TRADUCTOR-TRANSLATE

FIJACIÓN BAJO LA LEY: 1- Una visión más amplia. Joseph Herrin




Este es el segundo libro en el que he incluido un capítulo titulado "Una visión más amplia".

He encontrado que ciertas verdades del Reino son difíciles de comprender, a menos que primero imaginemos el gran alcance panorámico de las obras y planes de Yahweh. Cuando nosotros nos centramos sólo en un tema, aparte de discernir la intención última del Gobernante y Creador del universo, se nos impide aprehender la verdad y alcanzar la mente de Cristo. Esto es especialmente cierto cuando uno empieza a explorar el propósito y los límites de la Ley, que fue entregada a Moisés en el Monte Sinaí.

La siguiente historia se presenta para ilustrar el papel de la Ley, y cómo dos diferentes pueblos pueden ver su propósito y función de maneras muy diferentes.


La parábola
Hubo un gran hombre de inmensa riqueza, poder y visión. Concibió un plan para construir una ciudad en la cual pudiera poner Su nombre. Esta ciudad sería el centro de su imperio, y la obra más grande alguna vez lograda. El hombre comenzó a formar su plan maestro. La ciudad se iba a construir perfecta y todo se comenzó. No habrá nada desagradable en la ciudad. Las líneas eléctricas correrán todas bajo tierra. El alcantarillado y el sistema para los residuos será igualmente logrado a través de medios que hagan imposible que nunca haya nada impuro, maloliente o desagradable a los sentidos, que pase ante los ojos de los habitantes.

La ciudad será de belleza, pureza y paz. Están diseñados extensos jardines y tranquilos espacios para la contemplación. Un sistema de transporte se prevé que se ejecutará totalmente por energía solar, con descanso eficiente y cero emisiones. Nunca habrá un automóvil, u otro dispositivo que llene el aire con ruido o contaminación, o añada congestión a las calles. El pensamiento para el diseño de esta ciudad es inmenso. Ningún aspecto se deja sin considerar. Ningún gasto se considera demasiado grande.

Se elige la ubicación de la ciudad. Se sentará en una parcela de tierra estéril. La tierra debe ser transformada a una condición paradisíaca. El sitio ha sido elegido con cuidado. Se recibe suficiente luz del sol, y está libre de cercanos contaminantes del medio ambiente. El lugar elegido no tiene habitantes. Nadie lo considera, porque en apariencia es una tierra seca y árida sin nada que atraiga al alma del hombre.

Este gran visionario sabe que va a haber muchas generaciones antes que la construcción de la ciudad pueda comenzar. Grandes cantidades de dinero y material de primera deberán ser almacenados hasta entonces, porque es una obra colosal a realizar. Es importante preservar la tierra en su condición natural, hasta llegue el momento en que a la ciudad se construya. Deberá estar protegida contra cualquier cosa que haría contaminar la tierra y hacerla inadecuada para su desarrollo, hasta el tiempo en que la ciudad surja del desierto.

Por lo tanto, el hombre contrata gente para construir un muro alrededor de la propiedad. Él les da a cargo el muro, dándoles instrucciones de mantener alejados a los intrusos. El advierte que sean vigilantes porque nada debe entrar que altere el estado de la tierra hasta que llegue el tiempo que esté lista para construir su ciudad. A continuación, se va para prepararse para su gran obra.

Generación tras generación. La visión de la ciudad se pasa al hijo del hombre, y luego al hijo de ese hombre, con el solo enfoque de seguir acumulando la riqueza, desarrollar la tecnología, y almacenar el material para la construcción de la ciudad.

Al mismo tiempo, las personas encargadas de la vigilancia del muro continúan su tarea. A medida que pasa de una generación a otra, las personas que guardan el muro se olvidan del objetivo previsto para la tierra. Todo lo que les importa es que tienen un deber, y un cargo que mantener. Deben proteger la tierra, y mantener alejados a los intrusos. Han de evitar que la tierra sea alterada de ninguna manera.

