TRADUCTOR-TRANSLATE

DEJA QUE DIOS TE FORME, por Luis Gabriel Ríos


Existe FORMACIÓN llevándose a cabo en la tierra. Hay algo que está siendo edificado en ti y en mi; es la naturaleza de CRISTO (Gal. 4:19). ¡Un HOMBRE! ¡Una nueva creación se está formando y se pondrá sobre sus pies como gran ejército! El viento del Espíritu Santo de Dios se está respirando en los miembros de Su Cuerpo, con poder de resurrección a través de la boca de Sus profetas (Ez. 37:1-14; Joel 2:1-11).

  • “Mas ahora, así dice el Señor tu CREADOR, oh Jacob, y el que te FORMÓ, oh Israel: No temas, porque yo te he redimido, te he llamado por tu nombre; mío eres tú. CUANDO pases POR las aguas yo estaré contigo, y si POR los ríos no te anegarán; cuando pases POR el fuego no te quemarás ni la llama te abrasará. Porque yo soy el Señor tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador...” (Is. 43:1-3)

    Jacob fue creado, pero Israel es FORMADO. Esta palabra es “YATSAR” (#3335) significa “presionar, apretar, estar angosto; estar angustiado o con fastidio; restringir en forma; moldear a forma como el alfarero; determinar (formar una resolución); moda, forma, marco, armazón, hacer, fabricar, trabajar, propósito” (Concordancia de Strong).

    El Libro de Palabras Teológicas del Antiguo Testamento añade: “Mientras la palabra tiene paralelismo sinónimo con BARA “crear” y ASA “hacer” en un número de pasajes, su énfasis primordial está en la formación del objeto... Cuando se usa en lo divino, la raíz se refiere a la habilidad creativa de Dios, describe la función del Alfarero divino... la palabra también ocurre cuando Dios inventa algo en Su mente; Sus propósitos ordenados anteriormente (2 Reyes 19:25; Is. 37:26; 46:11; Sal. 139:16) así como también en Sus planes presentes (Jer. 18:11). La raíz es usada para expresar la formación que Dios hizo en la nación de Israel para traerla a existencia. Usada de esta manera sólo por Isaías y siempre implica la actividad de Dios (Is. 43:1,7,21; 44:2,21,24).”

    El desierto es una obligación divina, ahí somos formados y conformados a la imagen de Su Hijo (Rom. 8:28-29). Es ahí donde la Mente de Cristo es edificada en nosotros, es ahí donde Su naturaleza prevalecedora y triunfadora Israel es formada en nosotros (Gen. 32:24-32). Cristo es manifestado.

    Ahora mira Is. 43:1-3 otra vez. ¿Cuál es la primera palabra del verso dos? “CUANDO”... no SÍ, sino CUANDO. ¿Recuerdas lo que Jesús enseñó en el Sermón del Monte?

    “Es semejante a un hombre que al edificar una casa, cavó hondo y echó cimiento sobre la roca; y CUANDO vino inundación, el torrente rompió contra ella y al instante se desplomó, y fue grande la ruina de aquella casa” (Lc. 6:48)

    TODA casa es probada (1 Cor. 3:1-15). La prueba y dificultad deben venir a la vida y ministerio de cada Cristiano. Debemos ser formados, ser conformados, ser moldeados en las manos del Alfarero. Somos el plan, propósito y poder de Dios en la tierra.

    “Hijos míos, por quienes de nuevo sufro dolores de parto hasta que Cristo sea FORMADO en vosotros” (Gal. 4:19)

    Algo está siendo edificado, si deseas que edifique Su naturaleza en tu vida, entonces aprende esto: ¡Dios te llevará A TRAVÉS del desierto! Las presiones están incrementando, no disminuyendo. Yo te suplico en el Nombre del Señor que creas estos principios que te estoy mostrando. Dios estará contigo en el fuego y en el agua. Te llevará a través de la tribulación a la tierra de Su promesa. Quiero que te conviertas en un Cristiano vencedor, quiero que tengas un testimonio de valor. Isaías dijo: “aguas”, no sólo agua, sino aguas, plural; serás probado más de una vez. Dios nos está encausando a caminar en la realidad del principio del Reino. Ha existido mucha retórica y no mucho de esta realidad. Mucho hablar e insuficiente caminar. El profeta Ezequiel vio el abandono de estas verdades:

    “Y tú, hijo de hombre, describe el templo a la casa de Israel, para que se avergüencen de sus iniquidades, y tomen las MEDIDAS de su PLANO. Y si se avergüenzan de todo lo que han hecho, enséñales el DISEÑO del templo, su ESTRUCTURA, sus salidas, sus entradas, todos sus diseños, todos sus estatutos y todas sus leyes. Y escribe esto ante sus ojos para que guarden todas sus leyes y todos sus estatutos, y los cumplan. Esta es la ley del templo: todo su territorio sobre la cumbre del monte por todo alrededor será SANTÍSIMO... Me fue dada una caña de MEDIR semejante a una vara, y alguien dijo: Levántate y mide el templo de Dios y el altar, y a los que en él adoran... Porque no nos atrevemos a contarnos ni a compararnos con algunos que se alaban a sí mismos; pero ellos, MIDIÉNDOSE a sí mismos y comparándose consigo mismos, carecen de entendimiento... Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la MEDIDA de la estatura de la plenitud de Cristo” (Ez. 43:10-12; Ap. 11:1; 2 Cor. 10:12; Ef. 4:13)

    Primero debemos medir el Plano antes de ser parte de la formación. Ezequiel iba a mostrar la Casa a la casa... JESÚS es CASA para la plenitud de Dios (Jn. 1:14; Col. 2:9). ¡JESÚS es el PLANO! ¡No nos midamos por métodos humanos, porque ÉL es la medida a la que vamos a llegar! Hay una diferencia entre el PLANO de la casa y la FORMACIÓN de la casa. El Plano es Jesús, es el Anteproyecto el Prototipo de cada hijo. Nosotros debemos verlo, y como Isaías, estar avergonzados de nuestro pecado. Muchos en el presente sólo han visto el Anteproyecto pero no se han SOMETIDO a Su Señorío. Fuimos avergonzados por los Ismaeles (Gen. 16:1-4) que hemos dado a luz. Cuando alguien construye un edificio en lo natural hace un plano, luego PAGA UN PRECIO ALTO y comienza a construir de acuerdo a ese plano. DEBEMOS pagar el precio... Debemos someternos al Plano, o nunca existirá la FORMACIÓN de Su excelente ministerio en nuestras vidas (Heb. 8:1-6). Jacob fue creado, pero Israel fue formado. La nueva naturaleza del Ungido se está formando en un pueblo que prevalece a través de la tribulación. Anímate con las palabras del profeta: Los ríos no te anegarán, cuando camines por el fuego no te quemarás, ni la llama te abrazará. ¡Alabado sea Su Nombre!

    Luis Gabriel Rios (Libres en la Verdad)

No hay comentarios:

Publicar un comentario