TRADUCTOR-TRANSLATE

EL ANTICRISTO - Capítulo 4, por J. Preston Eby



Supongamos que yo fuera un fugitivo perseguido. Ahora, si pudiera conseguir que mis perseguidores se desviaran y concentraran su atención en un maniquí que hice para representarme casi a la perfección, lograría desviar la atención hacia mi momentáneamente, y me ayudaría a escapar. No dudo en decirle, precioso hermano mío, que Satanás tiene un maniquí ANTICRISTO hecho, una horrible criatura que nunca aparecerá. Y la Iglesia cristiana está ocupada en perder su tiempo y municiones con este maniquí. ¡Ellos están diciendo que será una criatura horrible, y a la vez ignoran el hecho de que el verdadero criminal ESTÁ EN medio de ellos! Si el adversario puede lograr que el pueblo de Dios busque algún imaginario hombre de pecado aún por aparecer, algún hijo de perdición aun por venir, él habrá ganado una victoria, porque entonces nunca descubrirán donde el hombre de pecado REALMENTE habita.
El efecto perjudicial y engañoso de la noción del Anticristo siendo algún líder mundial aún por levantarse, es, que si bien las personas tienen sus ojos puestos en el futuro, no están alerta para discernir su presencia ahora, dándole la oportunidad de hacer una gran obra engañosa en medio de ellos. La serpiente antigua es todavía muy astuta, amados, y si puede mantenernos mirando hacia fuera a las nieblas del futuro de los eventos de que hemos sido advertidos, vamos a pasarlo por alto en nuestra propia generación y tiempo, y dentro de nuestras propias vidas. "Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo" (Jn 2:18). Ah, mi hermano y hermana, la Iglesia cristiana, durante los últimos mil novecientos años, ha estado literalmente llena de anticristos. Y la mayoría hoy en día están muy ocupados en señalar con el dedo acusador a cierta pobre persona indefensa y ficticia que se supone deberá aparecer en algún período de tiempo indefinido en el futuro. ¡Esto es un truco de Satanás para mantener los ojos de los hombres fuera del verdadero culpable! Satanás es el único autor de las doctrinas que mantienen a los hombres en la perspectiva de un personaje que nunca aparecerá, ayudando así a sus emisarios de hoy en día para llevar a cabo su trabajo sin interrupción. Ya es hora de que los cristianos despierten, y aprendan con lo que están jugando. ¡Hay veneno en la olla! (2º Rey. 4:40)
El Anticristo, en el primero y segundo libro de Juan, está en cuatro formas distintas. I Jn. 2:18 dice, "Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que anticristo viene". La ausencia del artículo definido muestra que el término abarca aquí completamente el reino DEL ANTICRISTO, está hablando de un sistema, incluyendo tanto los actores como los programas que inician. Además del Sistema del Anticristo leemos en el v 22: "¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es el anticristo ... " En el griego, sin embargo, se usa el artículo definido, por lo que el texto griego dice: "¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús no es el Ungido? Este es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo". Aquí Anticristo es el título de un personaje específico. Entonces dice: "así ahora han surgido muchos ANTICRISTOS; por esto conocemos que es el último tiempo" (v. 18). Además de la persona en singular que es el anticristo, hay muchos anticristos. Entonces, además del Anticristo como persona, y muchos anticristos o muchas personas, y el anticristo como el sistema generado por estos, está también el espíritu del anticristo que opera en todos los anticristos y en su sistema. "Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que ha de venir".
Hagamos un resumen de estas cuatro formas distintas de anticristo: (1) el espíritu del anticristo (2) muchos anticristos (3) el anticristo (4) el sistema del anticristo.

EL CUERPO DE CRISTO - Y ANTICRISTO
Mucha gente va a cuestionar seriamente la posibilidad de que el Anticristo sea una multiplicidad de personas. ¿Ha considerado la verdad que esta oculta en esta frase inspirada: "¿Porque, así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, y todos los miembros de ese cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo?” (I Cor. 12:12). Cristo, contrariamente a la opinión popular, no es una persona, sino un gran grupo de personas. De hecho, la palabra "Cristo" no es en sí misma una traducción fiel del original. No es un nombre propio, sino que debe ser traducida como "el Ungido". Y en I Cor. 12:12 encontramos justo lo que "el ungido" es en realidad. Nos dice que nuestro cuerpo natural es un cuerpo compuesto de muchos miembros, "así también es el Ungido". Cristo, o el ungido entonces, es una enorme empresa compuesta por hijos ungidos de Dios.
Para aclarar aún más esta afirmación, Pablo continúa diciendo: "Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo" (I Cor. 12:13). ¡Esta es la Filiación: ser bautizado por el Espíritu en el cuerpo que es Cristo! (Rom. 6: 3-4). Nosotros, sin embargo, no nos atrevemos a confundir este bautismo con el de ser bautizado por Jesús en el Espíritu (Mateo 3:11; Juan 1:33). Ser bautizado por el Espíritu en Cristo es ser bautizados en Su muerte y luego resucitados en un nuevo ser celestial en la imagen y el poder y la gloria del Hijo primogénito (Rom. 6:3-4). No hay otra manera de ser parte de "el Ungido". Y los que así mueren con Su Señor y son resucitados, nuevas criaturas son, a través del nuevo nacimiento "en Cristo" (II Cor. 5:17). Ellos son entonces, miembros de esta vasta Compañía, o Cuerpo, compuesto por hijos ungidos de Dios. Y este cuerpo o compañía que es Cristo tiene una cabeza, el Jefe Cristo, ¡el primogénito entre muchos hermanos, nuestro Señor y Salvador!
Todas las cosas naturales tienen contrapartes espirituales y significados espirituales. Todo lo que Dios hace sigue un patrón distinto y cada patrón natural tiene una correspondencia espiritual. Así, observamos claramente que cada hombre se compone de dos cosas en particular, una cabeza y un cuerpo. Si uno tuviera solamente cabeza, estaría incompleto y grotesco. Si sólo tuviera cuerpo sin cabeza, estaría incompleto e inútil. Ahora supongamos que un hombre con el nombre de John Smith tiene separada la cabeza de su cuerpo. ¿Si algún hombre encontrara la cabeza, exclamaría: "¡Ahí está John Smith!"? No, sino que diría: "Ahí está la cabeza de John Smith". Por otro lado, ¿si una persona encontrara el cuerpo, diría, "¡Ahí está John Smith!? "No, más bien diría: "Ese es el cuerpo de John Smith". Pero si recoge la cabeza y el cuerpo, y los reúne, todos los que a continuación lo contemplen dirán: "¡Ahí está John Smith! "
Por lo tanto, para que un hombre este completo debe tener tanto cabeza como cuerpo y los dos deben estar unidos inseparablemente juntos en un ser glorioso. Ahora, cuando un niño nace, la cabeza sale primero; luego sigue el cuerpo con todos sus numerosos miembros, los hombros, los brazos, el torso, las piernas, y finalmente los pies. Los pies nacen, por último, pero no hay ni plenitud o completud hasta que la cabeza y el cuerpo está completamente posicionado y entero como uno solo. La cabeza de los ungidos, que salió del vientre hace casi dos mil años, y el cuerpo, que ha estado en preparación desde el día de Pentecostés, es de hecho un solo Cristo, como Pablo tan bien lo ha explicado, "Y todo sometió bajo sus pies, y a Él lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que lo llena todo en todo". (Ef. 1:22-23, de Weymouth).
El cuerpo de Cristo es la PLENITUD DEL CRISTO DE DIOS. Hace dos milenios la revelación de la cabeza fue dada, pero el cuerpo de ese mismo Cristo ha venido desarrollándose a lo largo de toda la era de la Iglesia para que el Cristo glorioso de Dios pueda estar completo al final de esta era, Cristo la cabeza y Cristo el cuerpo, el hombre perfecto, Jesús la cabeza, con todos Sus muchos hermanos, el cuerpo, los coherederos con Cristo.
Los hombres parecen ser capaces de entender cómo un pie, una pierna, una mano, un torso y una cabeza pueden ser, aunque separados y diferentes, miembros de un mismo cuerpo. Si los miembros físicos unidos únicamente por la debilidad de la carne y la sangre pueden ser uno, ¡cuánto más los que están unidos por el espíritu omnipotente, omnipresente y eterno del Dios vivo! Un brazo que está separado del cuerpo ya no pertenece al cuerpo debido a que los lazos de la carne están rotos. Una pierna a la que se le corta el flujo de sangre va a desarrollar gangrena y tiene que ser amputada del cuerpo. A menudo me han preguntado: "¿Qué es lo que determina si una persona está en el cuerpo de Cristo?" A lo que, con todo énfasis deberé contestar: "Son miembros de Cristo todos los que están conectados vitalmente en UNIÓN VIVA con lA CABEZA". Alguien dirá: "Pero yo estoy unido a los otros miembros del cuerpo y eso me hace un miembro del Cristo”. ¡Ah, eso es cierto, si los miembros a los que se unen están ellos mismos VITALMENTE conectados CON la CABEZA! Pero si solamente un hombre es tu cabeza, alguna organización, denominación o sistema religioso, apartado de la cabeza de Jesucristo- ¡no hay ningún cuerpo de Cristo! Hijos de Dios existen sólo por su relación vital con Jesucristo, no porque tengan una comprensión intelectual de la Doctrina de la Filiación, o asistir a reuniones, o pertenecer a algún movimiento del "Tiempo del Fin" o "Iglesia del Nuevo Testamento".
A través de mucho estudio de la Palabra de Dios y a través de muchos años de caminar con Dios he llegado a estar totalmente convencido de que, así como Cristo es un cuerpo glorioso compuesto de muchos miembros, así también el Anticristo es un cuerpo compuesto de MUCHOS MIEMBROS. La Compañía, que es Cristo es la verdadera Iglesia; ¡el anticristo es la iglesia falsa, apóstata, lo que es "anti", o "en contra de" o "en lugar de" la verdad! Pablo habla de esta iglesia falsa, el cuerpo anticristo en II Tes. 2:3-4. Tomemos ahora atención especial a la enseñanza de Pablo. "Nadie os engañe en ninguna manera; porque el día (el día de Cristo) no vendrá sin que antes venga la apostasía, y el hombre de pecado sea revelado, el hijo de perdición; oponiéndose, y levantándose contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; de modo que él se sienta como Dios en el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios".
La palabra griega que aquí se traduce "apostasía" el diccionario de Strong la define "deserción de la verdad". Es a partir de esta palabra que viene nuestra palabra “apostasía". Adán "apostató" y "deserto de la verdad" de la esencia pura de la verdad de Dios en el principio, pero la apostasía de la que habla Pablo estaba todavía en el futuro en su día y era una corrupción, una desviación de la verdad que es en Cristo Jesús -una desviación que se desarrollaría justo dentro de la esfera del cuerpo de Cristo. Como un erudito griego ha señalado, "Esto es apostasía. Por lo tanto, debe buscarse en la Iglesia visible y no fuera de la Iglesia, no en el mundo pagano, en el declive moral general, en el judaísmo, en el mahometismo, en la Revolución Francesa, en el surgimiento y la difusión de la Masonería, en El comunismo, o en los fenómenos menores"-Lenski.
¿La apostasía de la verdadera cristiandad aún ocurrirá en algún momento en el futuro o ya ha sucedido? ¡Los que están familiarizados con la historia de la Iglesia SABEN LA RESPUESTA! La apostasía a la que Pablo se refirió comenzó hace muchos siglos y continúa hasta este momento. La única forma en que la apostasía podría ser futura, es si la Iglesia se hubiera mantenido PURA en la doctrina y el espíritu Hasta ahora, ¡Esto no ha sido, obviamente, el caso!
Originalmente, la Iglesia del Nuevo Testamento estaba llena de verdad y poder espiritual. El libro de Hechos relata esos gloriosos días. En medio de esos pocos años sagrados del apóstol Juan, lleno de sabiduría divina y entusiasta en el discernimiento espiritual, previó que la Iglesia se extendería por el mundo, y que, llegando a ser más popular, muchos surgirían dentro de sus filas que apreciarían su forma sin haber sido transformados por Su espíritu. La Gracia había labrado y forjado una obra maravillosa, pero ¡por desgracia! con muchos la naturaleza interna se mantuvo sin cambios. El hombre natural con su mente carnal todavía estaba en enemistad con Dios, y el manto del cristianismo no pudo ocultar por largo tiempo su corrupción. La hermosa Iglesia virgen bebé no era muy vieja antes de que las semillas de la apostasía de Cristo comenzaran a aparecer.
Incluso antes de que los apóstoles se fueran a su recompensa, un espíritu y un sistema había sido puesto entre los santos del Señor y muchas personas estaban usando el manto babilónico. Ellos fueron instituyendo normas y reglamentos, estableciendo leyes, formulando credos, observando días, estableciendo sacramentos y ordenanzas, elevando el gobierno humano, convirtiéndose en discípulos de Pablo, de Apolos, de Cefas, y de muchos otros. El balbuceo había comenzado y el misterioso HOMBRE DE PECADO fue levantando su fea cabeza. Antes de que hubieran pasado demasiados años los hombres comenzaron a establecerse como "obispos" y "señores" sobre la herencia de Dios en lugar del Espíritu Santo. En vez de conquistar por la fuerza del Espíritu y la Verdad - como en los primeros días – los hombres comenzaron a sustituirlos por sus ideas y métodos. Pronto, la gloria y el poder, la presencia de Dios en el tiempo temprano de la Iglesia comenzó a ser eclipsado, y el poder de los hombres de mente carnal gradualmente tomó el lugar de la presencia impresionante de Dios. En consecuencia, la comprensión carnal del hombre fue puesta sobre las Escrituras, y como el Espíritu de Cristo huyó de en medio de ellos, los hombres establecieron un sistema extenso y elaborado de SUBSTITUTOS para tomar el lugar de la realidad. Una "apostasía" de carácter masivo y terrible se levantó hasta que la religión de Cristo se convirtió gradualmente en la religión del Anticristo. Lo que había sido conocido de forma visible como el cuerpo de Cristo se convirtió en el CUERPO DEL ANTICRISTO donde observancias carnales sustituyeron la realidad espiritual, la ceremonia tomó el lugar de su vida interior, la tradición humana oscureció la Palabra de Dios, la autoridad humana usurpó la dirección del Espíritu Santo y la idolatría sustituyó el culto verdadero y espiritual.
Pablo llama a los involucrados en esta apostasía "el hombre de pecado" y "el hijo de perdición". Ambas expresiones significan lo mismo; Pablo sólo utiliza dos formas diferentes de expresar su punto. Sin lugar a dudas, agregó "hijo de perdición" porque era costumbre hebrea dar el nombre de "hijo de" a cualquier persona que poseía el carácter descrito por la siguiente palabra de la frase "hijo de". Puesto que Pablo está nombrando los implicados en esta apostasía, y Satanás es el padre de la rebelión, utiliza estas frases todo-inclusivas “hombre de pecado" e "hijo de perdición". Este "hombre de pecado" o " hijo de perdición " es el que "se opone y se exalta a si mismo contra todo lo que se llama Dios ... como Dios se sienta en el TEMPLO DE Dios, haciéndose pasar como que EL es Dios".
Muchos han aplicado la palabra "hombre" en II Tes. 2:3, como un individuo sobre la base que Pablo habló de "el hombre de pecado" y que dicha formulación deber referirse a uno hombre individual, y no a un grupo de hombres o una sucesión de hombres. Ese significado, sin embargo, no encaja en el tema de Pablo, porque él está discutiendo la apostasía, y no es sólo un hombre el que apostata. La palabra griega que se usa aquí para hombre, "anthropos", se utiliza con mayor frecuencia en el Nuevo Testamento con referencia a "mucha gente". Para ilustrar, II Tim. 3:17 incluye la frase "que el hombre de Dios sea perfecto". Esto se refiere a todos los hombres de Dios. Heb. 2:6 dice: "¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él?", refiriéndose de nuevo a la humanidad, o todos los hombres. Esta es la misma palabra griega que se usa en la frase "hijo del hombre" en el mismo versículo, que se refiere a todos los hijos de la raza de Adán.
De la Iglesia -la larga sucesión de creyentes a través de los siglos- se habla de ella como "un nuevo hombre" (Ef. 2:15), y todos los hijos maduros de Dios son llamados "un hombre perfecto" (Ef. 4,13) y, ciertamente nadie insistiría en que el cuerpo de Cristo es un hombre individual en un sentido literal. El amado Juan vio en visión una "mujer" llamada "Babilonia la grande, la madre de las rameras" (Ap. 17), pero esto no se entiende como UNA MUJER literal, ni tampoco es esa gloriosa "mujer vestida de sol" (Rev. 12) entendida ¡como una mujer literal! Una única "bestia" en la profecía a menudo representa todo un imperio o reino en todos sus cambios y revoluciones de principio a fin.
Un amigo ha compartido el siguiente pensamiento esclarecedor: "Es interesante, entonces, leer las palabras de Jeremías que dijo bajo la inspiración del Espíritu Santo que 'el corazón es engañoso sobre todas las cosas, y perverso. ¿Quién lo conocerá?' " (Jeremías 17:9). ¡El corazón del hombre, entonces, es lo más ENGAÑOSO EN EL MUNDO! Cuando los fariseos criticaron a los discípulos de Jesús por comer con las manos sin lavar oímos a Jesús decir: "Lo que sale del hombre, eso contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, soberbia, la insensatez, todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre" (Mc. 7:20-23). Cada categoría de pecado imaginable está contenida en este discurso. ¡Todo lo que un hombre pueda hacer o pensar que sea malo, dice Jesús que viene, no desde fuera de sí mismo, sino desde dentro!
