TRADUCTOR-TRANSLATE

LA GRAN RAMERA II: Prostitución, Ley de usura, Parábola s/ la usura, Falsificación de la Novia (Apoc. 17.2), "Apocalipsis Capítulos 6-22", Dr. Stephen E. Jones


La Gran Ramera II

Apocalipsis 17 - Parte 2



Fecha: 02/01/2006
Boletín No. 211


1 Y uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, habló conmigo, diciendo: "Ven acá, yo te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas".

Juan no nos dice que uno de los siete ángeles le dio esta descripción de la gran ramera y su caída del poder. Sin embargo, si se me permite ir más allá de un breve estudio de la Biblia pura, creo que este ángel es el primero de los siete ángeles, es decir, el Ángel de la Redención. En FFI # 192 hice una lista de estos ángeles de la siguiente manera:

  1. Ángel de la Redención
  2. Ángel de la limpieza
  3. Ángel de la Manifestación de los Hijos
  4. Ángel de Consumir todo Aliento
  5. Ángel de Vencer la Carne
  6. Ángel de Influencia Pura
  7. Ángel de Acercar la Plenitud de Dios

Curiosamente, sólo recientemente me di cuenta que existe una correlación directa entre estos siete ángeles y los siete truenos de Apocalipsis 10: 4, que expuse en FFI # 178 de la siguiente manera:

  1. El camino al Lugar Santísimo. El decreto para comenzar a romper el poder del sistema de iglesia corrompida, porque el camino al Lugar Santísimo se retrasó mientras ese sistema ha dominado ( Heb 9: 8 ).
  2. La Imagen de la Bestia. Los gobiernos religiosos, políticos, y económicos del hombre basados en la imagen mortal de Adán son objeto de juicio con el fin de liberar al pueblo.
  3. Los  Hijos Manifestados. La venida de Cristo en Su pueblo, que, al igual que Moisés, salen del monte con las nuevas tablas de la ley en sus corazones.
  4. Transfiguración. Al igual que Jesús en Mat. 17, los Hijos de Dios albergarán Su gloria en cuerpos inmortales. Este es el propósito de la fiesta de los Tabernáculos.
  5. Autoridad de los Hijos. Dios me dio específicamente Juan 14:14, "Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré".
  6. La Ley enseñada a todas las nacionesMiqueas 4: 1-4. Los Hijos de Dios vencedores son los administradores del Reino en la tierra, los profesores y los intérpretes finales de la ley según la mente de Dios. Deut. 33: 23 dice: "En su mano derecha la ley de fuego" y "todos tus santos están en tu mano”. La ley es el Lago de Fuego y también representa Su carácter (Deuteronomio 04:24). El fuego está en la mano de Dios y sus santos también están en Su mano. Es decir, van a manifestar Su carácter y a administrar los juicios correctivos de Dios, llamados "el lago de fuego".
  7. División: De desobediente a obediente. Esta es una referencia a la edad final después del Gran Trono Blanco en Apocalipsis 20 donde la Nueva Jerusalén se manifiesta plenamente, pero todavía hay muchos que deben ser sometidos a Cristo ( Rev. 22:11 ). Por lo tanto, habrá una división entre ellos hasta el Jubileo de Creación, cuando todos los hombres sean liberados al final de los tiempos.
A Juan se le dijo que no anotara estos siete truenos, ya que no iban a ser revelados en ese momento. Pero creo que ahora es el momento, y esto es lo que me fue revelado. Los siete ángeles y las siete trompetas eran revelaciones separadas, sin pensar en la correlación de ellos al principio. Sin embargo, cuando hace poco miré, encontré que encajan muy bien.

  1. El Ángel de la Redención nos muestra "El camino al santuario".
  2. El Ángel limpieza se necesita para limpiarnos de la influencia de la imagen de la bestia.
  3. El Ángel de la Manifestación de los Hijos revela "los Hijos Manifestados".
  4. El Ángel de Consumir todo Aliento nos prepara para la "Transfiguración".
  5. El Ángel de vencer la carne trabaja en nosotros antes de que se nos pueda dar la "Autoridad de los Hijos".
  6. El Ángel de la Influencia Pura trae "La Ley enseñada a todas las naciones", y reemplaza el evangelio actual de anarquía que hemos exportado.
  7. El Ángel de Acercar la Plenitud a Dios primero debe hacer una "división" entre los obedientes y los desobedientes antes de enviar la Plenitud.
Obviamente, mucho más podría decirse de cada uno de ellos, pero no quiero alejarme demasiado lejos de nuestra exposición de Apocalipsis 17.

En la primera parte hemos escrito sobre la parte "misterio" de este imperio babilónico que surgió en el siglo pasado. Mostramos cómo se escribió la Ley de la Reserva Federal en secreto. Fue aprobada el 23 de diciembre 1913 con sólo cinco senadores presentes, porque el resto se había ido a casa para las vacaciones de Navidad. El presidente Wilson la firmó en febrero 1914 sin siquiera leerla y más tarde dijo que era el mayor error de su vida. Pero pocos protestaron; nadie lo derogó.

Aun así, esto sólo presenta el aspecto económico de este nuevo imperio babilónico. El dinero es su sangre vital, estemos seguros, pero también tiene un lado religioso y político del mismo. Para entender estos lados, debemos centrarnos en el hecho de que este imperio es una ramera.


Prostitución: auto-venderse por Dinero


En primer lugar, una ramera, es una quién se vende por dinero o poder. Muchas religiones han hecho esto. La Iglesia Católica Romana ha hecho desde hace muchos siglos, como hemos demostrado en ediciones anteriores en nuestra serie sobre el Apocalipsis. Tal vez su acto final se produjo en 1929, cuando la Iglesia Romana finalmente en silencio echó a un lado sus leyes que prohíbían la usura y creó el Banco del Vaticano. En FFI # 199 hemos citado libro de Paul Williams “El Vaticano Expuesto” , en la página 37,
"Antes de esta salida dramática de los dictados rígidos de la ley canónica, la Iglesia sostuvo que sus enseñanzas eran semper eadem -Enseñanzas que eran inalterables e inmutables- enseñanzas que ataban a sus adherentes a un cierto modo de vida y les confería un claramente definido carácter Católico. Pero con la creación de la Administración Especial de la Santa Sede, sucedió algo extraordinario. Lo inmutable cambió. Una práctica que había sido condenada como la "manifestación más grave de la codicia desenfrenada” ahora estaba siendo sancionada por la Santa Madre-Iglesia, no por el bien de los fieles, sino por la causa de su propio beneficio".

Al hacer esto, el Vaticano puso su bendición sobre el pecado de la usura, que había condenado con razón desde el principio, aunque la historia demuestra que siempre había pedido prestado dinero a interés de los banqueros a lo largo de su historia. De hecho, había a menudo tolerado robar a banqueros judíos su dinero con el argumento de que lo habían adquirido por el pecado de usura.

La declaración de Jesús en Mat. 7: 2 hace que nos preguntemos si tal vez Dios juzgará al Vaticano por el mismo estándar de medida que el Vaticano juzgó a esos banqueros judíos.

2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados; y por su nivel de medida, se les medirá a ustedes.

La principal diferencia entre los banqueros judíos y el Banco del Vaticano es que en siglos pasados ​​los judíos estaban limitados por ley a sólo unas profesiones. Por lo tanto, en muchos aspectos se vieron obligados o canalizados a la banca para ganarse la vida -y entonces la Iglesia los castigaba por hacerlo.


La Ley de Usura


Deut. 23:19 , 20 dice:

19 No cobrarás interés a sus compatriotas; intereses sobre el dinero, la comida, o cualquier cosa que pueda ser prestada a interés. 20 Tu puedes cobrar interés a un extranjero [ nokri ], pero a tu compatriota no podrás cobrar intereses. . .

El permiso para cobrar intereses a los extranjeros necesita alguna explicación adicional, ya que la mayoría de la gente ha permitido que el Talmud judío tenga palabra autorizada sobre ellos. La enseñanza judía sostiene que puedan cobrar intereses a los no-judíos, y así los cristianos a menudo se aplican la misma interpretación a sí mismos, lo que les permite robar a los que no están en su denominación particular.

El Diccionario Bíblico de Smith, en "Extranjero", dice que nokri refiere a un extranjero que iba "simplemente de visita en la tierra como un viajero", a diferencia de los extranjeros que vivían en la tierra de Israel. En otras palabras, un extranjero tenía que cumplir con las leyes de Dios mientras estaba en la tierra, pero no gozaba de iguales derechos con los israelitas y los extranjeros que residían en Israel. Un israelita era autorizado a cobrar intereses sobre el dinero, porque esto supuestamente era tratarlo de acuerdo a su propia ley en su país natal.
Sin embargo, la ley no permitía a los israelitas a cobrar intereses a un no israelita que vivía en Israel, de acuerdo con la ley de Dios. Estos residentes extranjeros fueron llamados ger en hebreo.

La ley y los profetas no enseñan que Israel era un pueblo privilegiado con un conjunto diferente de leyes. Cuando Salomón dedicó el templo, oró 1 Reyes 8: 41-43,

41 También en cuanto al extranjero [ nokri ] que es no de tu pueblo Israel, que hubiere venido de lejanas tierras a causa de tu nombre 42 . . . cuando venga a orar a esta casa, 43 Tú oirás en los cielos lugar de tu morada, y harás conforme a todo lo que el extranjero [nokri ] haya clamado a Ti, con el fin de que todos los pueblos de la tierra conozcan tu nombre, y que te teman a Ti, al igual que Tu pueblo Israel 

Isaías 56: 7 dice que era "una casa de oración para todos los pueblos". Isaías aclara el principio de igualdad en la ley. Isaías 56: 6 y 7 dice,

6 También los extranjeros [ Nekar, relacionados con nokri ] que se alleguen al Señor para servirle y para amar el nombre del Señor, para ser sus siervos, todos los que guardan el sábado sin profanarlo y se afianza mi pacto, 7 Incluso yo los traeré a mi santo monte, y los alegraré en mi casa de oración.

Estos Nekar, o nokri, son los no israelitas lejanos, como Salomón dice claramente. Pero Lev.24:22 habla del ger, los extranjeros residentes en Israel, diciendo:

22 Un mismo estatuto tendréis para el extranjero ger ] como para el nativo, así como el nativo, porque yo soy el Señor vuestro Dios.

La palabra hebrea ger literalmente significa "invitado", no un esclavo, y que debía ser tratado amablemente. Ex. 12:49 dice,

49 La misma ley se aplicará al nativo como al extranjero [ ger ] que reside entre vosotros.

Una vez más, leemos en Números 15:1516,

15 En cuanto a la asamblea, habrá un solo estatuto para vosotros y para el extranjero [ger ] que reside con vosotros, un estatuto perpetuo por vuestras generaciones; como tú, así será el extranjero [ ger ] siempre delante de Jehová. 16 Una sola ley y una misma norma tendréis para vosotros y para el extranjero [ ger ] que reside con vosotros.

En otras palabras, Dios estableció el principio de la igualdad de la justicia en la tierra. La única desigualdad estaba entre residentes y no residentes. Todos los extranjeros (no-israelitas) que residían en el país estaban obligados a cumplir con la ley, y por lo tanto también recibieron igual protección de la ley. Éxodo 22:21 nos dice,

21 Y no engañéis a un extraño [ ger ] o le oprimáis, porque extranjeros fuisteis vosotros [ger ] en la tierra de Egipto.

En otras palabras, de la misma manera que los israelitas fueron extranjeros en Egipto, también son estos extranjeros en Israel. Dios dice: "Vosotros como extranjeros residentes en Egipto debéis saber qué se siente al ser oprimidos, así que no hagas esto a los extranjeros en medio de ti”. Num. 09:14 aclara esto de otra manera:

14  Y si mora con vosotros extranjero ger ], y celebra la pascua a Jehová [es justificado por fe], conforme al rito de la pascua y conforme a sus leyes la celebrará; un mismo rito tendréis, tanto el extranjero ger ] como el nativo de la tierra.

A los que son justificados por la fe se les concede igual protección de la ley. La justificación trae la ciudadanía en el Reino de Dios.

El punto de todo esto es mostrar que la mayoría de los bancos en el mundo de hoy (con la excepción de los bancos árabes) son culpables del pecado de la usura. La práctica bancaria judía se basa en el Talmud, que permitió a los judíos a cobrar intereses a cualquier no-judío, a menos que él se convirtiera al judaísmo. Hoy en día, la mayoría de los judíos desprecian incluso esta prohibición en nombre del dinero y el "buen negocio".

El Banco del Vaticano fue creado en 1929 para cobrar intereses sobre el dinero, y la mayoría de sus préstamos eran a hermanos católicos. Al igual que los judíos antes que ellos, el Vaticano descartó la idea de dar préstamos sin intereses a los hermanos católicos en el nombre del negocio y el dinero. Hoy hay un número de evangélicos y pentecostales evangélicos con bancos propios, pero también ellos han creído en el sistema de la usura.


Parábola de Jesús acerca de la usura


En la parábola de Jesús en Mat. 25:14-29 (y Lucas 19:12-27 ), parece que está condonando la usura a primera vista. Es por esto que muchos cristianos hoy piensan que Jesús guardó la ley de la usura. Pero, en realidad, Jesús enseñó lo contrario.

La parábola habla de un hombre que da a sus siervos un poco de dinero ("talentos") para invertir mientras se iba a un viaje lejos. Algunos de los siervos invirtieron y duplicaron su dinero. Fueron recompensados ​​en consecuencia. Pero un siervo enterró su dinero por temor a que pudiera perderlo. Su excusa se ​​da en Matt. 25:24,

24 .. . Maestro, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste, 25 y tuve miedo, y fui y escondí tu talento [dinero] en el suelo. . .

El hombre realmente no conocía a Jesús en todo, pero pensó que él era "un hombre duro" y un ladrón, “que siega donde no sembró". Su temor era injustificado, porque Jesús no es un ladrón, ni es tan difícil de complacer como para castigar a una persona por hacer inocentemente una mala inversión. Entonces Jesús le dice en los versículos 26, 27,

26 .. . Siervo malo y perezoso, que "sabías" [pretensión de conocer y creer] que siego donde no sembré; y que recojo donde no esparcí. 27 [Si ese es el caso] Por tanto, debías haber puesto mi dinero en el banco, y al venir yo, hubiera recibido mi dinero con intereses.

En otras palabras, "Si realmente creyeras que yo era un ladrón tan duro de corazón, entonces ¿por qué no pusiste mi dinero en el banco para que yo pudiera robar dinero mediante el cobro de intereses?" Jesús no estaba condonando la usura. ¡Él nos estaba diciendo que era un robo! Jesús guardó la ley contra la usura. Todavía es un pecado hoy en día como lo fue entonces.
¿Significa esto que es un pecado tener una cuenta de ahorros y hacer un poco de interés? No. Un banco es un sistema extranjero de Babilonia. Es una corporación, que nuestro gobierno llama una "persona". Usted puede cargar interés a un extranjero, aunque sea en la tierra, porque no se sujeta a la ley divina. Usted no tiene ninguna obligación legal de dar al banco un préstamo sin intereses para que se pueda dar la vuelta y prestar su dinero a otras personas a una tasa de interés más alta.

Así que ahora vamos a volver a nuestro estudio sobre la Gran Ramera.


La Ramera es una falsificación de la novia


La Biblia habla de la Esposa de Cristo. La Gran Ramera de Apocalipsis 17 es la falsa esposa. Como tal, ella se hace pasar por la novia, y ella engaña a mucha gente por su riqueza y belleza -pero su ilegalidad la traiciona al final.

