TRADUCTOR-TRANSLATE

III FINISTERRE AL BORDE DEL JORDÁN (Incredulidad y Murmuración: Dos Matas Obstaculizadoras)


ÍNDICE

Introducción
0- Dos matas obstaculizadoras.

Parte I
1- La circuncisión y la pascua en Gilgal.

Parte II
      2- La pesca milagrosa.

Parte III
     3- La Señora no aprende de la disciplina.
     4- Receta contra el mareo causado por el extravío.
     5- Palabras de consuelo para la Señora.
     6- Entrad en el río de la bendición.

Apéndices:
    - Decisión y compromiso.
    - La mejor táctica de lucha: dejar de luchar.
    - La "matemática" bíblica en la fórmula del avivamiento.
    - Algo nuevo hago hoy.
    - Confirmaciones de la visión de Finisterre.


Introducción


0- Dos matas obstaculizadoras

Unos meses antes de escribirse este libro, el diecinueve de marzo del noventa y tres, en Eibar, en una reunión especial de iglesias del País Vasco, convocada con motivo de la visita del conocido y veterano predicador argentino Alberto Scataglini, y padre del hoy aún más conocido Sergio Scataglini, se me dio en el altar una palabra profética. Scataglini caminaba encorvado por una joroba, pero lucía cara de ángel por la evidente presencia de Dios en su vida. El no fue quien oró por mí ni me impuso sus manos, sino otro pastor y reconocido profeta en el País Vasco y España: Ramón Caballero; él fue quien me dio esa palabra, la primera que yo recibía en mi vida, pero, reconociendo que Dios me hablaba por su boca, corrí a anotarla en mi cuaderno. En dicha palabra, entre otras cosas, se me decía que Dios me iba a dar el don de interpretación de sueños y visiones.

La esposa del pastor de "La Señora Elegida", poco después, en el pasado mes de enero del año 1996, unos días antes de que este libro fuera escrito, tuvo una visión. Fue un martes durante la habitual reunión de oración de la iglesia. La visión profética, que recogí a vuela pluma al ser contada a la congregación, era más o menos así:

"Había un campo vallado en estado virgen,
en espera de ser labrado.
Fuera del campo todos los hermanos esperábamos para entrar,
pero el acceso nos era impedido por dos matas 
que obstruían la puerta,
a uno y otro lado.
El Señor le mostró a la hermana que dichas matas eran
la INCREDULIDAD  y la MURMURACIÓN.
La visión concluía siendo uno de los hermanos,
que estaba presente y fue identificado, 
el primero en aplastar las matas y entrar al campo,
y siguiéndole después todos los demás".

Unos meses más tarde el Señor me abrió el entendimiento para darme la revelación de dicha visión, que titulé "Finisterre al Borde del Jordán"La visión se constituiría en el llamado de mi vida y su fuego me ha consumido sin apagarse por unos 17 años; en los que el Señor me ha tenido como "profeta mudo", esperando que Su tiempo llegase; no sin varios vanos intentos de tratar de obrar por mi mismo al respecto, para mi desgracia, en los primeros años tras recibirla, lo que me llevó a severas reprensiones y finalmente a un duro castigo, que al fin quebró mi rebeldía y obstinación. Esto me empujó a la retaguardia y me enseñó a callar y esperar.

La palabra profética se cumplió cabalmente cuando más tarde Dios le dio a mi hija mayor un sueño. El día siguiente me lo contó y a continuación vino la interpretación, de una forma tan maravillosa, que solamente un detalle quedó sin revelárseme y le fue dado justo a ella, para completar. Sólo les diré que ese detalle era referente al bello oscuro de su cuerpo, especialmente en los brazos y el labio superior, que a ella le preocupaba. En el sueño el Señor le decía que, de obedecer, Él haría que esos bellos fueran rubios. Tal impacto le causó escuchar a Dios hablarle en dicha interpretación, que corrió en obediencia a hacer lo que el Señor la mandaba; tanto que al día siguiente, queriendo yo advertirla que fuera sabia al decirles a sus amigas del mundo que tenía que dejar de salir con ellas, me dijo que ya se lo había dicho. "¿Que les dijiste?", le pregunté. A lo que me contestó algo así: "Que Dios me había hablado en un sueño y que ya no podía salir con ellas, excepto para los partidos deportivos del instituto". Aquí tienen a Dios diciéndole a una niña de 15 ó 16 años que no tenga parte con el incrédulo y obedeciendo, lo que tantos y tantos en la iglesia de hoy ni quieren pensar u oír.


Dos matas obstaculizadoras:

Vistas a través de un velo, las matas aparecen como incredulidad y murmuración, pero si miramos atentamente, comprobaremos que las matas son más perniciosas de lo que a simple vista parecen; dándonos cuenta de que se trata de las dos caras de la misma moneda, !la moneda de la rebeldía!, las dos raíces del ego.

Creemos que de seguirse las instrucciones de la interpretación de la visión, nuestra iglesia local, la Señora, podrá poner fin a los tres últimos años de esterilidad, para iniciar una etapa en este año 1996, que será, si Dios lo quiere, "el año agradable" para esta Señora del norte.

Los acontecimientos acaecidos y las desoídas profecías de estos años, no han sido casuales, El Señor estaba conformando un puzle, cuya pieza final esperamos sea lo que continúa.

Pensamos que estamos a punto de vivir acontecimientos transcendentales para nuestras vidas, nuestra iglesia y el mundo entero; especialmente Iberia (Tarsis) y Europa. Serán los días en que la Señora tendrá que optar entre ser "la Elegida", que inicie el U.G.A (Último Gran Avivamiento) o dejar tal honor y responsabilidad a otra. !Qué Dios te ayude y guíe, afortunada Señora, para que puedas ser hallada digna de afrontar tal llamado y no ser desechada!

Lea o descargue el libro completo aquí:

FINISTERRE AL BORDE DEL JORDÁN 

No hay comentarios:

Publicar un comentario