TRADUCTOR-TRANSLATE

PROFECÍA ANTIGUA DE 1217 dC., God's Kingdom Ministries

Rabbi Judah ben Samuel (1140-1217)


31 de mayo de 2017

Aquí está la profecía de 800 años de edad, de un rabino judío del año 1217 que es interesante.
El rabino Judah ben Samuel publicó una profecía hace 800 años, en base a su punto de vista de los Jubileos de 50 años (en lugar de ciclos de 49 años). Aunque los turcos otomanos aparecieron por primera vez en las páginas de la historia en el año 1215, apenas dos años antes de que la profecía fuera escrita, preveía el momento en que iban a conquistar Jerusalén 300 años más tarde en 1517.
El rabino Judah ben Samuel - “Cuando los otomanos (turcos) -que ya eran una potencia a tener en cuenta en el Bósforo en el momento de Judá Ben Samuel- conquisten Jerusalén van a gobernar sobre Jerusalén durante ocho jubileosDespués Jerusalén se convertirá en tierra de nadie durante un jubileo, y luego en el noveno jubileo volverá a entrar de nuevo en posesión de la nación judía - que significa el comienzo de la hora final mesiánica".          
1217 AD. La profecía.
1517 AD. Turcos otomanos toman Jerusalén y gobiernan 8 Jubileos.
1917 AD. British toma Jerusalén, pero no la anexiona. “Tierra de nadie” durante 1 Jubileo.
1967 AD. Judíos toman Jerusalén y la gobiernan por 1 Jubileo hasta 2017.
2017 AD. “El comienzo de la hora final mesiánica”.
Sin duda, el rabino pensó que Jerusalén permanecería para siempre, y tal vez se regiría por el príncipe Mesías en 2017. Queda por ver si 2017 verá un mesías judío o el real, que en esta época llega de José. ¿La vieja Jerusalén será la madre de los herederos? ¿O será la Nueva Jerusalén la que dará a luz a los herederos del Reino? ¿Pablo estaba correcto o incorrecto en Gálatas 4: 28-31Tal vez este “pleito de Sion” (Isaías 34:8 KJV) será resuelto en 2017.
El hecho es que los verdaderos “santos del Altísimo” están surgiendo ahora como cuidadores del Reino. Los santos no son descendientes biológicos de Abraham, Isaac y Jacob, pero son los hijos de Dios que han sido engendrados por el Espíritu.

Dr. Stephen Jones

No hay comentarios:

Publicar un comentario