4:26 dice,

26 Pero la Jerusalén de arriba es libre; ella es nuestra madre.

Durante los 40 jubileos que la iglesia del Nuevo Testamento anduvo errante por el desierto (33-1993 dC), se exigió a los vencedores permanecer con ellos. Ha habido muchos a lo largo de los siglos, que han tratado de ser liberados de la sentencia sobre la iglesia, reclamando una exención como vencedores. Pero la única promesa que se les ha dado es que van a estar vivos cuando llegue el momento de entrar y heredar la tierra prometida.


Esta es la razón porque la Resurrección de los Vencedores debe tener lugar "primero" antes de la fecha de su entrada en la fiesta de los Tabernáculos. Los vencedores han vivido y muerto a lo largo de la historia, pero la promesa que llevan es la redención de su cuerpo ( Rom 8:23 ). Al igual que Caleb y Josué, de hecho estarán vivos en el día de la resurrección (fiesta de las Trompetas) cuando se toque la séptima trompeta.

(Fragmento del libro "Deuteronomio, Segunda Ley", cap. 4)


http://www.gods-kingdom-ministries.net/teachings/books/deuteronomy-second-law-speech-1/chapter-4-revolting-situation/

No hay comentarios:

Publicar un comentario