TRADUCTOR-TRANSLATE

SOCIALISMO versus GOBIERNO DEL REINO DE DIOS, God's Kingdom Ministries


Socialismo vs Gobierno del Reino de Dios

09 de febrero 2015

Las ideologías políticas han existido por mucho tiempo. Las monarquías han sido las más prevalentes durante miles de años. Más recientemente,  se han formado gobiernos que desplazan el poder a la gente (Democracia) o a sus representantes (repúblicas).
En los tiempos modernos esto realmente comenzó con la Revolución Inglesa en la década de 1640 que, por un tiempo, derrocó a la monarquía. Duró el tiempo suficiente para establecer el Banco de Inglaterra en 1694, que fue la base de una nueva dictadura oculta de los banqueros que controlaban el monedero de la nación. Ellos entendieron que era más fácil engañar a la gente común que a los propios monarcas, por lo que abogaron por la Democracia.
El ascenso del socialismo
En la década de 1800 financiaron el ascenso del socialismo, que expuso su solución a la pobreza y la desigualdad. Los gobiernos debían impuestos a los ricos a tasas más altas con el fin de dar a los pobres. Para las personas comunes afectadas por la pobreza, esto sonaba como una gran idea, porque les parecía injusto que algunos quisieran ser ricos, mientras que otros serían pobres. Lo que no entendían es que los gobiernos, en este caso, los principales banqueros, de nuevo controlaban el monedero y ganarían más poder a través del poder de la fiscalidad.
Tampoco la gente entendió que los principales banqueros protegerían su propia riqueza poniéndola en fideicomisos y fundaciones exentas de impuestos. En otras palabras, escondían su riqueza poniéndola a nombre de empresas, al tiempo que conservaban el poder para usarlo a su antojo. Por lo tanto, sólo los ricos ignorantes estaban gravados a tasas más altas, al menos hasta que aprendieron cómo protegerse, utilizando los métodos que las personas realmente ricas estaban usando.
Hace un siglo, estos banqueros de Nueva York, Londres y otras grandes ciudades utilizaron a las masas ignorantes para derrocar al gobierno de Rusia y para instalar una forma "comunista" de gobierno. Lo hicieron sólo después de establecer el Banco de la Reserva Federal en Nueva York, que fue el principal mecanismo utilizado para financiar la revolución comunista. Los socialistas entre la gente del pueblo pensaban que estaban luchando para derrocar a los banqueros, monarcas ricos y acaudalados hombres de negocios, pero en realidad, estaban luchando para derrocar a aquellos cuyo poder podría rivalizar con los grandes banqueros, los "iniciados".


A los socialistas se les prometieron grandes recompensas de libertad, riqueza, igualdad, sin darse cuenta de que los que les hacián tales promesas los utilizaban para ganar poder sobre sus rivales y para robar o controlar su riqueza a través del "poder del pueblo". En realidad, este nuevo poder del dinero obligó a otras personas ricas a unirse a ellos o ser destruidos. El resultado fue una nueva, pero oculta la hegemonía de los ricos y poderosos, donde los principales banqueros dominaban a los menos ricos y menos potentes. La Biblia llama a este arreglo, Misterio Babilonia.
El fracaso del comunismo como ideología
El gobierno de Rusia que se formó en 1917 fue llamado La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. En realidad no era comunismo en absoluto, sino socialismoEl comunismo siempre fue visto como una meta a alcanzar, donde supuestamente todos los hombres serían iguales, todos los que trabajan duro, pero sin recibir ingresos de su trabajo. En su lugar, el estado con plenos poderes, se haría cargo de cada uno según su necesidad. La meta del comunismo era que todos los ciudadanos fueran felices, esclavos iguales, sin poseer nada más que tener todas sus necesidades básicas satisfechas por el Estado.
La Unión Soviética fue abolida hace 25 años después de que toda Europa y la mayor parte del mundo había adoptado la ideología socialista en un grado u otro. La caída del comunismo no significó la caída del socialismo. El socialismo sigue manteniendo su objetivo comunista de control bancario completo, escondido detrás de la máscara de la democracia.
La Unión Europea fue al socialismo lo que la Unión Soviética fue al comunismo. Se trató de unirse bajo la bandera del socialismo bancario controlado. El socialismo es una palabra agradable en Europa, aunque aquí en Estados Unidos, todavía conserva una reputación negativa en muchos círculos. Así que en Estados Unidos tenemos partidos Demócrata y Republicano, pero sin partido "socialista".
Sin embargo, la ideología socialista se mantiene principalmente por el Partido Demócrata. Mantiene su popularidad, tratando de subir los impuestos a los ricos para dárselo a los pobres. El Partido Republicano ofrece resistencia al socialismo, pero es utilizado por los banqueros para aumentar la deuda pública a través de guerras sin fin. De cualquier manera, los banqueros se hacen con el control. El Partido Demócrata gasta dinero en programas contra la pobreza, y los republicanos gastan dinero en la guerra. Ambos escenarios obligan al gobierno a aumentar los impuestos a pagar por sus proyectos, por lo que los banqueros ganan más poder monetario. Ambas partes afirman estar luchando contra Wall Street y por la promoción de los intereses del hombre común, pero cuando llegan al poder, no cambian nada, porque todos reciben órdenes de los banqueros de Wall Street.


El socialismo está fallando ahora
El talón de Aquiles del socialismo es la naturaleza humana. La misma codicia que hace el socialismo tan atractivo para las masas es lo que hoy se destruye como una ideología. Mientras a las masas se les da dinero ganado o robado por los ricos, la gente es feliz. Sin embargo, tan pronto como las clases trabajadoras descubren que su dinero está siendo tomado de ellos para apoyar a los no trabajadores, el socialismo pierde su brillo. Esto es lo que estamos viendo hoy en EuropaSe pide a las naciones más ricas del norte de Europa que apoyen a las naciones más pobres del sur de Europa. Alemania se resiente de tener que apoyar a Grecia y España, por ejemplo. Los alemanes se preguntan por qué deben trabajar más horas para apoyar a un país cuyo gobierno les da más beneficios a sus ciudadanos que los propios alemanes disfrutan. En otras palabras, Grecia es más socialista que Alemania.

El socialismo tiende a crear una clase más amplia de los que no trabajan, ya que elimina el motivo principal para trabajar -la necesidad. Si una persona puede vivir una buena vida sin trabajar y puede ser apoyado por los que lo hacen, entonces la tendencia es a dejar de trabajar. Por el contrario, los trabajadores pronto comienzan a resentirse porque se ven obligados a apoyarlos a través de los impuestos del gobierno.
La situación en Europa es complicada por el hecho de que los griegos están ahora tomando conciencia de que los oligarcas bancarios son los verdaderos culpables detrás de las escenas. Internet ha abierto una nueva herramienta educativa completa que está quitando el velo del secreto que ha mantenido a Babilonia como un "misterio", es decir, un gobierno secreto.
El conflicto actual parece que podría llegar a un clímax importante el 17 de febrero que es el plazo fijado por la UE, dominada por Alemania, para que Grecia esté de acuerdo con el programa de "austeridad" que su gobierno anterior había acordado cuando comenzó la crisis. Para ponerlo en términos ideológicos, Alemania está cansada del socialismo, ya que les está costando dinero. Pero debido al alto nivel de deuda en el mundo, Grecia tiene una enorme influencia.
¿Ves?, si un banco te presta $ 1.000 dólares, tu eres su esclavo. Si un banco te presta $ 100 millones, el banco es tu esclavo.
Grecia ha tomado prestadadas enormes cantidades de dinero de los bancos europeos. Por lo tanto, Grecia es su esclava, a menos que amenacen con dejar de pagar los préstamos. El nuevo gobierno de Grecia, que se formó el 26 de enero de 2015, sabe que la enormidad de su carga de deuda les da apalancamiento.
Esa amenaza es suficiente para desacreditar y derrocar al socialismo como ideología del mundo, como el comunismo fue desacreditado hace 25 años. Si los griegos ganan esta disputa, Alemania sabe que no va a ser el final de la historia. España e Italia serán los próximos en la fila para usar esa misma palanca. No pueden darse el lujo de ceder a las demandas griegas. Pero tampoco puede el gobierno griego pagar sus deudas, ni el nuevo gobierno griego seguirá promoviendo el programa de austeridad exigido por la UE.
Uno u otro lado cederá, -o no. Si no, el socialismo como ideología será desacreditado como una idea política. Esto tendrá enormes ramificaciones en macro-política.
Gobierno del reino
La Biblia promueve la justicia y la misericordia de Dios. La ley de Dios establece los derechos de los hombres, y las sentencias de la Ley muestran cómo los infractores de la Ley deben ser corregidos con el fin de restablecer esos derechos.
El Gobierno del Reino garantiza los derechos que Dios ha dado a la humanidad, mientras que el socialismo toma el lugar de Dios mediante la concesión de derechos como lo considere oportuno. Lo que el gobierno te da, también te lo puede quitar.
La Ley también garantiza que a cada familia se le de tierra, de modo que puedan ser apoyados por su propio trabajo. Dios no pone comida en su mesa, pero les da los medios para producir y para apoyar a los suyos que no puedan trabajar. Las personas con discapacidad o de la tercera edad son apoyados por sus propias familias. Si la necesidad es mayor, sus vecinos pueden ayudarlos.
La Ley reconoce que siempre habrá personas pobres en la tierra, pero no trata de corregirlo mediante el robo por el gobierno de los activos de los trabajadores. Se defiende el derecho de los hombres a poseer su propio trabajo, es decir, ser dueños de lo que producen por su propio trabajo.
La fiscalidad bíblica se basa en el trabajo de Dios. Dios trabajó para crear la tierra, el aire, el agua, la luz del sol, y todas las cosas necesarias para producir la riqueza de la naturaleza. Por lo tanto, Él es dueño de todo lo que Él creó. Los hombres pueden entonces asociarse con Dios y trabajar para dar forma o re-forma a las cosas que Dios creó anteriormente. Los hombres pueden utilizar los árboles para obtener madera para construir casas. Los hombres pueden laborar en la industria de la pesca para alimentarse a sí mismos y a otros. Los hombres pueden laborar  en minas de oro y plata para crear otros objetos útiles. En todos los casos, los hombres poseen la mano de obra que han puesto en el producto, pero las materias primas son propiedad de Dios por causa de Su trabajo. En esta asociación, cuando los hombres utilizan el trabajo de Dios y añaden su propio valor añadido al mismo, le debemos a Dios el 10% por el apoyo de Su gobierno en la tierra, mientras se nos permite retener el 90% de nosotros mismos. Todo se basa en los derechos laborales, o como la Corte Suprema de Estados Unidos resolvió hace más de un siglo, la mano de obra es el más básico derecho de propiedad. Esto fue parte de la argumentación de la Corte fulminando un proyecto de ley que permitiría al gobierno impuestos al trabajo (salarios).
En aquellos días, los jueces del Tribunal Supremo entendían la Ley bíblica y sabían por qué nuestros fundadores prohibieron los impuestos sobre los salarios. Por supuesto, después que Misterio Babilonia llegó al poder en 1914 a través de la Ley de la Reserva Federal, nos dieron una forma completamente nueva de gobierno, que incluyó el impuesto progresivo sobre la renta, promovido por Karl Marx, fundador del socialismo moderno.


La Ley bíblica se basa en la gente compartiendo su propia riqueza, pero le da a cada uno el derecho de hacer lo mismo. En otras palabras, incluso Dios no presume tener el derecho de tomar lo que un trabajador ha trabajado por producir y dárselo a otra persona, independientemente de lo que  esa persona pueda merecerDios ha dado a los hombres libremente el derecho de asociarse con Él y mantener el 90% como recompensa por su propio trabajo. Pero Dios no autoriza a ningún hombre o a cualquier gobierno a robar a los ricos para dárselo a los pobres. Esa no es la solución a la pobreza.
La solución es que los hombres amen a sus prójimos como a sí mismosEl derecho de cada persona a dar se basa en su derecho a poseer su trabajo. El socialismo se basa en el robo. El gobierno de Dios se basa en los derechos de Dios y de los hombres, que son inherentes al carácter de Dios.
Con esto en mente, ahora estamos viendo la caída del socialismo y el surgimiento del Reino de DiosLas ideologías de estas dos formas de gobierno se pondrán delante de nosotros por medio de contraste. El socialismo es una cleptocracia que pretende hacer el bien por el pecado de robo. Está pecando para que la gracia abunde -a un nivel macro.
La colisión entre el norte y el sur sacudirá todo el mundo político de Misterio Babilonia. Yo creo que el Reino de Dios surgirá de la nube de polvo, y cuando se produzca la invasión Espíritu Santo, que estará perfectamente cronometrado  para hacer volver los corazones de los hombres a Jesucristo.
 Dr. Stephen Jones
- See more at: http://www.gods-kingdom-ministries.net/daily-weblogs/2015/02-2015/socialism-vs-gods-kingdom-government/#sthash.InzlpoXg.dpuf

NOTA ADMINISTRADOR:
Excelente artículo que nos hace un sustancioso resúmen histórico de la evolución del socialismo hasta nuestros días, y nos hace recordar el excelente libro sobre la masonería de César Vidal Manzanares.
Para algunos de los que han progresado a Tabernáculos les puede chocar la opinión del autor sobre el diezmo. Al respecto decir que aunque no coincidan con el autor, tengan en cuenta que Stephen es un profundo conocedor de la Ley, cuya opinión hay que tener muy en cuenta. 
Nosotros no nos atrevemos a juzgarle al respecto pues creemos que marcha en niveles espirituales que nosotros no hemos alcanzado. Solo diremos que en cuanto al diezmo, lo que pensamos, hoy, es que el Nuevo Testamento deja claro que no se trata del 10, el 20 o el ..., sino del 100%, que le pertenece al Señor, y que es quien debe decidir con que parte nos permite quedarnos en cada ocasión. Es decir, no se trata de cuanto de mi dinero le doy a Dios, sino de cuanto del dinero de Dios se me permite quedarme. También entendemos que los diezmos no son para el pastor y/o la congregación por decreto o exigencia del liderazgo, sino para Dios; Es decir, para Su obra, para los pobres,  para el sostenimiento de ministerios que nos bendigan, etc..., según el Espíritu guíe a cada quién. Esto no quiere decir que si estamos participando en algún grupo, el Señor no nos demande participar en el sostenimiento del liderazgo con plena dedicación o de las necesidades materiales, según seamos guiados. Pensamos que nadie debe demandar obligatoriamente el diezmo.
Coincidimos en cuanto a que la Ley de Dios no nos manda robar a los ricos para dárselo a los pobres, pero también que esto ha de requerir un contexto donde todos tengan opción a un trabajo (una "tierra"), a fin de poder satisfacer sus necesidades básicas de vivienda digna, alimento y vestido, medicina y algo más... Además, también es bíblico, que cada cierto periodo de tiempo haya un jubileo, en el que todas las deudas sean canceladas y todos puedan recuperar sus bienes perdidos.
Hoy en día los gobiernos siervos de la élite financiera son los culpables del paro, la imposibilidad de acceso a vivienda por la carestía de la vida, en fin, de la pobreza. Los derechos humanos y muchas constituciones "garantizan" derechos básicos tales, pero los políticos incumplen sistemáticamente con los mismos derechos que dicen garantizarnos; mientras ellos tienen sueldos millonarios y trabajan para quienes los financian, sobornan y dirigen.
Pásenlo bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario