TRADUCTOR-TRANSLATE

SER CONSIDERADOS DIGNOS DE ESCAPAR, Kevin Barret


Tratar de ser considerados dignos de escapar de las cosas por venir.

Palabra del Padre:
Mis pequeños hijos, escuchen a Su Padre Celestial el día de hoy. Pronto, muy pronto, todas las cosas comenzarán a cambiar, porque yo estoy sacudiendo todo lo que puede ser sacudido para que lo que no puede ser sacudido permanezca.
Sin embargo, tengo esto que decir. Pronto, su adversario el diablo, tratará de destruir a todos los que me invocan para su salvación. No hablo de la salvación de muerte a vida, sino de la salvación para purificación. ¿No dice Mi Palabra que todos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución? Así que, prepárense Mis pequeños. Porque el diablo sabe que su tiempo es corto y está empeñado en impedir que la novia, el hijo varón, salga a la luz, porque sabe que una vez que esto suceda, su fin está cerca.
Por lo tanto, os digo que lo único para este día es estar a solas conmigo en sus cámaras secretas porque tengo mucho que mostrar y mucho trabajo por hacer en ti y a través de ti. Sí, la cosecha está madura, sin embargo, necesito a Mi Remanente Santo en la Tierra, para a ejemplificar y ampliar mi poder, presencia y santidad. Pero no puedo hacer esto a través de la Iglesia como está en su condición actual. Porque tengo vino nuevo que deseo verter en vasos de barro. Sin embargo, Mi pueblo sigue bebiendo de cisternas secas y llenando viejos odres. Pueblo Mío, oíd lo que el Espíritu os dice este día. Su tiempo en el reino de la tierra es corto, sin embargo, todavía tengo mucho trabajo por hacer.
Así pues, si usted no elige estar preparado para Mi ministerio de los últimos días, entonces elegiré a otro. No dejen que esto sea así, Mis pequeños. Porque pronto sus vidas cómodas y complacientes dejarán de serlo.
¿Van a caminar conmigo? Se lamentarán por la condición de su país y la Iglesia en general. Porque deseo de hacer una maravilla en medio de Mi pueblo. Sin embargo, necesito un ejército como el ejército de Gedeón, yde los que no cederán ante Baal. ¿Van a estar dispuestos a ser uno de estos en mi gran ejército de los últimos días?
Escuchad el grito de mi corazón. Amo a todos y cada uno de ustedes. Y no es Mi deseo que ninguno de vosotros se pierda. Sin embargo, si usted no elige permitir que Yo le purifique, entonces no será capaz de estar en pie en la pronta venida de la densa oscuridad. Oh, pero muchos de ustedes dicen que la densa oscuridad ya está aquí. Sin embargo, les digo a aquellos que piensan esto que no entienden, ni pueden comprender, la gran oscuridad que caerá sobre la Tierra y la densa oscuridad sobre la gente.
Muchos otros de ustedes piensan que no van a estar en la Tierra cuando llegue ese momento; porque muchos de ustedes todavía tienen su esperanza en un rapto. Pero le pregunto esto, ¿y qué si su teoría del rapto no es cierta? ¿Entonces qué? ¿Qué harán cuando la oscuridad caiga y todavía estén en la Tierra? ¿Van a llorar en tonces, prara ser hallados dignos de escapar de las cosas por venir? Les digo la verdad, será extremadamente difícil para ustedes en estos días si no se preparan ahora. Y aquellos que no caminen en Mi gloria en aquellos días, la oscuridad les dominará. Porque que no serán capaces de vencer ni superar esta oscuridad sin Mi poder y Mi presencia permanente en ustedes. Porque la oscuridad no puede superar la luz, y esa luz soy Yo. Sin embargo, si ustedes piensan que debido a que han recibido a Mi hijo como Su salvador que serán librados en los próximos días, se equivocan. Porque si Yo no perdoné a Mi propio Hijo, que dio Su vida por Mi voluntad, ¿por qué creen que Yo libraré aquellos que no han dejado todo atrás por Mí y por Mi gloria.
No se desanimen por esta palabra. Porque digo la verdad, para que cada uno puedatomar el aviso y buscar poder ser hallado digno de escapar de las cosas por venir. ¿Y cómo será usted considerado digno? Al llevar la imagen de Mi hijo en Su plenitud. Porque vienen días en que su esperanza de gloria se cumplirá en la Tierra, es decir, Cristo en usted, en su plenitud de gloria y poder.
No estoy buscando entonces una cosecha de creyentes a medias; no, estoy buscando una cosecha de frutos. Y que es el fruto, se pregunta. Y le diré, ¿no dice Mi palabra  que Jesús, Su Señor y Salvador, es el primer fruto entre muchos hermanos? Así pues, estoy en busca de una cosecha de Hijos, Cristo en Su plenitud, habitando en Mi pueblo en el Reino de la Tierra. Este es el Reino que llenará la Tierra. Y su adversario, el diablo, tiembla ante la idea de eso.
Así pues, les digo que todos me busquen ahora, mientras puedo ser hallado. Porque no todos los que dicen "Señor" "Señor", entrarán en el Reino de Dios, sino sólo aquellos que hacen Mi voluntad. Mis pequeños, escúchenme bien. Muchos no han visto, ni ha entrado en sus mentes, la esperanza de Mi llamado, y las riquezas de la gloria que es la herencia de Mis Santos, que será revelada en estos últimos días. Sin embargo, aquellos que perderán tal gloria, van a llorar mucho cuando vean a lo que han renunciado.
Así pues, dejen de buscar el reino de la Tierra afuera y busquen el Reino de Dios adentro. Porque ciertamente no deberán ser decepcionados si ustedes buscan esta perla de gran precio con todo su corazón. Para que Yo sea hallado de ustedes, y luego, seamos uno, así como Mi Hijo y Yo somos uno.
Os amo, a todos, Mis pequeños. Así que búsquenme a Mi y Mi Meino mientras puedan. Porque pronto será la noche, cuando nadie puede trabajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario