TRADUCTOR-TRANSLATE

WITNESS LEE Y EL PENTECOSTALISMO, Administrador (COMO FRUSTRA SATANÁS EL DESARROLLO DE LA UNIÓN ORGÁNICA, Wtness Lee)


NOTA DE LA ADMINISTRACIÓN:

En el artículo que incluimos más abajo el hermano Witness Lee expresa su parecer sobre el catolicismo, el protestantismo y, particularmente, sobre el pentecostalismo

Siempre reconociendo que no nos consideramos competentes para juzgar al maestro bíblico que consideramos más especialmente dotado por el Señor, desde el punto de vista de la experiencia de vida cristiana o de la unión orgánica con el Señor Jesucristo, queremos hacer notar algunas cosas desde nuestra experiencia personal.

Fuimos vivificados por el espíritu Santo en una conferencia de un hermano pentecostal, perteneciente a una iglesia independiente en Atlanta-USA. Un año más tarde ese mismo hermano en un encuentro personal "casual" nos expuso personalmente el evangelio y aceptamos al Señor unas horas más tarde en nuestro hogar, estampando nuestra firma en un folleto del pentecostal Kennet Hagin, que nos había regalado y que explicaba con muchos versículos bíblicos el Nuevo Nacimiento. Cuatro meses más tarde este nuestro bendito padre espiritual pentecostal nos regaló varios libros y un folleto: "Buenos Días Espíritu Santo" de Benny Hinn, "Lo que Dices recibes" de Don Gosset, "La Autoridad del Creyente" de Kennet Hagin  y el folleto "Bienvenido a la Familia" de Kennet Copeland, todos, si no nos confundimos, pentecostales. Tal era el hambre que teníamos para ese entonces, que el mismo día a las  3 A.M. leímos en el coche el folleto Bienvenido a la Familia (constaba del Nuevo nacimiento, el Bautismo en el Espíritu Santo y la Sanidad y Salud divinas) y como entendimos que el siguiente paso para nosotros era el Bautismo en el Espíritu, se lo pedimos al Señor y allí mismo en nuestro coche, fuimos gloriosísimamente bautizados en Espíritu Santo y Fuego por el Señor Jesús; Quien, tras una maravillosa luna de miel de unos meses, nos condujo al desierto y al fuego transformante. Gracias  al libro de K. Hagin, basado en las dos oraciones claves de Efesios, fuimos guiados a orar por un tiempo esas dos  bíblicas oraciones de Pablo por espíritu de sabiduría y revelación, por ser fortalecidos en el hombre interior... y  conocer el amor de Dios... (Ef. 1:15-23; 3:14-19). ¡Nunca agradeceremos a Dios lo bastante por ese librito del pentecostal Hagin!

Más o menos a la vuelta de unos 6 meses nuestro pentecostal padre espiritual nos condujo a unos hermanos pentecostales, un misionero de EE.UU. y su esposa hermana del entonces pastor  pentecostal de la iglesia de Ceuta-España. Estos hermanos que desarrollaban un negocio que nosotros también hacíamos nos regalaron el libro que nos marcó para todo nuestro futuro en el Señor: "La Vida Cristiana Normal" de Watchmen Nee. Este libro nos impactó tanto que en los siguientes años pudimos devorar con fruición los 23 libros que de él había publicados, que leímos varias veces, ¡algunos hasta 10! Este maravilloso siervo   fue usado por Dios para que fuéramos conducidos a la vida más profunda y, como consecuencia, por los próximos 21 años nos sentimos como extraños en los tres grupos pentecostales de los que formamos parte, hasta nuestra salida del sistema babilónico, ya va para 2 años, en obediencia al llamado del Señor en Apocalipsis 18:4: Salid de ella pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados ni recibáis parte de sus plagas

En cuanto a esos hermanos (Hinn, con cuyos libros nos enamoramos y deleitamos en el Señor, Hagin y Copeland) de la súper fe-prosperidad-sanidad, debo decir que gracias a Dios sus extremas derivas fueron neutralizadas por los escritos de la vida más profunda de Nee y otros.

Hace unos 6 años que "casualmente" topamos en la red con los escritos de Witness Lee. Este siervo nos sorprendió gratamente por ser discípulo del amado Nee y por ver que apoyado en los hombros de él y de quienes le precedieron, lo había superado grandemente en revelación. Esto pueden comprobarlo por los muchos artículos suyos en nuestros blogs Finisterre al Borde del Jordán y este de Tabernáculos. ¡Y seguimos aprendiendo de él a través de sus escritos en la red, por lo que le damos muchas gracias a Dios!

Dicho esto podemos concluir que nuestra experiencia en el Señor según Su soberana guianza, ha de reconocer la tremenda bendición que el pentecostalismo trajo a nuestra vida y que lo consideramos como una etapa previa que ha de dar paso, desde el infantilismo y atrofia espiritual conrintianos del desierto pentecostal en general, a la vida abundante y madura en la buena tierra de Tabernáculos. Creemos que los dones pentecostales, lenguas incluído,  recibidos personalmente por nosotros, nos han sido útiles y no desechamos nada que sea practicado decentemente y con orden (1ª Cor. 14:40); pero también señalamos que hemos avanzado desde el desierto pentecostal, cruzando el Jordán de la muerte a la carne, para entrar por la circuncisión del corazón a la vida en resurrección,  la madurez en vida de la buena tierra de Canaán; es decir, al camino más excelente del amor, no ya la obediencia y la sumisión, sino en amén o acuerdo en la unión orgánica con el Espíritu todo-inclusivo.
Hemos constatado ampliamente tras unos 21 años en el pentecostalismo que la inmensa mayoría de éste está sumido en el más profundo letargo e infantilismo espiritual y coincidimos con Lee en sus apreciaciones sobre el mal uso de los dones, pero creemos que no es bíblico abandonar las profecías ni impedir los dones (1ª Cor. 14:39), sino que los consideramos un paso en el crecimiento personal del creyente y en el crecimiento corporativo de la iglesia local. Nunca agradeceremos lo bastante a Dios por esas profecías personales que recibiéramos en la cristiandad pentecostal y por el desahogo y refrigerio que las lenguas trajeron a nuestra vida en momentos de profundo sufrimiento. No tuvimos la oportunidad de conocer el pentecostalismo primigenio que llegó en la voluntad y el kairos de Dios, aunque hemos oído hablar y leído sobre él; apenas hemos asistido al humo de las últimas ascuas, desgraciadamente al pentecostalismo corrompido y duro de cerviz que llevaba ya muchas décadas de obstinada resistencia a entrar en el reposo de Dios, para descansar de todas sus obras como Dios de las Suyas. Obviamente esto fue usado por Satanás para ir adueñándose poco a poco de toda la cristiandad, que hoy yace bajo su Sistema Religioso-Humanitario Babilónico Mundial.

1 Corintios 12:31: Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente.
1 Corintios 13:11: Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.
1 Corintios 14:1-2: Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis. Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el espíritu habla misterios. 
1 Corintios 14:4: El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia.
1 Corintios 14:15-18: 14:15 ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. 
14:16 Porque si bendices sólo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente, ¿cómo dirá el Amén a tu acción de gracias? pues no sabe lo que has dicho. 14:17 Porque tú, a la verdad, bien das gracias; pero el otro no es edificado. Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros
1 Corintios 14:39: Así que, hermanos, procurad profetizar, y no impidáis el hablar lenguas;   

Desechamos pues al ANTICRISTO luciferino del catolicismo y llamamos al FALSO PROFETA instalado en la cristiandad, que en incredulidad y desobediencia no ha querido entrar en Su reposo y se ha  estancado en las etapas previas del atrio pascual evangélico-protestante y en el lugar santo de Pentecostés, no queriendo cruzar el Jordán para proseguir hasta la etapa final de la vida  tras del velo. Es inexcusable un avance hasta la plenitud para poder gozar de la vida abundante de Su presencia en el lugar santísimo de Tabernáculos; etapa que no excluye, sino que integra las otras dos y que está conformando el REMANENTE SANTO que peleará la batalla final, tendiendo la alfombra roja para la segunda venida de nuestro Salvador, Santificador y Señor Jesucristo.

Hebreos 5:14: pero el alimento sólido es para los que han alcanzado MADUREZ, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.
Hebreos 6:1: Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, VAMOS ADELANTE a la perfección;...
   
