TRADUCTOR-TRANSLATE

Palabras para vivir en LOS ESTÁNDARES DEL AMOR, Por Wayne Jacobsen


Por Wayne Jacobsen

Audio en Youtube:


Estaba el otro día en una conversación por Internet y alguien preguntó: "¿Conocemos los estándares de Dios acerca del amor? Y si no, ¿qué podemos hacer para conocerlos?"

Conozco a muchas personas que se preguntan esto porque la religión nos ha enseñado a ver el amor solo como un mandamiento u ordenanza, no como una realidad. Yo solía ver el amor como una norma que tenemos que cumplir. Era agotador, no funcionaba y  llegue a creer que el amor no era el estándar que necesitamos para alcanzar a todos. Estoy convencido de que el amor es una realidad para que vivamos en ella. Es la realidad que define totalmente al Dios que estamos llegando a conocer. Él es el amor, y Él responde en amor y con amor a nosotros. Estoy convencido de que las hermosas cualidades descritas del amor en 1ª Corintios 13 no son “los Diez Mandamientos del Nuevo Testamento” que nos dicen CÓMO DEBEMOS ACTUAR, sino que son una descripción del amor de Dios; tanto el que fluye de Su tierno y dulce corazón, como el que fluye de nuestra libertad mientras que caminamos y crecemos en este amor.

De lo contrario, seremos apenas unos actores, intentando seguir la secuencia de un “guión” que ha escrito Dios. Él nos invita a una relación de amor que nos transforma. Mientras que crezco en conocerlo a Él y Su amor, crezco en encontrar amor en mi corazón por los demás. Yo no intento que fluya de mí artificialmente. No pretendo o aparento tenerlo. Cuando está allí, puedo vivir ese amor con los demás. Cuando no es así, corro hacia Él, me siento a Sus pies y le pido que me enseñe más de Su amor y hago oración  para que Su amor prevalezca más de mi corazón. Llevo quince años recorriendo este camino, y me siento como si solamente estuviera arañando la superficie, ¡Tengo tanto que aprender y que crecer! Pero, ¿sabes? ¡Funciona! Mientras me aquieto en la realidad de Su amor, encuentro amor en mi corazón para los demás, incluso para aquellos que están siendo rencorosos o malintencionados conmigo.

Así que, ahora yo veo el amor como una forma de caminar en esta vida. El amor comienza en Él, nace de una hermosa relación cercana con mi Padre, y Él me invita en ese amor a que entonces fluya de mí. Poco a poco, un día a la vez, estoy aprendiendo a vivir en esa realidad. Cuando lo hago, mi corazón está en paz y algunos frutos maravillosos se desarrollan y florecen para los demás. Cuando no lo hago, me encuentro desgastado, actuando y pensando egoístamente y ansioso. Mientras más vivo esta realidad y me siento a disfrutarla, veo el océano del amor de Dios como el hotel más lujoso del mundo y no hay un mejor lugar para vivir. Esto no requiere que me esfuerce en cambiar cosas en mi vida, lo único que hago es crecer en la realidad de Su amor. Pero realmente no anhelo nada más en mi vida. Nada en el mundo, ninguna cosa que se puede desear, se puede comparar con Su amor.

Pero te garantizo que la curva de aprendizaje* es bastante empinada para aquellos que piensan que es mas fácil vivir como si no fueran amados.

Por Wayne Jacobsen.

                                        ***********************************

*La curva de aprendizaje es el conocimiento acumulado que se adquiere como resultado de llevar a cabo el ensayo o práctica de alguna actividad que requiere esfuerzo, tiempo y dedicación hasta que se llega a la plena habilidad desarrollada.
_______________________________________________________________

1 CORINTIOS 13 De la Versión “The Message”

1 Si hablo con elocuencia humana y éxtasis angelical, pero no lo hago con amor, no soy más que el crujido de una puerta oxidada. 2 Si hablo la Palabra de Dios con poder, revelando todos sus misterios y poniendo todo en claro como el día, y si tengo la fe para decirle a una montaña: "Salta", y esta salta, pero no lo hago con amor, no soy nada. 3-7 Si doy todo lo que poseo a los pobres e incluso voy a la hoguera para ser quemado como un mártir, pero no lo hago con amor, no he logrado nada. Así que, no importa lo que diga, lo que crea y lo que haga, estoy perdido, en bancarrota, arruinado sin el amor.

    El amor nunca se da por vencido.
    El amor se preocupa más por los demás que por uno mismo.
    El amor no anhela lo que no tiene.
    El amor no se pavonea,
    No es engreído, presumido, presuntuoso,
    No se impone, no fuerza a otros,
    No actúa siempre pensando "yo primero",
    No pierde los estribos,
    No lleva la cuenta de los pecados de los demás,
    No se deleita cuando otros están postrados o en humillación,
    Se complace cuando florece la verdad,
    Es tolerante,
    Confía en Dios siempre,
    Siempre busca lo mejor,
    Nunca mira hacia atrás,
    Sino que sigue adelante hasta el final.

8-10 El amor nunca morirá. El hablar inspirado terminará un día, orar en lenguas terminará, el conocimiento llegará a su término. Sabemos sólo una parte de la verdad, y lo que podemos decir acerca de Dios es siempre incompleto. Pero cuando lo Completo llegue, nuestras incapacidades y limitaciones terminarán.

11 Cuando yo era un bebé en el regazo de mi madre, gorgoteaba y era arrullado como cualquier niño. Cuando crecí, dejé esa manera de actuar infantil para bien.

12 Todavía no vemos las cosas claramente. Estamos con los ojos entrecerrados, mirando a través de una niebla. ¡Pero no pasará mucho tiempo antes de que el tiempo mejore, y el sol brille con todo su esplendor! Veremos todo entonces, lo veremos todo tan claramente como Dios nos ve, ¡lo conoceremos a Él claramente tal como Él nos conoce!

13 Pero por ahora, hasta que llegue esa plenitud y perfección, tenemos tres cosas que hacer para conducirnos hacia esa consumación: Confiar en Dios de manera constante, sin pestañear; abrazarnos a nuestra esperanza inquebrantablemente, sin vacilar, y amar con el extraordinario, indescriptible, insuperable y sublime amor. Y la mejor de las tres es el amor.

Traducción: Claudia Juárez



Administrador:
"El amor es un fruto que nace y crece, no algo que debemos hacer". 
Es un fruto con ocho gajos:
Amor = Gozo + Paz + Paciencia + Afabilidad + Bondad + Fidelidad + Mansedumbre + Templanza = Cristo

No hay comentarios:

Publicar un comentario