TRADUCTOR-TRANSLATE

TRES RAÍCES PARA TODA CLASE DE MAL: Orgullo, Amor al dinero y Lujuria (Peter White)


Solamente hay tres raíces para todas las clases de mal. Cuando examinamos los pecados de cualesquiera categorías que sean, siempre encontraremos que su origen residirá en EL ORGULLO, EL AMOR AL DINERO Y LOS DESEOS DE LA CARNE.

Los hombres aman el estatus, el poder para gobernar a los demás y cuando alcanzan eso, el orgullo les hará retenerlo, con inusitada frecuencia, a expensas de herir a otros. Muy a menudo los hombres mentirán para impresionar a sus oyentes sobre su propia importancia o se darán ínfulas por sus logros. El orgullo es la raíz de la mentira. El orgullo se manifiesta cuando nos resistimos a las correcciones o a la instrucción de quienes nos aman. El orgullo hace que nos levantemos para reclamar nuestros "derechos" y nos impide pedir perdón o humillarnos. El orgullo hará que le echemos la culpa de todos nuestros problemas a los demás, o frecuentemente al diablo, cuando en verdad la causa del problema reside en nosotros mismos.

Las Escrituras a veces se traducen mal y no es raro que se citen aun peor. Por ejemplo, el versículo: " (1 Ti. 5:10), en verdad dice y se debería leer así: Los hombres matarán, robarán, asaltarán a otros para obtener riquezas o posesiones. También mentirán, defraudarán, engañarán y embaucarán por el amor al dinero.

Los pecados que tienen sus raíces en los deseos de la carne incluyen, entre otros, adulterio, fornicación, homosexualidad, lesbianismo, lujuria, incesto, rapto, y a veces homicidio. El comportamiento falso y engañoso, las mentiras y hasta el robo, a menudo tienen su raíz causal en relaciones y deseos sexuales incorrectos o equivocados.

Estas tres áreas de nuestras vidas deben estar bajo el Gobierno de Dios si vamos a compartir su santidad. "La Esposa SE HA PREPARADO y es nuestra tarea vestirnos de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino corresponde a las acciones justas y al comportamiento correcto de los santos" (Ap. 19:7-8).

(TOMADO DE "SALID DE EN MEDIO DE ELLA" cap. V)

No hay comentarios:

Publicar un comentario