Egipto                            
Desierto
Canaán
Atrio
Santo
Santísimo
Pascua
Pentecostés
Tabernáculos
Niño
Joven
Padre
Cuerpo
Alma
Espíritu
Fe
Esperanza
Amor
Salvador
Santificador
Señor
Luz natural
Candelero
Shekinah
Recibir
Hacer
Ser-Dar
Hijo Menor Caído
Hijo Mayor Amargado
Padre
Rechazar la Cruz
Soportar la Cruz
Amar la Cruz

(Ver más en apéndice abajo)

Apéndice:


ATRIO EXTERIOR

Lugar para oír el Evangelio del Señor Jesús, el Cristo

Conocer al Señor Jesús el Cristo como Salvador.
Jesús significa Salvador

HIJO

CAMINO

LO BUENO

LA PASCUA


CONGREGACIÓN

Lugar de SACRIFICIO

EGIPTO

LA LUZ NATURAL

LECHE

HIJITOS

LA HOJA

CONSEGUIR-RECIBIR

LA SALVACIÓN

LOS LLAMADOS

La Sangre del Cordero

Bautismo en AGUA


ARREPENTIMIENTO

FE

SALIR


Carne (crucificar la carne)(¿?)
(CUERPO- Morir al pecado y al mundo)


Los 32.000

FRUTO AL 30 

"A FIN DE CONOCERLE


LUGAR SANTO

Sólo para aquellos bautizados en el Espíritu Santo y en el Fuego

Conocer al Señor JesúsCristo significa el que unge


ESPÍRITU SANTO

VERDAD

LO ACEPTABLE

PENTECOSTÉS


LEVITAS

Lugar de ORDENANZAS

DESIERTO

EL CANDELERO

PAN

JÓVENES

EL TALLO

HACER

LLENO DEL ESPÍRITU

LOS ELEGIDOS

La Palabra del testimonio

Bautismo en el ESPÍRITU


REFRIGERIO

ESPERANZA

ENTRAR


Alma (la muerte a sí mismo)(¿?)
(ALMA: Morir al yo, carne, viejo hombre)

Los 10.000

FRUTO AL 60 

EN EL PODER DE SU
RESURRECCIÓN


LUGAR SANTÍSIMO

El lugar en Dios de Viviren unión con el Padre
Conocer al Señor Jesús el Cristo como ÚNICO AMO Y SEÑOR. (Único Amo)

PADRE

VIDA

LO PERFECTO

TABERNÁCULOS


HIJOS DE SADOC

Lugar de SU PRESENCIA

TIERRA PROMETIDA

LA GLORIA SHEKINAH

LA VIANDA FUERTE

PADRES (I Juan 2: 12)

LA ESPIGA (semilla)

SER

EL HIJO VARÓN

LOS FIELES (Ap.   17:14)

No amar sus vidas hasta la muerte (al yo)

HASTA LA MUERTE (Ap.l2:11)

RESTAURACIÓN (He. 3:19)

AMOR

SUBIR

Espíritu (abatir al acusador) (¿?)
(Espíritu: Sacrificio vivo; ya no vivo yo)

Los 300 de Gedeón

FRUTO AL 100 

Y EN LA PARTICIPACIÓN
DE SUS PADECIMIENTOS, LLEGANDO A SER SEMEJANTES A ÉL."


COMO FRUSTRA SATANÁS EL DESARROLLO
DE LA UNIÓN ORGÁNICA

(Extracto del E. V. de Gálatas nº 18)

Sin embargo, tengo la carga de señalar que Satanás sutilmente ha frustrado el cultivo y desarrollo de esta unión orgánica. Él ha hecho esto mediante tres “ismos”: el catolicismo, el protestantismo y el pentecostalismo. Estos tres “ismos” del cristianismo de hoy han sido utilizados por Satanás para obstaculizar la economía de Dios por medio de frustrar el desarrollo de la unión orgánica entre el hombre regenerado y el Dios Triuno procesado. Supongamos que en este país no existieran estos tres “ismos” y que sólo existiera el recobro del Señor. Si así fuera, sin duda alguna la unión orgánica entre nosotros y Dios se desarrollaría muchísimo en poco tiempo. No obstante, es un hecho que esta unión orgánica ha sido frustrada. Y no ha sido frustrada principalmente por el judaísmo, el islamismo o el budismo, sino por el catolicismo, el protestantismo y el pentecostalismo. Así como Satanás usó el judaísmo en tiempos antiguos, del mismo modo usa estos “ismos” hoy en día para impedir que el pueblo de Dios desarrolle adecuadamente su unión orgánica con el Dios Triuno.
El principio que Satanás sigue para conseguir esto consiste en tomar algo que Dios haya dado y hacer que sea usado equivocadamente. 
Este principio se puede ver, por ejemplo, en el catolicismo, donde se pueden encontrar ciertas cosas dadas por Dios. Muchos creyentes genuinos que están en el catolicismo han sido fascinados por el uso que Satanás hace de estas cosas que Dios ha dado. Debido a que en la Iglesia Católica pueden verse ciertas cosas de Dios, muchos tratarán de vindicarla, argumentando que ciertamente algo de Dios puede verse allí. Recordemos la profecía del Señor en Mateo 13:33 respecto a la Iglesia Católica: “Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado”. Tal como hizo la mujer de esta parábola, la iglesia Católica ha mezclado levadura con flor de harina. Ha mezclado cosas satánicas con las cosas dadas por Dios. Por consiguiente, lo que hallamos en el catolicismo es una mezcla de cosas satánicas y cosas que Dios ha dado. En Apocalipsis 17 la Iglesia Católica es presentada como una mujer que tiene una copa de oro llena de abominaciones. Esta es la verdadera situación del catolicismo.
Siguiendo el mismo principio, no podemos negar que hay algo de Dios en el protestantismo. Allí podemos ver algunas cosas dadas por Dios. Sin embargo, Satanás utiliza esas cosas para frustrar la economía de Dios e impedir el desarrollo de la unión orgánica. La mayoría de los creyentes genuinos que están en las denominaciones protestantes nunca siquiera han oído hablar de esta unión orgánica. Muchos ni siquiera saben que Cristo vive en ellos. Es posible que por medio del catolicismo o del protestantismo algunas personas sean traídas al Señor. Pero después de haber sido traídos a Él, se les impide avanzar a experimentarlo. Muchos pecadores han sido salvos mediante la predicación del evangelio en el protestantismo. No obstante, después de haber sido salvos y de llegar a ser creyentes, se ven estorbados de experimentar a Cristo por las mismas denominaciones mediante las cuales fueron salvos.

