TRADUCTOR-TRANSLATE

DESOLLAMIENTO DEL HOLOCAUSTO (E. V. Levítico), Witness Lee

EL DESPELLEJAMIENTO DEL HOLOCAUSTO (OFRENDA QUEMADA)

Estudio Vida de Levítico, cap. 4: http://www.ministrybooks.org/books.cfm?n

La primera parte de Lev. 1: 6 dice: "El desollará el holocausto". La aplicación de este aspecto del holocausto significa la voluntad de Cristo de ser despojado de la expresión externa de Sus virtudes. En los cuatro Evangelios vemos que Cristo fue difamado, despojado de la belleza de sus virtudes. Por ejemplo, algunos dijeron: "¿No tenemos razón al decir que eres un samaritano y que tienes un demonio?" (Juan 8:48). Otros dijeron de él: "Tiene un demonio y está loco; ¿por qué escucharle?" (Juan 10:20). Esto indica que como ofrenda del holocausto el Señor Jesús fue la "piel".

Pablo también experimentó este desollado. Él fue desollado por los corintios que lo acusaron de enviar a Tito a ellos con el propósito de tomar su dinero. Pablo se refirió a esta acusación en 2 Corintios 12: 16-18. Pero admitiendo esto, que yo no os he sido carga; no obstante, como soy astuto, (según algunos de vosotros dicen) os prendí por engaño. ¿Acaso os he explotado por medio de alguno de los que he enviado a vosotros? Rogué a Tito, y envié con él al hermano. ¿Os explotó acaso Tito? ¿No hemos procedido con el mismo espíritu y en las mismas pisadas? Algunos de los corintios habían acusado a Pablo de ser hábil en la toma de ganancia, indemnizándose a sí mismo mediante el envío de Tito para recibir la ofrenda para los santos pobres. La verdadera actitud de Pablo se expresa en el versículo 15. "Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me desgastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos". Él estaba dispuesto a ser totalmente desgastado por su bien. Sin embargo, se le acusó de seducirles a ellos y de la utilización de Tito para robar dinero de ellos. ¿No era una cuestión de desollamiento?

En 2 Corintios 6: 3-13 Pablo enumera muchas de las evidencias de que él es un siervo, un ministro, de Dios. El versículo 8 dice: "Por medio de la gloria y deshonra, por infamia y por buena fama". Es posible que le resulte difícil de creer que la divulgación de los informes malos relativos a Pablo era una evidencia de que él era un apóstol. Estos informes malos eran una evidencia de que Pablo era un siervo de Dios. Un informe de maldad trata de pelar, de ser despojados de nuestra belleza exterior.

A nadie le gusta ser despellejado. Durante mis años en la vida de la iglesia, muchos han venido a mí pidiéndome que me vuelva a poner la piel que me había sido pelada. Si es pelado por su esposo o esposa, ¿no hará todo lo posible para volverse a colocar la piel? ¿No tratará de restaurar el buen informe (la buena fama) acerca de usted, para recuperar la expresión externa de sus virtudes?

Supongamos que usted solo está tratando de volverse a colocar la piel pelada. ¿Cuando se llega a la mesa del Señor, va a ser capaz de alabar al Señor por ayudar a que la piel de la espalda le sea repuesta? No creo que así alguien pueda ofrecer  una alabanza al Señor.

Sin embargo, supongamos que en la vida familiar y en la vida de la iglesia experimenta un montón de desollado (y lo acepta en silencio). Entonces usted será capaz de decir: "Señor, he experimentado el desollar que Tú experimentaste. Te sigo y acepto el desollado, el despojamiento, la difamación, los malos informes, tal como Tú lo hiciste. Señor, lo que he experimentado es en realidad Tu experiencia de ser desollado". Si usted es una persona con este tipo de experiencia, la alabanza que usted ofrece en la mesa del Señor, incluso si es corta, tocará profundamente la reunión. Esta es la ofrenda verdadera, sincera y honesta de Cristo como el holocausto.

Esto no es una ofrenda del total de Cristo como el holocausto. Nadie, ni siquiera Pablo, puede ofrecer a Cristo totalmente tal como Él es. Más bien, podemos ofrecer sólo la parte de Cristo que hemos experimentado.

(Las notas parentéticas en letra pequeña azul han sido añadidas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario