TRADUCTOR-TRANSLATE

DANIEL 12 (7): CICLO DE BENDICIÓN, dr. Stephen E. Jones

14 de septiembre 2015



La revelación angélica concluye en Daniel 12:12,

12 Bienaventurado el que guarda espera y alcanza los 1.335 días.

Ninguna explicación se da para este ciclo de tiempo. No se nos dice si es único o si es 45 días después de un ciclo de 1290 años. Todo lo que podemos hacer es observar cómo se ha cumplido en la historia, porque cuando nos ocupamos de la profecía, la historia es su cumplimiento y explicación.

Tengo una moneda (réplica) del Imperio Otomano con fecha por ambos lados, como es el caso con muchas monedas de Medio Oriente. A un lado de la moneda la fecha es según el calendario occidental: 1917. En el reverso está fechada según el calendario islámico: 1335.

En otras palabras, en 1917, cuando el general Allenby tomó Jerusalén según el Imperio Otomano, fue el año 1335 en el calendario lunar islámico. Su calendario lunar comenzó con la "hégira" o huida de Mahoma de La Meca, en el año 622 dC. El espacio de 1335 años lunares es justo 1295 años solares (622 +1295 = 1,917).

El año 1917, entonces, es el ciclo más obvio de 1335, cuando se ve como un ciclo independiente que no está unido a un periodo anterior 1290 años. Este ciclo no parece ser una extensión de los ciclos de 1260 o 1290, aunque en términos generales, podríamos argumentar que marcaron caídas del Imperio Otomano. De hecho, mediados de 1800 era conocido como "el hombre enfermo de Europa", un término acuñado por el Zar de Rusia en 1853.

1844 fue 1260 años lunares después de la Hégira en el año 622 dC.
1874 fue 1290 años lunares después de la Hégira en el año 622 dC.
1.917 fue 1335 años lunares después de la Hégira en el año 622 dC.

El Imperio Otomano fue un factor en la profecía bíblica, representado sobre todo en Apocalipsis 9, donde se nos da el momento de su surgimiento (o dominio) como "la hora, día, mes y año" (Apocalipsis 9:15). En la profecía esto es 391 años. (1 día = 1 año, 1 mes = 30 años; 1 año = 360 años), que data de 1453, cuando los otomanos conquistaron Constantinopla (actual Estambul), 391 años más tarde se llega hasta el año 1844, que fue cuando el Imperio Otomano comenzó a declinar.

Como este declive se intensificó, surgió un movimiento que exigía el fin del gobierno absoluto del Sultán y el establecimiento de una monarquía constitucional. Una constitución fue escrita por último, en 1876, que bien puede haber sido debido a los esfuerzos políticos clave en 1874 (es decir, 1290 años después de la Hégira). Está lo suficientemente cerca para ser significativo.

Por último, como ya mostré, Jerusalén fue tomada por el Imperio Otomano en 1917, y después de la 1ª Guerra Mundial, el Imperio Otomano fue disuelto. La República de Turquía fue establecida en su lugar en 1923, que tiene mucho menos territorio.


1335 años lunares desde el 688 (Cúpula de la Roca)
Ya hemos demostrado la importancia del 688 dC, cuando comenzó la construcción de la Cúpula de la Roca (también conocida como la Mezquita de Omar) en Jerusalén. El 688 dC fue 1290 años lunares después que los sacrificios terminaron en el templo de Salomón.

Si usamos 688 como punto de partida, podemos calcular:

688 dC + 1260 años lunares = 1910 dC
688 dC + 1290 años lunares = 1940 dC
688 dC + 1335 años lunares = 1983 dC

El Imperio Otomano se convirtió en una monarquía constitucional en 1.876-1878, pero esto duró sólo por un corto tiempo. La misma Constitución fue re-adoptada en 1908 ante la insistencia del Movimiento Jóvenes Turcos. Esto está muy cerca de 1910 dC, que era 1260 años lunares después de 688 dC.

El año 1940, por supuesto, nos lleva a la 2ª Guerra Mundial. Turquía fue neutral hasta 1945 cuando se unió a los aliados contra Alemania justo antes del final de la guerra.

Más importante, quizás, fue el año 1983, que era 1335 años lunares después de 688 dC. Este año también fue setenta años después de la aprobación de la Ley de la Reserva Federal (1913). A principios de 1980, cuando estaba haciendo mi primer gran estudio en el libro de Daniel, me pareció que Misterio Babilonia caería en 1983. En ese momento yo no entendía cómo el Factor Ezequías añadiría 10 años al principal ciclo profético de tiempo.

1983+10 años = 1993, que fue el 40º Jubileo de la Iglesia bajo Pentecostés. Incluso entonces, Misterio Babilonia no cayó. En cambio, se nos dio la autorización divina para comenzar la Campaña de Oración Jubileo, de petición ante el Tribunal Divino de la Transferencia de la Autoridad a los Santos del Altísimo. En otras palabras, Dios no derrocaría a Babilonia sólo por Sí mismo, eligió permitir que participáramos en ese derrocamiento, y esto llevó otros 21 años hasta 2014.


Ciclos proféticos que datan del 754 dC
Ya hemos mostrado cómo hubo 1260 años desde la donación de Pipino (754) hasta la transferencia total de la autoridad (2014). Puede ser que el ciclo de 1290 años demostrará ser significativo en el 2044, así como el ciclo de 1335 años en 2089. En la actualidad, no podemos preocuparnos por esas fechas, porque eso será la tarea de las generaciones posteriores, si la historia sigue para esos días.

Sin embargo, hay que destacar los puntos finales lunares del 754 dC, ya que dos de ellas se refieren a nuestro propio tiempo.

754 + 1260 = 1976 años lunares
754 + 1290 años lunares = 2005/6
754 + 1335 = 2049 años lunares

No estoy seguro de si la importancia de 1976 es vista en algún evento público. Lo más probable, es que fue importante para ciertas decisiones o acontecimientos detrás de las escenas, que aún no se han hecho públicas. El problema con los tiempos en que vivimos es que Misterio Babilonia tiene demasiados secretos.

El año 2006, sin embargo, es claramente un año importante. El 15 de marzo, 2006, llegamos al 2520º aniversario de la finalización del Segundo Templo en el año 515 aC. Más tarde ese mismo año se concluyó la Campaña de Oración Jubilar el 7 de octubre de 2006 con la declaración "Hecho está", pronunciada en Babylon, Nueva York .

En cuanto al año 2049, si va a ser una fecha "Bienaventurada", después de 1335 años lunares, otros tendrán que tomar nota de ello en ese momento.


Conclusión
Hay muchos ciclos de tiempo que se tejen juntos en un complejo tapiz de la historia profética. No siempre es fácil entender los vínculos entre todos ellos, porque hay que tener un poco de comprensión de la historia, la diferencia entre años lunares y solares, y el significado de los números. No muchos están equipados para este tipo de estudios.

Para agravar el problema, el ángel no ofreció mucha explicación a Daniel. Por lo tanto, a fin de comprender el último capítulo de Daniel, uno debe estudiar el libro de Apocalipsis, donde se nos da más detalles de la última mitad de los 2.520 años de tribulación.

En ese sentido, Daniel es un libro incompleto, o al menos una revelación incompleta. Su principal flujo de revelación histórica termina con el derrocamiento de Antíoco Epífanes y el fin del imperio bestia griego, cuyo dominio se vio interrumpido por un siglo.

Daniel 9 también reveló el período de 70 semanas que lleva al gran clímax de la historia, la crucifixión y la resurrección de Jesucristo. No hay duda de que este evento fue el clímax más importante de la revelación de Daniel. Cada revelación más allá del ministerio de Cristo estaba escondida detrás de velos, como a la espera de una futura generación cuyos profetas pudieran ver con mayor claridad.

Tal vez la razón divina era mantener a las dos venidas de Cristo ocultas hasta que el tiempo de los apóstoles. Si el ángel hubiera revelado claramente los acontecimientos más allá de la Primera Venida de Cristo, habría sido evidente que el Reino no se establecería en Su primera aparición. Entonces podrían haber conjeturado que dos venidas de Cristo eran necesarias, y podrían haber entendido las leyes de las dos aves (Levítico 14) y los dos machos cabríos (Levítico 16), que representan dos obras de Cristo.

En cambio, ha parecido bien al Padre ocultar muchas cosas, incluso en medio de la revelación, del modo en que sus propósitos se cumplirán en la Tierra. Tal revelación progresiva obligó a Juan a escribir su libro de Apocalipsis. Incluso entonces, porque escribió en lengua de señales. "La declaró enviándola por su ángel" (Apocalipsis 1:1 KJV). En el primer siglo era casi imposible que nadie supiera cómo esas profecías debían ser cumplidas en la historia. Sólo el desarrollo de los acontecimientos históricos revelaría la interpretación del libro de Apocalipsis, y permitiría que los hombres entendieran la última mitad de los 2.520 años de tribulación.

Tenemos la suerte de vivir en el final de esta tribulación, donde podemos ver el panorama completo de lo que ha sido revelado por Daniel y Juan. Sin embargo, se requiere mucho conocimiento de la historia para poder interpretar las diversas "bestias" y el lenguaje simbólico.

Es muy importante entender que Daniel 11 (y en cierta medida Daniel 12) han tenido un cumplimiento histórico. El profeta nos dio una detallada historia del Imperio Griego referida a Judea. Esto estaba destinado a orientar nuestro pensamiento hacia la interpretación histórica del libro de Apocalipsis, que es el segundo medio de la revelación general. No hay 2,000 años de "brecha" en la profecía entre las dos venidas de Cristo. Los dos libros fluyen perfectamente como Profecía I y Profecía II.

Ahora nos encontramos en el final de un ciclo de tribulación muy largo provocado por la negativa de Judá a guardar la Ley de Dios como lo habían prometido hacer en el Monte Horeb. El Mandato de Dominio fue quitado de Judá, y dado a las diversas naciones bestia durante este ciclo de la tribulación largo. Esto ahora se termina entre 2014 y 2017, y el mandato divino ha pasado a los santos del Altísimo, como Daniel profetizó.

Ahora estamos llamados a prepararnos para una nueva jornada en la que surgirá el Reino de Dios como un gran "Piedra" que pronto llenará toda la Tierra.


Feliz Año Nuevo (Rosh Hashaná).

Categoría: enseñanzas

El Dr. Stephen Jones
- See more at: http://www.gods-kingdom-ministries.net/daily-weblogs/2015/09-2015/daniel-12-cycle-of-blessing/#sthash.ltEHZkMF.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario