TRADUCTOR-TRANSLATE

CLIMAX DEL PLEITO DE SIÓN: 1917 EL ASCENSO DE EDOM, Dr. Stephen E. Jones

Ya he demostrado que el año 1914 fue 2.520 años después que Babilonia se convirtió en un imperio en el año 607 aC. Ahora veremos que 1917 fue 2.520 años después de que Babilonia conquistó Jerusalén en el 604 aC.

Como mostramos antes, 2.520 es el período de juicio a largo plazo de "siete veces". Por lo tanto, estaríamos lógicamente esperando a ver Jerusalén en sí en 1917 para ver qué eventos podrían ocurrir para revertir los acontecimientos del 604 aC. La historia nos dice que el general Allenby de Gran Bretaña entró en Jerusalén el 10 de diciembre 1917 después de que los turcos habían permitido evacuar la ciudad. Este evento había sido proyectado por H. Gratton Guinness de más de veinte años antes. Guinness incluso señaló la fecha exacta de Hageo 2:18, "el día veinticuatro del noveno mes" (en el calendario hebreo). En 1917 esa fecha resultó ser 9 de diciembre.

El año 1917 fue también el año 1335 en el calendario islámico. Tengo en mi poder una moneda conmemorativa de Turquía con la fecha de 1917, por un lado, y de 1335 en el otro. El número 1335 es el número "bendecido" que se encuentra en Daniel 12:12, coincidiendo con el día veinticuatro del noveno mes -un día de bendición ( Hageo 2:19 ).

Así, el año 1917 podría ser parte de una serie diferente llamada "La Profética Historia de Gran Bretaña", porque ese fue el año que Palestina quedó bajo la autoridad de la "Union Jack" (el apodo para la bandera británica). Jack es la abreviatura de Jacob. Así pues, la tierra fue devuelta a Jacob con el fin de que "Jacob" pudiera a su vez restaurarla a Esaú (los sionistas) por una temporada, a partir de 1948. Para una descripción completa de la historia y las razones que Dios permitió que el sionismo tuviera éxito, véase mi libro, La Lucha por el Derecho de Nacimiento (en castellano: http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2014/08/libro-la-lucha-por-el-derecho-de.html).

El año 1917 fue importante en otro sentido también, porque fue el año de la llamada "revolución rusa". ¿Por qué un evento "Ruso" tienen alguna relación con la caída de Jerusalén en el año 604 antes de Cristo? Simplemente porque no era una revolución "Rusa" en absoluto, sino una revolución judía en Rusia. Esto fue bien documentado en 1919 en el "Informe Overman" del Senado de Estados Unidos encabezada por el senador de Carolina del Norte Overman.

Así, en el año 604 antes de Cristo fueron puestos los judíos (judaítas) en servidumbre a Babilonia; y 2.520 años más tarde, se sacudieron el yugo de un gobierno extranjero de la mayoría de los judíos en el mundo -los Judíos Ashkenazi de Europa del Este. La gran mayoría de los dirigentes bolcheviques eran judíos, y los primeros 250 comisarios de Rusia fueron importados desde el Lower East Side de Nueva York. Entre ellos el brillante rabino, Lev Bronstein, quien adoptó el nombre, León Trotsky.

No es mi propósito aquí tratar de probar todos estos acontecimientos históricos, que son bien conocidos por todos los que han estudiado la historia, aunque a menudo estos hechos se hayan utilizado para fomentar la lucha y el odio. No puedo parar el odio, porque yo no puedo cambiar los corazones de los hombres. Pero puedo poner estas cosas en un contexto bíblico y profético, que muestra el propósito de Dios en la historia. Para mí, la historia es el estudio del Plan divino. Conocer las Escrituras y los ciclos de tiempo proféticos pone nuestro enfoque en establecer el Reino de Dios e impide a los hombres el mal uso de los hechos históricos promoviendo el odio.

El simple hecho es que Jacob obtuvo la primogenitura y la bendición de Esaú de manera ilegal, porque no creía que Dios era capaz de hacer lo que Él había profetizado sin la ayuda de Jacob. Los descendientes de Esaú (Edom, o Idumea) fueron finalmente conquistados y absorbidos por la judería en 126 aC. Josefo nos dice en Antigüedades de los Judíos, XIII, ix, 1,

"Hircano tomó también Dora y Marissa, ciudades de Idumea, y sometió a todos los idumeos; y les permitió permanecer en el país, si aceptaban ser circuncidados, y hacer uso de las leyes de los judíos; y estaban tan deseosos de vivir en el país de sus antepasados, que se sometieron a la utilización de la circuncisión y el resto de las formas de la vida de los judíos; momento en el cual, por lo tanto, lo que les aconteció, que de aquí en adelante no eran otra cosa que judíos".

Esto es confirmado por La Enciclopedia Judía Nueva Estándar, editada por el Dr. Cecil Roth y Dr. Geoffrey Wigoder (1970 edición), que dice sobre "Edom", en la página 587,

"Los edomitas fueron conquistados por Juan Hircano que a la fuerza los convirtió al judaísmo, y desde entonces se constituyeron una parte del pueblo judío, siendo Herodes uno de sus descendientes. Durante el asedio de Tito a Jerusalén, marcharon a reforzar los elementos extremos, matando a todos los que sospechaban de tendencias de paz. A partir de entonces, dejaron de figurar en la historia judía. El nombre en el Talmud es un sinónimo de un gobierno opresor, especialmente Roma; en la Edad Media, se aplicó a la Europa cristiana".

Aunque los judíos absorbieron a los idumeos, no querían admitir que ahora tenían que cumplir las profecías del tiempo del fin correspondientes a Idumea-Edom. Así, como se lee de arriba, comenzaron a aplicar el término "Edom" a Roma y luego a "la Europa cristiana". Pero el hecho histórico sigue siendo, como ellos mismos admiten, que Edom fue absorbido por la judería en el 126 aC. Por lo tanto, están mal al aplicar las profecías edomitas al cristianismo, porque el zapato encaja a la perfección en el otro pie. Esto significaba que los Judios tuvieran que cumplir con todas las profecías de Esaú-Edom en los últimos días -porque no había nadie más para cumplir con ellas.

En la caída de Jerusalén en el año 70 dC, Dios dispersó la nación Judá-Edom, poniéndolos bajo un yugo de hierro ( Dt. 28:48 ), como se describe en La lucha el Derecho de Nacimiento (en castellano: http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2014/08/libro-la-lucha-por-el-derecho-de.html). La Ley les prohibía regresar sin arrepentimiento ( Lev. 26: 40-42 ). El sionismo de la década de 1900 se estableció como un movimiento político. Pero ya Judá en sí estaba prohibido de volver sin arrepentirse primero, los judíos podrían volver sólo bajo la promesa dada a Esaú en Génesis 27:40. Jacob tendría que devolver el derecho de nacimiento a Esaú y permitir a Dios dársela al hijo que le correspondía a Su tiempo designado y forma.

Por lo tanto, con el fin de que "Jacob" pudiera darle la tierra de nuevo a "Esaú", la vieja tierra tenía que volver bajo el control de Gran Bretaña ("Union Jack" bandera; Jack=Jacob). Esto ocurrió en 1917, y "Jacob", posteriormente, se lo devolvió a Esaú en 1948. Esto restauró el derecho de nacimiento de nuevo a los herederos de Esaú dentro de la judería, la rectificación de un antiguo mal perpetrado a Esaú en Génesis 27.

Tome nota, sin embargo, que esto significa que el Estado sionista de "Israel" es realmente Esaú disfrazado. Así como Jacob se hizo pasar por Esaú para robar la primogenitura de él en Génesis 27, así también ahora Esaú se hizo pasar por Jacob para recuperarla. Así como Jacob se aprovechó de la ceguera de Isaac, también Esaú se ha aprovechado de la ceguera en la Iglesia para recuperarla. Si bien esto parece injusto, en realidad es la justicia del "ojo por ojo".

Vemos, pues, que los acontecimientos en 1917 sentaron las bases para el estado sionista en 1948. Ahora estamos llegando a la resolución final de este plan, porque los métodos violentos y sangrientos de Esaú al "tomar el reino por la fuerza" están demostrando a todos los hombres que él es un hijo indigno. En Mal. 1: 23 Dios le dijo al profeta: "Sin embargo, yo amé a Jacob, pero a Esaú odié". Tal declaración coloca a Esaú y sus descendientes bajo las disposiciones de la Ley del Hijo Odiado que se encuentra en Deut. 21: 15-17. Afirma que un hombre no puede desheredar al hijo de una esposa odiada. Tal situación podría suponer que su hijo fuera odiado también.

Los siguientes versículos tratan con hijos rebeldes. La conexión es obvia. Un hijo rebelde podía ser desheredado, como fue desheredado Rubén ( 1 Crónicas 5: 1 ). Por lo tanto, la Ley deja claro que Esaú no podía ser desheredado hasta que demostrara ser un hijo rebelde. Jacob no tuvo la paciencia para esperar a que Esaú se demostrara indigno. Y por ello tuvo que esperar al 20ª siglo, con la creación del Estado sionista.

Ahora estamos llegando al clímax de la historia, cuando Dios resuelve "la controversia de Sión" (Isaías 34: 8 ). Los versículos 5, 6, 8 y 9 nos dicen,

5 Porque mi espada se embriagará en los cielos, he aquí que descenderá sobre Edom en juicio, y sobre el pueblo a quien he dedicado a la destrucción. 6 La espada del Señor está llena de sangre. . . Porque Jehová tiene sacrificios en Bosra, y una gran masacre en la tierra de Edom. . . 8 Porque el Señor tiene un día de venganza, un año de retribuciones en el pleito de Sión. 9 Y sus arroyos se convertirán en brea, y su tierra suelta (polvo) en azufre, y su tierra en brea ardiente. 10 No se apagará de noche ni de día, su humo subirá por siempre; de generación en generación será asolada; y nunca más pasará nadie por los siglos de los siglos.

Isaías no sabía nada acerca de la guerra nuclear, por lo que describió esto en los términos que él conocía. Repite esta descripción en Isaías 29: 1-6, donde Dios dice que Él peleará contra Jerusalén:

5 Pero la multitud de tus enemigos [es decir, los enemigos de Jerusalén, que también se dice que son los enemigos de Dios] deberán ser como polvo fino, y la multitud de los más despiadados como el tamo que sopla lejos; y sucederá al instante, de repente. 6 De Jehová de los ejércitos que [Jerusalén] será sancionada con truenos y terremotos y gran ruido, con torbellino y tempestad, y llama de fuego consumidor.

Así vemos que el juicio sobre Edom en el capítulo 34 es similar a la de Jerusalén y sus habitantes en el capítulo 29. Eso es porque en ese día Edom será en el control de Jerusalén, como Mal. 1: 4 nos dice,

4 Aunque Edom dice: "Se nos ha golpeado, pero volveremos y jevantar las ruinas"; así dice el Señor de los ejércitos, "Ellos edificarán, pero yo voy a derribar”; y los llamarán territorio impío y pueblo contra quien el Señor está indignado para siempre.

He aquí, pues, Edom se presenta como sionista, en aquellas personas que tienen el deseo de heredar la vieja tierra que Jacob había robado. Así que a pesar de su naturaleza rebelde, Dios tuvo que darle la tierra de nuevo a Esaú por una temporada con el fin que él se probara a sí mismo como un hijo indigno que podría ser desheredado de manera legal.

Cuando Dios quite Jerusalén de los edomitas sionistas, todos sabrán que Dios lo ha hecho por Su justicia perfecta. Excepto, por supuesto, para los descendientes de Esaú, que quedarán amargados, decepcionados y enojados con Dios una vez más. Sin embargo, incluso sus ojos serán abiertos en el final y estarán de acuerdo con Dios en que Él fue justo en sus juicios.

Y así, el año 1917 es un punto de inflexión en la historia del mundo. Se demostró que es el comienzo de un siglo de conflicto en Rusia, Europa y el Medio Oriente. Estos eventos están ahora empezando a llegar a un clímax. Cuando Dios resuelva este "pleito de Sión," Creo que el resultado será el amanecer del Reino de Dios sobre la tierra. Ahí es donde se centran mi esperanza y oraciones, y donde se registra mi ciudadanía.

En las profecías de Daniel 2 , vemos que Roma se describe en términos de HIERRO. Por lo tanto, llamamos a esta cuarta bestia ( Dn. 7 ) "el reino de hierro".

Cuando Constantino (con Licinio) conquistó Roma a principios del siglo IV, no pasó mucho tiempo antes de que Constantino se convirtiera en el único gobernante. Una de las primeras cosas que hizo fue construir una nueva capital en el Este, a la que llamó Constantinopla. Hoy en día se conoce como Estambul. Por lo tanto, Constantinopla fue conocida como la "Nueva Roma". El emperador nunca vio la ciudad de Roma de nuevo.

No mucho después, el imperio se dividió en dos partes con el fin de gobernarlo de manera más eficiente. El este y el oeste se convirtieron en las dos "patas" de hierro como Daniel 2:33 retrató. Cuando el Imperio Romano de Occidente cayó en el año 476 dC, el Imperio de Oriente siguió funcionando con la "Nueva Roma" como su capital. A través de los siglos su territorio fue erosionado, pero duró hasta 1453, cuando la ciudad fue finalmente tomada por los turcos otomanos.

Miles de estudiosos de habla griega de la ciudad inundaron Europa, trayendo con ellos manuscritos griegos del Nuevo Testamento y una nueva apreciación de la cultura griega. Sin embargo, el centro cultural y religioso ortodoxo oriental se había roto, y ahora se trasladó a una nueva ciudad -Moscú en Rusia. Moscú -y la propia Rusia- se convirtió en el heredero de la cultura romana y la religión ortodoxa de Constantinopla. Así, el Imperio Romano se trasladó del Norte.

Permaneció allí hasta 1917, cuando la Revolución Bolchevique derrocó al orden existente y puso a la iglesia ortodoxa rusa bajo su control. Una vez más, el centro cultural y religioso fue interrumpido, y se trasladó al sur de Kosovo en los Balcanes. Por lo tanto, Kosovo se convirtió en la último "Nueva Roma". Entonces la ortodoxia griega fue interrumpida de nuevo en la década de 1990 en la guerra de Kosovo. Fue realmente el final de una guerra de siglos de antigüedad sobre el imperio de hierro de Roma, que aún hoy no ha dejado totalmente de existir.

Para entender realmente los acontecimientos del siglo 20, también debemos entender la Ley de la Tribulación y las Leyes de la Cautividad. Estos se encuentran principalmente en Lev. 26 y Deut. 28 . Cubrí este fondo en mi libro, La Lucha por el Derecho de Nacimientoel capítulo 4 (en castellano: http://josemariaarmesto.blogspot.com.es/2014/08/libro-la-lucha-por-el-derecho-de.html).

El concepto principal a captar es el del yugo de hierro y el yugo de madera. El yugo de hierro se menciona en Deut. 28:48 y descrito en el contexto de ese pasaje. Si Israel recibía un yugo de hierro, significaría que una nación extranjera vendría en guerra contra ellos, destruiría su nación, y los desplazaría de sus tierras.

La Ley en sí, sin embargo, no describe la sentencia alternativa -el yugo de madera. Esto se deja al profeta Jeremías, que habla de él en Jer. 27 y 28. El contexto nos muestra que el yugo de madera era el caso en que Dios ponía a la nación bajo la autoridad de una nación extranjera, pero no habría guerra destructiva; en lugar de ello, el pueblo reconocía la sentencia como proveniente de la mano de Dios y por lo tanto se Le sometería, reconociendo que Dios era justo en Su juicio. El yugo de madera, entonces, consistía en colocar a la nación en "vasallaje". Ellos simplemente pagaban "impuestos" mientras podían seguir viviendo en su propia tierra. El yugo de madera era un juicio misericordioso, pero requería la fe en Dios. Se requería la aceptación de la misma sentencia. Fue la principal misión de Jeremías tratar de conseguir que Jerusalén en sus días aceptara el hecho de que Dios había entregado Judá en manos de Nabucodonosor, rey de Babilonia ( Jer. 27: 6-12 ). ¡Por supuesto, le echaron en la cárcel por traición! Los babilonios finalmente lo liberaron.

Tomando este principio del siglo 20, ya hemos demostrado que los Estados Unidos fue conquistada por Babilonia en 1914 en un ciclo de 2.520 años de la cautividad originales. La pregunta es la siguiente: ¿Acaso los EE.UU. vienen bajo un yugo de madera, o un yugo de hierro?

Obviamente, ya que no estábamos deportados o privados del derecho a la propiedad de la tierra, podemos ver que estamos bajo un yugo de madera. En 1916 se aprobó la Enmienda XVI, que era un impuesto sobre las corporativa "ingresos". En última instancia, esto fue interpretado por el IRS en el sentido de que los salarios personales también pueden someterse a imposición. Por lo que es fácil de ver que ahora estamos pagando "tributo" en un yugo de madera.

Todo este cautiverio a Babilonia comenzó con una acción encubierta el 23 de diciembre de 1913, cuando sólo cinco senadores aprobaron la Ley de la Reserva Federal, mientras que el resto fueron a casa para las vacaciones de Navidad. Fue firmado por el presidente Woodrow Wilson, que ni siquiera leyó este "proyecto de ley de rutina de la banca", y más tarde admitió que fue el mayor error de su carrera. ¿Pero lo era? No desde la perspectiva de Dios, porque Él estaba trayendo juicio sobre nosotros por nuestros pecados.

Los conspiradores, dirigidos por Paul Warburg, habían elaborado este proyecto de ley en la Isla Jekyll unos años antes, como más tarde se informó en los medios de comunicación. Ellos pensaban que eran muy inteligentes, sin saber que Dios estaba detrás de él todo el tiempo. Dios cegó la mayoría de los estadounidenses de ver lo que estaba pasando en esto, porque si hubiéramos sabido los hechos, el pueblo estadounidense se habrían tomado las armas y conducido a los cambistas del templo. Pero Dios nos cegó a fin de garantizar que íbamos a aceptar su yugo de madera. De lo contrario, habríamos caído en la misma trampa de la rebelión patriótica que Jeremías se enfrentó en su día. Dios entonces habría impuesto un yugo de hierro sobre nosotros.

Dios no lo hizo, sin embargo, nos da una señal para que los sabios entendieran. El proyecto de ley fue firmado por el Woodrow Wilson. Él nos dio el yugo de madera.

Sin embargo, otras partes del mundo no fueron tan afortunadas. Nueva Roma (Moscú) y sus países satélites de Europa oriental recibieron el yugo de hierro, que los historiadores llegaron a llamar la Cortina de Hierro. Muchas de las personas fueron desplazadas, expulsadas ​​de sus tierras a las granjas colectivas. Millones murieron durante las dos primeras décadas.

Por lo tanto, el heredero de la civilización romana (Rusia) recibió un mismo yugo de hierro. Esto duró exactamente 70 años, al igual que el antiguo imperio babilónico. En el 70 aniversario de la llamada "Revolución Rusa", (1917-1987), Presidente Gorbachov hizo su famoso discurso de aniversario ante el Soviet Supremo de que se rompió la parte posterior del mismo comunismo. La antigua Unión Soviética comenzó a implosionar, y pronto se rompió en pedazos. El cautiverio yugo de hierro comenzó a terminar en 1987, precisamente en 2520 años después de Medo-Persia terminó la cautividad de Judá en el 534 aC.

El rey persa Ciro permitió a los cautivos de Babilonia regresar a su tierra, pero este evento, aunque bueno, en realidad no estableció a los judahítas libres. Simplemente terminó su yugo de hierro y los puso bajo el yugo de madera. Lo mismo sucede con la Rusia de hoy, aunque todavía están sufriendo los efectos del yugo de hierro.

¿Cuando terminará este yugo de madera, finalmente? No sé a ciencia cierta. Pero es útil saber cómo hemos llegado a donde estamos hoy y para entender nuestra posición actual bajo el yugo de madera.Yo sé que esto, sin embargo: El yugo de madera no terminará hasta que Dios nos haga libres. Y Dios no lo hará hasta que el pueblo se arrepienta. Y es dudoso que la gente se arrepentirá hasta que vea la manifestación de los hijos de Dios.

¿Por qué? Porque Daniel 7 deja claro que los santos del Altísimo, heredarán el reino después de la cuarta bestia y su extensión (el "cuerno pequeño") ha seguido su curso completo. Creo que esta es una referencia a la manifestación de los hijos de Dios, porque este es el evento que califica a las personas para el gobierno con justicia, paz, y amor perfecto.

(Capítulo 5 del libro "La Profética Historia de los EE.UU.", Dr. Stephen E. Jones)


No hay comentarios:

Publicar un comentario