TRADUCTOR-TRANSLATE

LA COMPAÑIA DE LOS DE "JESÚS, A QUIEN PREDICA PABLO", George Warnock




Los hijos de Esceva
“Pero también algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, trataron de invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os ordeno por Jesús, a quien Pablo predica. Y siete hijos de un tal Esceva, uno de los principales sacerdotes judíos, eran los que hacían esto. Pero el espíritu malo respondió, y les dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo, pero vosotros, ¿quiénes sois? Y el hombre en quien estaba el espíritu malo se lanzó sobre ellos, y los dominó y pudo más que ellos, de manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos” (Hechos 19:13-16). (Recuerda como Jesús advirtió a Su pueblo con respecto al Día del Mal: “ESTAR VIGILANTES… GUARDAR LAS ROPAS, NO SEA QUE ANDE DESNUDO Y VEAN SU VERGÜENZA”).
Las actividades de este tipo en el mundo de la oscuridad pueden sonar a situaciones muy anormales; y por supuesto, lo sería si sucediera hoy día. Pero amados, vamos a ver suceder algunas cosas sorprendentes cuando el pueblo de Dios comience a andar en lugares celestiales, y cuando la Sabiduría de Dios comience a penetrar en los cielos. Las fuerzas celestiales una vez más reconocerán la compañía de JESÚS Y de PABLO. Los que hacen pinitos en los servicios religiosos y hablan del “Jesús que Pablo predicaba”, pero entretienen al pueblo con toda clase de basura religiosa… y no conocen el Camino de la Cruz… sufrirán desastre en ese día. Los hijos de Esceva eran del orden sacerdotal, y había siete de ellos. Eran parte del viejo orden sacerdotal apóstata, pero se movían bajo un falso espíritu. Hay una IGLESIA FALSA ahí fuera que entiende la terminología correcta, y sabe sobre Pablo y sobre Jesús… pero no camina en el Camino de la Cruz y en la Luz de Jesús. No fueron conocidos AHÍ ARRIBA, y su misión va a terminar en desastre AQUÍ ABAJO. Muchos de ellos se escapan con eso ahora mismo. Pero cuando el pueblo de Dios, caminando en la Sabiduría de la Cruz y en el temor del Señor, comience a penetrar en el mundo de la oscuridad, esos poderes malignos van a ser grandemente perturbados y molestados. Las fuerzas del Mal no saben nada sobre el honor y la verdad; y aunque cooperen con hombres malos durante un tiempo, finalmente los destruirán. Cuando el Cordero en el trono es adorado y honrado por un pueblo santo y redimido, los poderes del mal son aterrorizados. No pueden dañar a los que caminan en la Luz, pero van a atacar a los que juegan a la Iglesia y experimentan con cosas santas. Podemos esperar ver feos ataques demoníacos contra aquellos que usan el nombre de Jesús para glorificarse a sí mismos o para entretener a la gente… pero que están deshonrando al Cordero sobre el trono.
Dios quiere que Su pueblo comience a caminar por las calles de su heredad celestial “Os habéis acercado al monte de Sión, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles” (Heb. 12:22). Él quiere que seamos una parte vital de esa compañía, para el día y la hora en que Él “ruja desde Sión, y dé su voz desde Jerusalén” (Amós 1:2).
Él quiere que estemos en la compañía de JESÚS Y DE PABLO, en lugar de estar en la compañía del “JESÚS A QUIEN PABLO PREDICABA”.
El mundo de los espíritus malos en los lugares celestiales… ELLOS CONOCEN LA DIFERENCIA, tanto si nosotros la conocemos como si no.
Satanás no teme nuestros esquemas maquinados humanamente para el evangelismo, nuestros programas organizados para reunir al pueblo y entretenerlos, ni tampoco nuestra participación en el foro político.
¡PERO TIEMBLA AL VER A UN PUEBLO QUE COMIENZA A CAMINAR POR EL CAMINO DE LA CRUZ!
Aseguremos nuestra identidad. Nuestra identidad con cualquier raza, cultura, sistema religioso, etc. no nos servirá para nada. Pero asegurémonos de ser parte del número de los que han nacido en Sión, y los que se han inscrito en Sión, y de los que caminan en Sión, y de los que están revestidos con la armadura de Sión.
”A Jesús conozco, y sé quién es Pablo, pero vosotros,

¿quiénes sois?

No hay comentarios:

Publicar un comentario