"En nuestra consideración de este pasaje, hay una frase muy importante que debemos tener cuidado de tener en cuenta. Jesús dijo: "Porque de dentro, del corazón de los hombres ..." Es imperativo que nos demos cuenta del número gramatical de las dos palabras aquí. La palabra "corazón" esta en singular en el griego, en caso genitivo singular. La palabra "hombres", sin embargo, está en plural en caso genitivo plural. ¡Tenemos, pues, un solo corazón, pero MUCHOS HOMBRES! A falta de una palabra mejor, he llamado a éste corazón de todos los hombres el 'corazón cósmico' -cósmico viene de la palabra griega 'Kosmos', que se refiere a este sistema-mundo. Este "corazón cósmico" o “mente cósmica” es la posesión común de todos los hombres, una gran mente subconsciente compartida por todos los habitantes del mundo. Es la mente de Adán, compartida con su cuerpo de muchos miembros. Insistiendo, incitando, tentando, susurrando, la mente subconsciente hace sus sutiles sugerencias a la mente consciente y la voluntad del hombre se inclina ante ella. ¡De dentro, del corazón de los hombres -la mente subconsciente- proceden todas estas cosas malas!"
Estoy seguro de que todos los que lean estas líneas entenderán cómo es que Adán no es un hombre, sino toda una raza de hombres; y cómo es que el Cristo no es una persona, sino un cuerpo de muchos miembros; y cómo es que la Gran Ramera que Juan contempló y que se sienta sobre muchas aguas no es una mujer singular, pero si un espíritu universal y un sistema que se sienta a horcajadas sobre toda la Tierra. ¿No podemos ver, también, que "el hombre de pecado" no es un hombre individual, sino una gran Compañía, un hombre de muchos miembros? Debe quedar claro a cada mente ungida que todos los que forman parte de la "apostasía" son también parte de este "hijo de perdición" sin Ley.
La razón de la apostasía es porque este hombre se exalta a sí mismo. El, el ser, el ego, toma el asiento del Dios vivo y verdadero en su propio cuerpo, que es el templo de Dios. "¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él, porque el templo de Dios es santo, y eso es lo que vosotros sois. ¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?" (I Cor 3:16-17; 6:19) El hombre toma el asiento del Dios vivo y verdadero, la unción, en el templo de Dios, se hace independiente de la dirección del Espíritu Santo, establece sus propias normas de vida espiritual, establece sus propios programas para hacer la obra de Dios, e incluso mientras que el flujo de las palabras de su boca hablan cosas de Cristo, sus propios deseos bestiales se asoman entre líneas, y cuando tu disciernes lo que se esconde detrás de toda la fachada de espiritualidad, descubres el motivo interno de la carne en su AUTO- construcción del Reino. Incluso el deseo religioso de ver almas salvadas, enfermos curados, vidas bendecidas, etc. será descubierto como un auto-deseo de construir -se reúne alrededor de sí mismo para la promoción de su propio reino, gloria y beneficio económico; por lo tanto, mientras que él aparece como un siervo de Dios, él está en realidad sirviendo al falso dios de sí mismo en la manera que resiste el Espíritu Santo y por lo tanto "se opone y se exalta a sí mismo contra todo lo que se llama Dios, porque se sienta como Dios en el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios".
"Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conocemos el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo ... pero VOSOTROS tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas" (I Jn. 4:2-3; 2:20). Todo cristiano tiene, o debería tener, la unción del Santo. La palabra unción realmente significa UNTAR. Cuando los reyes y sacerdotes de la antigüedad eran ungidos con aceite sobre su cabeza, el aceite fluía hacia abajo desde la cabeza al cuerpo hasta que todo el cuerpo estaba cubierto, incluyendo las plantas de los pies. Así Jesucristo, la Cabeza de su cuerpo, te ha ungido con el Espíritu Santo que está aquí comparado con el aceite. Esta unción hace posible CONOCER todas las cosas.
Juan no quiere decir que usted tiene en todo momento la conciencia de percatarse de conocer todo en el mundo. Tengo un amigo, un querido hermano en Cristo, que es un profesor de electrónica y solía enseñar en la base armada de misiles White Sands en Nuevo México. Él es un maestro de maestros y ha sido autor de cursos en su campo para el gobierno de Estados Unidos. ¡Ahora, este hermano ha olvidado sin duda más acerca de electrónica de lo que yo nunca sabré! Su mente está llena de miles de bits de información científica compleja. ¡Sin embargo, no hay minuto u hora de cualquier día en que él sea consciente de cada una de esas piezas de conocimiento! Él las CONOCE todas, pero ellas están, almacenadas en la computadora más compleja e intrincada diseñada en el mundo, ¡el cerebro humano! Cada bit de información está ahí para una recuperación instantánea en cualquier momento que sea necesario. Él sabe todas estas cosas, pero sólo es consciente de cualquiera de ellas cuando es necesario que sea así.
¡Hay un mundo maravilloso de verdad espiritual aquí! El apóstol dice: "Vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas". Todo conocimiento es residente en la infinita e ilimitada mente de Cristo. La mente de Cristo que mora en sus espíritus regenerados conoce todas las cosas, pero el Espíritu Santo muestra y hace que perciban sólo aquellas cosas que son necesarias para que ustedes las conozcan momento a momento, y día a día. Con frecuencia la gente me escribe en busca de respuestas a los problemas en sus vidas, o pidiendo una Palabra del Señor para alguna situación. En el nombre de Jesucristo, el Hijo de Dios vivo, les exhorto, no me busquen a mí para sus respuestas porque toda la sabiduría, el conocimiento y comprensión que ustedes necesitarán está tan cerca de ustedes como el aire que respiran, sí, tan cerca como la sangre que corre por sus venas. "¡USTEDES tienen LA UNCIÓN del Santo, y conocen todas las cosas!"
Jesús nos dijo que falsos profetas vendrían y que su venida era una señal del fin de los tiempos. Si se mantiene en unión con el Espíritu Santo, dependiendo de él para la instrucción, Él le dará un testigo interno en cuanto a si los espíritus son de Cristo o del anticristo. No vaya a sus vecinos o algún predicador para obtener una opinión humana. Es probable que obtenga la respuesta equivocada. Hay una manera mucho mejor que esta, para saber la voluntad y el camino de Dios. En lugar de buscar las opiniones humanas, vaya directamente a Su Padre que mora dentro de usted. Él hará que la verdad sea conocida por usted por la unción que usted recibió de Él. Mientras el Señor en efecto, a menudo confirma la verdad en nuestros corazones por el testimonio de otros, el Espíritu Santo debe ser siempre nuestro maestro. Ustedes no tienen necesidad de que nadie les enseñe, porque “la (unción) que recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; pero así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es VERDADERA, y NO MENTIRA, según ella os ha enseñado, permaneced en él" (Jn. 2:27).
Los hombres preguntan ¿Quién es el Hombre de Pecado, el Hijo de Perdición? ¡Yo respondo enfáticamente, no lo busquen en Bruselas, o en Jerusalén, o en Berlín, o en Moscú! Él es el poder de Satanás, la raíz de la intención de la carne, organizada en un reino de oscuridad, error y superstición, que se hace pasar por EL REINO DE CRISTO. Lo encontrarán parándose en los púlpitos todos los domingos y noches de la semana. Él está altamente capacitado, bien considerado, y muy bien pagado. ¡Él está en el púlpito, pero también está en las bancas! Él está en los corazones de las personas y en el mismo sistema que los mantiene encadenados en la ceguera espiritual. Él está dentro de nuestros propios corazones hasta el alegre día cuando él es descubierto, revelado y consumido por el espíritu de su boca (de Cristo) y destruido con el resplandor de su venida. En estos días es de suma importancia, cada vez mayor, que los elegidos deban separarse del Sistema de Iglesia del Anticristo. Este cuerpo de muchos miembros, esta ramera confusa, ebria de la sangre de los santos, rica y enriqueciéndose y que no tiene necesidad de nada, adornada de oro, plata y vestidos costosos, aplaudida por una sociedad descuidada, carnal e impía, descansando en bancas de felpa y entretenida por coros elegantes, oradores elocuentes y artistas súper-estrella es el mayor impostor y falso Cristo en el mundo. Si hemos de ser recibidos como Hijos de Dios, nuestro primer mandato y obligación es ¡SALIR de ella!
Juan vio muchos anticristos en su día. El número ha ido aumentando de manera constante, a lo largo de los años, hasta ahora nos encontramos rodeados de estos hombres. Y la principal razón por la cual tantos hoy están predicando sobre la gran venida del Anticristo, es que la mayoría de estos hombres que predican esta ignorancia, son en sí mismos un perfecto cumplimiento de la profecía, ¡y no podemos esperar que revelen su propia identidad!
Hay un día de revelación que se desplegará y pronto asombrará el mundo con su divulgación. Habrá una manifestación dual -la plenitud de Cristo en Su cuerpo y la plenitud de la gente del Anticristo. Cuando Jesús dio la parábola del trigo y la cizaña Él explicó su significado así: "El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del Reino; la cizaña son los hijos del malo; el enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del mundo" (Mat. 13:37-39).
Cada época termina con una cosecha. La cosecha es el momento de madurez y plenitud cuando cada semilla, después de recorrer todas las diferentes etapas de crecimiento, finalmente se reproduce en si misma muchas veces –una gran cosecha. La cosecha es una época de segar no de sembrar -un momento de recolección de frutos. Las cosechas del Reino de Judá sirven como un tipo de las cosechas de este siglo. Las palabras del Señor a Sus discípulos al enviarlos durante Su ministerio a la iglesia-nación, deben ser cuidadosamente recordadas, como prueba de que Su trabajo especial fue SEGAR, y no SEMBRAR. Él les dijo: "Alzad vuestros ojos y ved los campos que ya están blancos para la siega. Ya el segador recibe salario y recoge fruto para vida eterna" (Jn. 4:35-36). Como el principal segador en esa cosecha (como lo es también en ésta), el Señor dijo a Sus segadores: "Yo os envié a segar lo que no habéis trabajado; otros lo han trabajado (los patriarcas, profetas y otros hombres santos de edad) y vosotros habéis entrado en su labor", para cosechar los frutos de esos siglos de esfuerzo, y para probar a las personas por el mensaje de que: "el Reino de los cielos está cerca", y el rey está presente -"He aquí, tu rey viene a ti".
En la cosecha judía, el Señor, en lugar de convertir cabras en ovejas, buscó las ovejas ciegas y dispersas de Israel, llamando a todas las que ya ERAN sus ovejas, para que pudieran escuchar Su voz y seguirle. Estas ovejas eran el producto final de todos los tratos de Dios en esa edad. Constituían la plenitud de esa revelación y vida que esa edad podía producir. Se convirtieron en la encarnación y la personificación de toda la verdad que Dios había plantado en los corazones de los hombres a partir de los días de Moisés hasta Cristo. ¡Estos fueron el grano, el fruto, la cosecha al final de esa edad!
Otra grande siembra se llevó a cabo en los albores de nuestra época actual. Jesús declaró: "Si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, da a luz mucho fruto" (Jn 12:24). El "grano de trigo" que se sembró en la tierra era Jesús, el Hijo de Dios vivo, el primero de una nueva clase de Dios-hombres, y es su vida la que se ha venido desarrollando en el cuerpo de Cristo a lo largo de los pasados diecinueve siglos. El "mucho fruto" será una gran Compañía de Hijos en el momento de la cosecha, en los que se ha formado la plenitud de Su vida. Juan, en su alma encendida de inspiración escribió: "Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es" (I Juan en 3:2). Cuando se manifieste, ¡seremos semejantes a él! ¡Maravillosamente como él! ¡Exactamente como Él! ¡A su imagen! ¡en SU SEMEJANZA, en la omnisciencia de Su sabiduría, en la pureza de Su verdad, en la omnipotencia de Su poder, en la inmutabilidad de Su amor, en la fidelidad de Su propósito, llenos de Su gracia, Su bondad y Su interminable misericordia! Los Hijos seremos semejantes a Él, porque Él será perfectamente formado en todos nosotros.
Jesús testificó: "Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.Todo sarmiento que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará (podará) para que lleve más fruto" (Jn. 15:1-2). ¡La Iglesia, la Viña de Dios! Sin duda esta verdad por sí sola es suficiente para establecer el hecho de que el Día de la Iglesia debe terminar en una cosecha de muchos Hijos conformados a la imagen exacta del Hijo primogénito. Si somos el plantío de Yahweh, entonces ¡nada impedirá al grandioso Labrador de traer su cosecha a la MADUREZ!
Pero hay más que trigo en la cosecha -hay también cizaña. En la cosecha, el trigo y la cizaña son separados. Pero como el trigo, en el momento de la cosecha, ha llegado a la madurez, la plena expresión y la manifestación final de su vida, ¡así también la cizaña! El trigo son los verdaderos hijos del reino, mientras que la cizaña son los falsos que toman la apariencia externa de ser de Cristo. En apariencia externa los dos son tan parecidos que requieren el escrutinio de cerca de un ojo entrenado para discernir entre ellos. La cizaña se parece y a menudo pasa por hijos del Reino, pero son imitaciones -de otra vida. En este fin de la edad tanto el trigo como la cizaña están llegando a la madurez y habrá un impresionante despliegue de la plenitud de cada uno.
La preparación se está realizando este mismo día y hora en los corazones de las dos clases de personas. Todo el Sistema del Anticristo está aumentando a alturas de vértigo. El progreso que se está haciendo ahora en todas partes por el Movimiento Ecuménico, de reunir a los católicos, ortodoxos orientales y protestantes, en un solo Sistema de la Prostituta Borracha bajo Roma es nada menos que fenomenal. El espíritu ecuménico no es el espíritu del Señor, sino el espíritu de aquel inicuo cuyo deseo de deseos es adulterar todo lo que es sagrado, santo y verdadero con todo lo que es corrupto, profano, y falso. No hay una sola partícula de duda en lo más profundo de mi corazón de que el Movimiento Ecuménico, por muy deseable que pueda parecer a los ojos de los hombres naturales, es en sí mismo el brote final de aquel sistema del anticristo que encabezara todas las llamadas denominaciones cristianas en una sistema con una sola cabeza, incluso una que se opone y se levanta sobre todo lo que se llama Dios y todo lo que es objeto de culto, que como Dios, se sienta en el templo de Dios, haciéndose pasar por Vicarius Filii Dei -es decir, Vicario de Cristo o en lugar de Cristo- que no es reconocido como lo que es, sino que es alabado como el más grande líder religioso de nuestros días, por el cual están siendo engañados incluso ahora muchos millones de cristianos.
Después de esto se ha logrado que todo tipo de señales y maravillas esté presente para engañar a todos los confines de la Tierra, de tal manera que la imagen de la bestia hablará y hará descender fuego del cielo a la vista de los hombres. "Fuego del cielo" ha sido siempre la señal singular de la bendición y la aprobación de Dios por la manifestación de sí mismo. Es cierto que estas personas ecuménicas y carismáticas incluso ahora "llaman fuego del cielo" en presencia del sistema bestial, ya que hablan libremente de las señales, maravillas y milagros y hablan en voz alta de la salvación y del bautismo en el Espíritu, pero acaso no son éstas las mismas cosas de las cuales el fiel apóstol Pablo advirtió al pueblo de Dios cuando habló de aquel "cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder, señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden; por cuanto no recibieron el amor de la verdad ... y por esto Dios les envía un poder engañoso, para que todos ellos puedan ser condenados (juzgados)" (Tes II. 2:7-12). El espíritu del Anticristo, dondequiera que se encuentre, es conocido por estos signos inequívocos: prodigios mentirosos, engaño e injusticia.
El caso específico de la última década (desde 1982 hasta hoy) que nos concierne es el advenimiento del "Movimiento Católico Carismático", que ha añadido aún más leña al fuego. El nuevo "Católico-Carismático" es una especie del montón, que realmente no se preocupa tanto por la doctrina, sino que está más preocupado por experiencias de éxtasis y, específicamente en el Bautismo en el Espíritu Santo y el hablar en lenguas. Desde luego, creemos en el bautismo en el Espíritu Santo y en todos los dones y manifestaciones preciosas del Espíritu, pero cuando los hombres dicen estar manifestando el Espíritu tenemos la responsabilidad de probar los espíritus si son de Dios.
Entre algunos católicos carismáticos hay testimonios de que después de ser Bautizados en el Espíritu, tenían una apreciación más profunda de la misa, una relación más estrecha con María, una capacidad para recitar el rosario en lenguas, etc. Dado que estas instituciones de la Iglesia Católica son todas de origen pagano y contrarias a la Palabra de Dios, ¿cómo puede el Espíritu Santo, que fue enviado a GUIARNOS A TODA LA VERDAD llevar a algunos más profundamente en error? ¡fuego del cielo" ciertamente!; pero no vacilo en decirle, querido, que es fuego extraño y las multitudes hoy ¡son engañadas por las señales y prodigios mentirosos!
Algunos han insinuado que la Madre Iglesia de Roma, la Madre de las Rameras, está cambiando, pero no he visto ningún cambio significativo. Para un cambio verdadero, el Vaticano tendría que cerrar sus puertas, el sacrificio de la misa cesaría, la veneración de María pararía, el rosario sería descartado, las oraciones a los muertos serían abandonadas, la asunción corporal de María sería declarada una invención y una mentira, las imágenes y los ídolos serían expulsados, los rituales y ceremonias vacías serían detenidos, los confesionarios serían eliminados, etc. El "cambio” en realidad, es una nueva táctica de engaño. En lugar de permanecer como la Iglesia papal que siempre ha sido, la Iglesia Católica está ahora patrocinando y promoviendo muchas actividades y eventos católicos y protestantes con el fin de fusionar los dos juntos (es decir, el Movimiento Cursillo Jesús '78, '79 etc.). Los sacerdotes de hoy en día están siendo entrenados para utilizar el vocabulario del protestante (nacer de nuevo, recibir a Cristo, etc.) y están aprendiendo a copiar los movimientos de los verdaderos creyentes. ¡El plan está funcionando! Vemos protestantes que van hacia el otro lado, compartiendo y recibiendo la misa junto con los católicos. Vemos el énfasis en la experiencia eufórica acompañada de una burla de la verdad y absolutamente ningún deseo de acatar la llamada del Espíritu, "¡Salid de ella, pueblo mío!".
