TRADUCTOR-TRANSLATE

¿SALDARÁ EDOM EL PAGARÉ? ("El Pagaré en Profecía", Dr. Stephen E. Jones)

¡COMO NOS TRAGAMOS EL ANZUELO 
DEL SUPUESTO ISRAEL REGRESANDO A SU TIERRA!
EL SUPUESTO ISRAEL NO ES NI SIQUIERA JUDÁ, ¡ES EDOM!
Y HASTA LA ENCICLOPEDIA JUDÍA LO DEFINE ASÍ.
(continúa artículo anterior)

Y así, todo de nuevo es “déjà vu” (ya visto). La traición es ahora completa. Ambos el

 Trono de Judá y la Primogenitura de José han sido usurpados ilegalmente, 

cada una con la ayuda de un “Judas”

Judas fue un discípulo de Jesús y “amigo” quien lo traicionó. 

La Iglesia es también el discípulo y “amigo” de Jesús quien lo traicionó.


Capítulo 6 
¿Pagará Esaú la Deuda?


Como mostré en el Capítulo 5 (y más extensivamente en mi libro, La Lucha por la Primogenitura [The Struggle for the Birthright], Dios permitió a los sionistas regresar a la vieja tierra para corregir un antiguo error. En Génesis 27 Jacob pretendió ser Esaú para engañar a su ciego padre, Isaac, en darle la primogenitura. Así, en 1948 esto fue a la inversa, esta vez los descendientes de Esaú pretendieron ser “Jacob”, tomando ventaja de la ceguera de los descendientes de Isaac. Así, el Occidente cristiano le dio la primogenitura a los judíos, quienes estaban representando Esaú-Edom, fingiendo ser Jacob-Israel.
Un plan más ingenioso no pudo haber sido inventado. No fue meramente ingenioso en la parte del liderazgo sionista. Es el ingenio y absoluta justicia de Dios que me impresiona. Pero es infortunado que los palestinos fueran atrapados en medio de este conflicto de los siglos entre Jacob y Esaú. Sin entendimiento del gran cuadro, ellos pudieran ver solo la injusticia que ha estado sobre de ellos.
Pero puedo decir también que esta injusticia no va a durar para siempre. Si Dios es tan justo que Él va a sostener los derechos de Esaú, Él también va a sostener los derechos de Ismael y de todo hombre. En eso nosotros podemos tomar consuelo. El hombre está limitado en su conocimiento de historia y su entendimiento de justicia divina, y esto le hace cuestionar el juicio de Dios a veces. Pero yo tengo fe que Dios siempre va a obrar todas las cosas para el bien (Romanos 8.28).
El apóstol Pablo nos dice que la vieja Jerusalén es “Agar” (Gálatas 4.25), y la Nueva Jerusalén es “Sara” (Gálatas 4.26). ¿Cómo pasó esto? ¿Cuál es su significado?
Pablo dice específicamente en el versículo de arriba: “Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, pues, ésta, junto con sus hijos está en esclavitud”.
Cuando la mayoría de los judíos, específicamente sus líderes representándolos, rechazaron a Jesús como el Mediador del Nuevo Pacto, ellos hicieron una decisión estratégica de mantenerse bajo la autoridad del Antiguo Pacto. Ese Antiguo Pacto fue hecho a través de Moisés al Monte Sinaí. Esto puso a Jerusalén bajo la autoridad de Sinaí, la cual está en ARABIA.
Arabia es la herencia de Ismael. Por lo tanto, en rechazar a Jesús, los judíos pusieron a Jerusalén—y toda la tierra de Palestina bajo la autoridad de Agar e Ismael. En efecto, LOS JUDÍOS SE LA DIERON A ELLOS. Esto es el porqué era solo un asunto de tiempo que Dios quitara los judíos y le diera la tierra a Ismael, poniéndolos bajo la autoridad de la religión de Ismael, el Islam.
Entonces el hecho del asunto es: Los judíos como tales no tienen ninguna reclamación justa sobre la tierra de Palestina. El problema es que ellos quieren todo a su manera, quieren nadar y guardar su ropa. Quieren retener la autoridad del Antiguo Pacto sobre ellos, el cual fue hecho en el Monte Sinaí (Agar) —y también quieren echar a Agar e Ismael. Esto no es consistente, y no es justo ante los ojos de Dios. Si no fuera por el hecho de que los judíos también son edomitas, ellos NO tendrían RECLAMACIÓN NINGUNA sobre Palestina.
Pero la historia claramente nos muestra, como la Enciclopedia Judía (edición 1925) dice: “Edom es el moderno judaísmo”. Esa es la clave para entender los conflictos presentes de historia moderna. Esaú tenía que recibir la primogenitura por un período en orden para ver si él produciría el Reino de Dios—y específicamente dar a luz al Hijo (“Cristo en vosotros, la esperanza de gloria”). La Iglesia le aplaudió y tenía gran confianza en que Esaú haría esto en verdad. ¿Por qué? Porque Esaú se había vestido como Jacob, y nosotros estábamos demasiado ciegos para ver quien era él en realidad. Pero aquel día casi se terminó. Esaú quería la autoridad de ser “escogido” y la riqueza que la primogenitura traería, pero él no quería la responsabilidad que vendría con esta autoridad. Con la primogenitura vendría la responsabilidad de PAGAR EL PAGARÉ para producir los frutos del Reino.
¿Harán esto ellos? Mi opinión no es de valor. Escuche las palabras de Jesús, si tú mismo te llamas un cristiano. Mateo 21.43 dice,
Por tanto os [ a los judíos] digo, que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que produzca los frutos de él.
De la misma manera, antes en el mismo capítulo Jesús hizo algo que aclara esto mucho. Mateo 21.18, 19 dice,
Por la mañana, volviendo a la ciudad [Jerusalén], tuvo hambre. Y viendo una higuera [el símbolo nacional de Judá] cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera.
Unos capítulos después, Jesús añadió a esta profecía en Mateo 24.32, 33, diciendo,
De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.
Hoy los maestros de profecía están virtualmente todos de acuerdo en que esto es una referencia al re-establecimiento del estado Israel en 1948. Ellos están viendo los cuadros en la pared, pero no están viendo el elefante de diez toneladas parado en la sala. NO HAY NINGÚN FRUTO MENCIONADO. En 1948 esta higuera ciertamente había echado más hojas, como hizo antes de que Jesús la maldijera. Pero Jesús está buscando fruto, no más hojas.
El hecho es que, este árbol nunca va a dar fruto, porque Jesús lo dijo. ¿Vas a creer las palabras de Jesús? ¿O vas a estar contento de creer a los predicadores quienes contradicen a Jesús?
Yo estoy de acuerdo de que Dios le dio la primogenitura de regreso a Esaú (el estado israelita) en 1948. Pero yo creo en Jesús cuando Él dice que Esaú solo producirá más hojas. Y ten en mente que las hojas de higuera han sido el problema desde Adán. Una hoja de higuera es una cobertura falsa del pecado. Cuando uno rechaza la cobertura de la sangre de Jesús, uno solamente tiene la hoja de higuera. La sangre de Jesús es la única justificación por el pecado. Las hojas de higuera no son nada más que auto-justificación, haciendo excusas y culpando a todos los demás cuando Dios los juzga por el pecado.
En 1948 los edomitas judíos recibieron la primogenitura y así llegaron a ser “la gente escogida” en un sentido legal. El significado legal es este: Dios los está teniendo como responsables de producir los frutos del Reino, y si ellos rehúsan—como lo van a hacer—Dios los tendrá como responsables.

El tiempo de hacer cuentas se está acercando rápidamente. Esaú va pronto a aprender que ser “escogido” no es una bendición, sino una maldición. Ellos van a aprender la misma lección que Israel tenía que aprender durante el tiempo de los Jueces—de que si ellos rehusaban en cumplir sus obligaciones de ser “escogidos”, ellos serían juzgados y mandados en cautividad.

Vea el folleto completo aquí: 
http://www.gods-kingdom-ministries.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario