TRADUCTOR-TRANSLATE

APOCALIPSIS 12 – Parte 8: LAS DOS ALAS DE LA GRAN ÁGUILA (Apocalipsis Nuevo Estudio), Dr. Stephen E. Jones)


23 de mayo de 2016


En Apocalipsis 12:14 leemos que "se le dieron a la mujer dos alas de la gran águila" para que pudiera volar al desierto para su protección. Esta es una referencia bastante obvia al momento en que Israel fue llevado al desierto bajo Moisés, pues leemos en Éxodo 19: 4,

4 Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí.

Los siguientes versículos a continuación nos dan el propósito del acto de Dios,

5 Ahora pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos, porque toda la tierra es mía, 6 y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa …

Si se le dio alas de las águilas a Israel con el fin de llevarlo al Monte Sinaí donde iba a ser casada con Dios bajo el Antiguo Pacto, entonces el propósito es similar con la mujer de Nueva Alianza en el desierto. La principal diferencia es que la segunda mujer es llevada al Monte Sion (Hebreos 12:22 RV) para casarse con Dios bajo el Nuevo Pacto. En este sentido, las alas significan protección y provisión, representando la escolta de Dios desde Egipto a Sinaí.


Alas de Cobertura y Formación
La Escritura usa alas como símbolo de la cobertura, que incluye la protección, como en Mateo 23:37, y la curación (Malaquías 4: 2). Pero en Deuteronomio 32: 10-13 la Canción de Moisés dice en parte,

10 Lo encontró [a Israel] en tierra de desierto, y en yermo de horrible soledad; Él lo rodeó, lo cuidó, lo guardó como a la niña de su ojo. 11 Como el águila que excita su nidada, que revolotea sobre sus polluelos, extiende sus alas, los los toma. Los lleva sobre sus plumas. 12 El Señor solo lo guió, y no hubo dios extraño con él. 13 Lo hizo subir sobre las alturas de la tierra …

Los hombres habían observado desde la antigüedad cómo un águila excitaba su nido con el fin de empujar a sus crías afuera, lo que los obligaba a aprender a volar. Observaron cómo el águila entonces extendía sus alas y las capturaba cuando los aguiluchos caían. El águila entonces llevaría a sus crías al nido, donde este ejercicio de entrenamiento podría comenzar de nuevo. Todo esto era necesario para enseñar a los aguiluchos a volar.

Así también trajo Dios a Israel de Egipto con ,el fin de enseñarlos a volar. Egipto está por lo tanto representado como el "nido" de Israel el lugar donde nació la nación. Dios, como la "gran águila", no se limitó a transportarlos en sus alas a Sinaí, sino que los empujó fuera del nido a través de las diez plagas, lo que provocó que el faraón los expulsara de Egipto (Éxodo 12:33).

La metáfora del águila, entonces, no es sólo acerca de la protección, sino también sobre la enseñanza y la formación o entrenamiento. Lo mismo puede decirse de la mujer en el desierto, la iglesia nació en Jerusalén en el día de Pentecostés, pero pronto Dios agitó el nido y ella fue empujada fuera de la vieja tierra por la persecución (Hechos 8: 1). Jerusalén cumplió el papel de Egipto en este caso, debido a que (como dice Pablo) Jerusalén es Agar, la egipcia(Gálatas 4:25).

El águila entrena a sus crias para volar, y en su lucha para aprender a coordinar sus alas, sino que también ganan fuerza para volar. Así Isaías 40: 29-31 dice,

29 El da esfuerzo al cansado, y al que no tiene fuerzas, aumenta el vigor. 30 Los muchachos y los jóvenes se se cansan y fatigan, 31 pero los que esperan en el Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán.

Aquí los cansados son representados como aguiluchos jóvenes que carecen de fuerza en sus alas. Si ellos "Esperan en el Señor," son capturados por Dios (el águila madre) y remontados antes de que caigan al suelo. De esta forma ganan fuerza y aprenden a volar.


Ganando fuerza a través de la Fe y el Amor
Así que cuando Juan describe a la mujer en el desierto dándosela dos alas de la gran águila, para volar al desierto, entendemos que esto indica la formación de la iglesia, o al menos de los que son vencedores. A pesar de que existen águilas jóvenes que no sobreviven a la formación, por lo que también están allí los cristianos que nunca aprenden a volar. Volar es superar, y Jesús deja claro en su mensaje a las siete iglesias que no todos los creyentes son vencedores.

La fuerza y la coordinación de las "alas" de un vencedor es quizás medida por la fe y el amor. Ningún aguilucho quiere ser empujado fuera del nido y ser puesto en una posición de peligro, pero sin embargo, esta es la única manera de enseñarle a cómo confiar en su madre para protección y ayuda. Cuando los creyentes experimentan este tipo de situaciones, aprenden fe que incluye la confianza. Es como si el águila madre dijera: "Confía en mí, sé lo que estoy haciendo". La verdadera fe es la posibilidad de descansar en medio de la angustia y el miedo y vencer todas las reacciones negativas a este tipo de situaciones alarmantes.

Por lo tanto, durante el tiempo de la mujer en el desierto, la intención de Dios es entrenar a la Iglesia y no sólo protegerla y darle de comer. Hay niveles de fe que alcanzar, porque los apóstoles le pidieron a Jesús en Lucas 17: 5, "aumenta nuestra fe". Pablo dice en Romanos 1:17 que el Evangelio revela cómo vamos a crecer "por fe y para fe". La fe viene por el oír (Romanos 10:17), así que cuanto más oímos y obedecemos (respondemos), más se incrementa nuestra fe, y mayor es nuestro nivel de madurez espiritual.

Del mismo modo, la propia capacidad de amar es la segundo gran medida de la madurez, como explico en el capítulo 3 de mi libro, Cómo ser un vencedor (http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2014/04/cuatro-lecciones-de-como-ser-un.html). Existen tres niveles básicos de amor, cada uno con su propia palabra griega para describirlo. El propósito fundamental de este tipo de formación para crecer en fuerza es transmitir el carácter de Dios a Sus hijos. El fin último de la persecución es que nos enseñe a amar a nuestros enemigos, como Dios nos ha amado siendo aún enemigos (Romanos 5:10). Este es el tipo de amor distingue a los vencedores de los creyentes y también de todas las demás religiones que reclaman a las enseñanzas sobre el amor.


La Tierra ayuda a la mujer
El tiempo de la mujer en el desierto se da específicamente como "un tiempo y tiempos y medio tiempo", que, como ya hemos demostrado, es un período de 1.260 años. En este caso, el tiempo comienza con el surgimiento del Cuerno Pequeño a partir 529-534 dC y llega a su punto culminante en la Revolución Francesa desde 1789-1794.

La Revolución Francesa fue planeada por un grupo de jesuitas enojados que estaban descontentos con la iglesia romana y el papa Clemente XIV, en particular, por la disolución de la Compañía de Jesús en 1773. Los 23.000 jesuitas disueltos tuvieron que encontrar otras organizaciones donde unirse, pero uno en particular, Adam Weishaupt, que había sido profesor de derecho canónico en la Universidad de Ingolstadt, fundó una sociedad secreta el 1 de mayo, 1776 a la que llamó los Illuminati.

Los Illuminati reconocieron que necesitaban una organización de acogida para infiltrarse y tomar el control, con el fin de ganar seguidores incautos para apoyarlos. Ellos escogieron infiltrarse en la masonería, lo que fue logrado por 1782. Desde este punto de vista  planearon y llevaron a cabo la Revolución Francesa, por la que causaron estragos en la iglesia romana, en que murieron cerca de 30.000 de sus sacerdotes, y establecieron la primera república secular. Debido a que Francia había sido conocida como el hijo mayor de la iglesia de Roma, esto fue un duro golpe para la iglesia romana.

Los Illuminati jesuitas estaban aliados con ciertos banqueros judíos que los financiaron. Estos judíos estaban más que dispuestos a debilitar la iglesia romana, pues consideraban a Roma como su más poderoso archienemigo. De la Revolución Francesa surgió Napoleón, el "neo-Apolión", como él se llamaba a sí mismo, que marchó sobre Roma y tomó al papa cautivo en 1798. Esto se convirtió en la "herida mortal" infligida a la bestia del mar en Apocalipsis 13: 3, y una vez que esta herida se curó en 1804, la alianza entre los Illuminati (ex-jesuitas) y los banqueros y los financieros judíos se amplió para incluir a la iglesia romana en general. Todos estos desarrollos en Apocalipsis 13 tienen sus raíces unos pocos versículos antes en Apocalipsis 12:15,16,

15 Y la serpiente echó agua como un río de su boca, tras la mujer, para que ella fuera arrastrada por la corriente. 16 Y la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que vertió el dragón de su boca.

El agua y la tierra en estos versos están "inspiradas" por las dos bestias de Apocalipsis 13, la primero que sube del mar (o agua), y la otra que se levanta de la tierra. En el contexto más amplio, estas dos bestias son parte del "Cuerno Pequeño" de Daniel 7, aunque Daniel no vio nada de esta segunda bestia.

El agua (inundación) estaba destinada a barrer a la mujer, es decir, a destruir la verdadera Iglesia que da a luz a Cristo y Su cuerpo de vencedores. Esto describe toda la persecución, en general, pero específicamente la Inquisición y el movimiento de Contrarreforma con el que Roma intentó acabar con todos los puntos de vista opuestos que desafiaron el suyo propio. Pero cuando la nueva bestia se levantó de la tierra (secular) a través de los Illuminati jesuitas y sus aliados judíos, en realidad ayudaron a la mujer también. Con el poder de Roma en gran medida disminuido, las iglesias protestantes ganaron fuerza.

El flujo de agua es descrito como que sale de la boca de la serpiente. En primer lugar, esto identifica el papa romano con la serpiente o el dragón que había intentado devorar el cuerpo de Cristo. En segundo lugar, debido a que la inundación salió de su boca, entendemos que esta "inundación" tomó la forma de decretos papales para exterminar a toda la oposición.

Esos decretos, sin embargo, eran en gran parte ineficaces como resultado de la ayuda de la tierra. La alianza judeo-masónica trabajó para crear repúblicas seculares, que negaban los decretos papales y desviaron mucho la ira de Roma de los protestantes hacia la nueva amenaza. Esto se representa como ''la tierra que abrió su boca'' para beber del río de la ira papal.

Luego, el capítulo termina con Apocalipsis 12:17,

17 Entonces el dragón se enfureció contra la mujer, y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesús.

Siendo por lo tanto frustrado en su objetivo inmediato, el Dragón se vio en retirada con el fin de trazar más "guerra contra el resto de la descendencia de ella". Por lo tanto, la guerra no termina con la Revolución Francesa, ni siquiera con la "herida mortal" de la bestia religiosa. De hecho, como veremos más adelante, la herida mortal es sanada, y la historia entra en una nueva fase de la "guerra contra los santos" (Daniel 7:21). Aunque Daniel no vio a los detalles de esta nueva fase, Juan ciertamente sí y fue capaz de añadir a la revelación de Daniel. Una cosa está clara, esta nueva fase de la guerra ahora es llevada por una alianza de dos bestias (Roma la Illuminati-judeo-masonería).

Esta es, sin duda, la fase final de la "guerra contra los santos", por lo que Juan pudo ver. En mi opinión, así como el Cuerno Pequeño representa una extensión de la bestia romana (hierro), también esta alianza tierra-mar es una extensión del Cuerno Pequeño. Creo que estaba destinada a durar unos 200 años. La llamada "Santa Alianza" que fue firmada el 26 de septiembre de 1815 daba la apariencia de un documento político, pero en realidad era una alianza entre la política y la religión, como la propia Enciclopedia Católica nos dice.

El emperador Francisco I de Austria, el rey Federico Guillermo III de Prusia, y el Zar Alejandro I de Rusia, firmaron un tratado el 26 de septiembre de 1815, por el que se unieron en una "Santa Alianza". A pesar de que fue un acto político, el tratado en su redacción es una declaración puramente de carácter religioso …

El mundo había aprendido mucho de no esperar de estadistas documentos oficiales en los que un tono tan religioso prevaleciera. Cuando el texto del acuerdo se dio a conocer a principios de 1816,  los hombres vieron en la alianza la consecuencia de la unión más estrecha de la política y la religión …

Durante los años 1814-15, se concluyeron de una serie de tratados entre los distintos países de Europa. Esta serie de pactos en las formas de la Santa Alianza meramente eran un enlace y un sentido práctico lo más importante; fue también el único tratado que era de carácter religioso. Todos estos tratados tienen, sin embargo, un rasgo en común. Reviven la concepción de una Europa centralizada, en la que los derechos de los estados individuales parecen estar limitados por los deberes que cada estado tiene en lo que se refiere a todo el cuerpo de los estados.

Bíblicamente hablando, esto era una alianza entre la bestia del mar (la religión) y la bestia tierra (secular / política). Este tratado fue el primer principio de la Unión Europea. Otros habían tratado infructuosamente de unificar Europa mediante la guerra. La Santa Alianza fue un intento de unificar Europa mediante un tratado. El problema es que todavía se basa en las estrategias del Dragón, no en Cristo.

Tal vez el final de esta fase final del Cuerno Pequeño terminará con el colapso de la Unión Europea, que en realidad se basa en el Tratado de Roma más reciente que fue firmado en 1957.

Categoría: enseñanzas

Stephen Jones

No hay comentarios:

Publicar un comentario