Que todos los que lean estas páginas tengan la seguridad de que el Señor no requiere grandes templos, ceremonias religiosas, muebles bellos y simbólicos, ni sacerdotes adornados con ropas decorativas, para demostrar Su vida y poder. Todas estas evidencias externas pueden ser quitadas, pero Dios todavía tendrá Su testigo en su pueblo quienes son la viva, PERSONIFICACIÓN justa de Su gloria y poder. Es, de hecho, imprescindible para todos los que son llamados a la Filiación que estas trampas terrenales sean quitadas completamente para que podamos descubrir solo al que es la Fuente Interna de poder y vida de sus aprehendidos. Cuando el Señor quita estas cosas literales físicas lejos de Su pueblo, entonces es evidente que Él tiene la intención de manifestar su GRAN ESPÍRITU-VIVIFICANTE a través de Sus escogidos.
Babilonia deberá caer, por lo que finalmente, totalmente, e irrevocablemente caerá hasta que las palabras del profeta estén totalmente cumplidas: "Y los diez cuernos (poder político) que viste y la bestia, éstos odiarán a la ramera (sistema de la Iglesia Babilonia), y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego ... Así será derribada con violencia Babilonia, la gran ciudad, y nunca más será hallada". (Rev. 17:16; 18:21). Así como Dios levantó a Nabucodonosor para traer juicio rápido y certero sobre la Casa infiel y apóstata de Judá, y cuando el juicio se había completado, Él a su vez levanto a los medos y los persas para destruir el reino de Babilonia, Su instrumento de juicio sobre Judá, por lo que el Todopoderoso en esta hora esta levantado el siniestro poder del comunismo mundial para infligir sus juicios sobre el Sistema de la Iglesia Apóstata, y cuando los comunistas arrogantes, vanos y engañosos, hayan terminado su obra de juicio, y la gran Babilonia haya recibido el doble por sus pecados, Dios, a su vez destruirá el comunismo, el instrumento de dicha sentencia. Este juicio impresionante ya ha comenzado en muchos países donde el poder y el orgullo de la Iglesia Apóstata ha sido roto, donde las grandes catedrales de años anteriores están vacías y en un estado de deterioro, y sus ministros se clasifican como "ciudadanos no productivos" y han terminado en trabajos seculares o puestos en alguna horrible prisión.
No temáis, santos del Dios Altísimo, porque vuestro Padre está en control de todas estas cosas y está dirigiendo todos estos acontecimientos. Él no concluye ninguno de estos juicios de mal agüero hasta que primero lleve a Sus hijos al Monte de Sion y prepare la gloriosa Nueva Jerusalén para llenar toda la Tierra con Su gloria. El Santo Monte de Sion es un pueblo y la hermosa Nueva Jerusalén es un pueblo, y a través de estos testigos vivos que personifican la justicia, la verdad, la gloria, y el poder de Su reino, el Señor se levantará para someter a todos los reinos de los hombres, llenando toda la Tierra con Su gloria y poder. Será, por fin, la hora de exaltación y ministerio de aquellos humildes discípulos del Cordero que sean hallados PUESTOS en Cristo y a quienes se les encomendará el gobierno y reinado del Reino de Dios ¡bajo todos los cielos sin límites! "Y la soberanía, el dominio y la grandeza de todos los reinos debajo de todo el cielo serán entregados al pueblo de los santos del Altísimo. Su reino será un reino eterno, y todos los dominios le servirán y le obedecerán" (Dan. 7:27).
Ah, dejemos que los comunistas destruyan todos los edificios modernos de Iglesia, templos y salones de comunión; dejemos que hagan imposible a las organizaciones religiosas presentar su mensaje, ya sea a través de la radio, la televisión o las páginas impresas; dejemos que ellos busquen, saquen y quemen y prohíban todas las Biblias en todo el mundo; por Palabra del Señor te digo a ti que Dios tendrá entonces listo un testigo viviente en Su pueblo. El comunismo juzgará a fondo a la insensible y arrogante Ramera que ha engañado a todas las naciones, y que con ella los reyes de la tierra han fornicado. Lo que las mentes oscurecidas de los líderes comunistas no saben es que en la hora que se acerca ante nosotros los hijos de Dios, no ministramos a través de los medios limitados y carnales de la religión tradicional, porque ellos mismos se han convertido en testigos vivientes de la naturaleza, la gloria y poder del Dios poderoso.
En estos tiempos peligrosos, tales como el mundo nunca ha conocido que el Espíritu de Dios pueda inculcarle a usted, querido hermano y hermana preciosa, la absoluta necesidad de purgar de su vida todos los “EN LUGAR DE” de la religión hasta que no se encuentre lugar para ellos, que Cristo pueda convertirse en Todo en todos dentro de ustedes. El precioso Espíritu Santo ahora suavemente le corteja, haciéndole una oferta para santificarse (separarse) por completo al Señor. Dios, pues, exaltará Su reino a través de la vida de sus ELEGIDOS y pondrá Su Trono sobre toda la Tierra. ¿Cómo, precioso santo de Dios, MINISTRARÁS sin utilizar absolutamente nada en tu ministerio, sino unicamente su vida -sin Biblia, ningún edificio, ni reuniones, ni libros de canto, sin escuelas dominicales, sin tanque de bautismo, sin literatura, sin radio programas, sin mesa de la comunión, sin instrumentos de música -nada más que SU ¡VIDA! Eso es todo lo que Jesús tenía. Eso es todo lo que Jesús usó. Eso, querido, es el cristianismo reducido a su forma más simple. ¡ESO es Filiación!
Hay un juicio en la Tierra y puede llegar el día en que, incluso en esta hermosa Tierra, los edificios de iglesia sean cerrados, el Evangelio retirado de las ondas de aire, y ya no será posible recaudar millones de dólares para las emisoras de televisión cristiana o programas de iglesia masivos. Desechando toda la ligereza y necedad, con la cabeza inclinada y corazones levantados en alabanza el Espíritu Santo de Dios puede revelar cómo nuestro Padre sabio, misericordioso y omnipotente ha estado preparando en secreto en lo más profundo de la Tierra una Compañía UNGIDA, un HIJO MADURO, una vasta familia de hijos que en y mediante ellos EL podrá, en la hora más oscura de la historia de la Tierra, ser plena y gloriosamente ¡revelado!
Esta no es la hora de estar buscando al diablo dominando el mundo o que Jesús venga a "evacuar" a Sus santos y llevarlos al Cielo. El diablo ha tenido el mundo desde hace seis mil largos años, desde ese fatídico día allá en el Edén. La noche ha sido larga y oscura. ¡Pero gracias a Dios los primeros rayos de luz de un nuevo día, están incluso ahora pintando el cielo oriental! Gracias a Dios, algunos de Sus escogidos incluso ahora, están surgiendo para contemplar las glorias del amanecer y beber de la frescura embriagadora de la mañana. La noche está a punto de terminar. ¡El día del gran anticristo ESTÁ CASI TERMINADO! ¡Y ahora estamos listos para entrar no en su día, sino más bien, en la plenitud del DÍA DEL SEÑOR!
¡Cuán verdaderamente toda la Creación juntamente gime y sufre dolores de parto, esperando la Manifestación de los Hijos de Dios! ¡Oh, las vidas inmundas, las conciencias contaminadas, las mentes con problemas, los corazones rotos, las opresiones de llanto, las miserias multiplicadas de nuestra raza! ¡Qué mundo de pecado y aflicciones está contenido en una sola palabra, GUERRA! ¡Qué hambrunas, pestilencias, revoluciones y matanzas surgen del mal gobierno! La más profunda y verdadera compasión por los sufrimientos de la humanidad debe suscitar el grito, ¿Hasta cuándo, Señor? Y aparte por completo de la alegría y la gloria que ha de ser traída a los HIJOS por la revelación de Jesucristo, los santos deben anhelar Su revelación, para que la creación misma sea librada de la esclavitud de corrupción, y puesta en la libertad gloriosa de LOS HIJOS DE DIOS.
Mientras permanecemos así, como en las alturas del Pisga, y contemplamos la gran perspectiva que tenemos ante nosotros, nuestros corazones se regocijan en el gran Plan del Señor, con gozo inefable; y aunque nos damos cuenta de que la verdadera Iglesia de Dios todavía está en el desierto de su humillación y pruebas, y que la hora de su triunfo real no ha llegado todavía completamente, sin embargo, al ver los indicios de su aproximación, y que por fe ya discernimos el amanecer del Nuevo Día, elevamos nuestras cabezas y nos gloriamos, sabiendo que nuestra redención está cerca. ¡Oh, qué plenitud de bendición y causa de alegría y acciones de gracias contiene la verdad! En verdad, el Señor ha puesto una nueva canción en nuestras bocas. Es el gran himno, la primera nota que fue cantada por el coro angélico, en el nacimiento del niño Jesús -"No temáis, porque he aquí, os traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo; porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor". Gracias a Dios, el compás armonioso de esta canción pronto llenara el Cielo y la Tierra con una melodía eterna como la de toda una familia de hijos a su EXACTA imagen, SEMEJANZA y FORMA naciendo -SALVADORES en el monte Sión - y la obra de salvación -la Restauración de Todas las Cosas- ¡que viene para lograr avanzar Su gloriosa consumación!
Que glorias están más allá de esto, todavía no lo podemos saber. De esto podemos estar seguros: nosotros, los que somos redimidos hemos entrado en una institución progresiva, un Reino en el que el estancamiento nunca entrará. Siempre vamos a seguir adelante "de gloria en gloria", porque "el aumento de Su soberanía y de la paz no tendrán fin". Nunca vamos a llegar al lugar en el que nos sentaremos con las manos juntas y diremos: "Este es el final". Nosotros, los que hemos nacido en el Reino Celestial, hemos entrado en una etapa de acción, nos hemos convertido en agentes activos en el mayor programa de desarrollo nunca antes concebido. Un universo entero aguarda nuestro toque y mano guía. "¿QUE ES EL HOMBRE PARA QUE DE EL TE ACUERDES? TODO LO HAS SUJETADO BAJO SUS PIES. Porque al sujetarlo todo a él, no dejó nada que no le sea sujeto. Pero ahora no vemos aún todas las cosas sujetas a él. Pero vemos a Jesús" (Heb. 2: 6-9).
Lejos de ahí en el azul, hay un Reino de vida, luz y amor para cada hijo de Dios por explorar y desarrollar y perfeccionar. Y si alguna vez, en todos los innumerables siglos venideros, ese Reino se vuelve demasiado pequeño o superpoblado para sus ciudadanos, recordemos que nosotros, somos como Él es, por lo tanto, todos y cada uno, somos el mismo tipo de ser que Él, ¡el cual simplemente habló la Palabra, y he aquí !los mundos presentes aparecieron! Al ser semejantes a Él, también vamos a ser creadores, todos y cada uno, y no destructores como en nuestro estado humano. "Seremos semejantes a él".

Ah, la cizaña, el sistema del anticristo será recogida y arrojada a un horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su padre. Quien tiene oídos para oír, que oiga (Mat. 13: 40-43).

Traducido por BYRON E. MANSILLA

NOTA DEL ADMINISTRADOR:
Obviamente Eby no ha acertado en su opinión de que sería el Comunismo el que devoraría las carnes de la Gran Ramera. Hoy podemos ver que el Comunismo ha sido demostrado como un fracasado sistema de gobierno más del hombre. Tal vez sean los nuevos Reyes del Oriente (Rusia y China) quienes se vayan a encargar de eso, y tal parece que lo estén haciendo, primeramente derribando a Misterio Babilonia en sus facetas política y económica.

2 comentarios:

  1. Excelente mensaje. hay testimonii en mi espiritu que es asi y estoersuadido que el que comenzo la obra la terminara hasta el dia de cristo.amen

    ResponderEliminar