TRADUCTOR-TRANSLATE

APOC. 16 – P-7: EL ÁNGEL DE LA PURA INFLUENCIA (Reyes del Oriente y Caída de Misterio Babilonia) (Apoc. Nuevo Estudio), Dr. Stephen E. Jones

30 de junio de 2016




12 El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates; y su agua se secó, para que la fuese preparado el camino para los reyes del oriente.

El sexto ángel es el Ángel de la Pura Influencia. Esto se ve en el salmo que era cantado mientras que las sextas copas de agua y vino estaban siendo derramadas en el altar en Jerusalén. Allí cantaban el Salmo 81: 6-16, que habla de la liberación de Israel de Egipto. El salmo se aplica por tanto a la mayor liberación de Misterio Babilonia que habrá en nuestro tiempo.

Todo el salmo era cantado todos los jueves en el templo, en conmemoración de los acontecimientos del Éxodo 17. En Éxodo 17: 5,6, Moisés golpeó la roca para que la gente pudiera obtener agua para beber. Pablo dijo más adelante en 1 Corintios 10: 4,

4 y todos bebieron la misma bebida espiritual, pues bebían de la roca espiritual que los seguía; y la roca era Cristo.


La Gloria de Dios
Tradicionalmente, este evento tenía lugar en el día 40° del ciclo de Pentecostés, fecha de la Ofrenda de la Gavilla Mecida. Dado que la ofrenda de la gavilla siempre caía en el primer domingo después de la Pascua, el 40º día siempre caía en jueves. Por lo tanto, el Salmo 81 era leído todos los jueves. Pero el 40º día era también el día tradicional que Elías ascendió, y Hechos 1: 3 nos dice que Jesús se reunió con la gente durante los 40 días después de Su resurrección, y luego ascendió en el 40º día.

Cuando Jesús ascendió, se llevó consigo la gloria de Dios que había sido vista por última vez en el Monte de los Olivos (Ezequiel 11:23). La ascensión de Jesús entonces, preparó el camino para el regreso de la gloria de Dios en el día de Pentecostés, cuando vino a habitar en Su pueblo, el nuevo templo. Esto estableció un precedente para un evento paralelo en nuestro tiempo, cuando la gloria de Dios llenará el templo en una forma mayor (Apocalipsis 15: 8) en la Fiesta de los Tabernáculos. Esto se profetizó más adelante en relación con la caída de Babilonia en Apocalipsis 18: 1, donde otro ángel baja del Cielo, "y la tierra fue iluminada con su gloria".

La sexta copa prepara el camino para la séptima. El vino se derrama en el juicio sobre Babilonia, mientras que el agua se derrama para que las personas puedan beber de la "roca espiritual" que es Cristo. Esta bebida espiritual es el agua de la Palabra, porque Jesús dijo en Juan 15: 3 que somos limpiados, o purificados, por la Palabra que Él ha hablado a nosotros. Bajo el Antiguo Pacto, las personas eran limpiadas con agua literal; bajo el Nuevo Pacto, somos limpiados por el agua de la Palabra.

El Ángel de la Pura Influencia se envía así para contrarrestar la "mala influencia" de Misterio Babilonia. El agua pura de la vida que salía del trono de Dios en Apocalipsis 22: 1 es el antídoto para el agua contaminada de la influencia, cultura y valores de Babilonia. Así Salmo 81: 8-10 dice,

8 Oye, pueblo mío, y te amonestaré; Israel, ¡si me escucharas! 9 Que no haya entre vosotros dios ajeno, ni te inclinarás a ningún dios extraño. 10 Yo, el Señor, soy tu Dios, que te sacó de la tierra de Egipto; abre tu boca, y yo la llenaré.

El pasaje se centra principalmente en la alimentación de Israel con la Palabra de Dios. El salmista lamenta el hecho de que "mi pueblo no escuchó mi voz" (Salmo 81:11). El Salmo 81:16 concluye el pasaje diciendo,

16 Y Dios les hubiera sustentado con lo mejor del trigo; y de miel de la roca te hubiera saciado.

Se dijo, entonces, que la Roca espiritual alimentaba a Israel no sólo con agua, sino con trigo y con miel. Estas son todas metáforas de la Palabra de Dios de diferentes maneras. El agua, limpia; el trigo fortalece, y la miel quita la ceguera espiritual, que alumbra los ojos (1 Samuel 14:27 RV). Todos estos aspectos de la Palabra son parte de la descripción del trabajo del Ángel de la Pura Influencia.

Así como el antiguo Israel era ciego espiritualmente durante su estadía en el desierto (Deuteronomio 29: 4), también la Iglesia Pentecostal en el Desierto ha sido ciega. Ni a Israel ni a la Iglesia les faltó fe para salir de Egipto (nivel de fe de Pascua, la fe que justifica). Israel, sin embargo, se negó a escuchar la Palabra (Éxodo 20: 18-21) de Pentecostés, cuando se dio la Ley, mientras que la Iglesia fue capaz de recibir la Palabra de Pentecostés en el segundo capítulo de los Hechos. Esto mostró un progreso, pero la Iglesia bajo Pentecostés no estaba preparada para recibir el mensaje de Tabernáculos, que es la mayor unción y revelación de la Palabra. Esto sigue siendo para los vencedores al final de la edad.

Es evidente que el Ángel de la Pura Influencia preside la revelación que acompaña a este derramamiento final del Espíritu Santo, que revocará la mala influencia de la cultura babilónica que ha deformado los corazones y las mentes de las personas de nuestro tiempo.


Amalec y Babilonia
Hay dos eventos en Éxodo 17. El primero es el agua que sale de la roca. El segundo, en Éxodo 17: 8-16, es la destrucción de Amalec, que en este caso sirve como representante de Misterio Babilonia. Al igual que el nombre de Amalec debía ser borrado (Éxodo 17:14), también Babilonia iba a ser “derribada con violencia, … y nunca más será hallada” (Apocalipsis 18:21). Amalec estableció el patrón temprano para Babilonia, en el contexto de la época entre la Pascua y Pentecostés. La caída de Babilonia es mayor, y se trata en el contexto de la Fiesta de los Tabernáculos.

Si Amalec hubiera ganado la batalla en los días de Moisés, el pueblo no habría experimentado Pentecostés en el Monte Sinaí diez días más tarde. Si Babilonia debiera ganar en nuestro tiempo, las personas no experimentarán la plenitud del Espíritu en la Fiesta de los Tabernáculos. Afortunadamente, Dios ha levantado a los Reyes del Oriente para derrocar a Babilonia, como Juan nos dice en Apocalipsis 16:12.

Amalec era el hijo de Elifaz, hijo de Esaú-Edom (Génesis 36:16). Por lo tanto, las profecías en cuanto a Edom se aplican también a Amalec. Elifaz, cuyo nombre significa "mi Dios es oro fino", muestra cómo el amor al dinero gobierna estas personas. También nos proporciona el motivo de Amalec para atacar a Israel cuando salieron de Egipto; los amalecitas quería robar la riqueza que Israel llevó con ellos de Egipto (Éxodo 12:35).


Los Reyes de Oriente
Apocalipsis 16:12 nos dice que el sexto ángel se llama para derramar su copa de vino en el río Éufrates. Esto seca el río y prepara el camino para los Reyes del Oriente. Este versículo nos dice que la caída de Babilonia en el tiempo de Daniel había establecido un patrón profético para la caída del Misterio Babilonia en nuestro tiempo.

Durante los días de Daniel, los Reyes del Oriente (Ciro, rey de Persia y el rey Darío de Media) secaron el río Éufrates, al desviar el agua del río Éufrates que fluía a través de la ciudad de Babilonia. Había muros a ambos lados del río con enormes puertas para permitir a las personas entrar y salir de la ciudad. Normalmente, estas puertas estaban cerradas y bloqueadas durante un sitio y por la noche, pero en la noche los medos y los persas tomaron la ciudad, los sacerdotes babilonios dejaron una puerta abierta. Estaban enojados con el rey Belsasar por poner a su dios (Marduk) en igualdad con los demás dioses oficiales de Babilonia. Esta fue la forma en que la ciudad fue tomada durante la fiesta del palacio que se menciona en Daniel 5: 1.

Por lo tanto, la desecación del río Éufrates fue el acto profético final que llevó a la conquista de Babilonia; por lo que esto se convirtió en el modelo para la caída del Misterio Babilonia en Apocalipsis 16. No se puede comprender verdaderamente los acontecimientos de las copas sexta y séptima en Apocalipsis 16, sin conocer algo de la historia de la antigua Babilonia y cómo la ciudad cayó en Daniel 5.

De hecho, debido a que muchos maestros de la Biblia son ignorantes de la historia, interpretan los Reyes del Oriente de una manera negativa. Muchos interpretan este versículo en el sentido de que China va a enviar un ejército a través del Medio Oriente para destruir el estado de Israel. Pero si así fuera, entonces el estado de Israel tendría que ser Babilonia. Sin duda, es parte del sistema de Babilonia hoy; y, de hecho, es el representante moderno de Edom y de Amalec, como he mostrado en otra parte. Pero Babilonia es mucho más grande que el estado de Israel, porque es un sistema político y económico en todo el mundo.

Lo más importante a entender es que los Reyes del Oriente son agentes que Dios levantó para derrocar Babilonia, no para amenazar al pueblo de Dios, sino para liberarlo. Fue Ciro que emitió el edicto en el 534 antes de Cristo permite a los judíos a regresar a su antigua tierra y reconstruir un templo en Jerusalén. Un edicto más adelante en el año 458 aC por el rey Artajerjes envió a Nehemías a reconstruir Jerusalén, comenzando la cuenta regresiva de 490 años hacia la muerte del Mesías en la cruz.


Ciro es un "mesías o ungido" de Dios

27 Que digo a la profundidad del mar 'sécate'; y tus ríos haré secar. 28 Es lo que dice de Ciro: 'Es mi pastor! Y llevará a cabo todo mi deseo'. Y declara de Jerusalén, 'Ella se construirá', y del templo, 'será fundado'.

1 Así dice el Señor a Ciro [He. Koresh, "el horno de fuego" (es decir, El Sol)] Su ungido [He. Messiach, "Mesías"], a quien he tomado de la mano derecha para sujetar naciones delante de él ...

Este pasaje deja claro que el rey Ciro de Persia era "pastor" de Dios y "Su ungido" un ("Mesías"). Es decir, que es un tipo de Cristo en cuanto que fue el conquistador de Babilonia. Su unción por Dios lo autorizó "para someter a las naciones". Aunque Ciro no era un creyente en el Señor, hizo lo que Dios le llamó a hacer, al decir a Jerusalén, "Ella se construirá", y dando órdenes paraa sentar las bases del segundo templo (Isaías 44:28).

Isaías 44:27 también dice, "Y hará secar sus ríos". Esto se cumplió cuando el río Éufrates se secó con el fin de permitir que el ejército invasor capturase Babilonia.

Etiquetas: Serie Enseñanza
Categoría: Enseñanzas

Dr. Stephen Jones

No hay comentarios:

Publicar un comentario