TRADUCTOR-TRANSLATE

SANACIÓN DE LA SUEGRA DE PEDRO versus LOS JUDÍOS AL TIEMPO DEL FIN (E.V. Mateo-Witness Lee)

El Señor sana a la suegra de Pedro

“Entró Jesús en casa de Pedro, y vio a la suegra de éste postrada en cama, con fiebre. Y tocó su mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó, y se puso a servirle”. (Mt. 8:14-15)

La suegra de Pedro representa a los judíos que estarán viviendo al final de esta era, los cuales serán salvos al recibir al Salvador real. En aquel entonces, durante la gran tribulación, a los ojos de Dios los judíos tendrán “fiebre” (v. 14), es decir, tendrán fervor por cosas ajenas a Dios. Después de la plenitud de la salvación de los gentiles, el Salvador real regresará a este remanente de judíos a fin de que ellos sean salvos (Ro. 11:25-26; Zac. 12:10). La suegra de Pedro fue sanada en la casa de Pedro, la cual representa la casa de Israel. Al final de esta era, todo el remanente judío será salvo en la casa de Israel. Además, ellos serán salvos por el toque directo del Salvador real (v. 15), como lo fue el judío leproso (v. 3).
Al final de esta era, la salvación se volverá de los gentiles a los judíos. Sin embargo, no volverá a los judíos esparcidos, sino a los que están en la casa de Israel. En ese tiempo los judíos estarán enfermos de fiebre. Esto es aun cierto en los judíos de hoy en día. Un gran número de ellos están fervientes por la ciencia, por la economía, por la educación y por toda clase de actividades mundanas. Pero ante los ojos de Dios todo esto es una clase de fiebre. La temperatura de los judíos de hoy es muy alta, pues tienen gran fervor en asuntos de política, industria, agricultura y guerra. Ellos son representados por la suegra de Pedro, quien estaba enferma de fiebre. Pero en su temperatura elevada y su fervor ellos no confían en Dios ni prestan atención a la moralidad. Tal como el Señor sanó a la suegra de Pedro, El regresará al final de esta era para sanar a los judíos que hayan estado ardientes, fervientes y enfermos de esta fiebre. No los sanará mediante la fe de ellos, sino por medio de Su toque directo. En la segunda venida del Señor, los judíos serán tocados directamente por Su llegada y serán salvos.

Inmediatamente después de ser sanada la suegra de Pedro, ella se levantó y sirvió al Señor (v. 15). Esto significa que cuando el Señor regrese, el remanente de los judíos, después de ser salvos, se levantará y servirán al Señor durante el milenio.

(ESTUDIO VIDA DE MATEO-MENSAJE VEINTICINCO LA CONTINUACION DEL MINISTERIO DEL REY
http://www.librosdelministerio.org/books.cfm?id=08DDECE9)

No hay comentarios:

Publicar un comentario