TRADUCTOR-TRANSLATE

¿QUIENES SON LOS ETHNOS (NACIONES) QUE ESTÁN ENTRANDO?, (Rom. 11), Dr. Stephen E. Jones


¿Quiénes son estos Ethnos (naciones) que están entrando?


Pablo dice en Rom. 11:25 y 26, "un endurecimiento parcial ha acontecido a Israel hasta que la plenitud de los ethnos haya entrado, y luego todo Israel será salvo, como está escrito..."

¿Son estos ethnos los no-israelitas? ¿Son los no-judíos? El término ethnos es un término genérico que significa "naciones", por lo que la única manera de saber específicamente que naciones se están referenciando es por el contexto. El término puede ser utilizado de la nación judía (como en Hechos 10:22 ) o de otras naciones (como en Hechos 13:19 ).

Por demasiado tiempo la declaración de Pablo en Rom. 11:25 ha sido doblemente mal entendida. En primer lugar, los hombres han asumido que los ethnos eran los no-judíos, y en segundo lugar, que por "Israel" Pablo quiso decir los judíos.

Pero Pablo era ciertamente consciente del significado de ethnos, y no hay duda de que él también sabía que Judá no era Israel, excepto en un sentido muy general. Fue educado en la escuela rabínica de Gamaliel en Jerusalén, y lo cierto es que sabía tanto como Josefo. Josefo, el historiador judío del primer siglo, escribió lo siguiente acerca de Israel y de Judá:

"Por tanto, no hay más que dos tribus en Asia y Europa sujetas a los romanos, mientras que las diez tribus están más allá del Éufrates hasta ahora; Y son una inmensa multitud, y no pueden ser estimados por los números" [ Antigüedades de los Judíos, XI, v, 2]

Por lo tanto, los cristianos modernos están a menudo confundidos al pensar que Pablo se estaba centrando en la salvación de los judíos del mundo, a diferencia de los no-judíos ethnos. Cuando Pablo dice que "un endurecimiento parcial ha acontecido a Israel hasta que la plenitud de los ethnos haya entrado", no estaba diciéndonos que Dios endureció los corazones judíos hasta un cierto complemento de los "gentiles" hubiera llegado a creer en Jesucristo. En cambio, Pablo nos estaba diciendo que Dios había endurecido el corazón de Israel y de Judá, hasta todas las naciones hubieran llegado al conocimiento de Cristo. No aquellas naciones que no son más que "gentiles" a diferencia de los israelitas, sino que, literalmente, ethnos incluye tanto a Israel y Judá como naciones.

Pablo se refería a la promesa hecha a Abraham de que su descendencia bendeciría a todas las naciones (Génesis 12: 3 ). Para el mismo Abraham, Dios prometió: "Yo haré de ti una gran nación". La palabra hebrea usada es goy, que es el equivalente a los ethnos del Nuevo Testamento. Más tarde, Dios le dio una mayor revelación de que esta "nación", también se convertiría en "muchas naciones" ( Génesis 17: 5 ).

Esta promesa fue atada a la primogenitura, que más tarde se le dio a José ( 1 Crón. 5: 1 , 2 ). Cuando Jacob-Israel bendijo a los hijos de José, dijo en Gen. 48:16,

16 El Angel que me liberta de todo mal bendiga a estos jóvenes; y que mi nombre viva en ellos, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac; y crezcan hasta una multitud [Heb. rove ]en medio de la tierra.

En el versículo 19, cuando Jacob le dio la explicación de su bendición, usó un término diferente que fue más específico y esclarecedor: "sus descendientes se convertirán en una multitud de naciones". Aquí Jacob usó la frase en hebreo, melo h'goyim, que significa "plenitud de las naciones". Esta, entonces, es la referencia bíblica que Pablo estaba citando.

Por lo tanto, "la plenitud de los ethnos"( Rom. 11:25 ) es en realidad una referencia a Gen. 48:19, "la plenitud de las naciones". Es la promesa dada a Efraín, hijo de José.

Así que Pablo nos decía que Dios había cegado los ojos de Israel, representado por la tribu de Efraín, hasta que la promesa debía ser cumplida al Efraín convertirse en "la plenitud de las naciones". Esta multitud o plenitud de las naciones no son naciones "gentiles", como distintas de Israel. Ellos son las "muchas naciones" de la promesa de Abraham. Entonces, ¿qué es exactamente esa promesa?

Pablo entendió que esta promesa a Abraham incluiría a todos los ethnos  que eran "hijos de Abraham" por la fe ( Gal 3:2629 ). Esto incluye las naciones que no tienen conexión genealógica directa con Abraham, pero Pablo no estaba excluyendo a los israelitas en la frase "la plenitud de las naciones". Incluía todas las naciones prometidas a Abraham. Pablo estaba diciendo que Israel había estado parcialmente ciego, o endurecido, hasta que la promesa de Efraín pudiera cumplirse.

¿Cuál fue esa promesa? Pablo nos lo ha dicho en la primera parte del capítulo. De hecho, Él ha estado poniendo esas enseñanzas fundamentales desde los primeros capítulos de su carta. Es por eso que Pablo dijo en Romanos 3:23 que "todos pecaron", no sólo los israelitas, sino todo el mundo. Todo el mundo es igualmente un pecador ante Dios y todos están igualmente en necesidad de la justificación por la fe.

En Romanos 9, Pablo explica cómo los hijos de la carne no son la descendencia de Abraham, ni son herederos de la promesa. La única manera de ser un heredero de la promesa es ser de Isaac, y no de Ismael. Pero mientras que este ejemplo era genealógico bajo el Antiguo Pacto, era en realidad una alegoría del Nuevo Pacto.

Pablo explica este concepto con más detalle en Gálatas 4: 22-31, donde leemos que Jerusalén es Agar, que sólo puede traer a Ismael. La "Jerusalén de arriba" (es decir, la Nueva Jerusalén) es Sara, y los que tienen fe en Jesucristo son sus hijos, el alegórico "Isaac", que hereda todas las cosas con Cristo.

En Romanos 9 Pablo se contentó con señalar la distinción entre los hijos de la carne y los hijos de la promesa. Algunos han tratado de interpretar esto aparte de Gálatas 4 y por lo tanto lo han malinterpretado. El mensaje principal de Pablo era librar a la Iglesia del "muro de separación" ( Ef 2,14), que amenazó con retener el estatus de ciudadanía de segunda clase de los no-judíos que estaban aplicando de forma rígida en el templo en Jerusalén. Pablo dice que tenemos un nuevo templo que se construye sobre los cimientos de los profetas y apóstoles. En este templo no hay pared para dividir a los ethnos y mantenerlos un poco a distancia de Jesucristo.

Con este contexto en mente, dice Pablo en Rom. 11:25 que un endurecimiento parcial ha llegado a Israel hasta el momento en que se cumplan las promesas hechas a Abraham, Isaac, Jacob-Israel, y Efraín-José. Esa promesa es hacer a Abraham el padre de muchas naciones. Cuando se haya completado esa promesa, entonces "la plenitud de las naciones" habrá entrado.

Luego las profecías de David se cumplirán también. Tenemos una lista de algunas de ellas a continuación:

"Dios nos bendice, que todos los confines de la tierra le teman".
Salmo 72: 81117, y 19
"Que Él también gobierne de mar a mar, y desde el río hasta los confines de la tierra .... Y que todos los reyes se inclinan ante él, todas las naciones le sirvan .... Que todas las naciones lo proclamen dichoso .... Y bendito sea Su nombre glorioso para siempre; y pueda toda la tierra ser llena de su gloria Amén y Amén".
"Levántate, oh Dios, juzga la tierra, porque Tú que posees [o heredas] todas las naciones".
"Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor, y glorificarán tu nombre".
"El Señor ha dado a conocer su salvación [Yeshúa]; Él ha revelado su justicia a los ojos de las naciones ... El viene a juzgar la tierra; Él juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con rectitud [justicia igual]".


El plan divino desde el principio ha sido el de reunir a todas las naciones en el Reino. La gran "piedra" en Dan. 2:35 llenará la tierra cuando Su gobierno se extienda a lo largo de todas las naciones. Sólo cuando se termine esto se cumplirá la promesa a Abraham y a Efraín.

http://www.gods-kingdom-ministries.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario