TRADUCTOR-TRANSLATE

SUPLEMENTO HISTÓRICO APOCALIPSIS: DIOS GOLPEA AFUERA A ROMA (INFILTRACIÓN ILLUMINATI, INFILTRACIÓN MASÓNICA, EL "HUMO DE SATANÁS", LISTA DE MASONES VATICANOS), "Apocalipsis Capítulos 6-22", Dr. Stephen E. Jones

Escándalo del Banco Vaticano Marcinkus-Sindona

El Libro de Apocalipsis

Suplemento Histórico

Dios Strikes Out (golpe afuera) a la Iglesia



Fecha: 04/15/2005
Boletín No. 201


En los siglos pasados ​​la Iglesia Católica Romana vio A la Francmasonería como una potencia en crecimiento que tenía el potencial de socavar la supremacía de Roma. Francmasonería misma era poco más que un gremio de constructores hasta que ciertos banqueros judíos descubrieron su potencial. Ellos comenzaron a enseñarles los principios de la Cábala (misticismo judío) y los trabajadores de la educación-hambre eran felices de saber lo que la Iglesia había prohibido. No pasó mucho tiempo antes de que se formaron en las células políticas que fueron útiles en el debilitamiento de las enseñanzas tradicionales de la Iglesia y su poder.

Aunque la masonería no era exactamente secular, luchó contra Roma, trabajando para secularizar las naciones y reemplazar la influencia de Roma con su propia influencia. Muchos de estos cambios fueron vistos por los líderes protestantes como un paso positivo, porque durante el tiempo que la Iglesia había estado en el poder, se habían ejecutado innumerables disidentes, incluyendo algunos de la Iglesia, canonizados más tarde. Fue así como en sus intereses, así como para reducir el poder de Roma. Era natural formar una alianza entre los judíos, los masones y los protestantes, todos ellos tenían un enemigo-opresor común.

En la década de 1500 la corrupción en la Iglesia, junto con la imprenta habilitada (de 1450) permitió a algunos estudiosos llevar las Escrituras a la gente promedio, en sus propios idiomas. Esto provocó la Reforma Protestante, la cual Roma fue incapaz de reprimir, a pesar de que trató desesperadamente a través de persecución y guerras reales.

Cuando Inglaterra se separó en los años 1530 bajo el reinado de Enrique VIII, el protestantismo se institucionalizó como una religión nacional rival. Luego, en 1540 los jesuitas fueron fundados como ejército personal del Papa, para lanzar una contra-reforma contra los protestantes y masones.

Pero los jesuitas eran despiadados, enseñando que el fin justifica los medios. Como una organización secreta que se asemejaba a una sociedad secreta, se convirtieron en maestros de la infiltración. Las monarquías de Europa por lo tanto tuvieron que lidiar con dos poderosas organizaciones que se habían infiltrado en los gobiernos, cada una tirando de las naciones en direcciones opuestas. Las naciones estaban siendo destrozadas. A mediados de 1700, los masones comenzaron a ganar y los jesuitas fueron expulsados ​​de un país tras otro. Por último, muchos de los monarcas exigieron que el Papa disolviera los jesuitas por completo.


Golpe Uno


En 1773 el Papa disolvió la Compañía de Jesús, por temor a que estas otras naciones establecerían sus propias iglesias nacionales independientes, al igual que Inglaterra había hecho en la década de 1530. Esto amargó a los jesuitas, ahora ex-jesuitas, y los dispersó en otras organizaciones católicas. Algunos de ellos, sin embargo, se aliaron con la masonería para castigar a la Iglesia, entre los que estaba Adam Weishaupt, el fundador de los Illuminati en 1776. Penetró con éxito la Masonería con su organización altamente secreta y fue capaz de utilizar la masonería e incluso a muchos protestantes para fomentar la primera Revolución Americana (1776-1780) y después la Revolución Francesa (1789-1793).

Entonces Napoleón trajo la guerra directo a la vuelta de la esquina del Papa en 1799 y lo llevó cautivo al convento de San Agustín, en Siena. Tres meses más tarde, el convento fue destruido por un terremoto, y fue trasladado a un lugar llamado "Las regiones más bajas", donde unos dijeron que estaba al fin en su lugar apropiado. Simbólicamente, él estaba en el Seol.

En 1801 Napoleón decidió que necesitaba al Papa, por lo que le permitió regresar a Roma. Pero no fue hasta la derrota de Napoleón en 1814, que el Papa fue reinstalado en una gran resurrección del papado. El Congreso de Viena devolvió los Estados Pontificios al control del Papa en 1815. Malachi Martin dice en Las Claves de Esta Sangre, pág. 532,

"De hecho, la "Santa Sede", fue reconocido internacionalmente como un título papal de origen, en los acuerdos del Congreso de Viena".

Esto puso fin a la primera fase importante de conflicto.

El Papa restableció la Orden de los Jesuitas, en la creencia de que necesitaba su ayuda para luchar contra la masonería. Lo que él no sabía era que en ese momento muchos jesuitas también eran masones o por lo menos se aliaron con ellos, sobre todo en Estados Unidos, donde la cooperación entre las dos organizaciones fue más llamativa. Esto se vio en la construcción de la nueva ciudad federal, Washington DC en la década de 1790.


Golpe dos


El Papa Gregorio XVI se convirtió en Papa en 1831. Fue una época de revoluciones en el sur de Europa. Por extraño que parezca, estas fueron revoluciones católicas, no dirigidas principalmente a los papas, sino en contra de la idea de la monarquía papal. Las propias personas católicas estaban empezando a envidiar el modelo protestante de libertad de conciencia, que también fue promovido por la masonería.

Gregorio XVI denunció estas nuevas libertades, como dice RW Thompson en sus Huellas de los Jesuitas, p. 287,

"La diversidad de la profesión religiosa se consideraba la 'fuente envenenada' de 'la falsa y absurda máxima, o más bien extravagante, de que la libertad de conciencia debe ser establecida y garantizada para cada hombre'... Después de haber denunciado la libertad de conciencia como algo pecaminoso, y a sus defensores como culpables de 'descaro desenfrenado', como consecuencia necesaria, mezclaba con ella 'la libertad de prensa', que él llamó 'la libertad más fatal, una libertad execrable, para los que nunca puede haber suficiente terror'."

Mientras que los protestantes en realidad salieron de la Iglesia Romana, estos católicos permanecieron leales a la Iglesia, tratando de reformarla desde dentro. Cada año su número creció, y el "liberalismo" se propagó de manera constante.

El segundo gran golpe para el papado llegó en 1860-1870, cuando el Papa finalmente perdió los Estados Pontificios para siempre. Al Papa Pío IX le dieron libertad de movimientos, pero en el intento de ganar simpatía, se llamó a sí mismo un "prisionero del Vaticano" por los próximos 70 años. El perdió así la capacidad de quemar herejes en la hoguera -incluso en Italia y la propia Roma. El último protestante fue quemado en la hoguera en 1869.

Durante esos años, la masonería siguió infiltrándose en la Iglesia Romana en secreto. Esto se hace fácilmente, porque la jerarquía era promovida de acuerdo a su capacidad de liderazgo o habilidades diplomáticas o educación. No tenía nada que ver con el amor de Cristo o su amor por el pueblo de Dios. Cualquier masón podría fácilmente competir en esos términos. Y una vez en el cargo, un masón secreto podría llevar a otros con él al ser promocionado. El objetivo y el premio fue finalmente elegir a un Papa Masónico.

En 1819-1820 los Grandes Maestros de la Masonería elaboraron ​​un plan llamado Instrucción Permanente sobre cómo hacer frente a la Iglesia de Roma. Malachi Martin cita en Las Llaves de Esta Sangre, pág. 534,

"Entre los muchos remedios, hay uno que nunca debemos olvidar:. . . la aniquilación total del catolicismo e incluso del cristianismo. . . . Lo que debemos esperar es a un Papa adecuado para nuestros propósitos. . . porque, con un Papa así, podríamos aplastar con eficacia la roca sobre la que Cristo edificó su Iglesia. . . . Buscar un Papa que guarde nuestra descripción . . . . inducirá al clero a marchar bajo su bandera, en la creencia de que están marchando bajo la bandera papal. . . hacer que el clero secular más joven, e incluso los religiosos, sean receptivos a nuestras doctrinas. En pocos años, estos mismos clérigos más jóvenes, por necesidad, ocuparán puestos de responsabilidad. . . . Algunos serán llamados a elegir a un futuro Papa. Este Papa, como la mayoría de sus contemporáneos, se verá influenciado por esos. . . los principios humanitarios que ahora están circulando. .. ."

En 1903 este plan casi se convirtió en realidad cuando los cardenales eligieron realmente un Papa Masónico. Martin cuenta la historia en las páginas 535, 536 de Las Claves de Esta Sangre,

"Después de la muerte del Papa León XIII el 20 de julio de 1903, el cónclave papal apenas evitó cumplir el sueño de la Instrucción Permanente eligiendo al cardenal Mariano Rampolla Del Tindaro -Secretario de Estado del Vaticano y un miembro investido de la Logia Masónica- como Papa y Vicario de Cristo. De hecho, Rampolla realmente recibió el número necesario de votos. Pero el cardenal Puzyna de Cracovia -que era entonces parte del Imperio Austro-húngaro ejerció el poder de veto disfrutado en ese momento por Su Imperial Maestro, Franz Josef de Austria. Franz Josef sabía de la identidad masónica de Rampolla.

"Tomó más sesiones de votación antes de que los cardenales electores eligieran al cardenal de Venecia, de sesenta y ocho años de edad, Giuseppe Melchiorre Sarto, que eligió el nombre papal de Pío X".

El hecho de que el cardenal Rampolla Del Tindaro era a la vez un masón y un Secretario de Estado del Vaticano muestra cómo la Iglesia Romana había sido infiltrada incluso hacía un siglo. Más que eso, el hecho de que este Masón había recibido la mayoría de votos entre los propios cardenales muestra el grado de infiltración masónica. Se requirió un veto del representante del emperador para anular la mayoría de los cardenales que habían votado por él.

Por cierto, el cardenal Sarto de Venecia, que se convirtió en el Papa Pío X, fue el primer Papa polaco. Sarto había nacido el 2 de junio 1835 de un cartero polaco llamado Giovanni Battista Sarto y su esposa, Margherita, una costurera. Malachi Martin dice en las páginas 535, 536,

"Giovanni había nacido en Krawiec, en la Gran Polonia. Cuando su parte del país cayó en manos de Prusia, Sarto encontró asilo político en Italia, primero en Godero, cerca de Treviso, y finalmente en Riese, donde obtuvo un ducado al día con la entrega de correo a la burguesía.

"El 2 de junio de 1835, nació un hijo al Sartos, y lo bautizó, Giuseppe Melchiorre Sarto. . . Cuando era joven en 1858 fue ordenado sacerdote. Como un hombre de mediana edad en 1884 fue nombrado obispo de Mantua. Y mientras subía un poco de edad en 1893. . . fue nombrado cardenal y promovido a la sede de Venecia.

"En las elecciones de Sarto como Papa, la lucha de los altos funcionarios de la Monarquía austríaca era casi tan cómica como fue trágica, ya que se apresuraron a destruir todos los certificados y documentos que podrían revelar los orígenes polacos de Pío X. De acuerdo con los sentimientos expresados, los objetivos y las intenciones del Congreso de Viena, nada mejor que un papa podía salir de Polonia.

"Por lo menos un rastro de herencia polaca del Sarto se hizo sobrevivir, sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos en sentido contrario. El apellido original del viejo Sarto, Krawiec, es también la palabra polaca para 'sastre'. Eso, de hecho, fue la razón por la que eligió Sarto como su apellido italiano; porque sarto es la palabra italiana para "a medida".

La Iglesia de Roma ha proclamado a Juan Pablo II como el primer Papa polaco, cuando, de hecho, fue el segundo. La Iglesia por lo general ha estado dominada por los cardenales italianos que querían que los papas fuesen italianos. Ahora que Juan Pablo II ha popularizado ser polaco, puede ser que la Iglesia pronto "descubra" las raíces polacas de Pío X.


Golpe tres


Capturar el propio Papado no se produjo hasta 1958 con la elección de Angelo Roncalli, que tomó el nombre de Papa Juan XXIII. El 25 de enero 1959 el Papa Juan XXIII anunció que iba a convocar un Concilio Ecuménico, el 21 Consejo en su historia. Se convocó su primera sesión el 11 de octubre de 1962.

Pablo VI
El Papa Juan vivió sólo unos pocos meses en 1963 y luego murió. Fue sustituido por el cardenal Montini como el Papa Pablo VI, quien presidió el resto del Consejo hasta que se cerró en 1965, Malachi Martin nos dice en su libro Los jesuitas, p. 321,

"A medida que se llevó a cabo el Consejo bajo la dirección general de Pablo VI, no sólo los periti [expertos en teología], sino casi todos los elementos de la maquinaria del Consejo. . . se utilizaron para sugerir con insistencia creciente que ahora por fin la Iglesia de Roma se había convertido en una democracia parlamentaria; que la democracia parlamentaria era sinónimo de verdad teológica católica y virtud cristiana; que el antiguo gobierno de la Iglesia 'pre-Vaticano' era para siempre; y que un nuevo gobierno progresista se encontraba. De esta manera, se sembraron las semillas de la rebelión entre los propios obispos. Sólo en los años ochenta la cosecha de la siembra comenzaría a ser cosechada, cuando los obispos de todo el mundo comenzaron literalmente a proclamar la doctrina y redefinir el dogma sin siquiera un guiño hacia Roma".

Martin (¿Montini?) intentó vigorosamente mantener la antigua Iglesia romana tradicional frente a la mayoría liberal. Pero era una batalla perdida. Los cimientos de la religión católica se habían desplazado y agrietado. La "Renovación" estaba en el aire. Una nueva Iglesia Católica había comenzado a surgir, que se basó en la descripción de la Iglesia utilizada unas 80 veces en los documentos del Vaticano II -"el pueblo de Dios". En otras palabras, la Iglesia ya no era la propia institución, sino "el pueblo de Dios", es decir, la congregación. Martin dice en la página 324,

"El Consejo fue muy claro acerca de lo que pretendía por el uso de 'el pueblo de Dios'. Todos los hombres, el Consejo, dijo, están llamados a pertenecer al 'pueblo de Dios'; pero solamente los que están "plenamente incorporados en la sociedad de la Iglesia, aceptan todo su sistema ... y están unidos a ella como parte de su estructura visible y a través de ella con Cristo, que gobierna por medio del Sumo Pontífice y de los obispos" en realidad pertenecen a y son miembros del 'pueblo de Dios' …

"A pesar de esta declaración clara, los teólogos de la liberación han incautado la expresión del pueblo de Dios, y han tenido un enorme éxito en dar un significado cargado con acritud contra la Iglesia tradicional, jerárquica ... Más rápido que un guiño, fueron capaces de proclamar la autonomía y la independencia de este nuevo 'pueblo de Dios' del Papa y de la jerarquía de la Iglesia".

Aunque Martin (¿Montini?) denunció esta reinterpretación de la frase, en realidad era un cambio bíblicamente correcto, porque la palabra hebrea Kahal y su equivalente griego del NT, ekklesia, ambos significan "congregación", no una institución. Siempre fue la congregación que se reunieron alrededor del tabernáculo o iba al templo. Nunca fue la gente "yendo a la iglesia".

La enormidad de este cambio en la definición de la Iglesia no puede ser subestimada, ya que elimina del papado y de la jerarquía del Vaticano el derecho a describirse a sí misma como la Iglesia.

Con el "golpe" uno, Roma perdió Francia. Con "golpe” dos, Roma perdió todo poder temporal. Pero con el tercer “golpe", Roma perdió su posición como "la Iglesia”.


El "humo de Satanás"


Malachi Martin escribe sobre cómo el Papa Pablo VI habló de "el humo de Satanás que ha entrado en el santuario". Escribe en Las Claves de Esta Sangre, pág. 632,

"La mayoría, aterradoramente para Juan Pablo, había tropezado con la presencia inamovible de una fuerza maligna en su propio Vaticano y en las cancillerías de ciertos obispos. Era lo que los eclesiásticos conocedores llamaban la 'superfuerza'. Los rumores, siempre difíciles de verificar, ataron su instalación a principios del reinado del Papa Pablo VI en 1963. De hecho, Pablo había aludido sombríamente a que 'el humo de Satanás que ha entrado en el Santuario' -una referencia indirecta a una ceremonia de entronización por los satanistas en el Vaticano. Además, la incidencia de ritos satánicos y prácticas de pedofilia -ya estaba documentada entre ciertos obispos y sacerdotes, como muy dispersos, como Turín, en Italia, y Carolina del Sur, en los Estados Unidos. Los actos de culto de la pedofilia satánica son considerados por los profesionales como la culminación de los ritos del arcángel caído".

Martin no dice nada más sobre esta "ceremonia de entronización” en ese libro. Él lo deja para un libro posterior, Casa Azotada por el Viento. Este libro fue escrito como una novela de ficción histórica –ficción no ficción- ya que el material era tan volátil. Pero la conclusión es que ciertos satanistas entre los obispos de la Iglesia Católica llevaron a cabo una ceremonia paralela durante la entrega del Papa Pablo VI el 29 de junio de 1963. Se realizó en Carolina del Sur, y utilizando el teléfono, fueron capaces de llevar a cabo ritos precisos, al mismo tiempo que sus contrapartes estaban instalando al Papa en el Vaticano.

La historia de Casa Azotada por el Viento cuenta como "cristiano", el personaje principal, fue capaz de buscar en los archivos del Vaticano en secreto por la noche. Usted puede leer por sí mismo en las páginas 593-596. Cristiano finalmente encontró la documentación de esta "entronización" enterrada profundamente en los archivos. Lo más probable, es que sea la historia de cómo el propio Martin, o tal vez un amigo suyo, fueron capaces de encontrar esta documentación:


La lista de los masones vaticanos


El Banco del Vaticano se vio envuelto en un enorme escándalo financiero en la década de 1970 que implicó al obispo Marcinkus, que dirigía el banco en ese momento. Fue socio con Michele Sindona, una figura conocida de la mafia, que trabajaba para la familia Gambino. Sindona creía que la mejor manera de robar un banco era comprar uno. La ley finalmente se encontró con dos de ellos (y otros), y una orden de arresto fue emitida en Italia por la detención de Paul Marcinkus.

Paul Marcinkus
Marcinkus fue, pues, limitado al Vaticano, donde él estaba fuera del alcance del gobierno italiano. Finalmente se retiró en 1991 en Sun City, Arizona, fuera del alcance de las autoridades italianas y no podía ser extraditado, porque él era un ciudadano del Estado Soberano de la Ciudad del Vaticano. Como las historias se desenredaron en los periódicos en la década de 1980, el escándalo del Vaticano resultó finalmente en el fracaso del Franklin National Bank y la Caja de Ahorros y Préstamos fallidos en Estados Unidos.

Las investigaciones sobre este escándalo finalmente descubrieron el hecho de que un gran número de funcionarios del Vaticano eran miembros de la Logia Masónica. Paul Williams escribe en su libro, El Vaticano Expuesto, p. 116,

"En 1976, el Bulletin de l'Occident Chretien publicó una lista de presuntos masones con posiciones destacadas dentro de la Iglesia Católica Romana, junto con las fechas de su iniciación, sus números de código masónicos, y cuando se conocían, sus nombres masónicos".

Luego procede a darnos una muestra de esos nombres, 67 de ellos en total. El nombre final de la lista muestra a Paul Williams que fue el Secretario de Estado del Vaticano, Jean Villot, de nombre Masónico "Jeanni" y "Zurigo". De acuerdo con el libro de David Yallop, En ​​el Nombre de Dios, Villot era el más responsable por el asesinato del Papa Juan Pablo I en 1978. El Papa iba a exponer la corrupción en el Banco del Vaticano y despedir a la mañana siguiente al cardenal Villot. Cometió el error de decirle a Villot de sus intenciones la noche antes de morir.

El asesinado Juan Pablo I
El Papa Juan Pablo I no vivió esa noche. Sus papeles desaparecieron. Él fue embalsamado inmediatamente para encubrir el asesinato. Su reinado como Papa duró sólo 33 días. Fue el segundo Papa en ser asesinado en el Vaticano en el siglo XX por su Secretario de Estado.

El próximo Papa a ser elegido fue Juan Pablo II. Hizo a Jean Villot Secretario de Hacienda. En 1983 el nuevo Código de Derecho Canónico permitió a los católicos ser masones, cambiando siglos de tradición.

Juan Pablo II a la sombra de la cruz invertida

Se desprende de los escritos de Malachi Martin que le gustaba el Papa Juan Pablo II, pero sabía que el Papa había resuelto no hacer nada acerca de los problemas. En Casa Azotda por el Viento, página 38, escribió sobre el día que Juan Pablo II fue elegido:

"'Si acepta hacerse Papa 'el señor cardenal había dicho ese día' será el último Papa de estos tiempos católicos ... Va a presidir un final papal supremo. Y lo hará en el mismo momento en que las facciones antipapales dentro de la misma Iglesia han tomado control virtual de sus instituciones -en el nombre del mismo concilio Vaticano II. . .

"Incluso antes de que él volviera a entrar en Cónclave para aceptar su elección al papado, este próximo a ser Papa había determinado que el cambio ya efectuado en su organización eclesiástica era irreversible".


En realidad, en un primer momento el Papa Juan Pablo II trató de revertir la situación, pero después de su casi asesinato en 1981, sintió que podía hacer más bien vivo que muerto. En lugar de permanecer como el último prisionero del Vaticano, se embarcó en una nueva estrategia de viaje, apelando a la gente directamente a mantener los valores institucionales tradicionales. Pero en un mundo en cambio, era una batalla perdida. Él murió el 2 de abril de 2005.

http://www.gods-kingdom-ministries.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario