TRADUCTOR-TRANSLATE

Libro: CUANDO EL CRISTIANISMO ERA NUEVO, David W. Bercot



Algunas perlas que encontrarán:


La mayoría de las personas tendrían vergüenza de aparecer por las calles en su ropa interior. Mas no sienten nada de vergüenza acostarse en las piscinas en un traje de baño que exhibe su cuerpo de igual manera. Y muchos cristianos, ¿no hacen lo mismo que los mundanos? Andamos delante de todo el mundo en trajes de baño que hubieran escandalizado a los incrédulos hace apenas 50 años. Pero parece que eso no nos importa, ya que el segmento conservador de la sociedad lo ha aceptado, nosotros también lo aceptamos. Esto lo escribo reprochándome a mí mismo. Yo también me burlaba de los cristianos que se oponen a los trajes de baño de hoy en día, llamándolos gazmoños y pudibundos. Pero el testimonio de los cristianos primitivos me hizo cambiar de actitud.



Clemente de Alejandría: 

Los vestidos lujosos que no ocultan el talle del cuerpo en realidad no son vestidos. Tales vestidos,ajustándose al cuerpo, toman la forma del cuerpo y se adhieren a la figura. Así destacan la figura femenina, de manera que su figura entera se revela al que la ve, aunque no ve su mismo cuerpo… Tales vestidos están diseñados para exhibir, no para cubrir.”

Los cristianos de hoy a menudo se jactan de que son diferentes del mundo, pero en realidad usualmente son diferentes sólo de cierto segmento del mundo.



PAPEL DE LAS MUJERES EN LA IGLESIA
¿Por qué es tan apremiante hoy esta cuestión sobre el papel de las mujeres en la iglesia? ¿Será porque hemos hallado otros manuscritos de la Biblia que niegan la enseñanza de la Biblia que usamos? ¿O será porque nuestra cultura está diciendo que los papeles de las mujeres no deben distinguirse de los de los hombres? Otra vez, ¿quién no puede resistir la cultura de su día—nosotros o los cristianos primitivos?

Clemente lo explicó de esta forma: “Dios no corona a aquellos que se abstienen de lo malo sólo por obligación. Es imposible que una persona viva día tras día de acuerdo a la justicia verdadera excepto de su propia voluntad. El que se hace ‘justo’ bajo obligación de otro no es justo en verdad… Es la libertad de cada persona la que produce la verdadera justicia y revela la verdadera maldad.”


¿Cuál sería la actitud de los demás cristianos hoy hacia uno que se hiciera de
veras pobre para ayudar a otros? ¿O hacia uno que se vistiera con
toda sencillez y modestia, sin tomar en cuenta la moda? ¿O que no
mostrara nada de interés en los deportes violentos de la
actualidad? ¿O que rehusara mirar la televisión y asistir a los cines
cuando éstos se concentran en la inmoralidad o cuando reciben su
picante de palabrotas y violencia gráfica? Seamos honrados. ¡Tal
persona sería tenida por fanático!

No hay comentarios:

Publicar un comentario