TRADUCTOR-TRANSLATE

DEUTERONOMIO - DISCURSO 5: Cap. 3: La falsa adoración prohibida, Dr. Stephen E. Jones


Capítulo 3
La falsa adoración prohibida


En Deut. 16:21,22 Dios prohíbe la adoración falsa en el Reino:

21 No plantarás para ti Asera de ninguna clase de árbol junto al altar del Señor tu Dios, que has de hacer por ti mismo. 22 Ni levantarás para ti mismo estatua (pilar) que el Señor tu Dios aborrece.

El término Asera se traduce en la KJV "arboleda". Plantar arboledas era común entre los cananeos que adoraban a Baal, debido a que estaban destinadas a honrar a Astarté, la consorte de Baal. Así, Dios prohibió esta práctica religiosa en Israel.

Sin embargo, en los últimos años los israelitas adoptaron en gran medida la práctica de los cananeos y construyeron bosques alrededor de sus altares en todo lugar sagrado. Esta es una de las principales razones por las que Dios echó a Israel de la Tierra. Leemos en 2 Reyes 17: 10-12,

10 Y ellos mismos establecieron pilares sagrados y Aseras [plural de Asera] en todo collado alto y debajo de todo árbol frondoso, 11 y allí quemaron incienso en todos los lugares altos a la manera que las naciones que Yahweh había expulsado delante de ellos lo habían hecho; e hicieron cosas muy malas provocando la ira de Yahweh. 12 Y sirvieron a ídolos, de los cuales Yahweh les había dicho: "No habéis de hacer esto".

El resultado se ve en el versículo 18,

18 Así que el Señor estaba muy enojado con Israel, y los quitó de su presencia; no quedó sino sólo la tribu de Judá.

Incluso Judá siguió las mismas prácticas durante la mayor parte de su historia, a partir de Salomón (2 Reyes 23:13). Hubo, sin embargo, algunos reformadores como el rey Josías, quien convirtió el templo de un centro de culto a Baal para volver a ser un templo de Dios (2 Reyes 23). Sin embargo, entonces ya era demasiado tarde para evitar el juicio divino.


Los árboles y los pilares cerca del altar

Sabemos por Génesis 1 y 2 que Dios fue el Creador de todos los árboles y arboledas de árboles y que Él los declaró "buenos". La pregunta es ¿por qué Dios prohibiría todos los árboles cerca de Su altar? ¿Había algo inherentemente malo acerca de los árboles que hizo que Dios objetara tal práctica? Obviamente no. Incluso el propio Abraham plantó una "arboleda" (KJV) cuando construyó un altar en Beerseba. La NASB en Génesis 21:33 y 34 dice,

33 Y plantó Abraham un árbol tamarisco [eshel] en Beerseba, y allí invocó el nombre del Yahweh, el Dios eterno. 34 Y moró Abraham en tierra de los filisteos por muchos días.

La palabra hebrea usada aquí no es asherah, sino eshel. No obstante, no hay duda de que Abraham plantó un árbol específico cerca de ese altar, una práctica que más tarde Moisés prohibió. El factor importante es que si Israel adoptaba las costumbres de los cananeos para el culto, no pasaría mucho tiempo antes de que aceptaran su significado religioso.

Durante la época de Abraham, el culto a Baal no era tan generalizado. Su arboleda fue plantada en la tierra de los filisteos, que adoraban a Dagón, el dios pez. Unos siglos más tarde, sin embargo, cuando Israel conquistó Canaán, el culto a Baal estaba muy extendido en la Tierra, por lo que Dios instruyó a la gente a no plantar cualquier árbol en las proximidades de sus altares de culto. Tampoco debían levantar pilares. En lugares secos, donde los árboles no podían crecer, los pilares (o postes) servían como sustitutos de los árboles.

Mientras los pilares fueron prohibidos bajo Moisés, Jacob no pensó nada acerca de establecer un pilar en un altar en Betel. Génesis 35:14 y 15 dice,

14 Y Jacob erigió una señal en el lugar donde había hablado con él, una señal de piedra, y derramó una libación sobre la misma; también derramó aceite sobre ella. 15 Entonces Jacob llamó al lugar donde Dios había hablado con él, Betel.

La palabra para "pilar" aquí es matstsebah. Es la misma palabra que Moisés usó en Deut. 16:22 cuando se prohibió instalar pilares cerca de sus altares. Vemos, pues, que los propios pilares no son ni buenos ni malas, sino que el uso que los hombres hacen de ellos, sobre todo en el culto, determinará si se trata de un pecado o no.


Culto cananeo a Baal

Así que vamos a ver más profundamente el culto cananeo y su origen. De acuerdo con el Manual Bíblico de Halley, página 156,

"Baal era el dios principal; Astarté, la esposa de Baal, su diosa principal. Ella era la personificación del principio reproductivo en la naturaleza. Ishtar era su nombre en Babilonia; Astarté su nombre griego y romano … Los templos de Baal y Astarté generalmente estaban juntos. Las sacerdotisas eran prostitutas del templo. Había sodomitas que eran prostitutos de templo [homosexuales]. El culto a Baal, Astarté, y otros dioses cananeos consistía en las orgías más extravagantes; sus templos eran centros de vicio".

¿De dónde los cananeos (y otros) sacaron la idea de que el culto debía centrarse en torno a la sexualidad? Sus orígenes se remontan a su interpretación de la caída del hombre en el Jardín del Edén. Ellos creían que Adán y Eva cayeron a través de las relaciones sexuales, ya sea con la "serpiente" o entre sí. Su teología se basaba también en la astrología, que incluye un estudio de los siete planetas visibles, que en aquellos días incluían el sol y la luna. Creían que el hombre cayó de los cielos en siete etapas sucesivas, cada una representada por un planeta diferente. La etapa final era la luna, que tomaron como un símbolo sexual. De ahí que su religión enseñaba que cuando Adán y Eva llegaron a esa última etapa sexual, -de la luna- su caída o descenso del Cielo fue completado.

Su camino de salvación, es decir, el camino de regreso al Cielo, se creía que era el mismo camino a la inversa que Adán y Eva tomaron en su descenso. En otras palabras, ellos fueron obligados a regresar por el mismo camino en el que habían caído, comenzando desde la "luna". Los templos de Baal proveían a la gente ese primer paso en su ascensión al Cielo. Podían ir a las arboledas y tener relaciones sexuales con los representantes de su dios (sacerdotes y sacerdotisas) y así comenzar a "purificarse" a sí mismos en su viaje de regreso a las estrellas.

Deut5Chap3-1.pngEste programa de siete pasos también estuvo representado por la torre de Babel, construida como una pirámide de siete escalones con un templo en la parte superior de vidrio verde, desde el cual las personas saltarían al Cielo. Esta torre se convirtió en el modelo para la catedral Capstone, construida por Neil Frisby en Arizona. Fue coronada por una pirámide de cristal verde-azul en la parte superior. El enseñó que cuando el "rapto" estuviera cerca, Dios se lo diría, para que pudiera informar a sus seguidores. Ellos entonces se reunirían en su mini-torre de Babel para entrar en el Cielo.

Otra forma de esto se encuentra en los templos mormones, que contienen representaciones del Jardín del Edén en una habitación detrás de sus altares. Sus jóvenes son "purificados" o "bendecidos" en un acto que es una versión limpiada de la teología cananea. Gran parte de este aspecto de su teología fue probablemente adoptada de la Masonería a través de la influencia de Brigham Young, que convirtió al mormonismo en una rama de la masonería en la década de 1830. El Rito Escocés se precia de que son los sucesores de la Religión de Misterio Egipcia que no era tan diferente del culto cananeo de Baal.

La interpretación cananea y babilónica de la historia en Génesis 3 sexualiza la caída del hombre y luego siempre proporciona su "solución" al problema. Construyeron templos y campos que recordaran el Jardín del Edén. Sin embargo, su solución, hecha por el hombre, sólo perpetuó la carnalidad y el vicio de la humanidad y no hizo nada para purificar al pueblo ni para conformarlo a la imagen de Cristo.

Este es el sistema de creencias religiosas que Dios prohibió a fin de salvaguardar a los hijos de Israel de caer en los mismos vicios carnales que se encontraban entre los cananeos. La prohibición de las arboledas y pilares como objetos de culto en los altares o en los templos era la manera de Dios de repudiar su interpretación teológica de Génesis 3. Eso, por supuesto, es un tema en sí mismo, y para tratarlo justamente se requeriría más espacio del que tenemos en este contexto actual.


El Espíritu de la Ley

Algunos han utilizado esta prohibición de los árboles para hablar contra los árboles de Navidad cerca de los altares en la iglesia. Han identificado este sistema con el de los cananeos. Sin embargo, una vez más, el espíritu de la Ley -la intención de Dios- tiene que ver con la adoración. Si los hombres adoran a los árboles de Navidad, entonces es un pecado evidente. La mayoría de la gente considera que sus árboles de Navidad son símbolos de una nueva vida y aplican esto al nacimiento del Mesías. Y otros simplemente les gusta decorar la casa o el local de culto para traer un ambiente de alegría. Dios conoce la intención del corazón de cada hombre.

En los días de Abraham no había nada malo con la plantación de un bosque (o árbol), cerca de un altar de culto. Para Abraham significaba algo que era totalmente diferente que en los siglos posteriores, cuando los israelitas estaban imitando a los cananeos y adoptando muchas de sus prácticas religiosas. El simbolismo religioso, entonces, es lo que los hombres interpretan que sea. El hecho de que la práctica pagana y la falsa religión utilicen determinados símbolos para significar cosas malas no significa que las Escrituras estén de acuerdo con sus interpretaciones.

Hay muchos símbolos en el mundo, y cada religión les concede su propio significado. Debido a la complejidad del simbolismo, lo mejor es dejar la mayoría de estos asuntos a la conciencia de cada persona. Si estudiamos las Escrituras y conocemos la mente de Cristo, entonces estaremos preparados para ser guiados por el Espíritu Santo. A los cristianos en algunos países les resultará necesario prohibir ciertos símbolos, que no presentan ningún problema en otros países.

La principal preocupación, tal vez, es que los cristianos sigan siendo distintos. Deben tener cuidado de no adoptar las prácticas de otras religiones, en un intento de mezclarse o minimizar la distinción entre Cristo y otros "salvadores". El ejemplo de Israel sirve para mostrar que la tendencia carnal del hombre es caer lejos del verdadero Dios y adoptar otras religiones. Por lo tanto, no hay escasez de falsa comprensión de Dios en el mundo, y el hombre encuentra continuamente tales creencias y prácticas resonando en su mente carnal.


De esa manera el verdadero cristianismo está siempre en desventaja. Nuestra ventaja es el poder del Espíritu Santo manifestándose en nuestros corazones y vidas, pero cuando se pierde o rechaza al Espíritu Santo, es inevitable que empezaremos a buscar otras religiones para nueva vida. Dios le dijo a Israel que no plantara arboledas o construyera pilares cerca de sus altares, porque sabía que si sus altares se parecían a los de los adoradores de Baal, los hijos de Israel pronto podrían perder de vista la distinción entre Yahweh y Baal. Podría ser que luego empezaran a imitar a otras prácticas y doctrinas de Baal y Astarté. Al final de ese camino está la degradación total y la potenciación de la mente carnal del hombre en la religión.


http://www.gods-kingdom-ministries.net/teachings/books/deuteronomy-the-second-law-speech-5/chapter-3-false-worship-banned/

No hay comentarios:

Publicar un comentario