En este capítulo se muestra la lucha cósmica entre las dos ciudades: Babilonia y Jerusalén. Una fue fundada por Nimrod, la otra por Sem (bajo el título, Melquisedec). Más tarde, Jerusalén se volvió sin ley ( Jer 7. 1-11 ) e incluso adoraba a los dioses de Babilonia. Así que Dios entregó Jerusalén en manos de Babilonia, porque los ojos de Dios, se habían vuelto al territorio de Babilonia.

Dios dijo a la gente de Jerusalén ( Jer 7:. 11-16 ) que iba a abandonar Jerusalén, como había abandonado Silo unos siglos antes. Y porque habían hecho el templo una "cueva de ladrones" ( Jer 07:11 ). Él abandonaría ese templo y ese lugar "como Silo".

Ezequiel vio la salida de la gloria ("Icabod") en Ez. 10, 11. Por lo tanto, a pesar de que reconstruyeron el templo un siglo después como Dios instruyó, la gloria nunca llenó la casa. El Lugar Santísimo permaneció un cuarto oscuro y vacío, a excepción de una losa de piedra sentada donde el arca debía haber descansado.

Si Dios hubiera tenido la intención de volver a ese sitio, Él lo habría hecho en los días de Hageo, que instruyó a la gente para terminar de construir el segundo templo. Pero esto no ocurrió, porque la palabra de Dios a Jeremías no se podía romper. En su lugar tenía la intención de habitar un nuevo templo hecho de piedras vivas. Y ese templo somos nosotros1 Cor. 03:16 ).

Más o menos en el último siglo, una nueva teología ha surgido, diciendo que Jesucristo regresará a Jerusalén y vivirá en un templo reconstruido allí, en contra de la profecíaDicen que la Nueva Jerusalén es la antigua Jerusalén reconstruida. Dicen que el nuevo pacto es el Pacto con Moisés "renovado" -como si no hubiera un nuevo pacto distinto del primero dado por medio de Moisés. Incluso dicen que Dios va a establecer un sistema levítico de sacerdotes de nuevo, con sacrificios de sangreDicen que la Era de la Gracia va a terminar, y que Dios volverá a la clase de adoración en el templo prescrito bajo Moisés.

Esa doctrina es de la Gran Ramera. Es una falsificación que se hace llamar el Reino de Dios. Se llama a sí mismo Israel, pero es traicionado por su comportamiento violento en contra de los extranjeros en la tierra (los palestinos), así como su rechazo de la Nueva Alianza con su Mediador.

El libro de Hebreos nos dice que tenemos un mejor pacto, un mejor mediador, un mejor sacerdocio, sacrificios mejores, una Jerusalén celeste, y un nuevo monte Sión. ¿Estamos destinados, entonces, dejar lo que es mejor y volver al sistema que es peor? ¿O debemos cumplir con un doble reino de Dios -uno para judíos y otro para los cristianos? ¿Será que los cristianos heredarán la Nueva Jerusalén, mientras que los judíos heredan la vieja Jerusalén? No creo que a Pablo y Pedro les gustaría.

Ha habido muchos contendientes por el trono de la tierra a través de los siglos. Entre éstos estaba el sistema de la iglesia romana. Todos ellos eran y son las novias falsificadas. Pero en el siglo pasado hemos visto el surgimiento de la falsificación final: el estado sionista llamado "Israel".


En mi libro, La Lucha por el Derecho de Nacimiento (En castellano: http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2014/08/libro-la-lucha-por-el-derecho-de.html), trazo su historia desde el principio. La Biblia cuenta la misma historia de muchas maneras. Es la lucha entre Jacob y Esaú, entre Ismael e Isaac, entre Absalón y David, y entre los jefes de los sacerdotes y Jesús. Todos ellos tienen una cosa en común -tratan de establecer su reino por la violencia y la fuerza, en lugar de por el Príncipe de Paz.

http://www.gods-kingdom-ministries.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario