TRADUCTOR-TRANSLATE

SALMOS 111 Y 112 (Audios), Martin Stendal


Martin Stendal-Salmo 111- 26 Marzo 2017


NOTA DEL ADMINISTRADOR:
Desde el minuto 34' en adelante el precioso y fiel hermano Martín trata un tema que suele comentar en muchas de sus prédicas. Se trata de que los vencedores del milenio estarán siendo probados en prosperidad para ver si califican para gobernar por la eternidad. Da para ello algunos argumentos, tales como que el el Señor dice que "reinarán con Él mil años", pero no dice que reinarán por la eternidad; dice que la mayoría de los vencedores han sido probados en adversidad pero no en prosperidad; dice que en la Nueva Jerusalén sólo hay "oro" y "piedras preciosas", pero no hay "plata", porque la plata hay que estarla limpiando y brillando, porque no se mantiene limpia y brillante como el oro ..., etc.

No nos consideramos capacitados para juzgar a Martin, pero en cuanto a este asunto aún no hemos encontrado confirmación y tenemos ciertos argumentos que nos hacen dudar al respecto, al menos todavía: 

Primero, los santos vencedores son mártires en vida, como el propio Martin ha dicho en múltiples ocasiones, esto supone que han muerto a sí mismos y que han aprendido el contentamiento (en lo mucho y en lo poco; como lo dice Pablo en Fil. 4:1: No lo digo porque tenga escasez, pues HE APRENDIDO A CONTENTARME, cualquiera que sea mi situación). José, Moisés, Daniel, Nehemías, y todos los vencedores, primeramente fueron tratados en adversidad, y después estuvieron capacitados para administrar en prosperidad; pues de lo contrario no serían vencedores. El caso de Salomón, que Martin menciona, es muy diferente. El probablemente no fue tratado, que sepamos, como lo fue su padre David antes de recibir el trono, y esa tal vez sea la razón de que, aunque tuvo un bien intencionado comienzo, muy pronto se desvió y apostató.

Segundo lo que es probado por fuego son las obras de cada uno, no la persona en sí,

1 Corintios 3:15
Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

Apocalipsis 14:13
Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras CON ELLOS siguen.

¿Qué clase de vencedores serían si aún tuvieran que vencer?

Witness Lee dice que una vez que todos los creyentes hayan sido completamente transformados, todos serán reyes y sacerdotes,

Apocalipsis 1:6
y nos hizo REYES Y SACERDOTES para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.

Apocalipsis 5:10
y nos has hecho para nuestro Dios REYES Y SACERDOTES, y reinaremos sobre la tierra.


Apo 2:11 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venza, no sufrirá ningún daño por parte de la muerte segunda.
Apo 3:12 Al que venza, yo lo haré columna en el santuario de mi Dios, y nunca más (en el hebreo es una negación absoluta) saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.
Apo 3:21 Al que venza, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Nos parece que los versículos anteriores dan a entender que el vencedor adquiere en el Milenio una posición definitiva e inalterable.

Apo 21:4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.
Apo 21:7 El que venza heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.
Apo 21:21 Y las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, como cristal transparente.
Apo 22:3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,

Nos parece que estos versículos hacen referencia al final del Milenio, con los nuevos Cielos y la nueva Tierra y se refieren, no a los vencedores, que ya vencieron antes de entrar al Milenio, sino al resto de los creyentes (quienes, según Witnes Lee, estarán todavía en proceso de maduración durante el Milenio; o, según Stephen E. Jones que nos parece más acertado, sólo resucitarán en la Segunda Resurrección al final del Milenio, junto con los incrédulos; y, aunque los creyentes no entrarán al Lago de Fuego, recibirán más o menos azotes - Luc. 12:47-48; es decir tendrán que ser disciplinados por los vencedores hasta madurar).


Martin Stendal-Salmo 112- 26 Marzo 2017


Biblias sin Fronteras (vídeo):






Auditorio del Centro Comercial Los Héroes

Domingos a las 16:30 Horas

Bogotá-Colombia-Suramérica

No hay comentarios:

Publicar un comentario