TRADUCTOR-TRANSLATE

GRACIA PODEROSA FRENTE A ADICCIONES PECAMINOSAS, Gary Wilkerson

GRACIA PODEROSA

by Gary Wilkerson | October 27, 2014

                 
La mayoría de cristianos tienen preocupaciones apremiantes en sus vidas; un niño que está huyendo de Dios, un matrimonio lleno de tensión, un montón de cuentas pendientes y sin dinero pagarlas. ¿Por qué deberías estar preocupado por volver a caer en las obras si estás enfrentando este tipo de problemas?
Creo que no hay ningún problema más práctico que una mentalidad esclavista de “obras sobre gracia”. Tiene implicaciones diarias porque afecta directamente la forma en la que enfrentas tus problemas.
Digamos que un joven con una adicción a la pornografía quiere ser libre. Él también tiende a tener una mentalidad de "obras". Una noche él lee el siguiente pasaje: "¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra" (Salmo 119:9). El joven cree que si lee su Biblia más, hallará libertad. A continuación, lee un pasaje que dice: "Orad los unos por los otros". Así que va al grupo de responsables de hombres y les pide que oren por él.
Todas las acciones que ha tomado son buenas, pero en su corazón, él está dependiendo de hacer cosas, dependiendo de las obras, para hallar la libertad que busca. Sin embargo, esta mentalidad sólo lo conduce más abajo en la esclavitud y la desesperación. Seguir a Cristo no depende de las obras, no depende de trabajar para obtener lo que sólo Dios puede proveer por la fe.
Otro joven de la misma iglesia también está luchando con la pornografía. Él ora: "Señor, sin ti, estoy perdido y eso lo sé muy bien. Pero, también sé que Tú eres mi esperanza. Vengo a Ti ahora, dejando atrás mi desesperación y confiando en que Tú harás una obra en mí. Sé que tan sólo necesito una cosa para vencer este pecado: Tu gracia poderosa. Que descienda sobre mí ahora. De lo contrario, no tendré esperanza".
Este hombre hallará la gracia poderosa de Dios. ¿Por qué? Porque él ha derribado todas las barreras que le impedían alcanzar la gracia: Todo esto, con una simple oración.
Estos dos ejemplos pueden no parecer muy diferentes por fuera, pero en el ámbito espiritual, han sucedido movimientos tectónicos. Un corazón ha dejado el pacto antiguo y esclavizador que dice: "Tengo que ganarme esto", para dirigirse a un pacto que dice: "Tu gracia impulsa todos mis esfuerzos".
Cuando llegamos a este punto, veremos a Dios hacer cosas en nuestras vidas que nunca podríamos hacer por nuestros propios esfuerzos. Te ruego, no descuides la gran salvación que te hasido dada. Tórnate a Jesús, quien es siempre mayor y cuya gracia es tu fuerza para todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario