TRADUCTOR-TRANSLATE

APOC. 20 – P-6: EL PROPÓSITO DE LA LIBERACIÓN DE SATANÁS (Apoc. Nuevo Estudio), Dr. Stephen E. Jones



25 de agosto de 2016




7 Y cuando los mil años fueren cumplidos, Satanás será suelto de su prisión, 8 y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de ellas es como la arena del mar. 9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada, y descendió fuego del cielo y los devoró.

La sentencia de Satanás es sólo para unos mil años. Satanás no escapa, sino que es "liberado". Ya que un millar de años de tiempo legal son sólo 980 años (o dos ciclos de Jubileo), puede ser que los últimos veinte años vayan a ser usados para engañar a las naciones y para concluir esta última batalla de la historia de la Tierra.


Tiempo legal y tiempo cronológico
Expliqué la diferencia entre el tiempo cronológico y el tiempo legal en el capítulo 2 de mi libro, Secretos del Tiempo (http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2015/10/libro-secretos-del-tiempo-traduccion.html). Cuando ciertos años se superponen unos sobre otros, las Leyes del Tiempo tratan esos años como el doble de tiempo. Cada año jubilar, por ejemplo, es a la vez el año cincuenta del ciclo anterior y el primer año del próximo ciclo de Jubileo. Por lo tanto, un período de diez jubileos tiene sólo 490 años de tiempo cronológico, pero es en realidad 500 años de tiempo legal.

Por otra parte, 120 Jubileos son 5880 años de tiempo cronológico, pero son 6000 años de tiempo legal. El año 1986-1987 fue el 120º jubileo de Adán; que por la cronología real sólo era el año 5880, pero por el tiempo legal eran 6000 años desde Adán. Dios está usando esta maniobra legal con el fin de acortar el tiempo por el bien de los elegidos (Mateo 24:22; Marcos 13:20). Jesús da a entender que la Tierra sería destruida si el orden mundial actual se les permitiera continuar hasta el año 2106 a 2107, que son los cronológicos 6000 años desde Adán. Así también ha acortado el tiempo, estableciendo el principio del plazo legal.

Este principio de las Leyes del Tiempo se ve más claramente cuando se estudia la cantidad de tiempo que los reyes de Judá, reinaron en Jerusalén. En el capítulo 7 de Secretos del Tiempo, mostré cómo Judá fue considerado responsable por los 434 años en en los que no se habían guardado ningún año de Sábado o Jubileo. Su responsabilidad era por 62 años de Sábado y 8 Jubileos, y por esta razón Dios los condenó a un cautiverio de 70 años en Babilonia.

Sin embargo, la cronología real de este mismo periodo fue de sólo 385 años, porque muchos de estos reyes gobernaron durante algunos años como co-regentes con sus padres. Con dos reyes en el poder, al mismo tiempo, el tiempo de la responsabilidad legal se duplicó durante esos años. Si no fuera por el factor de tiempo legal, la sentencia de Dios habría sido excesiva e injusta.

Si el factor tiempo legal desempeña un papel tan prominente hacia el final de 6000 años, entonces tal vez este mismo principio juegue un papel hacia el final de 7000 años. Es demasiado pronto para decirlo con seguridad, pero es posible que a Satanás se le darán veinte años para engañar a Gog y Magog con el pensamiento de que son lo suficientemente potentes como para recuperar el control sobre la Tierra. Esto también sería tiempo suficiente para planificar y conseguir apoyo para la guerra final.


Las tinieblas de afuera
Juan implica que las naciones de Gog y Magog conducirán el ataque contra el Reino de Cristo. Que otras naciones se unen con ellos no se indica específicamente, pero serán sin duda numerosas, pues leemos que "el número de los cuales es como la arena del mar".

En otras palabras, durante los mil años, el Reino de Dios todavía no llenará toda la Tierra. No todas las naciones se alegrarán del gobierno de Cristo y los vencedores. Aun así, Daniel 2:35 dice que el Reino, representado como un gran "piedra", crecerá para convertirse en una gran montaña y en última instancia, "llenar toda la tierra". No puedo encontrar ninguna profecía que dé la proporción exacta en que será habitada por el Reino de Cristo, pero está claro por Apocalipsis 20: 8 que habrá naciones con grandes poblaciones que quedarán fuera del dominio de Cristo durante todo el año milenial.

Estas las “tinieblas de afuera" acerca de las que Jesús habló en Mateo 8:12, 22:13 y 25:30. En Mateo 8: 10-12 Jesús se refirió a la fe del centurión romano:

10 Jesús, oyendo esto, se maravilló, y dijo a los que estaban siguiendo, "De cierto os digo, que no he hallado tanta fe con nadie en Israel. 11 Y os digo, que vendrán muchos del oriente y del occidente y se sentarán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos; 12 mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; porque allí será el llanto y el rechinar de dientes.

Mientras que muchos identifican a estas "tinieblas de afuera" con un infierno ardiente, en realidad es la parte de la tierra que se encuentra fuera del Reino. El Reino estará lleno de luz, como leemos en Apocalipsis 21:25,

25 Y de día (pues allí no habrá noche) Sus puertas nunca se cerrarán.

Así que las "tinieblas de afuera", describen el territorio de las naciones que no serán del Reino, que no quieren que Jesucristo sea Su Rey, ni tampoco quieren adoptar Sus Leyes justas. Parece que Gog y Magog son las descritas como las principales naciones en estas “tinieblas de afuera”. Aunque se describen como un lugar de "llanto y el crujir de dientes", no es un pozo de tortura, sino un lugar de opresión y dolor, al igual que vemos aún hoy en día en muchas partes de la Tierra.

Muchos también han entendido mal el "crujir de dientes", pensando que es una reacción al dolor. De hecho, los dientes apretados son un signo de ira, como leemos en Job 16: 9,

9 Su furor me arrebató, y me ha sido contrario; crujió sus dientes contra mí; contra mí aguzó sus ojos mi enemigo.

Esto demuestra que los que son "arrojados a las tinieblas de afuera" están sin arrepentimiento y con mucha rabia que se les negara la ciudadanía en el Reino a causa de su ilegalidad.


El propósito de Satanás
Hace muchos años, mientras que estaba en la escuela de la misión, le pregunté a mi maestro por qué Dios liberaría a Satanás al final de los mil años. Parecía extraño que Dios hiciera esto, sabiendo que sólo causaría estragos y provocaría alguna guerra mundial. Su explicación fue que los niños que nacerían durante los mil años sería necesario que fueran tentados así como hemos sido tentados por Satanás antes de su encarcelamiento.

Como niño, pensé que su explicación era insuficiente, pero como no tenía una mayor comprensión, tuve que aceptar esto por el momento. Más tarde en la vida, cuando gané una mayor comprensión de las Escrituras, llegué a ver que Dios a menudo induce a los hombres y a las naciones a atacar al pueblo de Dios. Los motivos de Dios son bastante claros cuando estudiamos el contexto de tales pasajes.

Por ejemplo, en 1 Reyes 11: 9 leemos acerca de la idolatría de Salomón más adelante en su vida,

9 Ahora bien, el Señor se enojó con Salomón porque su corazón se había apartado del Señor, el Dios de Israel, que se le había aparecido dos veces.

Entonces Dios envió un profeta para decirle que su reino sería dividido. Con el fin de lograr este juicio sobre Salomón y la monarquía de Judá, en general, 1 Reyes 11:14 dice,

14 Entonces el Señor levantó un adversario [satanás] a Salomón: Hadad edomita; él era de la línea real en Edom.

En este caso Hadad fue llamado un satanás, que es la palabra hebrea para "adversario". Hay adversarios espirituales y adversarios terrenales, al igual que hay ángeles ("mensajeros") y mensajeros terrenales. En este caso Dios halló a Hadad útil, ya que, como explica el pasaje, el rey David había derrotado a Edom y gobernado sobre ellos (2 Samuel 8:14). El propio Rey Hadad había huido a Egipto, donde encontró el favor de Faraón e incluso se casó con la hermana de la reina.

Años más tarde, regresó del exilio, y Salomón perdió el control de Edom. Pero este no fue el único satanás que Dios levantó contra Salomón. 1 Reyes 11: 23-25 dice:

23 Dios también levantó otro adversario [Satanás] a él, Rezón hijo de Eliada, el cual había huido de su amo Hadad-ezer rey de Soba … 25 Así fue adversario [satanás] de Israel todos los días de Salomón, y fue otro mal junto con el de Hadad; y aborreció a Israel y reinó sobre Siria.

Hay otros pasajes en los que Dios levantó satanases con el fin de ejecutar juicio sobre Israel u otros países. Sin embargo, Dios no hace esto sin causa legal, u ocasión. Siempre se realiza de acuerdo con Su Ley.


Juicio divino sobre los filisteos
Durante el tiempo en que los filisteos reinaron sobre Israel, Dios tuvo a bien traer un cierto nivel de juicio sobre los filisteos. No se nos dice específicamente lo que los filisteos hicieron para merecer esto, ya que Dios les había levantado a causa de la propia violación del Pacto por Israel (Jueces 13: 1). Pero sin embargo, Dios levantó a Sansón para juzgar a los israelitas y los filisteos.

En Jueces 14 leemos que Sansón era realmente amigo de los filisteos y hasta quería casarse con una de las mujeres jóvenes de Timnat, una ciudad filistea. Los padres de Sansón se opusieron, por supuesto, pero luego nosotros leemos algo extraño en Jueces 14: 4,

4 Sin embargo, su padre y su madre no sabían que esto venía de Yahweh, porque él buscaba ocasión contra los filisteos ...

Cuando Dios trae juicio, Él siempre debe tener "una ocasión", es decir, una causa legal para el juicio. No puede juzgar por razones arbitrarias, por esto iría en contra de Su voluntad, y aun en contra de Su propia naturaleza, tal como se expresa en Su Ley.

Este principio es la razón por la que Dios libera a Satanás al final de los mil años de Apocalipsis 20: 7. En esencia, Dios busca ocasión contra Gog y Magog induciéndolos a atacar el Reino de la luz. Durante mil años, Gog y Magog seguirán siendo pacíficos, pero sin embargo, sus corazones continuarán siendo tercos y enojados. Jesús es el Príncipe de la Paz y no atacará a Gog y Magog y sin causa legal.

Sin embargo, el propósito de Dios para Cristo es de gobernar el mundo entero, porque Él es el heredero de todas las cosas, y todas las cosas se deben poner debajo de Sus pies (1 Corintios 15:25). Por lo tanto, Dios libera a Satanás, porque es Su propósito hacer que los hombres expongan sus corazones y actúen sobre sus motivos de base. La gente en las tinieblas de afuera y los líderes de Gog y Magog albergan malicia e ira ("rechinar de dientes") en contra de Cristo y Su Reino por mil años, pero no tienen un tentador para inducirlos a la acción. Satanás es liberado para tentar a Gog y Magog a actuar según su ira, con el fin de que Cristo pueda legalmente asumir el control sobre las partes restantes de la Tierra e incorporarlas en Su Reino. De ese modo, el Reino de la "Piedra", finalmente, llenará toda la Tierra (Daniel 2:35).


Una vez que ha tomado el control sobre toda la tierra, entonces el escenario está listo para el gran trono blanco para llevar el juicio final, no sólo de los vivos, sino también de los muertos.

Etiquetas: Serie Enseñanza
Categoría: Enseñanzas

Dr. Stephen Jones

No hay comentarios:

Publicar un comentario