TRADUCTOR-TRANSLATE

IRA JUDICIAL, SIEGAS DE CEBADA Y TRIGO, VENDIMIA DE LAS UVAS (NACIONES), PERO PRIMERO LA CIZAÑA (SIONISMO), (Apoc. 14 - Parte 4), "Apocalipsis Capítulos 6-22", Dr. Stephen E. Jones


El Libro de Apocalipsis

Apocalipsis 14 - Parte 4 de 4


Fecha: 07/01/2004
Boletín No. 190

Para entender correctamente los juicios de Dios registrados en Apocalipsis 14, una persona debe conocer el propósito de la manifestación de los hijos de Dios y de la efusión del Espíritu en el cumplimiento de la Fiesta de los Tabernáculos. Hemos escrito mucho acerca de la Fiesta de los Tabernáculos en otros escritos, y así no vamos a repetir esos estudios aquí.
Apocalipsis 14 es principalmente acerca de la manifestación de los hijos de Dios en los primeros versos, y el resto del capítulo trata principalmente con los eventos siguientes. La idea más importante es que el propósito de la venida del Espíritu Santo es capacitar a la gente para hacer los ministerios que están llamados a hacer.

Esto lo vemos en el Nuevo Testamento con la venida del Espíritu Santo en Pentecostés. Los discípulos se les mandó a predicar el evangelio a toda criatura ( Marcos 16:15 ), pero se les dijo que esperaran en Jerusalén hasta que recibieran el Espíritu SantoLucas 24:49 ). Está claro de esto que el propósito del Espíritu Santo es equipar a los santos para hacer la obra del ministerio.

Lo mismo es cierto en lo que respecta a la Fiesta de los Tabernáculos. Considerando que el Pentecostés nos dio las "arras" del Espíritu2 Cor 1:225: 5; Ef 1:14 ), la Fiesta de los Tabernáculos nos da "toda la plenitud de Dios" Efesios 3:19 ). Y es por eso que Jesús profetizó en el octavo día de Tabernáculos sobre el Espíritu Santo que se derramaría ( Juan 7: 37-39 ).

Si leemos Apocalipsis 14 con esto en mente e interpretamos ese capítulo en consecuencia, entonces no debemos confundirnos con imágenes de las palabras de Juan y el simbolismo.


Cólera Carnal y Espiritual


En particular, la "ira del lagar de Dios" es confusa para muchos. Esto se debe a que normalmente definimos "ira" en cuanto a las obras de la carne de las personas de ánimo carnal. Pero la "ira" de Dios no es como la ira del hombre, porque Dios no posee una mente carnal. Así que su "ira" es diferente a la nuestra. La nuestra es una respuesta emocional basada en el orgullo humano o dolor / trauma emocional en nuestra experiencia. Pero Dios no sufre ningún tipo de esas cosas, ni tampoco piensa más alto de sí que lo que debe pensar. Hay un pasaje interesante en Colosenses 3, que dice:

5 Por tanto, considerad los miembros de vuestro cuerpo terrenal como muertos a la fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría. 6 Porque es a causa de estas cosas que la ira de Dios vendrá. . . 8 Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas; enojo, ira, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.

Se desprende de este pasaje que debemos dejar a un lado el tipo de "ira" que viene de la mente carnal, y sin embargo, vemos que Dios -que no tiene pecado- tiene ira también. Obviamente, la ira de Dios no es lo mismo que la ira del hombre. Lo que he tratado de mostrar en los dos últimos boletines es que la ira de Dios es judicial, -no basada en la emoción-, y es correctiva, no destructiva. Cuando un niño desobedece, puede incurrir en la "ira" de su padre. Si su padre tiene una ira basada en la emoción, puede dañar o traumatizar al niño. Pero si su padre tiene una ira santa basada judicialmente, su juicio será en base a la corrección amorosa.

Si nosotros los padres como humanos lo sabemos, entonces debemos saber que Dios es un padre mejor que cualquiera de nosotros. Esto por sí solo debería enseñarnos algo acerca de la "ira de Dios".


Tiempo de cosecha


Se escribió el mes pasado sobre el "Hijo del Hombre" sentado en la nube blanca en Apocalipsis 14:14, y la forma en que habla de la época de la cosecha. Jesús habló en un sentido positivo acerca de los campos que ya estaban blancos para la siega ( Juan 4:35 ). Santiago habla de que Dios es como un agricultor que espera pacientemente para que el cultivo crezca, y madure (Santiago 5: 78). Hay, por supuesto, el "factor de tara," pero esto se dice que se produce antes de la cosecha ( Mat. 13:304950 ).

En Apocalipsis 14 Juan ni siquiera menciona la cizaña, porque su atención se centra en la propia cosecha -primero el grano (cebada y trigo), y luego las uvas.

Uno como un hijo de hombre utiliza una hoz para cosechar la cebada y el trigo (vs. 15, 16). Esto habla del nuevo hombre corporativo (Cristo, la cabeza, unida al cuerpo), con plenos poderes como hijos manifiestos de Dios para hacer el trabajo de cosechar el "grano" de la tierra. El tipo y la sombra en funcionamiento aquí es la historia de Rut, donde encontramos su espigar en los campos de Booz, de la cosecha de la cebada a la cosecha del trigo.

Ruth 01:22 dice Rut y Noemí "llegaron a Belén al comienzo de la siega de la cebada". Ruth 2:23 dice,

23 Así que se quedó cerca de las criadas de Booz espigando hasta el final de la cosecha de la cebada y la cosecha del trigo.

La cosecha de cebada se extendía desde la ofrenda de la gavilla [el primer domingo después de Pascua] a Pentecostés, que dura siete semanas. La cosecha de trigo comenzaba en Pentecostés [finales de mayo o principios de junio] y se ampliaba por el tiempo que se tardaba en recoger la cosecha.

Parecería que el Hijo del hombre representado en Apocalipsis 14 es el primer fruto de la cosecha de la cebada y es descrito como -la Esposa de Cristo-, que "llega" al comienzo de la siega de la cebada. Ella, a su vez, está llamada a trabajar por primera vez en la cosecha de la cebada, y luego en la cosecha de trigo. Esto puede indicar que la manifestación de los hijos de Dios no puede ocurrir en todo el mundo al mismo tiempo. Esto puede tratarse de una primera compañía de frutos, que luego son enviados a extender esta unción al resto de la "cebada".

A partir de ahí las bendiciones se extenderán al resto de la Iglesia, la compañía del "trigo", que será puesta en el "granero" de Dios. Es decir, ellos llegarán a comprender las Escrituras de una manera nueva y serán capaces de experimentar las bendiciones del Espíritu Santo que vendrá a través de ellos. Este es el significado de Rev. 14:15 , " la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura".


Tiempo de la cosecha de uvas



Los próximos en ser afectados serán la "viña de la tierra", es decir, la compañía de la "uva" -el mundo no cristiano. Esto se explica a continuación en versos 17-20,

17 Y salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda.

Así que hay dos entidades con hoces: en primer lugar, el semejante al "Hijo del Hombre" en la nube blanca, y en segundo lugar, el ángel que sale del templo. El semejante al "Hijo del Hombre" recoge la cebada y el trigo; entonces el ángel con la hoz cosecha las uvas de la tierra, es decir, las naciones, el grupo no cristiano.

La característica más llamativa de estas escenas es que es perfectamente normal y natural cosechar la cebada y el trigo con una hoz. Pero es muy poco natural cosechar un viñedo con una hoz, como leemos en los versículos 18-20,

18 Y otro ángel, el que tiene poder sobre el fuego, salió del altar, y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la vid de la tierra, porque sus uvas están maduras. 19 Y el ángel arrojó su hoz en la tierra y se reunieron los racimos de la vid de la tierra, y los echaron en el gran lagar de la ira de Dios. 20 Y el lagar fue pisado fuera de la ciudad, y salió sangre del lagar hasta los frenos de los caballos por una distancia de doscientas millas.

Hay dos ángeles que participan aquí: (1) el ángel con la hoz; y (2) el ángel que le dice al primer ángel qué hacer. Juan no nos dice los nombres de estos ángeles, pero sentí que sería muy útil conocer sus nombres con el fin de interpretar correctamente sus acciones y palabras. Así que oré por revelación, y el Padre me dio esto:

  1. El Ángel de efectiva, abundante cosecha que sostiene la hoz.
  2. El Ángel del Juicio Divino, que tiene poder sobre el fuego.
El primer ángel recoge "la viña de la tierra", que son las naciones, en particular el mundo no cristiano. Esto habla de la evangelización en medio del juicio. Es decir, Dios trae las naciones hasta el punto de crisis, que los presiona para que se vuelvan a Jesucristo.

Es por eso que el Ángel del Juicio Divino está involucrado en esto. Él tiene poder sobre el fuego, porque el fuego representa la ley divinaDeuteronomio 33:2Jer 23:29). Para un estudio completo del "fuego", como se usa en la Biblia, véase mi libro, Los Juicios de la Ley Divina. Este Ángel pone voz al decreto de la Corte Divina que trae juicio a la tierra. Como agente de la Corte Divina, este ángel le dice al primer ángel cuándo empezar a cosechar.

Las vides de uva se dice que sean cosechadas con una hoz. Como dijimos antes, esta es una manera inusual para cosechar las uvas, ya que en la obtención de la uva también destruye las vides. Las vides representan naciones; las uvas representan las personas (ciudadanos) producidas por esas naciones. Dios tiene la intención de llevar a todos hacia sí mismo, pero en el proceso, Él traerá juicio sobre las mismas naciones, -es decir, las propias entidades gubernamentales políticas. En última instancia, todas las naciones serán subyugadas bajo el gobierno de Cristo, ya que ha sido profetizado desde el principio con el mandato de dominio ( Génesis 1:28 ).

El profeta Daniel profetiza de esto en una manera diferente, que nos dice que la piedra de la montaña cortada sin manos molerá la imagen de oro, plata, bronce y hierro en polvo, y el viento se la llevará lejos como el tamo de las eras del verano ( Dan. 2:35 ). El significado de esto no es diferente de la cosecha de la vid de la tierra con una hoz. De cualquier manera, las naciones serán bien molidas por la piedra o cortadas como una vid ante la hoz divina aguda.

El lagar está fuera de la ciudad -es decir, que está fuera de la Nueva Jerusalén. Ninguna cosa impura está dentro de los muros de la Nueva Jerusalén, por lo que no hay "uvas" para cosechar dentro de la ciudad. La ciudad es el Reino de Dios, así que no hay vides silvestres a reducir. Por lo tanto, esta cosecha se lleva a cabo fuera de la ciudad.

En la antigua Jerusalén, el huerto de Getsemaní se encontraba fuera de los muros físicos de la ciudad. Getsemaní significa "prensa de vino". Así que el patrón de la ciudad vieja era en realidad un tipo profético de la ciudad espiritual.

Por último, tenemos un maravilloso ejemplo en el versículo 20 (citado anteriormente) de cómo una escena puede ser interpretada de una manera violenta y sin embargo tiene un significado gloriosamente pacífico. La "sangre" llega hasta los frenos (bridas) de los caballos por 200 millas, o literalmente, 1.600 estadios (los estadios son de aproximadamente 1/8 de milla). Cuando la NASV traduce 1.600 estadios por 200 millas, perdemos el significado del número 1600. En la Biblia, el número 16 es el número asociado con el AMOR. El número 100 significa PLENITUD. Así que 1600 significa "la plenitud del amor".

Eso no suena muy parecido a un escenario de violencia, ¿no? Esto se debe a que la "sangre" es aquí identificada como las uvas de la viña de la tierra. No está pensado para ser leído literalmente. De hecho, incluso si fuéramos a recoger cada hombre, mujer y niño que haya vivido en un espacio de 200 millas, y si tuviéramos que exprimir la sangre de todos ellos y se vertiera sobre la tierra, no habría suficiente sangre para cubrir las 200 millas hasta los frenos de los caballos. ¿Y si sus cadáveres también estuvieran allí? Incluso las batallas más sangrientas de la historia no eran lo suficientemente sangrientas para que la sangre se elevara por encima de los cadáveres en el campo de batalla. No, no podemos tomar esto literalmente. Debemos identificar la sangre con las uvas que se cosechan. Lev. 17 dice que "el alma [Heb., nepheshde la carne está en la sangre". La sangre representa las almas de los hombres -en este caso, las almas de los no cristianos, o de la compañía de la "uva".

Ellos se cosechan como una labor de amor - de plenitud de amor- porque es el significado del número 1600. Los hijos manifiestos de Dios, que son sin duda parte de esta obra de la cosecha, y que trabajan bajo la unción de Dios con respaldo angelical, estarán evangelizando el mundo bajo la máxima potencia del amor que ellos recibieron en el cumplimiento de la Fiesta de los Tabernáculos, por el cual fueron transformados a Su imagen.

Estos no necesitarán esas armas aburridas e ineficaces de la guerra, porque ellos tendrán una espada que es viva y eficaz y más cortante que toda espada física de dos filos ( Heb 4:12 ). Afortunadamente, esta sangrienta escena en Rev. 14:20 se produce después de la manifestación de los hijos de Dios (14: 1), ya que hasta que llegue ese plenitud, los creyentes siguen operando en algo menor de la plenitud del amor divino (1600). Los creyentes saben que una unción sólo de Pascua o Pentecostés tendería a evangelizar por la violencia y la fuerza, como la historia tan a menudo registra. "¡Arrepiéntete o muere!", fue la gran consigna del pasado. Pero con la plenitud del Espíritu, no será necesaria este tipo de violencia. Los hombres serán convertidos por el poder del amor, demostrado por las obras de Cristo que traen sanidad a las naciones.

Por tanto, es natural que la opinión de la mayoría en la Iglesia de la Edad Pentecostal interpretara Rev. 14:20 de una manera violenta. Con una larga historia de la evangelización violenta y "cruzadas", hemos sido condicionados para interpretar estos versículos en consecuencia. Y su evangelismo ha sido a menudo por la amenaza o coerción de una espada física.
Pero la verdadera profecía se cumple después de que los hijos de Dios se manifiestan, como Rev. 14 muestra. Y así, el pasaje nos obliga a preguntarnos qué tipo de espada se le da a los vencedores. ¿Es la espada física relativamente aburrida, que puede obligar a los hombres a cambiar de religión, pero no puede cambiar el estado del corazón del hombre? ¿O es la espada del Espíritu, que puede dividir el alma y el espíritu y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón? Yo digo que es la última espada. Esta es la espada de la opción de los vencedores. Y así, en lugar de que los juicios de Dios extraigan la sangre, Sus juicios divinos (con la espada del Espíritu) van a dividir el alma, que está en la sangre. Serán redargüidos los corazones de los hombres. Ellos "morirán" a sí mismos, al primer Adán, al viejo hombre, de modo que puedan vivir para Dios.


Las vides son las Naciones


Isaías 5 nos dice una parábola importante que identifica las vides con las naciones. El contexto inmediato nos muestra que Dios plantó un viñedo en Canaán cuando Él trajo a la nación de Israel a través del Jordán y la "plantó" en la Tierra Prometida.

1 Déjame cantar ahora por mi amado el cantar de mi amado a su viña. Mi bien amado tenía una viña en una loma fértil. 2 Y cavó por todas partes, retira sus piedras, y la plantó de vides escogidas.

¿Cuál es esa vid? El versículo 7 nos dice,

7 Ciertamente la viña de Jehová de los ejércitos es la casa de Israel, y los hombres de Judá su plantío delicioso.

El problema en Isaías 5 fue que este viñedo producía uvas silvestres que eran demasiado amargas para ser comidas. En otras palabras, las entidades nacionales de Israel y Judá (las vides en la viña) habían producido ciudadanos que estaban en rebelión contra Dios: "uvas silvestres". Dios quería que el vino para su mesa de la comunión, junto con el pan sin levadura (cebada) y el pan con levadura (trigo).

Se podría decir que la solución era que Dios enviara una hoz sobre esas naciones. Los versículos 5 y 6 dicen,

Os mostraré, pues, ahora lo que voy a hacer yo a mi viña: Le quitaré su vallado, y será consumida; desportillaré su cerca, y será hollada. 6 Haré que quede desierta; no será podada ni cavada, y crecerán las zarzas y los espinos; y aun a las nubes mandaré que no derramen lluvia sobre ella.

El punto de esto es mostrar que la vid se utiliza aquí para simbolizar las naciones -en concreto, Israel y Judá. Dios usó a los Asirios para destruir a Israel en el año 721 antes de Cristo, y más tarde a los babilonios para destruir a Judá en el año 587 aC.

Un remanente de Judá volvió a reconstruir y replantar la viña de Dios. Pero cuando rechazaron a sabiendas al Mesías ("el heredero"), Jesús repitió esta misma parábola en Mateo 21: 33-44 para demostrar que Judea iba de nuevo a ser arrasada por su rebelión. Eso aconteció en 70-73 dC. cuando los romanos destruyeron Jerusalén y la nación de Judea en sí. Habrá una destrucción final de Jerusalén justo antes de las cosechas finales, con el fin de cumplir con las palabras del profeta en Jeremías 19:1011,

10  Entonces quebrarás la vasija ante los ojos de los varones que van contigo, 11 y les dirás: Así dice Jehová de los ejércitos: Así quebrantaré a este pueblo y a esta ciudad, como quien quiebra una vasija de alfarero, que no se puede restaurar más; y en Tofet se enterrarán, porque no habrá otro lugar para enterrar.

Jerusalén ha sido destruida muchas veces, pero cada vez ha sido reconstruida, o "reparada". El cumplimiento final de esta profecía, entonces, es todavía futuro. Como mostré en mi libro, La Lucha por el Derecho de Nacimiento (En Castellano: http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2014/08/libro-la-lucha-por-el-derecho-de.html), Dios llevó a los sionistas a la vieja tierra con el fin de cumplir esta profecía, junto con otras profecías.

Jesús también profetizó de esta misma destrucción en su parábola de Lucas 19: 12-27. No tenemos espacio para citar a toda la parábola, pero es la historia del hombre noble (Cristo) que se fue a un país lejano (el cielo) y entregó a sus siervos ciertas cantidades de dinero para hacer negocios hasta que él regresara. El versículo 14 dice entonces:

14 Pero sus conciudadanos le aborrecían, y enviaron tras él una embajada, diciendo: No queremos que éste reine sobre nosotros.

Estos son los ciudadanos de Judá, no los siervos del noble. Cuando el noble regresó, los siervos recibieron diversas recompensas por su fidelidad. Luego viene el verso final de los ciudadanos en los versículos 27 y 28,

27 Pero a estos mis enemigos, que no querían que yo reinase sobre ellos, traerlos aquí y matadlos delante de mí. 28 Y habiendo dicho estas cosas, iba delante, subiendo a Jerusalén.


Por lo tanto, era necesario llevar a los ciudadanos (sionistas) a Jerusalén para ser juzgados. Esto es por lo que Dios permitió que el movimiento llamado "sionismo" tenga éxito. No era por su bien, o porque Dios estuviera "de su lado" de por si. Fue para traerlos de vuelta al lugar donde habían rechazado al Mesías con el fin de "matarlos en mi presencia". Esto no es parte de la profecía de la cosecha o de la prensa de vino en Apocalipsis 14. No, esta es la reunión de la cizaña antes de que comience la cosecha, y Juan no dice nada sobre este detalle. La cizaña es un tema de Mateo 13: 24-30. La cizaña se ve como el trigo para el observador casual. Los sionistas, de la misma forma, se parecen a "Israel" para el observador casual. Pero no lo son. Ellos son de Esaú, no de Jacob. Esaú era el hermano-el gemelo violento de Jacob. Así también, la cizaña es gemela del trigo -el gemelo venenoso que ha engañado a muchos cristianos para que apoyen el asesinato, el robo y la rebelión abierta contra Dios. Dios tiene la intención de hacer frente a esta cizaña primero -y luego viene la cosecha.

http://www.gods-kingdom-ministries.net/teachings/ffi-newsletter/ffi-2004/07-01-2004-the-book-of-revelation-part-21/

No hay comentarios:

Publicar un comentario