TRADUCTOR-TRANSLATE

SER CONSERVADOR NO ES IGUAL A SER PIADOSO, David W. Bercot


¿Es ser conservador igual que ser piadoso?
Los cristianos de hoy a menudo se jactan de que son diferentes
del mundo, pero en realidad usualmente son diferentes sólo de
cierto segmento del mundo.
Los cristianos liberales pretenden ser diferentes del mundo
porque no participan de la intolerancia, el provincialismo y la
estrechez de miras que tiene el segmento conservador de la
sociedad. Pero la verdad es que las actitudes y la vida de los
cristianos liberales difieren muy poco de los liberales 
que no son cristianos.
La misma cosa se ve entre los evangélicos. Nosotros nos
aferramos de los valores conservadores de la sociedad, y por lo
tanto, decimos que no estamos siguiendo la corriente de nuestra
cultura. Pero las actitudes conservadoras pueden ser del mundo
igual que las actitudes liberales. ¿No es cierto que ha cambiado
nuestro pensamiento sobre el divorcio, las diversiones, y otras
cosas semejantes, conformándose al pensamiento 
de nuestra cultura?
En realidad, hay poca diferencia espiritualmente entre amoldar
la vida de acuerdo al segmento conservador de la sociedad y
amoldar la vida de acuerdo al segmento liberal. De todos modos,
estamos siguiendo al mundo. Lo que es conservador hoy era
liberal hace pocos años.
Bien recuerdo una conversación que tuve con un presentador
de discos de una emisora radial. Era el año 1969, y el presentador
tenía a sus treinta años. Discutimos los problemas que sobresalían
en esa época—la discriminación racial, la brutalidad policial, las
drogas y la guerra en Viet Nam. Habiendo conocido su programa
radial, me sorprendí de enterarme de que él se aferraba aún a
actitudes muy conservadoras. Al fin, comenté:
—Usted es un derechista verdadero, ¿no?
El se sonrió y replicó:
—No, ni siquiera soy conservador. Soy un verdadero
moderado. —Hizo una pausa, contemplando mi cara perpleja,
antes de decir—: Es que la sociedad se ha movido.
En ese momento, no presté mucha atención a sus palabras,
creyendo que él nada más se estaba justificando a sí mismo. Pero
su comentario me quedó grabado en la mente. Ahora veo que en
verdad tenía razón. Y la sociedad todavía está moviéndose. Sólo
nos estamos engañado si creemos que ser conservador 
equivale en verdad a ser piadoso.
La realidad es que la iglesia del siglo veinte se ha casado con el
mundo. Las actitudes, el estilo de vivir, y los dilemas del mundo
son las actitudes, el estilo de vivir, y los dilemas de la iglesia. Russ
Taff, un cantor cristiano popular, hace poco comentó con bastante
franqueza sobre el cristianismo actual: “Los cristianos buscan a
consejeros, los cristianos tienen problemas familiares, y los
cristianos se vuelven alcohólicos. La única diferencia entre los
creyentes y los incrédulos es nuestra fe sencilla en un Dios
Creador, quien nos ama y nos ayuda cada día.”
Creo que el análisis de Russ Taff está en lo correcto. Pero
también creo que es un comentario muy triste sobre el estado del
cristianismo de hoy en día.
En los primeros siglos, los cristianos eran muy diferentes del
mundo en que vivían. Su estilo de vida servía como su testimonio
principal. Pero ¿por qué podían ellos vivir sin seguir a su cultura,
cuando nosotros hallamos que es muy difícil vivir sin seguir la
nuestra? ¿Qué poder tenían ellos que nos falta a nosotros?

(Del libro "Cuando el Cristianismo Era Nuevo" de David W. Bercot)

No hay comentarios:

Publicar un comentario