TRADUCTOR-TRANSLATE

¡ESTÁTE QUIETO!

¿Qué parte del "ESTÁTE QUIETO" no entiendes?
Dios te está pidiendo que entres en Su reposo y tu te la pasas tramando el enésimo invento sobre QUÉ HACER para entrar. Eres capaz de apuntarte hasta a un bombardeo con tal de no dejar tu actividad, especialmente la "espiritual", y confiar.
¿No te das cuenta que la respuesta a "QUÉ TENGO QUE HACER"  es NADA?
¡Estáte QUIETO y espera que ÉL haga! 


Apéndice 2
de "Finisterre al Borde del Jordán"


UNA BUENA TÁCTICA DE LUCHA: DEJAR DE LUCHAR
(La táctica de Josafat)

Dejar de luchar si se quiere vencer es una táctica santa que se extiende por toda la Biblia. Veamos algunos ejemplos:

Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jahveh hará hoy con vosotros ... Jahveh peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. (Ex 14:13-14)

Jahveh os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande; porque no es vuestra la guerra, sino de Dios... No habrá para qué peleéis vosotros en este caso: paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jahveh con vosotros. Oh Judá y Jerusalén , no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, que Jahveh estará con vosotros... Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jahveh (2º Cr 20: 15,17,22).

Porque nadie será fuerte en su propia fuerza. (1ª Sam 2:9c)

Dios es nuestro amparo y fortaleza, .... Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar ...Estad quietos, y conoced que yo soy Dios (Sal 46: 1-2,10).

Ciertamente Egipto en vano e inútilmente dará ayuda; por tanto yo le di voces, que su fortaleza sería estarse quietos. (Is 30:7)

Porque así dijo Jahveh el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. (Is 30:15).

¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, y confían en caballos; y su esperanza ponen en carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a Jahveh! (Is 31:1).

... pero los que esperan a Jahveh tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. (Is 40:31).

Si bien estaré quieto en el día de la angustia. (Hab 3:16d)

No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jahveh de los ejércitos. (Zac 4:6).

Porque el que ha entrado en Su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. (He 4:10).


Siempre lo mismo. Siendo tan claro y sencillo, entonces ¿por qué nos es tan difícil de aplicar? Muy fácil, porque esto es lo opuesto a nuestra naturaleza; para esto hay que tener fe, andar por fe y no por vista. La vida en la gracia es para valientes; los pusilánimes prefieren la ley (Phillip Yancey en Gracia Divina versus Condenación Humana).

¿Estamos confiando en Dios hasta ese punto? ¿Aunque se nos mueva el suelo bajo los pies? ¿Estamos dispuestos a decirle a Dios: "es Tu problema", cruzarnos de brazos y solamente esperar confiados hasta que lleguen el día "D" y la hora "H" de la intervención divina?

Recordemos que en el libro de Apocalipsis previamente a la intervención de Dios, el cielo hizo silencio por media hora. Es bueno y necesario callar y esperar cuando Dios se dispone a intervenir (Ap 8:1).

No hay comentarios:

Publicar un comentario