TRADUCTOR-TRANSLATE

Cap. 1 ESCASEZ Y ABUNDANCIA (LAS LÁGRIMAS DE MI PADRE), Dr. Stephen Jones


Crónicas de Anava
Libro 3
LAS LÁGRIMAS DE MI PADRE
Dr. Stephen E. Jones


Este es el tercer libro de Las Crónicas de Anava, centrado en el tema principal de la Divina Provisión. Vamos atrás en el tiempo, a Israel durante su cautiverio filisteo, para interactuar con Sansón y Samuel; primero cuando siendo muchachos tienen cinco años, y luego otra vez cuando tienen veinte. Celebramos la Fiesta de los Tabernáculos en Silo con la familia de Refa (Rephah) y Samuel, mostrando la conexión entre los siete discursos principales de Moisés y las primeras siete señales milagrosas en el libro de Juan.


Capítulo 1
ESCASEZ Y ABUNDANCIA


"¿Dónde están los recursos para construir Tu Reino?"

Séfora y yo estábamos expectantes sobre la roca plana de meditación en la Montaña de la Revelación, con vistas a la caverna. Hacia fuera de la gran caverna fluía espumante el Agua de Vida hacia el verde valle abajo. Un ángel brillante llamado Los Ojos de Dios, el ángel de videntes y visionarios, se paró ante nosotros para revelarnos secretos de vida y amor que necesitábamos saber para completar nuestra próxima tarea.

"Hablo por Dios. Mi Reino comienza Conmigo. Yo soy amor; por lo tanto, el primer recurso y la clave de Mi Reino es el amor", respondió el ángel con la Voz del Creador. "Los reinos inferiores de los hombres están construidos sobre llaves de poder y control, que llevan a la esclavitud".

"El primer reino organizado entre hombres -continuó- fue diseñado para poner a todos los hombres bajo la autoridad de Nimrod. 1 Todos han seguido su modelo desde entonces, y cada hombre que ha organizado un reino ha asumido el derecho de ser servido por otros.

"Mi Reino usa el poder del amor para liberar a los hombres", dijo el ángel, y la montaña tembló bajo el trueno de Su voz. “El amor no busca su propio beneficio, 2 sino que busca beneficiar a los demás, incluso a sus propias expensas. Los hombres gobiernan a través del temor y las amenazas, y hacen cumplir la voluntad del rey sobre siervos y esclavos. Esto parece correcto para ellos, porque saben que el hombre tiene una naturaleza egoísta y rebelde. Creen que no hay manera de gobernar con éxito, excepto con el miedo y la fuerza".

"Tales gobernantes", dije, "conocen la naturaleza del hombre porque ellos mismos son egoístas y rebeldes. Entonces, ¿qué les da el derecho de gobernar a otros hombres? ¿La voluntad de un egoísta, tendrá el poder de comandar a otros hombres igualmente egoístas?

"El pecado original de Terrícola", explicó el ángel, "provocó el juicio necesario. Cuando la muerte pasó a todos los hombres, 3 se hicieron mortales y comenzaron a experimentar limitaciones. La mortalidad creó una escasez de tiempo, y así empezaron a temer que su tiempo terminaría. Temían la muerte, 4 pero también temían la falta de recursos para mantenerse a sí mismos durante su vida útil limitada. Así nació la necesidad de obtener riqueza para el caso de que su acceso a los recursos naturales pudiera terminarse. Esto, a su vez, llevó a la competencia y la rivalidad y la necesidad de empobrecer a otros. Los pobres tenían que existir para hacer que los ricos se sintieran ricos, y los reinos fueron construidos para dar poder a los fuertes".

"¿Cómo podemos superar este problema?", pregunté.

"Mi Reino no puede construirse sobre la carnalidad de los patrones de pensamiento actuales de los hombres", dijo el ángel. "La escasez del tiempo es superada sólo por conocer el camino hacia la inmortalidad".

Cuando miré a los ojos del ángel, vi la cara de un hombre que no reconocí. "¿Quién eres?" Le pregunté al ángel.

"Yo soy la voz de Dios que habla la vida, soy el Ángel de la Vida. Estoy asignado a hablar a través de los que el Creador ha levantado como gobernantes y jueces en la Tierra, porque un juez es una Puerta de Vida”. 5

-Pero, ¿por qué veo la cara de un hombre en tus ojos? -pregunté.

"Ustedes verán jueces en la Tierra a través de los cuales manifestaré la Vida. Yo soy su ángel, porque llevo las palabras de vida, que deben hablar para ser eficaces en su llamado. Conocerás a algunos de ellos a su debido tiempo.

El ángel continuó, diciendo: "Cuando los hombres tienen propósito en la vida y conocimiento de Mi Plan, pueden descansar en esto, porque no tienen más razón para temer. Si aman, entonces la codicia no tiene lugar para crecer. Si están centrados en Dios, siguen siendo mayordomos de la Creación sin usurpar lo que es Mío, y viven para servirme a Mí y a sus semejantes".

"Entonces, ¿qué debemos hacer ahora que hemos llegado a este clímax de la historia?", pregunté. "Es obvio que la civilización ha alcanzado un punto de inflexión, y estamos en una transición de una Edad a otra". Ustedes han intervenido en los asuntos de los hombres y han llamado a unos pocos para bendecir a los muchos y llevarlos a un mayor conocimiento de la verdad. ¿Por dónde vamos a empezar?

A usted se le han dado dos ciudades, -Nueva-Iglesia y Cosmos-, dijo la Voz. Comience ahí y úselas como modelos. Inculquen fe en sus oídos, amor y gozo en sus corazones, y sabiduría en sus manos. Cuando ustedes buscan Mi Reino, entonces todos mis abundantes recursos les serán dados cuando surjan las necesidades. Pero primero deben observar los patrones del pasado y aprender de ellos, para que puedan implementarlos en el presente".

Por ahora, nuestras instrucciones eran claras y completas, y sentí que estábamos siendo despedidos de esta reunión en la Montaña de la Revelación. Nos volvimos y empezamos a caminar de regreso de la montaña, hacia la logia de José donde habíamos estado. Pero entonces el Aliento de Dios nos arrebató, y nuestro siguiente paso nos puso de nuevo en la puerta de la casa del jefe Hiamovi.


Notas a pie de página


  1. La palabra hebrea para juez es Dan, deletreado daleth ("puerta") y nun ("el pez, equipando con la vida"). Por lo tanto un Juez es una Puerta de Vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario