TRADUCTOR-TRANSLATE

APOCALIPSIS 14 – Parte 4: EL ÁNGEL DE LA CLARIDAD ABUNDANTE DEL AMOR (¡Refugiados señal de la caída de Misterio Babilonia!) (Apoc. Nuevo Estudio), Dr. Stephen E. Jones

13 de junio de 2016



Apocalipsis 14: 8 nos dice que "otro ángel" anunciará la caída de Babilonia.

8 Y otro ángel, un segundo, le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, la que ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación.

En la oración por revelación sobre esto hace algunos años el Padre me dijo que es el Ángel de la Claridad Abundante del Amor. Al principio, pensé que esto era extraño, pero luego me di cuenta de que es el amor de Dios lo que debe derribar a Misterio Babilonia. Babilonia se alimenta del miedo y se nutre del odio. Mientras se generen miedo y odio, Babilonia sigue siendo espiritualmente fuerte. Uno no puede derrocar a Babilonia odiando o maltratando a los babilonios.

El amor es más fuerte que el miedo o el odio, pero se debe aclarar, porque sólo unos pocos realmente entienden el amor de Dios. Hay tres niveles de amor: eros, fileo, y ágape; y la mayoría de la gente parece entender sólo los dos primeros niveles de amor. El nivel más alto es el tipo de amor que Dios ha demostrado. Es descrito por el apóstol Pablo en Romanos 5: 7-10,

7 Por una parte, difícilmente morirá alguien por un justo; aunque tal vez por el buen hombre alguno se atreva a morir. 8 Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, seremos salvos de la ira de Dios por medio de Él. 10 Porque si, siendo aún enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

Los babilonios no entienden el amor de Dios. Sólo saben cómo amar a uno de su propia familia, tribu o nación. Para la mayoría de la gente es una virtud odiar a sus "enemigos". Ciertamente, este ha sido el punto de vista patriótico desde el principio del tiempo. Después de todo, dicen, estos "enemigos" no merecen ser amados. Y así el ciclo de la violencia se perpetúa por aquellos cuya comprensión del amor se limita a eros o fileo.

Tenga en cuenta la diferencia entre Babilonia como un sistema y los babilonios como ciudadanos de ese sistema. El sistema será destruido; la gente será salvada, por el hecho de que la reconciliación divina ya ha sido establecida en la cruz, como dice Pablo (arriba), aunque el tiempo de la salvación de ellos aún no se haya visto.

A los creyentes que se les ha enseñado que la mayoría de la humanidad se perderá, les resulta difícil o imposible creer que sus "enemigos" de Babilonia sean rescatables. Al ellos no ver a "los malvados" como futuros creyentes, tienden a tratarlos como "enemigos" que son dignos solamente de muerte y destrucción. Pero los que realmente entienden el amor de Dios puede ver el rostro de Cristo en el peor de los pecadores, como Jacob, después de que su nombre fue cambiado a Israel y fue capaz de ver el rostro de Dios incluso en su malvado hermano, Esaú (Génesis 33:10).

Cuando se descubra la maldad de Misterio Babilonia (como se describe en Apocalipsis 18:24), mucha gente va a estar enfadada y deseosa de tomar venganza de los partidarios y gobernantes de esa "ciudad". Creo que es por esta razón que el Ángel de Claridad abundante del Amor se asigna para anunciar la caída de Babilonia. Se necesitará mucho amor, y el amor de Dios debe ser aclarado abundantemente en ese día. El amor no niega la justicia, pero la misericordia tiene una mayor (o por encima) posición que la justicia, como se lee en Santiago 2:13. He hablado de ello en mi libro, Santiago a las Doce Tribus, capítulo 11.

Por lo tanto, mi revelación personal me hace entender que un ángel de "Esperanza" impulsa el Evangelio del Reino, mientras que un ángel de "Amor" anuncia la caída de Babilonia. Estos son dos de los tres grandes atributos que Pablo enumera en 1 Corintios 13:13.


La observación de la caída de Babilonia
Apocalipsis 14: 8 es la primera vez que Juan menciona Babilonia por su nombre. Es en el contexto de su caída, no de su ascenso al poder. "Misterio" también sugiere que Babilonia permanece oculta y en gran parte desconocida antes de su caída, por lo tanto, Juan estaba citando de Isaías 21: 9,

9 ... y uno respondió, y dijo: Cayó, cayó Babilonia; y todas las imágenes de sus dioses están destrozadas en el suelo.

Los juicios de Dios son dirigidos contra los falsos dioses y los gobiernos opresores, los sistemas jurídicos y económicos de la Tierra. Babilonia caerá a través del Evangelio que los vencedores manifestados predicarán por el mundo.

Lo que nos da el contexto de este comunicado es la profecía en el resto de Isaías 21. Curiosamente, este anuncio no viene en del "Oráculo acerca de Babilonia" de Isaías (Isaías 13: 1). En su lugar, procede de ocho capítulos más adelante en "Profecía sobre el desierto del mar" (Isaías 21: 1). Para obtener la imagen completa, por supuesto, hay que estudiar las dos capítulos, junto con todas las profecías de los otros profetas.

Isaías 13:17 dice: "He aquí, voy a agitar a los medos contra ellos". Antes, Dios habla de ellos derrocando a Babilonia como siendo Su propio ejército, porque dice en Isaías 13: 3,

3 Yo he mandado a mis consagrados;sí, yo llamé a Mis guerreros valientes, para ejecutar mi ira, a los que se alegran de Mi victoria.

El siguiente versículo dice: "El Señor de los ejércitos pasa revista al ejército para la batalla" (Isaías 13: 4). Por lo tanto, Él llama al ejército de los medos "Mis guerreros valientes", que son llamados "para ejecutar mi ira". El resultado se ve en Isaías 13:19,20,

19 Y Babilonia, hermosura de reinos, gloria del orgullo de los caldeos, será como cuando Dios destruyó a Sodoma y Gomorra. 20 Nunca más será habitada, ni se morará en ella de generación en generación, ni el árabe levantará allí su tienda, ni los pastores tendrán allí majada.

La antigua ciudad de Babilonia hoy está deshabitada; incluso los lugareños no acampan allí por la noche, porque creen que serán perseguidos. La Babilonia de los últimos tiempos ya no es una sola ciudad, sino un sistema en todo el mundo, y cuando este sistema caiga, perderá todos sus ciudadanos. El Espíritu Santo será derramado, y babilonios de todas partes, se convertirán. Ellos emigrarán de Babilonia al Reino de Dios.

Aquí es donde es importante entender el propósito amoroso de este segundo ángel, ya que es por la claridad abundante de amor que Babilonia "Nunca más será habitada, ni se morará en ella de generación en generación". Esto no significa que todos los babilonios habrán muerto, como algunos han enseñado. Esto significa que todos ellos declararán lealtad al legítimo heredero de todas las cosas, porque Isaías 45:23 nos dice,

23 He jurado por mí mismo, la palabra ha salido de mi boca en justicia y no será revocada, que a mí se doblará toda rodilla, y toda lengua jurará lealtad.

Este es el voto personal de Dios, y por lo tanto describe la Nueva Alianza. Esto no es una mera expresión de deseos, ni su éxito depende de la voluntad del hombre. Dios ha tomado la responsabilidad sobre Sí mismo de encender cada corazón y doblar la voluntad de cada hombre para ajustarse a la suya en el final.

Con esto en mente, podemos leer Isaías 21 y ver el contexto en el que el profeta dice en el versículo 9, "ha caído, ha caído Babilonia". Anteriormente, en el versículo 2, leemos: "Sube, oh Elam, sitia, oh Media; He hecho cesar todo gemido de ella (Babilonia)". Así que de nuevo manda a Media (es decir, "a los medos") poner sitio a Babilonia.

El profeta entonces representa a los refugiados que llegan de Babilonia como evidencia de la caída de Babilonia. Isaías 21: 6-9 dice,

6 Por tanto, el Señor me dice: "Ve, pon centinela [o" vigilante"], deja que dé aviso de lo que ve. 7 Cuando vea hombres montados, jinetes de dos en dos, montados sobre asnos, montados sobre camellos, preste atención, mucha atención".

Tal vez al vigilante se le indica que "preste atención, mucha atención", ya que hoy en día puede ser que se pierda el significado de esta caravana de montados en camellos (no creyentes) y montados en asnos (pentecostales)Tal vez podríamos parafrasear que esto significa: "Cuando los vigilantes vean un gran problema de refugiados, que presten mucha atenciónya que muchos de ellos podrían perderse el hecho de que es una señal de la caída de Babilonia".

En los últimos años el mundo ha visto un enorme problema con los refugiados, causado por el plan de Babilonia para derribar muchos gobiernos. Este plan ha causado el caos y la anarquía, y muchos han huido a los países occidentales para refugiarse. Es irónico que huyan a las mismas naciones que han causado el caos en sus propios países. Al final, los gobernantes de Babilonia no se dan cuenta de que han establecido la señal de colapso que fue profetizada por Isaías. Isaías 21: 8,9 continúa,

Y él gritó como un león: Señor, sobre la atalaya estoy siempre día tras día, y paso las noches enteras de guardia; 9 y he aquí que vienen hombres montados, jinetes de dos en dos. Después respondió uno y dijo: Cayó, cayó Babilonia; y todos los ídolos de sus dioses yacen rotos en tierra.

Juan nos dice en Apocalipsis 14: 8 que el que responde al vigilante es un ángel. Lo identifico como el Ángel de la Claridad Abundante del Amor. Es el ángel que le da una visión clara al puesto de observación mientras se esfuerza por ver lo que viene y presta mucha atención para entender lo que ve. Juan habla de Babilonia como la "que ha hecho que todas las naciones beban del vino del furor de su fornicación" (Apocalipsis 14: 8). Pero Isaías 21:10 dice,

10 ¡Oh pueblo mío, trillado y aventado!, os he dicho lo que oí de Yahweh de los ejércitos, Dios de Israel.

Una era de trilla es el terreno donde se trilla el trigo a fin de eliminar el desperdicio y lo hacen apto para el consumo. La palabra latina para un "trillo" es tribulum, de la que deriva la palabra tribulaciónEn el lenguaje metafórico hebreo, una era era un lugar de aflicción. Así que cuando Isaías dice que las personas han sido "trilladas" en la "era", se refería a la cautividad de Babilonia, que (en su día) estaba aún por llegar. Isaías vivió para ver los asirios poner a la casa de Israel en cautiverio, pero no nos está diciendo que Asiria ha caído; sino que se refiere a la cautividad de Babilonia, porque esto se relaciona mejor con las profecías de Daniel con respecto a Babilonia y los sistemas bestia en general.

Cuando vinculamos las dos profecías de Isaías y Juan, vemos que la cautividad de Babilonia ha trillado a las personas, forzándolas a "beber el vino de la pasión de su inmoralidad". En otras palabras, Babilonia fue representada como una ramera, una "mujer" espiritualmente sin ley que pretende ser la esposa de Cristo. Ella es una ramera, porque la única manera de ser parte de la verdadera esposa de Cristo es a través del contrato de matrimonio de la Nueva Alianza. Pero Cristo no tiene intención de casarse con Babilonia.

Uno debe ser parte de la Nueva Jerusalén que será la que se casará con Cristo (Apocalipsis 21: 2), pues ella es la verdadera esposa de Cristo. Esta ciudad-novia se representa en Gálatas 4:26 como "Sara", la madre de los que son llamados como herederos de las promesas de Dios. Los que afirman la antigua Jerusalén como su madre espiritual son hijos de la carne y en última instancia deben ser echados fuera (Gálatas 4:30).


Los hijos de la Agar espiritual son las personas de la Antigua Alianza, que son gobernadas por el miedo. Los hijos de la Sara espiritual son de la Nueva Alianza, que es gobernada por el Amor.

Etiquetas: Serie Enseñanza
Categoría: Enseñanzas

Dr. Stephen Jones

No hay comentarios:

Publicar un comentario