El tercer “ismo”, el pentecostalismo, es más sutil que el catolicismo y el protestantismo. Después de más de cincuenta años de estudio y experiencia, puedo testificar que no hay nada más sutil que el pentecostalismo en cuanto a estorbar que el pueblo de Dios experimente a Cristo. Por varios años, en el recobro del Señor en China estuvimos bajo la influencia de las cosas pentecostales. Por nuestra experiencia podemos testificar que en nuestra participación en el pentecostalismo hubo más pérdida que ganancia. El daño más grande del pentecostalismo es que dificulta que los creyentes aprecien la unión orgánica interior con el Dios Triuno. El pentecostalismo pone énfasis en las manifestaciones exteriores. Es difícil que quienes recalcan tales cosas se calmen y conozcan el Espíritu que mora en su espíritu regenerado y sigan la unción interior. Muchos en el pentecostalismo no saben ni le interesa saber que tienen un espíritu regenerado. Más bien, les importa la manifestación de los llamados dones. Les interesa el hablar en lenguas, la sanidad y los milagros, pero no les interesa el desarrollo y el cultivo de la unión orgánica con el Dios Triuno.
En 1963 fui invitado a hablar en cierto grupo pentecostal. Después de una reunión, el líder y su esposa trataron de hacer que cierto hermano chino hablase en lenguas. La esposa le dijo que no hablara ni inglés ni chino, sino cualquier otra cosa que le viniera a la mente. El hermano se dio cuenta de que para escaparse de esa situación tenía que decir algo. Recordando unas cuantas palabras en lengua malaya que sabía por casualidad, profirió una expresión absurda en esa lengua. Inmediatamente el líder de ese grupo pentecostal y su esposa aplaudieron y se regocijaron que el hermano había hablado en lenguas. Al día siguiente le hice ver a esa pareja lo que verdaderamente había pasado y además les pregunté acerca de esa práctica.
Además, en una de las reuniones de ese mismo grupo pentecostal, una señora dio un breve mensaje en lenguas. Luego un joven ofreció una prolongada interpretación de ese mensaje. Más tarde el líder de ese grupo admitió que la interpretación ofrecida por el joven no era genuina. Yo entonces le pregunté por la razón de ocuparse de tales prácticas cuando tenemos un Cristo tan rico que podemos ministrar a otros. Él no tuvo modo de responder a mi pregunta. Más adelante el joven que había dado la interpretación negó que hubiera tenido la intención de interpretar el mensaje que aquella mujer había dado en lenguas. Le recordé que él les había indicado claramente a todos los presentes que estaba dando una interpretación. También le dije: “No hay necesidad de hacer estas cosas. Yo definitivamente creo que amas al Señor. ¿Por qué mejor no simplemente predicas la verdad y les ministras a otros las riquezas de Cristo?”.
Incluso en algunos grupos pentecostales se ha pretendido que en sus reuniones a algunas personas milagrosamente se les habían rellenado de oro los dientes. Yo para nada creo tales reportes. ¿Por qué Dios mejor no restaura los dientes en vez de rellenarlos con oro? Eso iría más de acuerdo con el principio bíblico. Además, si esos milagros verdaderamente hubieran sucedido, los periodistas lo averiguarían y los publicarían.
Otro caso tiene que ver con el líder de un grupo pentecostal, quien decía que le había sido concedida la habilidad de hablar chino. Un día él profirió ciertos sonidos peculiares, creyendo que estaba hablando chino. Yo y otro hermano de habla china le hicimos ver que no entendíamos ni una sola palabra, a pesar de que yo hablaba mandarín, de que el otro hermano hablaba cantonés, y de que los dos entendíamos otros dialectos chinos. Sin embargo, este líder pentecostal insistió en expresar algunos sonidos diferentes. También le tuvimos que decir que no reconocíamos si tales palabras fueran en chino. Al escuchar esto, tal hermano se contrarió mucho. En su auto-engaño, él estaba convencido de que podía hablar chino. Sin embargo, el chino que él hablaba era un idioma que él mismo había compuesto. Tales incidentes son comunes en el pentecostalismo de hoy.
Cierta revista carismática publicó un artículo en el cual el autor decía que había entrevistado a doscientas personas que afirmaban hablar en lenguas. Sin excepción alguna, las doscientas personas dudaban que la lengua por ellos hablada fuera genuina. Sin embargo, el escritor los animó a todos a que siguieran hablando en lenguas, sin considerar las dudas tocante a la autenticidad de lo que estaban hablando. Leímos este artículo públicamente en el entrenamiento de 1963. Entonces les pregunté a los hermanos que estaban en el entrenamiento si Pedro y los demás presentes en el día de Pentecostés habrían tenido alguna duda tocante a si las lenguas por ellos habladas fueran genuinas. Ciertamente ni Pedro ni los demás tuvieron tales dudas. No obstante, estas doscientas personas que hablaban en lenguas tenían dudas porque las lenguas que ellos hablaban no eran genuinas.
En 1963 y en 1964 hubo un reporte en los periódicos sobre ciertas profecías pentecostales tocante a que habría un terremoto en la ciudad de Los Ángeles, y que la ciudad desaparecería en el océano. Sin embargo, la fecha del terremoto pasó sin que nada ocurriera. Sin duda, tal falta de cumplimiento es suficiente para probar que esa profecía era una falsedad.
Me gustaría citar otro ejemplo tomado de las experiencias que hemos tenido en el lejano oriente. Después de habernos mudado a Taiwán y después de haber empezado a trabajar allí, les hice ver a los santos que, conforme a nuestra experiencia en China continental, era mejor que no volviéramos a tocar el cristianismo. También les aconsejé que no se involucraran en las cosas pentecostales. En vez de esto, les animé a simplemente predicar el evangelio a los incrédulos. Por años predicamos activamente el evangelio, inundando las ciudades con folletos y carteles. Después de seis años, nuestro número aumentó de ser menos de quinientos a más de veinte mil. Al principio de la década de los sesenta, estando yo fuera de Taiwán, cierta mujer que era ministro pentecostal comenzó a predominar en Malasia y ejercía una considerable influencia en algunos de los santos del recobro del Señor. Hasta llegó a tener el control de una pequeña iglesia en Malasia. Sin embargo, un hermano anciano y tres jóvenes se negaron a continuar en esa situación porque tenían claridad tocante a la verdad. En 1965 esta predicadora hizo planes para tener una conferencia en Taiwán, especialmente para quienes estaban en las iglesias locales. Tenía la intención de tomar control de todas las iglesias de la isla de Taiwán. Aunque yo no tenía ningún conocimiento al respecto, tuve la carga de visitar Taiwán en septiembre de 1965, el mismo mes en que la conferencia estaba programada. Cuando llegué, me enteré por primera vez de esta conferencia. Esta mujer, quien se destacaba por decir que no era necesario que el hablar en lenguas se hiciera en un dialecto o lenguaje verdaderos, súbitamente desarrolló un cáncer en la lengua y no pudo ir a Taiwán para la conferencia. Se hablaron profecías de que un avivamiento mundial empezaría en Taiwán en 1966 y que ella sería sanada. Sin embargo, no hubo avivamiento y ella murió. Después de su muerte, surgió una profecía que hasta fue puesta por escrito, respecto a que ella sería resucitada. No obstante, esta llamada profecía no se cumplió.

ANDAR CONFORME AL ESPÍRITU
EN NUESTRO ESPÍRITU

Por todo lo que he aprendido y experimentado, a veces con mucho sufrimiento, he llegado a comprender que junto con el catolicismo y el protestantismo, el pentecostalismo es una frustración para la economía de Dios. Es un gran obstáculo para el desarrollo de la unión orgánica entre nosotros y el Dios Triuno. Según las Epístolas de Pablo, el Dios Triuno ha sido procesado para llegar a ser el todo-inclusivo Espíritu vivificante. Cuando este Espíritu entra en el espíritu del hombre, se produce una unión orgánica. Ya que estamos orgánicamente unidos con el Dios Triuno, podemos vivir por Él en nuestro espíritu.
En Primera Corintios Pablo estaba enfrentando el abuso del hablar en lenguas. En el capítulo siete de este libro encontramos un excelente ejemplo de lo que es vivir conforme a esta unión orgánica. En el versículo veinticinco, Pablo dice: “En cuanto a las vírgenes no tengo mandamiento del Señor; mas doy mi parecer, como uno a quien el Señor ha concedido misericordia para ser fiel”. Después de haber dado su opinión en el asunto, Pablo dice como conclusión: “pienso que también yo tengo el Espíritu de Dios” (v. 40). Aquí vemos el camino neotestamentario, el camino de la encarnación. Conforme a este camino, tenemos la mezcla de la divinidad con la humanidad. Dios no actúa solo, ni tampoco el hombre actúa solo. Más bien, Dios actúa en unidad con Su pueblo salvo, porque existe una unión orgánica entre el Dios Triuno procesado y aquellos que han sido regenerados. Todo lo que nosotros hagamos y digamos debe provenir de esta unión, de este mezclar de Dios y el hombre. Esto es muy diferente de lo que se practica en el pentecostalismo de hoy, el cual en sus llamadas profecías sigue la manera antiguotestamentaria de decir “así dice Jehová”. En el Nuevo Testamento, sin embargo, no vemos escrita la frase: “Así dice Jehová”, sino que vemos escrito lo que Pablo dice o lo que Pedro y Juan dicen. Según 1 Corintios 7, aunque Pablo no tenía mandamiento con respecto a las vírgenes, él aún podía decir algo en lo cual el Espíritu de Dios fuera expresado. Este es el camino neotestamentario. Necesitamos seguir este camino a fin de desarrollar la unión orgánica entre el Dios procesado y el hombre regenerado.

Hemos señalado enfáticamente que en Gálatas el Espíritu denota al Dios Triuno procesado y que la carne denota al hombre tripartito caído en su totalidad. Si vemos este contraste, no desearemos vivir en nosotros mismos, separados de Dios. Cualquier cosa que hagamos de manera independiente del Señor, pertenece a la carne. Es de vital importancia que comprendamos que hemos sido unidos orgánicamente al Dios Triuno. Él y nosotros, nosotros y Él, nos hemos mezclado y somos una sola entidad. Tal unión orgánica se ha llevado a cabo en nuestro espíritu. Por lo tanto, debemos andar conforme al Espíritu en nuestro espíritu. En esto consiste la economía neotestamentaria de Dios, la manera en que Su propósito eterno es llevado a cabo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario