TRADUCTOR-TRANSLATE

DOS ESPADAS / DERECHO A LEGÍTIMA DEFENSA, God's Kingdom Ministries


Dos Espadas

27 de diciembre 2014

35 Y les dijo: Cuando os envié sin bolsa, sin alforja, y sin calzado, ¿acaso os faltó algo? Ellos dijeron: Nada. 36 Entonces les dijo: Pues ahora, el que tiene bolsa, tómela, y también la alforja; y el que no tenga, venda su manto y compre una espada. 37 Porque os digo que es necesario que se cumpla todavía en mí aquello que está escrito: Y fue contado con los inicuos; porque lo que se refiere a mí, tiene cumplimiento. 38 Entonces ellos dijeron: Señor, aquí hay dos espadas. Y él les dijo: ¡Basta!
Lucas es el único evangelista en registrar esta conversación con los discípulos. Jesús comparó ese momento presente con el pasado, cuando, en Lucas 9: 1-5 Él envió a los doce a proclamar el Reino de Dios. Lucas 9: 3 dio instrucciones:
3 Y él les dijo: "No toméis nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero; y ni siquiera llevéis dos túnicas".
Del mismo modo, cuando envió a los setenta, leemos en Lucas 10: 4,
4 No lleven bolsa, ni alforja, ni calzado; y no saludéis a nadie por el camino.
¿Por qué, entonces, mandó Jesús revertir esta política, cuando estaban a punto de ir al Monte de los Olivos justo antes de su arresto? La respuesta se da en Lucas 22:37Según el relato, fue para cumplir "por lo que se refiere a mí, tiene su cumplimiento" de Luc. 22:37 con Isaías 53:12, que dice: "Y fue contado con los inicuos".
El propósito profético de las Espadas
¿Qué papel juegan las espadas en el cumplimiento de la profecía de Isaías? Después de todo, cuando leemos Isaías 53, que profetiza de la muerte del Mesías como el Cordero de Dios, encontramos que Él no había venido como un mesías militar, sino como un manso cordero que es llevado al altar del sacrificio. Isaías 53: 7 dice,
7 Fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero, y como oveja, enmudeció ante sus esquiladores, así no abrió su boca [es decir, Él no se opuso o protestó].
¿Fueron las espadas significativas para transmitir la idea de sacrificio? La palabra griega para espada es macheira, "un gran cuchillo usado para matar animales y cortar la carne; una pequeña espada, a diferencia de una gran espada". La misma palabra se usa de una espada larga y recta que se utiliza en la batalla.
Es evidente que los doce no estaban preparados para la batalla, por lo que sus "espadas" eran en realidad sólo cuchillos grandes que normalmente se utilizaban sólo para cortar carne. Los sacerdotes utilizado dichos cuchillos para matar a los sacrificios y para cortar la carne para asar en el altar. Aunque este tipo de cuchillos podrían utilizarse para la autodefensa, así, la profecía en Isaías 53 no da ninguna indicación de que Jesús esperaba que los discípulos lo defendieran cuando estaba pronto a ser arrestado. El contexto nos hace cuestionar el uso de este pasaje para justificar la legítima defensa, como han hecho algunos.
Cuando las dos espadas, se mostraron a Jesús, Él dijo: "Basta" ( Lucas 22:38 ). La forma en que se traduce da la impresión de que Jesús estaba diciendo, "dos espadas son suficientes". Pero hay que recordar que Lucas estaba usando palabras griegas para expresar ideas y prácticas hebreas. Mientras que la palabra griega hikanos (usada ​​aquí) podría significar "suficiente", era en realidad una expresión hebrea común que se observa en pasajes como Deuteronomio 3:26, donde Moisés dice:
26 Pero Jehová se había enojado contra mí a causa de vosotros, por lo cual no me escuchó; y me dijo Jehová: Basta, no me hables más de este asunto.
Otro ejemplo se ve en la conversación de Elías con Dios mientras huía de Jezabel. 1 Reyes 19: 4 dice:
4 Y él se fue un día de camino en el desierto, y vino y se sentó debajo de un enebro; y pidió para sí mismo que pudiera morir, y le dijo: "¡Basta! Ahora pues, Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres".
La frase "es suficiente "se traduce mejor, "¡Basta ya! "para expresar el desánimo del profeta.
El Lexicon griego Thayer comenta sobre el uso de esta expresión de Jesús, diciendo,
"Jesús, entristecido por las ideas mezquinas de los discípulos, rompe de esta manera la conversación. Los judíos, cuando un compañero pronunciaba algo absurdo, estaban acostumbrados a usar esa frase ... "
En otras palabras, cuando Jesús dijo a los discípulos: "El que no tenga una espada, venda su manto y compre una". Él estaba hablando proféticamente, no literalmente. Sin embargo, los discípulos le tomaron literalmente, así que le presentaron dos espadas. Con una expresión de dolor en su rostro, Jesús respondió: "¡Basta!" El equivalente Inglés es "¡Denme un respiro!" Era obvio que los discípulos no entendían lo que estaba diciendo en realidad Jesús.
Pedro trata de defender a Jesús
Cuando la gente hoy en día utiliza este pasaje para justificar la defensa propia, lo interpretan precisamente como lo hicieron los discípulos. Esto es lo que hizo que Pedro intentara defender a Jesús cuando Él estaba siendo arrestado. Lucas 22: 49-51 nos muestra la acción de Pedro, así como la reacción de Jesús,
49 Y cuando los que rodeaban a Jesús vieron lo que iba a suceder, dijeron: "¿Señor, heriremos con la espada?" 50 Y uno de ellos [Pedro] hirió al siervo del sumo sacerdote y le cortó la oreja derecha. 51 Pero Jesús respondió y dijo: "¡Alto! No más de esto!" Y tocando su oreja, le sanó.
El uso de la violencia y la fuerza sólo se traduce en cortar  las orejas derechas -específicamente de los hombres, con lo que se deteriora la capacidad de los hombres para escuchar la PalabraLa oreja derecha es también significativa. En la Escritura, el lado izquierdo representa el juicio, mientras que el lado derecho representa la misericordiaCuando usamos la violencia y la fuerza para defender a Jesús, terminamos cortando orejas derechas de los hombres, con lo que podrán escuchar sólo una palabra de juicio, mientras pierden la capacidad de oír hablar de la misericordia de Dios.
Muchas personas de todas las religiones, incluyendo el cristianismo, han pensado que agradan a Dios con la defensa de sus fundadores, los profetas y los santos hombres utilizando espadas físicas. Algunos están dispuestos a matar a cualquiera que hable una palabra negativa acerca de sus fundadores. Su percepción de Dios es tal que ellos creen que deben defender su honor. Al hacerlo, le cortan las orejas a sus supuestos enemigos. Pero Jesús fue a la cruz, sin protesta, porque Su propósito era salvar a Sus enemigos, no matarlos.
El amor de Dios se demuestra en el hecho de que "cuando éramos enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo", así como nosotros fuimos justificados cuando todavía éramos pecadores ( Romanos 5: 89 ). En vez de matar a los llamados enemigos de Dios, Cristo nos dice que sigamos Su ejemplo, mostrando amor a los enemigos. Hemos de conquistarlos por la Espada del Espíritu, que es su Palabra. La esencia de esa palabra es amor.
Esto no tiene sentido para la mente carnal, pero está claro que la muerte de Jesús fue de acuerdo con un propósito divino que se entendería sólo más tarde.
Contado con los transgresores
Jesús dijo claramente que Él iba a ser "contado entre los transgresores". Él estaba cumpliendo Isaías 53:12, que dice:
12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y repartirá el botín con los fuertes, por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado [ manah ] con los transgresoreshabiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.
La palabra hebrea manah, traducida "numerados", es traducida al griego como logizomai, "para contar, calcular, o imputar". Lucas estaba muy familiarizado con esta palabra, porque él era el escriba de Pablo de la carta a los santos en Roma. Romanos 4 utiliza logizomai quince veces, en el que se define en Romanos 4:17 KJV en términos de la promesa de Dios a Abraham. La promesa a Abraham era que él iba a ser el padre de muchas naciones, aunque en el momento de esta promesa, Abraham no tenía hijos en absoluto. Por lo tanto, Dios imputaba muchos hijos a Abraham, llamando a lo que NO era como si lo fuera.
La palabra hebrea manah también significa "contar, calcular, o imputar". Así, Isaías profetizó que el Mesías sería contado entre los transgresores ("los sin ley") como si estuviera en realidad fuera de la ley. Como un cordero de sacrificio, tomando sobre sí el pecado del mundo, la anarquía se le imputó. Pablo escribe en 2 Corintios 5:21,
21 Al que no conoció pecado por nosotros lo hizo pecado [es decir, una ofrenda por el pecado], para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.
Jesús no estaba en realidad fuera de la ley, pero fue condenado como un hombre sin ley en el atrio del templo en su juicio ante el sumo sacerdote. En esto vemos la distinción entre culpa legal  y culpa realJesús fue contado con los inicuos, y los sacerdotes lo declararon culpable. Así se cumplió la ley del sacrificio, en el que los sacerdotes imputaban el pecado del pueblo al animal y luego mataban al inocente animal como si fuera culpable.
En el texto hebreo, el pecado y las ofrendas por el pecado se expresan con la única palabra khawtawEn otras palabras, la ofrenda por el pecado era un pecadoAsí es como debemos entender la declaración de Pablo en 2 Corintios 5:21 que "Al que no conoció pecado por nosotros lo hizo pecado".
La lección de las Espadas
Concluimos, entonces, que las instrucciones de Jesús a los discípulos, revirtiendo el patrón anterior, fue una declaración irónica. En cuanto a la bolsa del dinero y la alforja, que implicaban un largo viaje por delante, o un largo y duro camino que viajar en la edad Pentecostal por venir. El día de Pentecostés mismo fue diseñado para dotar a los discípulos con la Espada del Espíritu, que se ofreció por primera vez a la Casa de Israel en el Monte Horeb, cuando el Espíritu de Dios vino en ese primer día de Pentecostés, y todos oyeron la voz de Dios.
La Casa de Israel se negó a oír nada más allá de los Diez Mandamientos, diciendo a Moisés en Éxodo 20:19, "Habla tú con nosotros, y te escucharemos; pero no dejes que Dios nos hable, para que no muramos". Al rechazar la palabra (voz) de Dios, rechazaron la Espada del Espíritu. Esto les dejó sólo con una espada carnal, que utilizaron para conquistar Canaán.
Hay dos espadas en las manos de los discípulos de Jesús. Estas representan la espada física y la espada del EspírituPedro usó una espada carnal para cortar la oreja del siervo del sumo sacerdote. La espada no utilizada fue profética de lo que estába por dárseles en un par de semanas en el día de Pentecostés(: la espada del Espíritu).
Los discípulos de Jesús estaban todavía bajo influencia carnal (¿maldición?) de sus antepasados ​​cuando no podían ver más allá de la espada física. Pero Jesús estaba preparando el escenario para el día de Pentecostés. A pesar de que aún no podían entender lo que Él les estaba diciendo, lo recordarían más tarde. No hay duda de que recordaron estas palabras y las discutieron en la semana antes del día de Pentecostés, cuando relataban las Escrituras y las palabras que Jesús había dicho para prepararlos para el gran día.

El derecho a la legítima defensa


29 de diciembre 2014

La ley fue diseñada para apoyar los derechos. Defiende los derechos de las víctimas de la delincuencia, los derechos del infractor de la ley. Si el infractor de la ley debe ser vendido para pagar por su pecado, la ley también defiende los derechos de su Redentor. La ley también defiende el derecho a la legítima defensa.
Pero en cada uno de estos casos, un hombre no se ve obligado a reclamar sus derechos. La ley otorga a todos los hombres el derecho a renunciar a sus derechos, si así lo deciden. Por lo tanto, las víctimas de delitos tienen derecho a perdonar la deuda que se les debe a ellos. Después de que la deuda del infractor de la ley ha sido pagada, él tiene el derecho a seguir trabajando para su amo, en vez de regresar a su hogar original.
En cada caso, la ley defiende los derechos. La defensa propia es un derecho, pero la ley no obliga a la gente a defenderse. Pueden poner su fe en la defensa de Dios. En el caso de Jesús, Él sabía que era la voluntad de su Padre que Él debía sufrir violencia como un cordero que va al altar sacrificial. Por esta razón, cuando Pedro trató de defenderlo, le dijo a Pedro que parara inmediatamente.
La ley también dice que los reyes deben confiar en Dios para su defensa y no depender de "caballos" ( Deuteronomio 17:16 ). Los profetas están de acuerdo ( Isaías 31: 1-3 ). Bajo el antiguo pacto, Israel tenía derecho a la legítima defensa, siempre y cuando se dejaran llevar por el Espíritu, y siempre que esas armas estuvieran subordinadas al principio de la fe en Dios.
Cada persona debe decidir por sí mismo que espada usar en defensa de uno. La espada física es para la autodefensa bajo el Antiguo Pacto. La espada del Espíritu es un arma espiritual mayor que se nos ofrece bajo el Nuevo Pacto. La mayoría de los creyentes están atrapados en el medio, usando ambas, dependiendo de la situación. En mi opinión, cuanto más aprendemos a usar la espada del Espíritu, tanto menos dependencia tendremos de la espada física. Lo ideal es que lleguemos al nivel de fe donde no necesitaremos armamento físico en absoluto. Nadie, sin embargo, realmente puede permanecer en esa posición sin saber por experiencia que Dios los cuida y protege. Tal nivel de fe no se logra de inmediato, sino que se forja por la experiencia en el tiempo.

Esta es la 127 ª  parte de una serie titulada "Estudios en el libro de Lucas." Para ver todas las piezas, haga clic en el enlace de abajo.
Dr. Stephen Jones
- See more at: http://www.gods-kingdom-ministries.net/daily-weblogs/2014/12-2014/two-swords/#sthash.ZNkCXhqw.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario