TRADUCTOR-TRANSLATE

GEDEÓN Y LA COMPAÑIA DE LA CEBADA ("Los Vencedores de la Cebada", Dr. Stephen E. Jones")


Gedeón: El Pan de Cebada

Gedeón es un carácter de la Biblia interesante, porque su ministerio no sólo revela el carácter de la Compañía de la Cebada, sino también lo muestra con respecto al trigo y las uvas.
Israel había sido obligado a pagar el tributo a los madianitas por siete años (Jueces 6:1). Cuando Israel se arrepintió finalmente y clamó a Dios por liberación, Dios les envió un profeta para darles una lección de la historia (Jueces 6:8-10), para mostrarles por qué Dios había traído esta cautividad sobre ellos. Como Pablo escribió muchos años después, estas lecciones de la historia fueron escritas para nuestro aprendizaje, son ejemplos de como Dios trata con los hombres y las naciones.
Cuando la gente se arrepintió a la palabra del profeta, entonces Dios envió a un ángel a comisionar a Gedeón como juez, o libertador, para salvar a Israel. El ángel encontró a Gedeón trillando trigo en un lagar (Jueces 6:11). Ya que era tiempo de segar el trigo, nosotros sabemos que este llamado llegó al principio de verano en el tiempo de Pentecostés, porque entonces es cuando el trigo está maduro.
El trillar del trigo de Gedeón retrata el llamado para quitar la paja (la naturaleza carnal) del trigo (la Iglesia). El lagar significa juicio que es normalmente reservado para los incrédulos y también de algún modo se aplica a la Iglesia. Las acciones de Gedeón aquí son notables porque uno normalmente no trilla el trigo en un lagar, sino en una cumbre donde el viento pueda soplar la paja hacia afuera. Esta aparente incongruencia sólo se compara con la declaración en Apocalipsis 14:18 que dice:
18 Y salió del altar otro ángel, que tenía poder sobre el fuego, y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas están maduras.
¡Uno no siega uvas con una hoz, ni tampoco uno no trilla trigo en un lagar! Éstas son cosas muy simbólicas, pero el asunto principal para nuestro propósito es mostrar que la compañía del trigo (la Iglesia no vencedora) sufrirá pruebas por fuego para ver si sus obras están hechas de madera, heno, u hojarasca (1 Corintios 3:12).
Cuando Gedeón finalmente reunió su ejército diminuto de 300 contra el ejército de los 120,000 madianitas, él quiso confirmación de que esto no era sólo su propio plan carnal. Después de todo, la situación parecía desesperada. Así que Dios le dijo que espiara el campamento del enemigo para recibir su confirmación. Jueces 7:13, 14 dicen,
13 Cuando llegó Gedeón, he aquí que un hombre estaba contando a su compañero un sueño, diciendo: He aquí yo soñé un sueño: Veía un pan de cebada que rodaba hasta el campamento de Madián, y llegó a la tienda, y la golpeó de tal manera que cayó, y la trastornó de arriba abajo, y la tienda cayó. 14 Y su compañero respondió y dijo: Esto no es otra cosa sino la espada de Gedeón hijo de Joás, varón de Israel. Dios ha entregado en sus manos a los madianitas con todo el campamento.
Nosotros vemos en esto que Gedeón y su ejército representan la compañía de la cebada, los vencedores, que heredarán la promesa de Dios al final de esta edad actual. La manera en que el ejército de Gedeón derrotó al enemigo nos dice CÓMO los vencedores de hoy recibirán la promesa.
A cada uno de los hombres en el ejército de Gedeón le fue dada una trompeta y una tea adentro de un cántaro de tierra (barro), o jarra. Con poco oxígeno en los cántaros, las teas sólo podían arder. A la señal, ellos tocaron sus trompetas y rompieron los cántaros, sosteniendo las teas en el aire, haciéndolas estallar en llamas.
La trompeta significa la Fiesta de Trompetas que profetiza de la primera resurrección cuando la trompeta suena. La Fiesta de Trompetas ocurre en el primer día del séptimo mes del calendario hebreo. Ya que ellos tocaban la trompeta en el primer día de cada mes para marcar el calendario, la Fiesta de Trompetas es la séptima trompetala trompeta final en la serie de días de fiesta establecidos por la ley. De este evento, Pablo habla en 1 Corintios 15:52, diciendo,
52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.
Cuando el ejército de Gedeón tocó las trompetas, ellas profetizaron la resurrección de los muertos, y éste fue el primer evento por el cual el enemigo fue conquistado. Igualmente, es el primer evento profético que ocurrirá en los eventos que llevan a la segunda venida de Cristo.
El segundo evento se trata más sobre esos creyentes que estén viviendo en el momento de la segunda venida de Cristo. Las teas dentro de los cántaros significan la presencia escondida de Dios en nuestro cuerpo --los vasos de barro. Nueve días después de tocar la trompeta para la primera resurrección viene el Día de Expiación y el Jubileo. Estos cuerpos de muerte serán quebrantados (dejando ver los cuerpos glorificados). La deuda en que Adán incurrió será cancelada.
La fiesta de Tabernáculos es la tercera fiesta profética, todavía para ser cumplida. Sucedía del día decimoquinto al día vigésimo segundo del séptimo mes. Profetiza de la gloria de Dios estallando a la vista, la luz que brilla en la oscuridad, así como las teas del ejército de Gedeón estallaron a la vista alrededor de los madianitas. Esto habla del cambio que ha de tener lugar en los cuerpos de los vencedores. Pablo dice en 1 Corintios 15:51,
51 He aquí, os digo un misterio [secreto]: No todos dormiremos [morir]; pero todos seremos transformados,
Este cambio es prefigurado por la transfiguración del cuerpo de Jesús en el monte. Leemos de esto en Mateo 17:1,2,
1 Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto; 2 y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz.
Éste es el modelo del cambio, o transfiguración, de aquellos que heredarán la promesa de la fiesta de Tabernáculos. El momento de este evento es dado proféticamente como "seis días después", y esto probablemente es una referencia al fin de los seis mil años desde Adán.
La cara de Moisés, también, fue glorificada en el Antiguo Testamento como figura y sombra de transfiguración. Nosotros leímos de esto en Éxodo 34. En su modelo, Moisés volvió de la montaña después de 40 días. Moisés era una figura de Cristo que ascendió y entonces volvió. Los 40 días probablemente es una referencia a los 40 Jubileos de la era de la Iglesia bajo Pentecostés. Esto acabó en 1993. tiempo (yo creo) en que nosotros entramos en la transición a la era de Tabernáculos. Este asunto se cubre en nuestro libro, Secretos del Tiempo.
Cuando Pablo estaba exponiendo de la transfiguración de Moisés (2 Corintios 3 y 4), él habló primero de la orden de Dios en Génesis 1:3, diciendo, “Sea la luz". Luego, Pablo hizo referencia a las teas sostenidas por la compañía de la cebada de Gedeón, diciendo en 4:6, 7,
6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. 7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,
En la actualidad, esta gloria de Dios --nuestra herencia-- es el valioso "tesoro", pero está escondido en los "vasos de barro". La ruptura de estos vasos es una muerte de la carne. Dios trata con nosotros en asuntos de obediencia diaria para que nosotros podamos poner la carne a la muerte poco a poco. Así, cuando el tiempo designado llegue, tal vez nosotros podamos aguantar la última ruptura necesaria para manifestar la gloria de Dios.
Si fuéramos a ahondar más profundamente en el resto de la batalla contra los madianitas, veríamos cómo Gedeón afectó a la Compañía del Trigo; él pidió la ayuda de los hombres de Sucot y de Peniel (Jueces 8:5-9), pero todos se negaron a ayudar a Gedeón en la batalla. No tenían la fe para creer que Gedeón realmente pudiera ganar la batalla. Cuando Gedeón volvió después de su victoria, él castigó a los hombres de Sucot primero (Jueces 8:16). Entonces él fue a Peniel y derribó su torre sectaria, su "torre de Babel" (Jueces 8:17).
Sucot quiere decir "cabañas" o "tabernáculos" y proféticamente habla de aquellos con una visión de la fiesta de Tabernáculos, pero quienes se niegan a hacer lo que realmente se requiere de un vencedor. Ellos son, en efecto, una parte de la compañía de hacedores de maldad de Mateo 7:23 quienes son descalificados a la primera resurrección. Ellos tienen que ser disciplinados y azotados (probablemente no literalmente) y esperarán a la segunda resurrección para recibir su recompensa de vida.
La parábola de Jesús en Lucas 12:45-48 ilustra esta misma cosa. Es la parábola donde los sirvientes carnales de Dios serán azotados con pocos o muchos azotes y recibirán su porción con los incrédulos. Es decir, ellos serán levantados de la muerte al mismo tiempo que los incrédulos en la segunda resurrección.
Los hombres de Peniel representan aquellos que han puesto su fe en la protección de su torre --el sistema denominaciónal. La torre original de Babel dividió a las personas en los idiomas diferentes. Así también el sistema sectario o denominaciónal divide la Iglesia, cada uno que habla un idioma religioso diferente. Todavía cuando se manifiesten los hijos vencedores de Dios, su misma presencia destruirá las paredes que dividen la Iglesia. Ellos hablarán la verdad, y los hombres sabrán la verdad. Las disputas doctrinales se volverán una cosa del pasado.

Y así Gedeón "estaba sacudiendo el trigo en el lagar". Eso es lo que él había estado haciendo simbólicamente a la primera apariencia del ángel en 6:11. Y eso es lo que Gedeón hizo a la compañía del trigo que es representada por los hombres de Sucot y Peniel.


http://www.gods-kingdom-ministries.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario