TRADUCTOR-TRANSLATE

HORA DE LEVANTARNOS DEL SUEÑO versus UNA COSA TE FALTA



Les presentamos un muy bueno y pertinente artículo de nuestros queridos hermanos de Mensaje de Paz en Colombia, corroborando lo que ya nos anticipó vía e-correo, al compartirnos lo que el Señor estaba ministrando a su corazón. Entre otras cosas dice el hermano:

"Hemos vivido para nosotros mismos y verdaderamente no hemos estado enfocados en los deseos del Señor; hemos incluso deseado ser "bendecidos" pidiendo que nos vaya bien en el mundo. Nuestro intento ha sido salvar nuestras vidas y conformarnos a este siglo, pero eso sí, decimos Señor Señor".

Al respecto nosotros queremos hacer notar que hemos estado observando un patrón subyacente en los últimos artículos publicados en el blog, casi al tiempo del inicio de la actual Campaña de Oración "Descartar a Todos los que Atan". El patrón es que el señor quiere un pueblo sellado con Su marca: dependencia y total confianza en Él para nuestro sustento y ministerio. Esto en oposición a la marca de la bestia: el dinero, persiguiéndolo en todo lo que hacemos (manos) y en todo lo que maquinamos para conseguirlo (frentes o mentes).

Recordamos lo que el Señor nos decía en los artículos se Stephen Jones sobre Apocalipsis y la marca y número de la bestia, de tener un enfoque como pueblo de Dios no en el dinero sino en el Señor. Por contra, la marca de la bestia claramente señala a la Prosperidad (enfoque en las necesidades materiales), que tanto hoy persiguen, a cual más, el mundo y Laodicea. Mensaje de Paz nos dice lo mismo al hablarnos del ojo sencillo de la pureza de intención y de buscar primeramente el Reino y su justicia y no orar porque nos vaya bien en este mundo con las añadiduras.

En otro artículo de Jones, "La Lección del Joven Rico en Clave de Vencedor", intuíamos que muy posiblemente la piedra de toque del Vencedor sea desposeernos de todo y vivir exclusivamente bajo Su palio sustentador. Más tarde o más temprano el Señor, no nosotros, nos encerrará en ese valle de decisión, "cul de sac" o callejón sin salida. A unos más a trancas y barrancas que a otros, pero que todos, como hizo a la postre el joven rico, deberemos de atravesar si es que vamos a vivir la vida en clave de Vencedor. Nos hacíamos eco de esto mismo allá por el mes de marzo cuando comentábamos esto con Mauricio y Rafael en nuestro artículo "La Clave de los Vencedores (Fieles)...": http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2013/10/la-clave-de-los-vencedores-fieles-vi.html

También hemos advertido últimamente entre varios hermanos que el Señor está transformando en Guerreros que pelearán la Batalla Final en Su Ejército, tratos especiales y restricciones, principalmente en el aspecto económico (porque estamos observando también aflicciones en el aspecto de salud), pues el amor al dinero es la raíz de todos los males. El objetivo es que aprendamos la difícil lección de la dependencia exclusiva en Yahweh Jireh (en palabras de Teresa de Ávila: el desasimiento), buscando solamente Su Reino y Su justicia, sin preocuparnos por nada más; es decir, nosotros ocupándonos de los asuntos de nuestro esposo y confiando que Él lo hará de los nuestros. Es cierto, llevamos mucho tiempo a pan y agua en la cueva como los profetas que Abdías escondió de Jezabel; o como Elías en Querit, sustentados por los cuervos (solo por oficio de la oración, pidiéndole a Dios y no a los hombres) y un arroyuelo que solo fluye cuando a Dios le place hacer llover, sea poco, mucho o nada; o como después solo con pan en la casa de la viuda pobre, antes de estar en condiciones de poder partir a ungir a reyes y profetas en las naciones.

Mientras redactamos esto el Señor nos lleva al pasaje de Deuteronomio 11: 10-32, que es una semblanza maravillosa de la vida en el espíritu, en la que las lluvias de bendición son precedidas de la obediencia y el alejamiento de toda idolatría del corazón, versus la vida en la carne de Egipto, donde uno se la busca en la fuerza natural, representada por el riego artificial con el pie, que dirige el agua del río a los surcos o parcelas de tierra deseados. Para mi sorpresa, ¡es el mismo pasaje donde vemos la marca del Señor en la frente y en la mano!:

18 Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos.

Por tanto, ¿Cruzaremos la línea? ¿Oraremos para que Dios nos lleve al lugar donde estemos dispuestos a saltar al vacío, sabiendo que es el vacío del hueco entre las manos de Dios? 


Marcos 10:21

Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: UNA COSA TE FALTA: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz.

No se pierdan pues el artículo referenciado de Mensaje de Paz en el siguiente enlace:




2 comentarios:

  1. Amen. Gracias. A veces lo difícil es saber cual es la voluntad de Señor, porque en todo caso, el Señor utiliza la cotidianidad de las circuntancias para enseñarnos lecciones. Lo cierto es que hay un llamado a través dd varios ministerios por todo el mundo, para que despertemos, como esta escrito en Zacarias 1, para que entremos por la puerta de un nuevo ámbito espiritual, de un lugar muy diferente al que conocemos, las tribulaciones actuales hacen parte del ciclo y de la puerta que estamos dejando atrás y que se esta cerrando. Muchas bendiciones.
    Mauricio Sánchez

    ResponderEliminar