Estas personas están orgullosas de su vocación. Comienzan a pensar en la tierra y el muro como propios. Se les ha dado a ellos como su propio encargo sagrado. Aunque todo es estéril dentro, creen que no hay lugar en la tierra que sea más valioso. El inmenso muro alrededor de la propiedad da evidencia de su valor. De hecho, el muro se vuelve inmensamente valioso para ellos, ya que se centran más en él y el propósito al que sirve, que en la tierra que se guarda dentro de él.

Más generaciones pasan, y el tiempo está próximo para que los descendientes del visionario construyan la ciudad. Todo está listo. Una inmensa procesión de los trabajadores acompañan al propietario de la tierra a la propiedad. Llegan al muro con el equipo, los ingenieros, los planos, y todo lo necesario para construir ese paraíso en el desierto. Es una hora de importancia trascendental. La hora de transformar el árido desierto en un paraíso está al alcance.

El trabajo imaginado muchas generaciones antes, que ha sido el deseo y la pasión del propietario de la tierra y sus descendientes, ha de ser llevado a gloriosa fructificación.

En el muro el propietario de la tierra y sus trabajadores se enfrentan a las personas que fueron puestas a cargo de cuidar la tierra. Estos guardianes han olvidado la razón por la que el terreno fue comprado. Han estado tan centrados en el muro, y en el mantenimiento del mismo, que han perdido por completo la visión más amplia. Ellos no entienden que el muro fue construido para una temporada, y una función específica. Para ellos el muro se ha convertido en lo más importante. Su papel como guardianes es todo lo que ellos perciben.

Al ser un pueblo orgulloso, los guardianes del muro no están dispuestos a renunciar al trabajo que les dio el propósito y el carácter distintivo. A pesar de que están invitados a participar en esta empresa muy superior, y se les aseguran papeles clave en la construcción de la ciudad y casas cuando se hayan completado, son indiferentes. Se niegan a cooperar con el propietario del terreno.

¡Qué ciegas son estas personas! Ellas no ven que todo el interior de sus muros es estéril, desértico. Podrían ser poseedores del paraíso. La familiaridad y el orgullo de su función única, tiene una mayor atracción que ver la visión gloriosa del propietario cumplida.

El muro se ha mantenido durante siglos. Se ha convertido en un ídolo para las personas que cuidan de él, una cosa que debe ser adorada. A los ojos de los propietarios, no es más que piedra antigua y mortero. Ha servido a su propósito. Se ha cumplido el propósito para el que fue construido por sus antepasados. Aunque el muro es impresionante, es una mera sombra de lo que ha de reemplazarlo. Ha llegado la hora de que el muro dé paso a cosas mucho mejores. El muro debe ser derribado para que la ciudad paradisíaca sea levantada.


La explicación
El gran hombre de visión es Dios. Él ha desarrollado un plan maestro de inmensa gloria. Él va a transformar el corazón estéril y sin vida del hombre en un jardín de gloria y abundante vida. Yahweh designa a su vez un Hijo que surgirá que va a cumplir Su visión. El tiempo cuando se establezca el plan está aún muy lejos. El corazón del hombre debe ser salvaguardado hasta que el trabajo se logre. Por lo tanto, se les da la Ley, y unas personas asignadas como ministros de la Ley, hasta el tiempo de la corrección, cuando se volverá a formar el corazón del hombre.

Si los ministros de la Ley nunca percibieron el verdadero plan de Yahweh para la transformación de las almas estériles en oasis de vida y belleza, es que han perdido la comprensión. La Ley ha sido muy importante para ellos. De hecho, es una cosa que han llegado a adorar. Cuando llegó el momento del Hijo de lograr la visión del Padre, los guardianes de la Ley le resistieron. En sus actos se reveló que se preocupaban más por su posición, que por la visión del Dios que los había elegido como ministros.

En el Pueblo de Dios, porque la visión espiritual está en marea baja en esta última hora, hay pocos que perciben el mayor alcance del Plan del Padre. No se enseña en las iglesias de este tiempo. En consecuencia, los cristianos de hoy, al igual que los judíos antes que ellos, no perciben que la Ley fue dada por un tiempo y un propósito específicos. Su papel divino era sólo una parte de un plan mayor. La Ley fue verdaderamente una inspiración divina; su función muy importante, pero debe ceder el paso a cosas mayores.


Los límites de la ley
A través de numerosas Escrituras se revela que la Ley tiene un papel limitado de duración. No fue pensada para influir sobre el hombre para siempre. Los que miran con estrechez la obra de Dios están impedidos para percibir el fin de la Ley. Son incapaces de percibirla en el contexto más amplio del plan maestro de Yahweh. Muchos cristianos están regresando a una observancia de los días de fiesta, lunas nuevas, días de reposo y las regulaciones dietéticas. Ellos están tratando de llegar a ser más "judíos", en la creencia de que esto constituye un retorno al cristianismo auténtico. Concomitante con la adopción de la cultura judía se da un retorno al gobierno de la Ley. Esto no conduce al cristianismo auténtico, sino más bien lejos de Cristo.

Gálatas 5: 4, Vacíos sois del Cristo los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.

Las siguientes Escrituras del Padre proclaman duración limitada de la Ley.

Gálatas 3:19, ¿Pues de qué sirve la ley? Fue puesta por causa de las rebeliones, hasta que viniese la Simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por los Ángeles en la mano de un Mediador.

Esta es la verdad que muchos no recibirán en esta hora. La Ley fue dada para cumplir con un propósito hasta que viniera la descendencia, la semilla. Yahshua es la semilla del Padre. Él ha llegado. La Ley ha cumplido su papel de juez. Ya no es el árbitro del comportamiento justo e injusto para aquellos que han nacido del Espíritu. Este es un tema para un capítulo posterior. A continuación se presentan más Escrituras que anuncian la vigencia limitada de la Ley.

Romanos 7: 1-4, ¿O ignoráis, hermanos (hablo con los que conocen la ley), que la ley solamente se enseñorea del hombre entre tanto que vive? 2 Porque la mujer está sujeta a marido, mientras el marido vive está obligada a la ley; mas muerto el marido, ella es libre de la ley del marido. 3 Así que, viviendo el marido, se llamará adúltera si fuere de otro varón; mas si su marido muriere, es libre de la ley (del marido); de tal manera que no será adúltera si fuere de otro marido. 4 Así también vosotros, hermanos míos, sois muertos a la ley en el cuerpo del Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, para que fructifiquemos para Dios.

Una y otra vez los apóstoles declaran que la duración y el propósito de la Ley eran limitados. La intención se completa cuando un hombre o una mujer ha nacido de la semilla de Cristo y llega a ser participante de un Mejor Pacto.

Gálatas 4: 1-5, También digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del siervo, aunque es el señor de todo; 2 pero está bajo la mano de tutores y administradores hasta el tiempo señalado por el padre. 3 Así también nosotros, cuando éramos niños, éramos siervos bajo los elementos del mundo. 4 Mas venido el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer, nacido súbdito de la ley, 5 para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

Hebreos 9: 9-10, Lo cual era figura para el tiempo presente, según el cual se ofrecían presentes y sacrificios que no podían hacer perfecto en cuanto a la conciencia al que servía con ellos, 10 ya que consiste sólo en viandas y en bebidas, y en diversos lavamientos, y ordenanzas de la carne impuestas hasta el tiempo de la corrección.

Hebreos 8:13, Diciéndolo nuevo, dio por viejo al primero; y lo que decae y se envejece, cerca está de desvanecerse.

La verdad del propósito limitado de la Ley en el plan de Yahweh se manifestó en varias ocasiones, sin embargo, los hombres que no han captado la visión más amplia del Plan Divino de Yahweh son reacios a aceptar este hecho. La Ley ha sido muy importante para algunos. Se ha convertido en un ídolo, que se coloca en lugar de la relación con Dios a través de Cristo.


En los capítulos siguientes voy a exponer el alcance del plan de Yahweh para la humanidad. Yo trabajo para mostrar la Ley en el lugar que le corresponde en este plan. Es mi sincero deseo de que los que aman la verdad sean ayudados a llegar al conocimiento de ella.


Publicaciones Heart4God :

No hay comentarios:

Publicar un comentario